Página 3 de 18 PrimerPrimer 123456789101112131415161718 ÚltimoÚltimo
Resultados 21 al 30 de 171

Tema: Sobre la Revolución Siria

  1. #21
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Amigo Abdal-lah… Salam…

    Creo que planteas las cosas de una manera reduccionista (en el sentido vulgar y no filosófico de la palabreja).

    Yo no hablo de apoyar dictadores y, por supuesto, todo pueblo tiene todo el derecho del mundo a oponerse a los suyos.

    Y no he sugerido que quienes apoyaban la caída de Gadaffi fueran títeres al servicio del Imperio.

    Pero ya hemos visto en el mundo demasiadas luchas de pueblos contra las dictaduras cuya consecuencia fue que, buscando salir de la sartén, esos pueblos cayeron en el fuego donde se quemaron mucho más.

    En el mensaje mío que citas, sólo sugiero algo que ya he planteado antes (sin respuesta por cierto) y es que el proceso en Libia funcionó de una manera inversa al de otras revoluciones populares como la de Túnez y la de Egipto, en la que Occidente trataba de poner paños fríos para evitar la caída de esos dictadores.

    Respecto de Túnez fueron claras las palabras de Michèle Alliot-Marie, la ministra de Relaciones Exteriores gala, lamentándose de no haber puesto a tiempo “el savoir faire” de los sistemas de seguridad de Francia en apoyo a Ben Ali. (un “sincericidio” que provocó su posterior desplazamiento).

    En Egipto, por su parte, Hillary Clinton se cansó de decir que USAmérica apoyaba al pueblo egipcio pero que no quería un salto al vacío y que deseaban una transición gradual (bien entendido, que Mubarak siguiese en el poder hasta la CIA y los Sionazis le encontraran un sustituto más presentable).

    Tanto en Túnez como en Egipto fue siempre claro que ambas poblaciones eran pacíficas, estaban desarmadas y eran prolijamente maltratadas por los esbirros de las dictaduras y nadie pudo mostrar actos de vandalismo por parte de los rebeldes.

    Mientras que en Libia, la rebelión (en principio pacífica) fue rápidamente sobrepasada por grupos violentos y fuertemente armados (apoyados por la CIA, por los sionazis y por las Fuerzas Armadas egipcias) que comenzaron la sistemática destrucción de todo lo que pudieran en Libia mientras que nadie pudo mostrar al principio del conflicto ningún documento creíble probando los bombardeos de Gadafi contra los civiles ni las entregas de Viagra a sus soldados para que violaran a mujeres.

    Y no estoy planteando el maquiavelismo de “o aguantas a tu dictador o te vas a los brazos de los yanquis”

    Lo que estoy señalando es que las consecuencias de las revueltas populares en Túnez y en Egipto han sido infinitamente menos dolorosas para sus pueblos que la revuelta en Libia, ya que hoy Libia es un caos.

    Los antiguos romanos usaban el latinajo “cui prodest scelus, is fecit” (traducido como "quién se beneficia del crimen, ése lo cometió") lo que se aplica perfectamente al caso de Libia ya que no es el pueblo libio sino la Incivilización Occidental quien disfrutará por un largo tiempo de los beneficios de la caída de Gadafi.

    Para terminar y volviendo al caso de Siria, la larga y meditada nota de René Naba que puse ayer, muestra con mucha claridad todas las lacras de Basher al Assad pero al mismo tiempo rechaza la ligereza de algunas acusaciones contra lo actuado por las autoridades de Siria y las simplificaciones de muchos análisis sobre esa crisis.

    Un saludo

    Jorge Aldao

  2. #22
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Sala amigo Jordi

    Un pueblo como debe ser no debe dejar morir a su dictador en la cama. Un pueblo debe acabar con su dictador. La Historia no estaba acabada la Historia sigue, y la Historia es la lucha de los oprimidos contra los opresores, de los opresores contra los oprimidos.

    El régimen Sirio siempre estuvo en contra de la liberación del pueblo palestino, cuando Yaser Arafat creo Al-Fath su oponente mas directo (aparte de Israel) siempre fue régimen Sirio, como muestra solo te pondré esta noticia del año 1984. (El motivo sus aspiraciones expansionistas sobre palestina, su ideario político es la creación de una Gran Siria, es decir, de una Palestina Siria y no de una Palestina Independiente).

    Arafat acusa a Siria del asesinato de Fahd Kawasme

    Yasir Arafat, líder de la resistencia palestina, acusó ayer al régimen sirio de haber instigado el atentado que costó la vida el sábado en Amman a Falid Kawasme, miembro moderado del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y ex alcalde de Hebrón. Poco después de aterrizar de madrugada en el aeropuerto de la capital jordana, Adonde llegó ayer para asistir hoy al entierro de su colaborador, Arafat afirmó que "aquellos que intentaron impedir la celebración en noviembre, en Amman, del Consejo Nacional Palestino (Parlamento palestino en el exilio) son sus asesinos".

    • El líder palestino y ex alcalde de Hebrón será enterrado hoy en Amman

    de IGNACIO CEMBRERO Beirut 31 DIC 1984


    Tras esta alusión a los llamados disidentes palestinos y a los rebeldes prosirios, Arafat arremetió directamente contra el régimen sirio, al afirmar que "esos mercenarios y los gobernantes de Damasco que los protegen y les dan las órdenes han de saber que no podrán derrotar a nuestro pueblo".A diferencia de lo ocurrido tras el atentado que costó la vida a Issam Sartaui, otro colaborador de Arafat, ninguna de las facciones extremistas guerrilleras inculpadas por el máximo dirigente palestino ha reaccionado hasta ahora felicitándose públicamente de la noticia del atentado que una organización denominada Septiembre Negro -como el famoso grupúsculo terrorista que encabezó Abu Daud a principios de los años setenta- reivindicó mediante una llamada telefónica a la sede de la agencia France Presse en París y Beirut.
    Septiembre Negro, que asumió a principios de mes la responsabilidad del asesinato de un diplomático jordano en Bucarest, "es", dijo el anónimo interlocutor, "la autora de la muerte del policía jordano Fahd Kawasme, que conspiró contra la revolución en beneficio de Arafat y del rey Hussein de Jordania".
    Visiblemente conmovido y rodeado de aparatosas medidas de seguridad, Arafat, que llegó a Amman junto con sus dos principales lugartenientes, Abu Jihad y Abu Iyad, visitó inmediatamente a la viuda, Meyassar Kawasme, a la que encontró, como requiere la tradición, rodeada de plañideras y acompañada por un religioso musulmán que recitaba el Corán.
    El mismo día del asesinato, a última hora de la tarde, el rey Hussein acudió al domicilio de la familia de la víctima para darle el pésame, al tiempo que, sin incriminar a nadie, calificó el atentado, perpetrado por "cobardes'', de "intento de acallar la voz de la justicia, de la valentía y de la fidelidad a la nación".

    Tanto el monarca hachemí como su hermano, el príncipe heredero Hassan; el primer ministro jordano y el comandante en jefe de las fuerzas armadas del reino asistirán hoy al funeral por Kawasme, en el que también deberían estar presentes, si obtienen la correspondiente autorización de salida israelí, su madre y algunos otros familiares residentes en Hebrón, localidad de la Cisjordania ocupada, de la que fue expulsado Fahd Kawasme en 1980 por el Ejército israelí.
    Numerosas personalidades palestinas residentes en Cisjordania, algunos israelíes de izquierdas y hasta el prestigioso diario Jerusalem Post han pedido justamente al Gobierno de Tel Aviv que autorice la inhumación de Kawasme en su ciudad natal de Hebrón, donde las tropas israelíes fueron puestas el sábado en estado de alerta para impedir manifestaciones callejeras de duelo.

    Nunca, sin embargo, ningún Gobierno judío ha autorizado el entierro en su tierra de los exiliados palestinos, y, según el responsable de la OLP en Aminan, Najib el Ahmad, el primer ministro laborista, Shimon Peres, no hará una excepción.

    En Cisjordania, la opinión generalizada acusa abiertamente a Siria del asesinato del ex alcalde de Hebrón, informa desde Tel Aviv Victor Cygielman. Los comunistas israelíes, conocidos por sus buenas relaciones con Moscú, Damasco y la izquierda palestina, han condenado también el asesinato de Kawasme.

    --------------------------------

    Para conocer el régimen Sirio amigo Jorge deberías repasar la biografía de Arafat y su relación con ese despreciable régimen dictatorial sirio. La Historia querido amigo esta escrita y si quieres hablar de política de Oriente Próximo deberías repasar lo que hizo el régimen sirio con los palestinos y con los libaneses por no hablar de los hermanos sirios anti-régimen .

    Por suerte o por desgracia conozco a disidentes Sirios, tu critica con buen criterio los FalsiMedia pero querido amigo tus informaciones son de esos “periodistas” occidentales y mis informaciones no son de la prensa ex marxista-lennista que tanto valoras sino de primera mano.

    Repásate la Historia de la creación de las organizaciones palestinas y observa su tormentosa relación con ese régimen sirio. Se que eres buen lector y sabrás hacerlo. Siempre, políticamente y como musulmán, estuve totalmente en contra del régimen sirio precisamente por mi total simpatía con la creación de la conciencia nacional palestina cresada por el luchador Arafat.

    Sabes mucho sobre Palestina y Israel pero perdona que te diga amigo Jorge tienes poca información sobre la relación Siria- Palestina, porque si la tuvieras estaría contra el régimen Sirio sabiendo tus simpatías hacia los palestinos, que por cierto me extraña que con tus simpatías palestinas no sepas lo que el régimen sirio hizo siempre a los palestinos, eso me demuestra tu total desinformación sobre ese régimen.

    A mi no hace falta que me hables de los yanquis, de la CIA y los sionistas, hace mucho tiempo que te leo y siempre dices lo mismo. Hablemos de la verdadera política de Oriente Medio, pero antes informare bien.

    Me acusas de “reduccionista vulgar” perdona amigo Jorge pero aquí el único que utiliza el reduccionismo vulgar eres tú. (te devuelvo la hostia que me das, ¿sienta bien?)


    Salam
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  3. #23
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Salam Jordi:

    Otra muestra de las relación entre Gadafi y los palestinos, una noticia del año 95:

    MIÉRCOLES, 27 de septiembre de 1995
    Gaddafi expulsa a 30.000 palestinos de Libia en represalia contra Arafat

    J. C. GUMUCIO, Jerusalén 27 SEP 1995
    Archivado en: Muamar el Gadafi OLP Yasser Arafat Política exterior Campos refugiados Israel Territorios palestinos Libia Conflicto árabe-israelí Magreb Organizaciones internacionales Oriente próximo Geopolítica Asia Relaciones internacionales África Conflictos Relaciones exteriores Política


    El errático coronel Muammar el Gaddafi, que se pavonea de ser adalid de la causa palestina, se aprestaba ayer a expulsar a cerca de 30.000 palestinos refugiados en Libia como represalia por el acuerdo entre la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e Israel sobre la extensión de la autonomía palestina a Cisjordania. El propósito de Gaddafi, que describió el acuerdo que será firmado mañana en Washington como "una claudicación", es poner en apuros a Yasir Arafat.El líder libio expulsará también a 300.000 sudaneses, ya que está decidido a echar del país a todos los trabajadores que estén en situación irregular, según informó ayer un alto responsable sudanés.

    La OLP no está en condiciones de acoger inmediatamente a los refugiados, principalmente por las dificultades logísticas de su traslado a los territorios autónomos de Gaza y Jericó. Arafat, que acusó a Gaddafi de maltratar a los refugiados en Lilbia cuando el Gobierno de Trípoli comenzó a detener y deportar a centenares de trabajadores palestinos a comienzos de mes, pidió ayer al lider libio que diera marcha atrás.

    El líder palestino viajaba de Túnez a París y Londres, camino de Washington, cuando funcionarios de la ONU confirmaron que los libios habían comenzado a preparar "campos de concentración" para palestinos cerca de la frontera libio-egipcia. La decisión libia promete deteriorar aún más las relaciones entre. Trípoli y la OLP.

    Libia emprendió el mes pasado una campaña contra los trabajadores extranjeros alegando que quitaban empleo a sus ciudadanos. Desde entonces ha expulsado a un número no precisado de sudaneses y palestinos. Pero existen motivos más preocupantes para Gaddafi: el estallido de violentas manifestaciones en Bengasi el mes pasado, aparentemente organizadas por militantes islámicos opuestos al régimen, se ha convertido en el primer desafío serio a la autocracia de Gaddafi. El régimen no ha vacilado en acusar a militantes islámicos palestinos y egipcios de instigar los desórdenes, que causaron varios muertos y heridos.
    --------------------------------
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  4. #24
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Otra del año 83

    SÁBADO, 2 de julio de 1983

    Gadafi pretende obtener el apoyo de Hassan II para derribar a Arafat de la jefatura de la OLP

    Un objetivo aparentemente claro, encubierto en un escenario complejo, es el que, al parecer, ha traído al jefe del Estado libio, Muamar el Gadafi, a Marruecos: solicitar el apoyo del rey Hassan II de Marruecos para obtener la cabeza del presidente de la Organización para la liberación de Palestina (OLP), Yasir Arafat, a cambio del total abandono por parte de Libia de sus apoyos abiertos y secretos al Frente Polisario.
    A cambio, renunciaría a su actual respaldo al Polisario
    2 JUL 1983
    Archivado en: Guerra Líbano RASD Siria Marruecos OLP Chad Frente Polisario Líbano Libia Política exterior Israel Sahara Occidental Seguridad privada Magreb Oriente próximo Organizaciones internacionales Relaciones internacionales África Asia Guerra Relaciones exteriores Partidos políticos Conflictos Política Finanzas

    0
    Twittear
    0
    Enviar
    Compartir
    Enviar
    Imprimir
    El propósito libio de lograr la destitución de Yasir Arafat de una manera consensuada entre todos los Gobiernos árabes es, entre todas las especulaciones a que la visita ha dado lugar, la más real de todas. Hassan II y Gadafi han celebrado ya cerca de cuatro horas de conversaciones; las primeras, la misma noche del jueves, inmediatamente después de la llegada del coronel.Resulta difícil imaginar en que pueden coincidir dos hombres como el rey de Marruecos y el jefe del Estado libio, a quienes todo opone: Chad; la alianza de Marruecos con Estados Unidos y de Libia con la URS S; la cooperación de Marruecos con los moderados árabes y de Gadafi con el Frente de la Firmeza; el conflicto del Sáhara; el aventurerismo de Gadafi en Oriente Próximo y la moderación del rey de Marruecos, que en tiende que la paz allí sólo es posible entre árabes e israelíes, y, por último, las respectivas profesiones de fe ideológicas.

    MÁS INFORMACIÓN
    El dirigente libio asegura que no ha enviado tropas a la guerra de Chad
    Tropas al Chad

    El Gobierno marroquí, que desmintió ayer extraoficialmente tener la intención de enviar tropas a Chad, difícilmente podría admitir presión alguna de Muamar el Gadafi para acabar con Yasir Arafat. Entre otras cosas, porque las contrapartidas de Gadafi con respecto al Sáhara, si bien pueden ahorrarle al monarca marroquí algunos dolores de cabeza, no pueden ya influir significativamente en el futuro del territorio, ahora sometido a una resolución de la Organización para la Unidad Africana (OUA) que ordena la celebración de un referéndum.

    Hassan II es el hombre menos apropiado para ser ftivolucrado en una empresa radical contra Arafat, mucho más si se tiene en cuenta que todas las organizaciones que integran la OLP apoyan al líder palestino, sin que ello signifique que no le critiquen los errores cometidos en el valle de la Bekaa libanesa.

    Sólo dos grupos marginales de la Organización para la Liberación de Palestina -el de Ahmed Jibril y la organización terrorista de Abu Nidal- se oponen abiertamente a Arafat y han proclamado su apoyo a los militares paléstinos disidentes.

    Precisamente estos errores son los que dieron pie a la disidencia de algunos jefes militares palestinos, como Abu Mussa (el coronel que dirige la rebelión), después de algunos nombramientos militares que provocaron un serio malestar entre los combatientes palestinos de la Bekaa.

    Luego, Arafat acusó a Siria de aprovechar la disidencia y de haber ordenado a sus tropas atacar a las fuerzas leales de la OLP. En ciertos círculos palestinos se piensa que la actual secesión de jefes militares de la OLP tiene raíces profundas que se remontan a la aparición de un grupo marxista en el seno de Al Fatah (la principal organización de la OLP), aglutinado alrededor de la revista Falastin Al Zuara, en contra del apoliticismo de Al Fatah.

    La gestión de Gadafi en Marruecos parece coherente con los proyectos revolucionarios del líder libio para Oriente Próximo, proyectos que lleva a cabo en cooperación con la Unión Soviética.

    Proyectos revolucionarios

    Es significativo a ese respecto que sean los comunistas marroquíes, virulentamente opuestos a Gadafi a propósito del Sáhara, quienes con mayor calor saludaran ayer la visita de Gadafi.

    "Después del encuentro Benyedid-Hassan II del 26 de febrero", publicaba ayer el diario comunista Al Bayane, "no era posible dejar a Libia fuera de la reconciliación magrebí", y afirmaba que "Marruecos ha demodirado una gran lucidez recibiendo a Gadafi, porque, para nosotros, los habitantes de las provincias meridionales (referencia al Sáhara occidental) son marroquíes y el futuro referéndum sólo puede confirmar esta verdad".

    Son los comunistas marroquíes los que hace ya una semana se hicieron eco de una declaración de Gadafi después de la cumbre de Addis Abeba de junio, en la cual el líder libio afirmaba que en adelante sólo le interesaba el Oriente Próximo y los problemas de la nación árabe frente a Israel.

    Aunque para los comunistas marroquíes la resolución votada en Addis Abeba invitando a Marruecos a negociar directamente el referéndum con el Polisario es una bomba de tiempo dejada en Marruecos, el hecho de que Gadafi se ínhiba, al menos formalmente, del conflicto del Sáhara es algo que parecen querer agradecer las autoridades de Rabat, facilitando su misión actual.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  5. #25
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Y ahora un poco de Historia para los desmemoriados y los desinformados:

    Líbano se sumergió el 13 de abril de 1975 en una conflagración a gran escala que empezó como un enfrentamiento entre milicias de, por un lado, los partidos cristianos maronitas de extrema derecha y, por el otro, las formaciones palestinas extremistas (FPLP-CG, FDLP y Saika, siendo ésta última en realidad un instrumento del partido Baaz de Siria) y sus aliados libaneses, principalmente los drusos del Partido Socialista Progresista (PSP), que lideraron Kamal Jumblatt hasta su asesinato en 1977 y luego su hijo, Walid Jumblatt, y los populares nasseristas de Mustafa Maarouf Saad. Los gobernantes civiles, el presidente cristiano Soleiman Franjieh, moderado y prosirio, y el pequeño Ejército nacional, abocado a la instrumentación sectaria y a la desintegración, se vieron incapaces de sofocar el incendio.

    Fatah se involucró en la guerra a principios de 1976, después de suscribir sendas alianzas con el PSP y Amal, el partido de los shiíes prosirios que dirigía Nabih Berri. La conversión de Arafat y sus fedayines en un actor bélico inclinó ostensiblemente la balanza a favor del bando palestino-musulmán-izquierdista, pero en abril de 1976, cuando la derrota de los cristianos falangistas parecía inminente, el Ejército sirio, con el visto bueno de Franjieh, entró en tromba en el país e invirtió las tornas. Se conformó entonces la paradoja de una OLP triplemente acosada por los árabes cristianos libaneses, los árabes musulmanes sirios y el Ejército israelí.

    Esta inopinada alianza era tácita y se sometía al dicho de "el enemigo de mi enemigo es mi amigo". Para Assad, guiado por sus propios intereses y ambiciones estratégicos, lo prioritario era mantener y afianzar la tutela de Siria sobre Líbano, con arreglo a una fachada de comandita interconfesional ?un presidente cristiano maronita, un primer ministro musulmán sunní y un presidente parlamentario musulmán shií- y sin permitir que facción armada alguna, ya fuera palestina o falangista, adquiriera demasiado poder y trastocara el equilibrio de fuerzas.

    El resto de 1976 y durante 1977, Fatah, instalado con su estado mayor alternativamente en las ciudades costeras de Sidón y Tiro, y la OLP sufrieron gravísimos quebrantos en Líbano, siendo

    http://www.cidob.org 18 de 78

    los más mortificados los habitantes de los campos de refugiados, que, con la cobertura militar de Israel y Siria, quedaron prácticamente a merced de las milicias cristianas. En estos ataques perecieron muchos cientos de palestinos inermes. Las cosas se pusieron más sombrías para el bando de Arafat con la entrada en acción de una milicia fuertemente armada por Israel, coordinada con las milicias cristianas y dirigida por el comandante Saad Haddad.

    Por fortuna para la OLP, la reacción unitaria del mundo árabe a la defección de Sadat empujó
a Assad a volverse contra sus aliados de la víspera, lo que supuso un sensible alivio del cerco militar de Arafat en Líbano, aunque la intensificación o activación de otros frentes de acoso vino a malograr aquella mejoría. En febrero de 1978 estallaron los primeros enfrentamientos entre tropas sirias y milicianos falangistas como antesala de la violenta división del campo cristiano y el acercamiento de la Falange a Israel, el cual, a su vez, comenzó a lanzar contundentes raids aéreos contra bases guerrilleras de la OLP desde las que partían las incursiones de fedayines, con su rastro de atentados y sabotajes, contra Galilea.

    Al mismo tiempo, a modo de secuela del parón de las hostilidades entre la OLP y Siria, Irak, donde detentaba el poder una rama baazista antagónica de la gobernante en Damasco, teledirigió a sus protegidos en la constelación de facciones palestinas para que libraran una feroz guerra subterránea contra Fatah en Europa y diversos países de Oriente Próximo, inclusive Líbano. De entre las diversas bandas de renegados adquirió un triste relieve Fatah- Consejo Revolucionario, escindida de la OLP en 1974 y a cuyo frente figuraba Abu Nidal (de verdadero nombre, Sabri al-Banna), uno de los más sanguinarios terroristas palestinos y enigmático patrón de una organización terrorista trasnacional que en los años siguientes, con los mecenazgos sucesivos de Irak, Siria y Libia, se iba a dedicar a asesinar a personalidades de prácticamente cualquier campo, siendo los moderados de la OLP sus blancos predilectos.

    El 4 y el 5 de noviembre de 1978, urgida por la dinámica de las negociaciones egipcio-israelíes (Acuerdos de Camp David firmados por Sadat y Begin el 17 de septiembre, previos a la firma del Tratado de Paz el 26 de marzo de 1979), la Liga Árabe celebró en Bagdad su XI Cumbre, la última antes de la expulsión formal de Egipto, que para la OLP entrañó el incremento de la dotación económica de los países miembros, la reconciliación con Irak, merced a una
    entrevista entre Arafat y el nuevo presidente (aunque hombre fuerte del país desde hacía años), Saddam Hussein, y un nuevo paso en la normalización de sus relaciones con Jordania. Así, Arafat y Hussein acordaron formar un comité bipartito de apoyo a los habitantes de Cisjordania, que en abril de 1976 habían votado en las primeras elecciones municipales convocadas por el ocupante israelí ?las cuales ya no volverían a repetirse en vida de Arafat-, siendo la victoria para los candidatos de la OLP y del frente nacionalista civil.

    En los Acuerdos de Camp David Israel se comprometió a otorgar a los habitantes de los Territorios Ocupados una "autonomía plena" cuyos términos serían negociados por Israel, Egipto y Jordania, países estos dos que podrían incluir en sus delegaciones a notables palestinos de Cisjordania y Gaza. En su momento, los responsables de la "autoridad del autogobierno" serían elegidos en comicios por los propios palestinos, Israel evacuaría a sus tropas y sus funcionarios civiles, y la toma de posesión de dicha autoridad marcaría el inicio de un período de transición de cinco años en el que israelíes, egipcios, jordanos y representantes palestinos elegidos democráticamente negociarían el estatus definitivo de la entidad.


    seguiremos inxa Al-lâh
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  6. #26
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Salam

    Para quienes apoyan a palestinos y ironicamente al régimen sirio:

    Entrevista a Amer A.H. refugiado palestino en Siria

    “Los palestinos en Síria tenemos los mismo derechos: podemos ir a la universidad o entrar en la cárcel por razones políticas”



    Lucha Internacionalista

    De http://www.rebelion.org/noticia.php?id=147763

    Amer tuvo que salir de Siria una vez que empieza la represión de régimen de Bashar en los campos de refugiados palestinos.


    LI: Cuéntanos de los palestinos refugiados en Siria.

    A: En Siria hay 750.000 palestinos que están en 13 campos de refugiados (7 en Damasco, 1 en Deraa, 1 en Homs, 1 en Latakia 2 en Alepo y 1 en Hama). Existe un Comité de Refugiados Palestinos y Árabes que pertenece al gobierno sirio. La ley 260 de 1956 dice que los palestinos residentes en Siria tienen los mismos derechos que los sirios. También existe el Ejército de Liberación Palestino, cuyos mandos son palestinos pero en el que la toma de decisiones es del ejército sirio.


    LI: El régimen sirio pasa por ser un firme defensor de la causa Palestina. Al menos, eso dicen.

    A: El régimen sirio es un aliado de todos contra todos, en 1980 grupos de Fatah estaban en las cárceles sirias, hasta la muerte de Arafat. El propio Arafat es buscado por el régimen sirio, George Habache el histórico dirigente del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) estuvo en la cárcel de Saidnaya. El régimen sirio no apoya a los palestinos, sino que utiliza ese papel para sus propios intereses. Ha sido aliado de Hamas por sus intereses con Irán. En el Líbano hizo una matanza en el campo de refugiados palestinos de Tal Alzzaatar y en Siria las redadas y detenciones de miembros de Fatah han sido constantes, hasta el punto que estaba prohibido colgar fotos y retratos de Arafat.


    LI: ¿En qué momento se implican los refugiados palestinos en la revolución siria?

    A: Sienten la misma indignación que los sirios y empiezan a manifestarse contra Bashar en las protestas que hacían los sirios en Damasco. En abril de 2011 cuando el ejército de Bashar empieza a asediar Deraa, los refugiados palestinos empiezan a mandar ayuda a la zona y fueron asesinados 5 palestinos. El régimen de Bashar mueve ficha para recuperar la confianza de los palestinos y el 15 de mayo día de la Nakba ( los palestinos ese día protestan por el éxodo y la creación del estado de Israel el 15 de mayo de 1948) impulsa una marcha para reivindicar el territorio de los Altos del Golán, ocupado por Israel, después de 30 años sin haber hecho nada por recuperarlos. Los palestinos lo apoyamos sin dudarlo y al saltar la valla y entrar en el territorio ocupado, el ejército sionista asesina a 25 personas. El primo de Bashar, Rami Makhluf, declara entonces que la seguridad de la frontera de Israel esta ligada a estabilidad del régimen sirio. La indignación de los refugiados palestinos creció el día del funeral al haber sido utilizados por Bashar.


    LI: ¿Y es entonces cuando empiezan las manifestaciones en los campos de refugiados contra Bashar?

    A: No, repiten la misma jugada que el día de la Nakba el 5 de junio día de la Naksa (que conmemora la derrota de la guerra de los seis días), solo que está vez el régimen utiliza al Frente Popular-Comando General (FPAP-CG) palestino de Ahmed Jebril y al empresario palestino Yaser Qashlaq del Movimiento Palestina Libre, los dos ligados al régimen sirio. Vuelven a organizar una marcha a los Altos del Golán, con autobuses. Los refugiados palestinos del campo de Alyarmuk en Damasco hacemos una campaña advirtiendo de la utilización por parte del régimen después de las palabras de Rami Makhluf. El resultado es de 30 palestinos asesinados por el ejercito sionista, 12 de ellos del campo de refugiados de Alyarmuk. En los funerales de los asesinados por Israel se hace una manifestación contra el régimen sirio y de repulsa a Ahmed Jebril y Yaser Qashlaq, a la que asistieron 150.000 personas. Después del entierro se marcha en manifestación ante las oficinas del FPAP-CG y antes de llegar disparan contra los manifestantes: las balas no vienen del ejercito sirio si no del FPAP-CG. Los enfrentamientos se prolongan entre las 4 de la tarde y las dos de la madrugada y el ejército sirio no interviene: el resultado son 14 muertos y 40 heridos. Al día siguiente las fuerzas de seguridad entran en el campo de refugiados y ponen controles, tienen una lista con los nombres de los activistas que organizaron el acto de protesta para detenerlos.

    Lo peor de todo es que el régimen sirio dice que los “provocadores” son un grupo financiado por el Mossad para crear el caos y que el problema tiene que ser arreglado entre palestinos. La indignación crece entre nosotros, nadie puede decir que los refugiados palestinos, que en algunos casos perdimos todos lo que teníamos en los territorios ocupados por Israel en el año 1948, somos agente del Mossad. Y es aquí cuando se extienden las protestas a otros campos de refugiados palestinos. En una cosa sí que hicimos caso al régimen: que eso tenía que solucionarse entre palestinos y esa misma tarde se quema el edificio del FPAP-CG palestino que apoya a Bashar. El que incumple otra vez es Bashar, que no nos deja solucionar las cosas entre palestinos: desde aquel momento la seguridad de los campos de refugiados palestinos es conjunta entre el ejército sirio y el FPAP-CG. A partir de aquí se imprime un sello palestino a la protesta. Se generaliza la represión contra los activistas y algunos tuvieron que salir de Siria por la amenazas.


    LI: ¿Y que más nos puedes contar de la represión de Bashar contra los campos de refugiados palestinos?

    A: El 15 de agosto barcos de la armada Siria bombardean el campo de refugiados de Al Ramel en Latakia y todo el mundo tiene que huir. Desde el inicio de la revolución son 106 los muertos palestinos por las tropas de Bashar, y a esos hay que sumarles los de las dos marchas de los Altos del Golán. Otra de las maniobras que hace el régimen es intentar utilizar al Ejército de Liberación de Palestina para reprimir la revuelta, pero sus comandantes, a titulo individual se niegan, a raíz de esto son asesinados cuatro de sus miembros, el más conocido de todos es el coronel Rida al Khadra de las fuerzas del Hittin.


    LI: ¿Y que repercusiones tiene esto en Palestina?

    A: La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) emite un comunicado en apoyo a los deseos del pueblo sirio, la Autoridad Nacional Palestina(ANP) condena el ataque de Bashar a los campos de refugiados, Hamas al principio no tiene una postura clara, porque sus oficinas están en Siria, pero poco a poco se van distanciando y hace poco Haniyeh, el primer ministro de Gaza y dirigente de Hamas, dice públicamente que apoya la revolución siria. El FPLP y el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) están en contra y dicen que todo es una conspiración occidental y de Israel. Podemos decir en general que en Gaza se está con la revolución y que Cisjordania está muy dividida. Yo aprovecho esta entrevista para decir a los palestinos en general y a los líderes políticos que no quieren ver la realidad de Siria que reclamen la responsabilidad de Bashar en las muertes palestinas y que apoyen la lucha del pueblo sirio. Lo que pasa en Siria no es responsabilidad de nuestro enemigo israelí, sino del dictador y su régimen político.


    LI: ¿Que más quieres contar Amer?

    A: Al principio de la entrevista te dije que los refugiados palestinos tienen en Siria los mismos derechos que los sirios, podemos entrar en la universidad pero también podemos entrar en la cárcel por razones políticas. Quiero destacar que la lucha de los palestinos en Siria es doble, por un lado contra el régimen sirio y por otro contra los palestinos aliados del régimen sirio.


    LI: Nosotros no lo creemos pero Castro, Chávez, Hezbolá y gente honesta de la izquierda dice que estáis manejados por Israel.

    A: No, Israel puede manejar al Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Abu Mazen, pero nunca lo conseguirá con el pueblo palestino. Yo soy consciente de que la OTAN y la ONU no han hecho más que apoyar el dominio de Israel y que no nos van apoyar tampoco en Siria, ellos buscan sus intereses y nosotros los nuestros, acabar con una dictadura injusta, que en muchos casos nos trata igual que Israel. En todo caso, lo que queda muy claro es que el único que ha garantizado la frontera con Israel durante 30 años ha sido el régimen de los Asaad.

    ---------------------------------------
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  7. #27
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Cita Iniciado por abdal-lah Ver Mensaje
    Me acusas de “reduccionista vulgar” perdona amigo Jorge pero aquí el único que utiliza el reduccionismo vulgar eres tú. (te devuelvo la hostia que me das, ¿sienta bien?)
    Salam

    Amigo Abdal-ah… Salam…. Y lo de “amigo” y el “salam” lo digo en serio aunque tú no puedas advertirlo.

    En un anterior mensaje te decía que no quería discutir contigo, sino sólo debatir aquello en lo que no estuviéramos de acuerdo para intentar sacar algo en limpio.

    Pero ahora veo que por el momento ello no será posible, sea porque soy medio bestia al expresarme o porque tú estás un tanto susceptible.

    Yo no te acusé de “reduccionista vulgar”.
    Sólo escribí
    Cita Iniciado por Jorge Aldao Ver Mensaje
    Amigo Abdal-lah… Salam…
    Creo que planteas las cosas de una manera reduccionista (en el sentido vulgar y no filosófico de la palabreja).
    Jorge Aldao
    Con esto quería decir que me parecía que estabas simplificando el tema, pero de ninguna manera que eras un “reduccionista vulgar” (para no meterme en disquisiciones acerca del reduccionismo desde el punto de vista filosófico) y no tenía el menor deseo de “darte una hostia”.

    Por ello y sin querer ofenderte o menospreciarte, cierro este debate contigo porque no creo que ninguno de los dos saquemos en limpio nada bueno de un debate que está derivando en un malentendido.

    Ya llegará el momento en que podremos entendernos mínimamente nosotros dos, personas que de buena fe nos oponemos (cada cual de acuerdo a su respectiva experiencia) a los imperialismos.

    Un abrazo

    Jordi Aldao

  8. #28
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    http://www.cidob.org 19 de 78

    Sin embargo, el Gobierno de Begin dejó claro que la prohibición de los contactos con la OLP seguiría inalterable. Al negar a la OLP cualquier capacidad de interlocución, Israel vetaba en la práctica a la gran mayoría de los representantes municipales que habían sido elegidos en su nombre en 1976 y que con seguridad volverían a serlo de nuevo en las futuras elecciones autonómicas. La previsión de autonomía palestina en Camp David nació muerta por el boicot de Jordania y la OLP, que no quería otra cosa que no fuera el Estado independiente en las condiciones fijadas por ella, y por la actitud obstruccionista y la estrechez conceptual de Israel, que nunca mostró voluntad de hacerla realidad. Begin, lo más que ofrecía era una autonomía de tipo administrativo, sin jurisdicción sobre la seguridad. Saltaba a la vista que el Gobierno derechista israelí jamás aceptaría la concreción de una entidad palestina susceptible de evolucionar a un protestado.

    Las conversaciones bilaterales con Egipto sobre el particular terminaron después de que la Knesset, el 30 de julio de 1980, adoptara una ley básica que proclamaba a Jerusalén la "capital completa y unificada de Israel". La OLP puso el grito en el cielo y el Consejo de Seguridad de la ONU condenó el movimiento, que suponía la anexión de hecho de la Ciudad Santa en su integridad por el Estado judío (el repudio fue universal y ningún país del mundo, ni siquiera Estados Unidos, reconoció la capitalidad jerosolimitana), pero el llamamiento del Consejo, como todos los dirigidos en los meses anteriores a detener la expansión de los asentamientos de colonos en Cisjordania y Gaza, no surtió el mínimo efecto. La represión militar israelí se recrudeció en los Territorios Ocupados a la vez que acumulaba hechos consumados la política de colonización, ilegal a la luz del derecho internacional.

    Arafat culpó a Sadat de estos infortunios, así que cuando en octubre de 1981 el rais fue asesinado por un comando islamista en el curso de una parada militar, el jefe de la OLP reaccionó como la mayoría de los líderes árabes que estaban resentidos por su
unilateralismo, con una mezcla de desprecio y satisfacción, aunque sin llegar al regocijo casi sádico de Gaddafi, por citar la reacción más extrema.

    Según Arafat, el magnicidio sirvió para probar que la causa palestina "estaba viva en la conciencia del gran pueblo de Egipto, que nunca perdonó a su presidente que violara Jerusalén, vendiera la causa palestina y suscribiera la conspiración traicionera de Camp David".

    6. Años ochenta: las dos expulsiones de Líbano y los choques con las facciones palestinas radicales

    En el cambio de década, la OLP e Israel libraban en suelo meridional libanés, llamado por la prensa hebrea Fatahlandia, lo más parecido a una guerra no declarada. En estas circunstancias, a Arafat no le sirvieron de nada la Declaración de Venecia de la CEE (junio de 1980), que subrayaba la autodeterminación de los palestinos, solicitaba la convocatoria de negociaciones de paz multilaterales sin exclusión de la OLP y demandaba la desocupación de Cisjordania y Gaza, ni la propuesta soviética, formulada personalmente por Leonid Brezhnev, sobre la plasmación del derecho de los palestinos a la estatalidad sin menoscabo de la integridad y la seguridad de Israel (febrero de 1981, la cual fue bienvenida por el XV CNP en Damasco en el mes de abril), ni el anuncio por el Foreign Office británico de que la OLP no le merecía la consideración de organización terrorista.

    En agosto de 1981 el entonces príncipe heredero de Arabia Saudí, Fahd Al Saud, presentó un plan de paz global para Oriente Próximo que generó unas elevadas expectativas al preconizar la creación de un Estado palestino independiente en Cisjordania y Gaza y con capital en Jerusalén

    http://www.cidob.org 20 de 78

    oriental, la retirada militar israelí de los Territorios Ocupados, el desmantelamiento de las colonias judías y el retorno de los refugiados, y, en su punto siete, la confirmación del "derecho de los estados de la región a vivir en paz", lo que era un claro reconocimiento implícito de Israel.

    El conocido como Plan Fahd satisfacía todas las demandas palestinas importantes, así que Arafat lo acogió calurosamente. Los gobiernos moderados y la OLP terminaron endosándolo en la XIV Cumbre de la Liga Árabe, celebrada en la ciudad marroquí de Fez del 6 al 9 de septiembre de 1982, pero ya bajo el nombre de Plan de Fez, consistente en una versión remozada que aligeraba la carga interpretativa del punto siete y que además declaraba a la OLP representante única y legítima del pueblo palestino. En febrero de 1983 el CEOLP y el CNP, reunido en su XVI plenario en Argel, se aferraron al plan de los países árabes y rechazaron el plan alternativo ofertado por el presidente Ronald Reagan, que incidía en una autonomía en asociación con Jordania.

    Los planes Fahd y de Fez nunca llegaron a aplicarse por el boicot de los regímenes árabes y las organizaciones palestinas radicales y, sobre todo, por el rechazo inmediato que concitó en los gobernantes israelíes, quienes vislumbraron en el primero "la destrucción de Israel por etapas" y cuya verdadera paternidad, incluso, adjudicaron a Arafat y sus colaboradores. Claro que entonces, en 1982 y 1983, Arafat luchaba sobre todo por la supervivencia, la de la OLP, embestida militarmente por Israel y, de nuevo, Siria, y pasto de las disidencias y las luchas fácticas, así como la suya propia.

    Ya en julio de 1981 la Aviación israelí realizó un bombardeo masivo contra el cuartel general de la OLP en Beirut, matando a casi 200 personas entre civiles libaneses y militantes palestinos, como represalia por los continuos ataques con lanzacohetes contra la Alta Galilea, que también causaban víctimas entre la población israelí. Estas agresiones palestinas desde el otro lado de la frontera se producían a pesar de estar desplegados tierra de por medio los cascos azules de la Fuerza Interina de Naciones Unidas (FINUL), que servía desde marzo de 1978, a raíz de la primera invasión de las FDI, como pretendida tropa de interposición en la cuenca meridional de río Litani, y más al sur, hasta la frontera, las fuerzas del comandante Haddad.

    En aquella ocasión, Begin aceptó negociar un alto el fuego con el Gobierno libanés, que de hecho actuó como el representante de la OLP. La tregua duró casi un año ?aunque sólo por lo que se refiere a las acciones más visibles, los bombardeos aéreos y los ataques con lanzacohetes, ya que los atentados y las acciones de tipo comando no se detuvieron- y para muchos observadores encerró una novedad cualitativa que el Gobierno israelí, naturalmente, publicitó en un sentido diferente: al comprometerse con la contención militar en Líbano, Israel, en cierta medida, reconocía implícitamente en la OLP, de siempre calificada de "banda de forajidos y terroristas", el estatus de parte beligerante. La contención israelí terminó el 6 de junio de 1982. Ese día, como colofón de una cadena de sucesos inmediatos en el tiempo -el intento de asesinato por la banda de Abu Nidal del embajador israelí en Londres, un furioso bombardeo aéreo contra Beirut y la reanudación, como venganza, de los ataques artilleros de la OLP-, las FDI desencadenaron la invasión a gran escala de Líbano.

    Presentada por el Gobierno del Likud como una operación preventiva y reactiva, Paz de Galilea llegó a involucrar a 100.000 soldados, 1.300 carros de combate y otros tantos vehículos

    http://www.cidob.org 21 de 78
    blindados, amén de las flotas aérea y naval. La columna principal rebasó el río Litani, el límite que constriñó la penetración de 1978, y, siguiendo la línea de la costa, se dirigió en derechura a Beirut. Begin y su gabinete desvelaron sus propósitos: erradicar las bases de fedayines en el sur, destruir la potencia de fuego de la OLP, cortar sus líneas de suministro y liquidar a los dirigentes palestinos y sus huestes allá donde se encontraran, bien fuera en los campos de refugiados, bien en el corazón de las grandes ciudades. De paso, el Ejército israelí se proponía expulsar a las tropas sirias del valle de la Békaa, destruir sus baterías de misiles tierra-tierra SAM y reducir la influencia de Damasco en el país de los cedros.

    En menos de una semana, las FDI, emulando su blitzkrieg de 1967 contra Egipto, Siria y Jordania, tomaron o aislaron Tiro, Sidón, Jezzin, Nabatiyé y el antiguo castillo cruzado de Beaufort, todos ellos baluartes de la coalición de palestinos y musulmanes progresistas, barrieron a los milicianos que los defendían, arrasaron campos de refugiados, hicieron miles de prisioneros y se plantaron en Beirut, a la que sometieron a un diluvio de fuego por tierra, mar y aire. Los soldados israelíes contactaron con la Fuerzas Libanesas, la coalición de milicias cristianas, en las barriadas orientales y el 16 de junio la capital quedó enteramente rodeada. Arafat, la cúpula militar de Fatah y la OLP, y unos 13.000 combatientes y funcionarios palestinos, amén de grupos menores de soldados sirios y milicianos libaneses de diversas filiaciones, quedaron atrapados en la parte occidental de la ciudad, a espaldas del mar
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  9. #29
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Salam amigo Jordi:

    Yo no te hable de reduccionismo vulgar lo hicisteis tu no yo. Yo no me enfado solo te devuelvo lo que tú me das como un caballero. Se que eres una antifascista como yo, solo hablamos nada más.

    .-------------
    Israel exigió la capitulación incondicional de Arafat, pero éste aseguró estar dispuesto a "luchar hasta la muerte" y amenazó con convertir Beirut en un "segundo Stalingrado". Bravatas aparte, sabía perfectamente que su vida y las de sus hombres pendían de un hilo, y que la batalla militar estaba perdida, pero también que el tiempo, a pesar de la crítica situación, jugaba a su favor. Esto era así porque cuanto más se prolongase el cerco de las FDI, más se extendería por el mundo la imagen de un Estado judío agresor e imperialista que no reparaba en medios para llevar hasta el paroxismo sus operaciones militares en aras de la autodefensa y su seguridad.

    La eliminación física de la OLP, considerada legítima representante del pueblo palestino por una mayoría de estados y con estatus de observador permanente en la ONU, planteaba una serie de problemas diplomáticos, sobre todo con Estados Unidos, que el Gobierno israelí no se atrevió a arrostrar. A Arafat sólo podía salvarle una acción internacional, y eso fue precisamente lo que sucedió, merced a la mediación de Philip Habib, enviado especial de Reagan.

    Severamente advertido por Washington, que quería desescalar el conflicto por temor a que degenerara en una guerra abierta sirio-israelí y espoleara la influencia soviética en la región, Begin, a regañadientes, puesto que veía cómo su archienemigo iba a escapársele de entre los dedos, transigió.

    El 21 de agosto de 1982, al cabo de 77 días de bombardeos sistemáticos e indiscriminados
que llevaron a Beirut un apocalipsis de muerte y destrucción (en un abrumador todo vale, la aviación israelí empleó bombas de fósforo, de fragmentación y hasta napalm, todas ellas
armas convencionales prohibidas o restringidas en su uso por la ONU, si bien Israel no había firmado la Convención reguladora de 1980), desembarcó en Beirut la avanzadilla de una Fuerza Multinacional de Interposición formada por 2.100 soldados estadounidenses, franceses e italianos con la misión de proteger, desde ese mismo día, la evacuación por mar en buques griegos y chipriotas y por tierra a través del valle de la Békaa de más de 14.000 resistentes de Beirut occidental, entre fedayines de Fatah, comandos sirios del ELP (el cual fue aniquilado y

    http://www.cidob.org 22 de 78
    nunca se rehizo) y soldados regulares de esa nacionalidad, algunos de ellos heridos. Los palestinos se distribuyeron por siete países árabes.

    Arafat y 60 hombres de su círculo personal partieron el 30 de agosto, el antepenúltimo día de
la operación, a bordo del mercante griego Atlantis y escoltados por un navío francés y otro de la VI Flota. La comitiva de la OLP atracó en Pireo antes de ser recibida cordialmente en Atenas por el primer ministro Andreas Papandreou. Luego, Arafat se dirigió a Túnez, donde, acogido a la hospitalidad del presidente Habib Bourguiba, inauguró su nuevo cuartel general. El 6 de septiembre viajó a Fez para participar en la XIV Cumbre de la Liga Árabe y nueve días después se desplazó a Roma, donde se reunió con el presidente italiano, Sandro Pertini, y fue recibido en audiencia por el Papa Juan Pablo II.

    Eso fue el 15 de septiembre, un día después del asesinato en la sede del Kataeb en Beirut del presidente electo de Líbano, Bashir Gemayel, hijo del patriarca falangista Pierre Gemayel y jefe de las Fuerzas Libanesas. Arafat manifestó su "disgusto" por la muerte del joven señor de la guerra del campo cristiano maronita, responsable de algunas de las peores atrocidades contra los refugiados palestinos en los últimos años setenta, y calificó el magnicidio de "justificación para legitimar la ocupación de Líbano", en contra de los acuerdos negociados por Habib. Ciertamente, las FDI tuvieron en bandeja la disculpa para emprender, al día siguiente, la ocupación de Beirut occidental.

    Aunque los palestinos no eran responsables de la muerte de Gemayel (antes bien, las miradas acusadoras se volvieron a Damasco, donde el intrigante e implacable Assad parecía dispuesto
a cualquier cosa ?excepto a enfrentarse directamente con las FDI- para evitar que Líbano firmara un acuerdo de paz con Israel), las Fuerzas Libanesas decidieron vengarse con ellos. Durante tres días, del 16 al 18 de septiembre, milicianos cristianos perpetraron una terrible matanza de refugiados, sin distingos de sexo y edad, en los campos de Sabra y Shatila, al sur de Beirut. Con posterioridad a los hechos, la OLP estableció el número de asesinados entre 3.000 y 3.500, aunque la Cruz Roja y la Policía libanesa contaron únicamente 460 cuerpos, mientras que la inteligencia israelí cifró los muertos entre 700 y 800.


    Arafat imputó lo sucedido a Israel y de paso a Estados Unidos, sumando su voz al furioso clamor internacional, el cual tuvo en Israel características de una tormenta política y social sin precedentes. La implicación de Israel, como mínimo indirecta, en tan terrible crimen pareció incuestionable desde el primer momento, ya que las FDI y los servicios de inteligencia controlaban el sector y no pudieron menos que conocer tanto los planes de las Fuerzas Libanesas como su parsimoniosa ejecución. El ministro israelí de Defensa, Ariel Sharon, se vio forzado a dimitir en febrero de 1983 después de que la Comisión Kahan le hallara culpable de negligencia e imprevisión y recomendara su destitución, y el propio Begin, tocado irremisiblemente por el escándalo, cesó en agosto siguiente. En diciembre de 1982 la Asamblea General de la ONU determinó que lo sucedido en Sabra y Shatila había sido un acto de genocidio. Los cientos de asesinados allí debían sumarse a los 18.000 muertos, entre palestinos y libaneses, amén de las decenas de miles de heridos y de desplazados, que Paz de Galilea había causado desde junio.

    Arafat, tal como había prometido en el momento de su partida de Beirut, regresó a Líbano, pero contra su voluntad y en calidad de perseguido de su tercer enemigo mortal desde 1970: el régimen sirio de Hafez al-Assad. Ciertamente, esta vez, Israel (que, desgastado por el alto número de bajas militares, el coste económico de la ocupación y las repercusiones políticas negativas, iba a terminar retirando, entre marzo y junio de 1985, a la mayoría de sus tropas de Líbano con la excepción de una "zona de seguridad" de 15 km de profundidad desde la frontera, de la que pasó a ser covigilante el Ejército del Sur del Líbano, la antigua milicia del comandante Haddad, fallecido en 1984, y que mandaba ahora Antoine Lahad) desistió de darle caza. Quienes asumieron ese cometido, y con saña insospechada, fueron el dictador damasceno y sus protegidos en el bando palestino

    ----------------------------

    (Muchos palestinos acusaron también el régimen sirio de la masacre de Sadra y Shatila, cosa que Arafat estratégicamente se abstubo de hacerlo. Pero todos sabemos que los sirios lo sabían y no hicieron nada por evitar esa masacre, mucho no lo hemos olvidamos, esperamos el día que podamos celebra la caída de ese régimen. )
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  10. #30
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Salam amigo Jordi:

    Espero con lo puesto aquí haya quedado claro que muchos musulmanes estemos en contra de ese despreciable régimen, y te des cuenta que ese desprecio no es de ahora sino de hace muchos años, el responsable esta muerto pero su hijo sigue gobernando, y él pagara por lo que hizo su padre pues se le dio la oportunidad de un cambio y no lo aprovecho. Ahora solo vemos una cosa, bombardea a la población con fuego de mortero y de piezas de artillería como de tanques. Un cañalla cobarde.

    ¡Abajo los tiranos!
    ¡Al-lâh Akbar!
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •