Página 1 de 5 12345 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 46

Tema: Siria: entre revuelta contra el Estado oligárquico tribal y la Agresión Imperial.

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado Siria: entre revuelta contra el Estado oligárquico tribal y la Agresión Imperial.

    As-Salam `Aleikum


    Abro el hilo sobre Siria, antes de nada un poco de información y historia sobre Siria. Y intentar ser lo mas parcial posible y ver las cosas con grises y no en el dualismo del blanco y el negro (Norte-Sur clásico de la guerra fría) como Jorge Aldao me a apuntando injustamente como si fuera el forero el caminante.

    Quienes son los alauitas, que es el grupo oligárquico que compone y domina el Estado Sirio


    Los alauitas (antiguamente llamados nasayris) son una minoría religiosa que habita el noroeste de Siria y que hasta el siglo XX habían vivido en la mas absoluta de las pobrezas, sin embargo diversos, apasionantes y no muy conocidos hechos que fueran alauitas los que controlarían finalmente la región que durante tantos siglos les había marginado.

    Yendo hacia atrás en el tiempo nos encontraremos que tras la muerte de Mahoma fueron varios los jefes espirituales de la recién creada religión musulmana hasta que finalmente Ali (sobrino y yerno del profeta) pudo optar al puesto en contra de los omeyas. De esta disputa saldría la primera gran división entre sunnitas y shiitas, que a lo largo del tiempo se añadirían diferencias religiosas y rituales.

    Los shiitas (seguidores de Ali y su línea de sucesión) fueron desde un principio minoritarios y vieron que en su seno se desarrollarían nuevas divisiones que darían lugar a minorías como los ismaelitas, drusos, alevitas, aluitas …pero todas estas escisiones no llegaran entre todas a un 10% del shiismo (que a su vez es el 10% de la comunidad islamica)

    En el siglo IX un seguidor del undécimo imán shiita llamado Ibn Nasayri crearía la excisión de los que se llamarían nasayris que manteniendo un sustrato shiita añadiría conceptos e ideas cristianas, precristianas, zoroastras…

    Los nasayris compartían muchos de los principios de la fe islámica y adoptaron del shiismo la gran importancia de Ali, aunque llevado al extremo dándole una categoría cuasidivina y profética (anatema por tanto para el resto de musulmanes). Entre sus diferencias estaban que celebran la Navidad, utilizan vino en sus ceremonias, no usan centros públicos para orar, creen en la reencarnación… y en general tienen unas costumbres mas laxas que el resto de musulmanes.

    Los nasayris habitaban en zonas rurales de una región montañosa al noroeste de la actual Siria entre grandes pobrezas debido a los altos impuestos que debían de pagar y a que sus tierras eran por lo general propiedad de sunnitas. Sus extrañas costumbres les hicieron ser perseguidos en todas las épocas tanto por cristianos como musulmanes ya que ambos les consideraban herejes por su mezcla de creencias.


    Otra característica de los mismos era el carácter secreto de sus creencias que al igual que la comunidad Drusa (ver TPrusos, el pueblo guerrero de Oriente Medio ) solo están en su totalidad en conocimiento de los iniciados, permaneciendo ocultas a la mayoría de sus miembros y evidentemente de los que no pertenecían a la misma.

    Los nasayris siempre estuvieron dominados por los sunnitas que desde Damasco controlaban la región con limites variables conocida como Siria, formando aproximadamente un 12% de la población situada casi exclusivamente en su región aunque había miembros en Alepo, Hama y la capital (los que viven en Libano no llegan al 2% de la población y están clasificados como shiitas).

    Su presencia fuera de su comunidad no era notoria, puesto que al igual que los shiies tenían el precepto de taqiya que significaba que debían disimular sus verdaderas creencias si se encontraban en medio de otra comunidad distinta a la suya que les fuera hostil, de esta forma en las estadísticas prácticamente nunca aparecían fuera de su región hasta tiempo recientes.

    La situación de pobreza y marginación sufrida desde el siglo X duro hasta el siglo XX, cuando tras la caída del imperio Otomano durante la I guerra mundial la región siria fue asignada a Francia por el tratado secreto de Sykes-Picot. En un primer momento la mayoría sunnita se opuso a la dominación francesa, optando por un autogobierno encabezado por el rey sunni hachemita Faisal I (ver TP: La dinastía Hachemita), mientras que las minorías vieron en los franceses una oportunidad para cambiar su situación (lo cual no impediría algún enfrentamiento puntual).

    Los franceses utilizando la vieja estrategia colonialista del “divide y vencerás” se apoyaron en los nasayris, drusos y cristianos para contrarrestar el poder sunnita concediéndoles autonomía en sus zonas y creando tres nuevos estados para cada uno de ellos (el alauita con capital en Latakia), de los cuales únicamente el estado cristiano se mantendría hasta nuestros días con el nombre de Líbano.

    Para evitar suspicacias por el extraño carácter de los nasayris, los franceses les cambiaron el nombre por alauitas en referencia a la importancia que le daban a Ali y de esta forma les daban un carácter mas musulmán, esta denominación es la que se utilizo desde los años 20´s y es la que se utilizara a partir de este momento en el post.

    Los alauitas (y en menor medida los drusos) vieron en la incorporación en las nuevas fuerzas militares profrancesas una forma de ascender socialmente y poder abandonar su condición de pobreza ya que las vías económicas/educativas les estaban totalmente vedadas. De esta forma el ejercito tuvo una sobreproporción de efectivos pertenecientes a las minorías que se vio reflejado en el trato que recibían, teniendo en pocos años un desarrollo mayor que en los últimos siglos.

    La independencia de Siria tuvo como consecuencia la desaparición del estado alauita (única salida al mar del joven estado) que se vio forzado a la integración en el nuevo país, pero el descontento era general en esa pobre región que había visto como habían conseguido la igualdad en los pocos años de colonialismo europeo y que no deseaba la unión. Se produjeron revueltas por parte de los alauitas que sin embargo no fructificaron, al igual que los ruegos a la metrópoli para que no se llevaran a cabo.

    Sin embargo el ejercito del nuevo estado heredo a los militares alauitas que se habían aupado hasta ocupar puestos de mando, aunque su poder no era especialmente visible porque los altos cargos eran elegidos por el gobierno entre mayoría dominante sunnitaçLa situación intermedia en la cadena de mando militar fue una ventaja para estos oficiales puesto que los numerosos movimientos “palaciegos” hacia que las cúpulas militares fuesen purgadas cada poco tiempo, además ello llevo a una falta de confianza entre los jefes militares que preferían saltarse la cadena de mando para llegar a los oficiales intermedios menos propensos a las conspiraciones (o eso se creían).

    A nivel político los sunnies ocupaban todos los puestos tras la independencia pero empezaron a aparecer grupos con ideales panarabistas liderados por el cristiano Michael Aflaq, el sunita Salah al-Din Bitar y el alauita Zaki al-Arsuzi que se cristalizarían en el Partido Ba´th (Partido Socialista del Renacimiento Arabe) que daría lugar a varias ramas, siendo la mas conocida la iraquí por ser el partido de Sadam.

    Este partido tenia además de unos ideales panarabistas una concepción laica del estado que atraía fuertemente a los alauitas que veían en esa medida una forma de evitar la discriminación por su religión que habían sufrido por siglos. Además como he comentado los alauitas eran extremadamente pobres lo cual les hacia proclives a la parte “teóricamente” socialista del partido.

    Debido a los dos anteriormente mencionados motivos, los alauitas ingresaron en el partido de forma sobreporcionada a su porcentaje en la población, de esta forma consiguieron una plataforma política pero de igual manera que en los escalafones militares este poder no era visible en cuanto que el Ba´th permanecía en la oposición.

    La sobreproporción de alauitas en el ejercito y en el partido Ba´th llevaría a que los dirigentes del país fueran con el paso del tiempo alauitas, esta conversión seria realizada de forma paralela a la de un joven oficial y miembro del partido llamado Hafez al-Assad perteneciente a la rama alauita así como su familia.

    Hafez al-Assad nació en una familia alauita que a diferencia de la mayoría de sus correligionarios poseía propiedades lo cual les permitió darle cierta educación, además su padre participo de forma activa en las revueltas independistas alauitas contra el dominio sunnita y desde joven pudo vivir el espíritu rebelde de su familia.

    Como muchos alauitas ingreso joven el partido Ba´th y en el ejercito, además como piloto de caza fue enviado a la Unión Soviética para ampliar sus conocimientos tras los cuales pudo continuar su ascenso en el estamento militar.

    En el año 1958 Siria se fusiono con Egipto en la denominada República Arabe Unida - RAU y algunos oficiales sirios fueron enviados al país del Nilo para evitar que se convirtieran en oposición al nuevo régimen. Pero la RAU no era una unión de iguales, convirtiéndose Siria en un país satélite lo cual hizo que empezara a surgir descontentos en el país, llevando a Hafez al-Assad a formar junto con otros cuatro oficiales alauitas el denominado “Comité militar”.


    seguiremos inxa Al-lâh
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Tras la disolución de la RAU, Hafez al-Assad volvió al su país donde un golpe de estado participado por el Ba´th y el Comité Militar llevo al partido socialista al poder. La nueva situación política y varios golpes de estado le llevaron a hacerse cargo de las fuerzas aéreas primero y mas tarde del ministerio de defensa, pero Hafez al-Assad tenia ambiciones y una larga visión de futuro por lo que a su paso por los diversos estamentos iba colocando a gente que le era fiel y para ello recurrió a la gente de su región y por tanto alauitas.

    Hafez al-Assad a finales de los 60´s ya poseía el poder militar apoyado por unos oficiales leales a su persona, mientras que tenia un enfrentamiento con el presidente sirio Salah Jadid que también pertenecía a la comunidad alauita y era cofundador del Comité Militar.
    Durante los últimos años había sido común la eliminación en el ejercito de oficiales sunitas que eran reemplazados en la mayoría de los casos por alauitas y algunos drusos, pero en 1966 un nuevo y fracasado golpe de estado realizado por un general druso hizo que el gobierno comenzara a purgar a los oficiales de esta religión y por tanto haciendo que el poder recayera casi exclusivamente en alauitas..

    Finalmente la pelea por el poder con Salah Jadid llego a su punto culminante tras los sucesos de Septiembre Negro (ver TP: Septiembre Negro) y Hafez al-Assad pudo desbancarlo tomando el poder absoluto para si mismo y todo el clan alauita que le rodeaba con su hermano Rifat como segundo poder del país.

    Realmente no es que fuera que los alauitas hubieran tomado el poder, sino que los que tenían el poder eran alauitas pero esta diferencia de matiz sin duda era muy difusa para la mayoría del pueblo sirio que pertenecía a la rama sunnita y había visto como su poder se había desvanecido en manos de sus antiguos siervos (las jóvenes alauitas eran por lo general enviadas a servir a las casas de los sunnitas como forma de subsistencia, mientras que los jóvenes trabajaban sus tierras).

    El poderío alauita fue uno de los motivos, aunque no el único, para que durante los 70´s hubiera movimientos antigubernamentales encabezados por el grupo de origen sunnita “Hermanos Musulmanes” los cuales en 1982 consiguieron tomar el control de la ciudad de Hama. La revuelta fue brutalmente sofocada por el ejercito el cual destruyó gran parte de la ciudad vieja y mato a 20.000 habitantes de sus habitantes (las cifras varían según fuentes entre 10.000 y 40.000), de esta forma se acabo la oposición sunnita al régimen.

    El poder del clan alauita continuaría con Hafez al-Assad hasta su muerte sin tener ningún contrapeso fuera de los alauitas y la familia Assad, de hecho únicamente se le opondría su hermano aprovechando un momento de debilidad. En todo caso a la muerte de Hafez el poder siguió en manos de alauitas y de hecho la presidencia de la “república” paso a su hijo Bashar pocos días después de sus deceso (tuvo que convertirse en heredero tras la muerte de su hermano Rifat el cual había recibido la educación necesaria para ese cargo al contrario del actual presidente que se había dedicado a la oftalmología).

    El futuro del clan alauita parece asegurado por el momento pero solo el tiempo nos dirá si continuaran gobernando la región donde no hace mucho tiempo los actuales dirigentes eran siervos. En todo caso si algún día ocurre algún movimiento político en Siria seguro que oiremos hablar a los tertulianos de los alauitas como si los conociesen de toda la vida.

    Como aclaración final indicar que no se deben confundir estos alauitas con los alevitas que viven en Turquía (aunque tienen puntos comunes), ni con la monarquía alauita marroquí puesto que es sunnita y su coincidencia es solo lingüística para indicar que son descendientes de Ali (y por tanto pertenecientes a la familia de Muhammad).

    fuente: internet
    -------------

    El valor de la reencarnación del alma en las protestas en Siria.



    La población de cualquier país árabe tiene sus razones para expresar mediante manifestaciones de protesta su descontento con el poder

    24/04/2011 - Autor: Elena Supónina - Fuente: RIA Novosti

    www.webislam.com/toolbox.php?a=pdf&p=61369

    La población de cualquier país árabe tiene sus razones para expresar mediante manifestaciones de protesta su descontento con el poder. Entre estas razones hay muchas en común: como el tener líderes políticos que llevan demasiado tiempo en el poder, los enormes abismos sociales entre los ricos y los pobres, alto nivel de desempleo y otros factores.
    Sin embargo, en Libia y Yemen, a diferencia, de Túnez, habría que añadir las contradicciones entre las diferentes tribus.
    En este sentido, Siria también tiene sus particularidades sobre todo porque el gobierno de ese país apenas tiene tiempo de extinguir los focos de protestas que permanentemente surgen por todo su territorio. Las fuerzas de la oposición ya han anunciado planes de convocar acciones de protesta.

    ¿Qué es lo que tiene Siria en especial, en comparación con otro de los países árabes?

    Hablar de ello en voz alta es considerado de mal gusto e incluso se dice que es peligroso. No obstante, hacer la vista gorda a lo que pasa en Siria también supone riesgos, porque en la actualidad calla bajo el pretexto de conservar una relativa estabilidad podría acarrear consecuencias muchos más dramáticas.

    Dinastía que trajo gloria a su comunidad

    Únicamente en Siria, en la parte oriental de la costa mediterránea y al oeste del litoral, en las zonas montañosas, se encuentra la pequeña comunidad religiosa de los alauitas.

    Lo importante de la comunidad es que de ella procede el anterior líder sirio, Hafez al-Assad, y también el actual presidente del país, Bashar al-Assad. Dicha dinastía está al mando del país desde los años 70 del siglo pasado, momento en que al-Assad padre asumió el poder.

    Anteriormente los alauitas, en su mayoría, campesinos medio analfabetos o empleados domésticos, tenían pocas posibilidades de ascender en la sociedad. Tan sólo en los años 50 y 60 del siglo XX los jóvenes de esta comunidad irrumpieron en las escuelas militares y luego en la política, entusiasmados con las ideas del socialismo y del nacionalismo panárabe que buscaba borrar las diferencias existentes entre las diferentes comunidades religiosos.
    El Partido del Renacimiento Árabe Socialista, conocido también como Baaz, llegó al poder en Siria en 1963 y desde entonces mantiene el monopolio del poder en el país. Los historiadores, sin embargo, señalan que muchos fundadores de este partido, incluido Hafez al-Assad, eran alauitas.

    Y aunque Bashar al-Assad, quien heredó la presidencia de su padre en verano de 2000 a la
    edad de 34 años, ha intentado de varias formas limitar las ambiciones de sus familiares y paisanos, su influencia en el país sigue siendo importante.

    Al mismo tiempo, los alauitas son entre el 6% y el 10% de la población siria de unos 21 millón de habitantes. La mayoría de los sirios son sunitas, hay también cristianos y una pequeña comunidad drusa. De modo que, según aseguran algunos representantes de la oposición al régimen, la mayoría es gobernada por la minoría, aunque esta aseveración desde otros puntos de vista es muy cuestionable.


    seguiremos inxa A l-lâh
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    La reencarnación, ¿fábula o verdad absoluta?

    A pesar de la supuesta modernización, tanto en Siria como en el vecino Líbano la sociedad sigue dividida en comunidades religiosas.

    En épocas de paz las comunidades conviven más o menos bien y parte de la juventud manifiesta su apoyo a los principios laicos y ante los mayores, defiende el derecho a contraer matrimonios mixtos y por amor y no de acuerdo con las establecidas por las confesiones.

    No obstante, la historia de estos dos países evidencia que se vive bien sólo con un poder central fuerte: cualquier desestabilización política libera este problema como el genio de la lámpara.

    Mientras este genio esté enfadado, puede ocasionar muchos males, pero si se logra domarlo, durante mucho tiempo puede servir al bien común.
Para entender del todo en qué se diferencian los alauitas de otras ramas del Islam, hay que preguntarle a un sirio si cree en la reencarnación. Si responde que es una fábula, estamos ante un sunita o un cristiano, pero si empieza a contar que el alma después de la muerte se puede reencarnar en un recién nacido o incluso en un animal, nuestro interlocutor es, sin lugar a dudas, alauita.

    La autora de estas líneas visitó aldeas alauitas y pudo escuchar historias cómo la un campesino que se reencarnó en un zorro.“Ali siempre fue muy listo y al ver, cazando, a aquel zorro me di cuenta de que seguramente era él, y no pude disparar contra el animal”, narró un vecino de la aldea.

    El nombre de Ali es el más extendido no sólo entre los alauitas, sino también entre los sunitas que veneran, además del profeta Mahoma, a su primo y yerno Ali ibn Abi Talib (de aquí el nombre de los alauitas). Sin embargo, a lo largo de mucho tiempo las tradiciones y particularidades de los alauitas les impedían a los sunitas reconocerles como iguales. No obstante, últimamente se los llama cada vez con mayor frecuencia musulmanes.

    El Estado alauita fue creado por los franceses

    Los colonizadores franceses, dicho sea de paso, tuvieron, en cuenta estas diferencias religiosas en la primera mitad del siglo XX, creando en los años 20 en territorio de la actual Siria una especie de federación, compuesta por tres Estados
    independientes con sus respetivos centros en Damasco, Aleppo y Latakia.

    Esta última ciudad, situada a orillas del mar Mediterráneo fue proclamada capital del Estado Alauita. Sobre el fondo blanco de su bandera con las esquinas rojas se veía un sol amarrillo y en el rincón izquierda de arriba tres franjas, azul, blanca y roja componían un cuadrado.

    Hay que reconocer que el actual presidente sirio, Bashar Al-Assad, intentó llevar a su país lo más lejos posible de aquel pasado dominado por la religión. Sin embargo, tampoco ha sido capaz de apartarlo del todo y no en vano las primeras medidas por él adoptadas como respuesta a las manifestaciones de la población, tienen que ver con los principios religiosos.

    Por petición de los creyentes, en concreto, musulmanes sunitas, fue cerrado el casino, abierto hacía seis meses en la zona del aeropuerto internacional, a una media hora en coche de Damasco y permitió a las mujeres ir a lugares públicos y centros docentes con la cara tapada por un velo, lo que anteriormente entraba en contradicción con el carácter laico del Estado sirio.

    Los sunitas, no obstante, pueden exigir la abertura de la investigación de los acontecimientos en la ciudad de Hama en 1982: en aquel momento muchos sunitas radicales se sublevaron contra el régimen de al-Assad padre.

    La rebelión fue armada y lo primero que atacaron los sublevados fueron las oficinas de Baaz. Centenares de miembros de este partido fueron asesinados, hubo también víctimas entre los comunistas. Cuatro días después la sublevación islamista fue reprimida violentamente con las fuerzas del Ejército. Las tropas dispararon con artillería y tanques contra los barrios residenciales, ocasionando millares de víctimas mortales.

    “Las actuales protestas en Siria no es consecuencia de lucha entre las confesiones, sino entre el poder y el pueblo”, señala en su artículo difundido en la página de la cadena de televisión árabe Al Jazira el investigador mauritano, experto en religiones, Muhammad Shankaty.

    El científico recuerda que el presidente sirio es un hombre moderno, oftalmólogo de profesión, y que su guapa esposa Asma no es alauita, sino procede de una acaudalada e influyente familia sunita. La pareja se conoció en Londres, donde Bashar Al-Assad estaba estudiando para oftalmólogo y su futura esposa trabajaba en un banco.

    El investigador cita ejemplos de las frecuentes uniones entre sunitas y chiitas, en los que incluye también a los alauitas, en la lucha contra enemigos externos. En la Edad Media, por ejemplo, entre los acompañantes del sunita Salah-Ad-Din en sus campañas contra los templarios había algunos poetas y escribanos chiitas, que animaban a los guerreros a luchar y al mismo tiempo escribían la biografía de su líder.

    Sin embargo, al final Shankaty llega a una conclusión paradójica, llamando a los alauitas “de unirse, mientras todavía están a tiempo, a las protestas contras las autoridades”. “Se sigue pensando que los alauitas apoyan al régimen, han de romper este vínculo y decidir de qué parte están”, escribe. Lo que decía un famoso filósofo sobre quienes gobiernan mucho tiempo

    Seguramente, dada la delicada situación regional y política en Siria, Bashar al-Assad tarda tanto en cumplir las principales demandas de la oposición, es decir, levantar el estado de emergencia, introducido en 1963 al llegar Baaz al poder.

    En aquel entonces, los servicios secretos recibieron amplias atribuciones para luchar contra la oposición. Otra demanda consiste en abolir el octavo Artículo de la Constitución siria que fija el liderazgo de dicho partido “a nivel de sociedad y del Estado”. No obstante, teniendo en cuenta los recientes acontecimientos, al-Assad no puede menos de darse cuenta de que los privilegios del partido deben ser liquidados.

    El segundo mandato del presidente sirio concluye en 2014 y su situación actual no es nada envidiable. Debe mantener estabilidad en el país en unas circunstancias muy complicadas y con la autoridad y prestigio de su familia en decadencia.

    Siendo una persona muy instruida seguramente conoce la frase del célebre filósofo y sociólogo árabe del siglo XVI Ibn Jaldún sobre la imposibilidad de que una dinastía gobierne eternamente porque “una dinastía igual que una persona es mortal”.

    Fuente: www.webislam.com/toolbox.php?a=pdf&p=61369
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Bien ya hemos visto qué son los alauitas y podemos apreciar que a pesar que algunos mal informados creen que son musulmánes xi`îtas no tienen nada que ver con el xi`îsmo, como xi`îa jamas leí de nadie autorizado definir a los alauitas como xi`îas. Tampoco los sunnitas consideran a los alauitas como musulmanes. por lo menos los sunnitas informados de la historia de este grupo.

    Si hay una relación con Irán no es porque los dirigentes de Siria sean xi`îatas pues no lo son, sino y simplemente por una estrategia geopolítica de la zona en cuestión. El Estado de Irán mantiene buenas relaciones con Siria porque le interesa en la medida que esta país sea antiyanqui. Como también mantiene buenas relaciones con los chinos que tradicionalmente han sido antiyanquis y no porque los chinos tenga una religión o no. Muchos quieren relacionar las luchas de las poblaciones árabes contra su gobierno como luchas interreligiosas pero los expertos saben que es un asunto entre el Poder y su pueblo. Que los Imperios quieren apoderarse de ese descontento es totalmente normal, el trabajo de los imperios es ese apoderarse de todo lo que puedan. Muchos menosprecian las luchas de los ciudadanos de esos países árabes porque ven la conspiración del Imperio en esas luchas de los ciudadanos contra los abusos de Poder de esos países, pero el origén de esas luchas no es alinarse con los imperios sino la lucha por la justicia social. Lastima que algunos no lo entiendan y solo ven una conspiración del Imperio.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Escribió `Amr


    Salam

    El problema no está en no ver el descontento como una base legítima de protesta social, el problema es esa infiltración del imperio jugando a dos bandas; de una parte atizando a los insutgentes y de otra mostrando apoyo por las luchas sociales de las que no cree pero las utiliza como herramienta de presión.

    Para un Gobierno al que debe hcer frente a una situación como esta, ceder a las peticiones populares es igual que suicidarse, no le dan otra opción. El fallo se encuentre en el propio seno del gabinete del Presidente de Bashar Al Assad por su estatu monolítico y falto de imaginación para contentar a los indignados y zafarse de encima las pulgas, pero se da la circunstancia que se han tomado medidas y la consigna es que desean un cambio de gobierno a la fuerza.

    Hasta qué punto es legítimo que una parte del pueblo sirio movidos por hilos del imperio entre bastidores se manifiesten por la caída del Presidente? Es así como piensan construir la democracia? Porque si la respesta es sí, ya nace viciada. Es aquí donde se aprecia el interés de las potencias extranjeras para hacerse con el control del país por el conocido sistema de interponer "su hombre de paja".

    Será menos bueno o será menos malo, pero Bashar es el Presidente legítimo de Siria y desde 5 años para acá ya no da el perfil que gusta al imperio. Por eso, "divide y vencerás".

    Es decir, supongamos que cae el régimen y los grupos de presión se reparten la cámara, qué medidas serán las primeras en tomar? Salir del caos, de las venganzas y cerrar heridas, de manera que el país caerá en un abismo, mientras tanto, la tecnocracia se encarga a su antojo de la reconstrucción sobre unas bases políticas típicamente occidentales, es decir, criterios de mercado libre y productividad, inflación y reconstrucción de lo que unos meses antes ya estaba. Fluye el crédito extranjero en forma de ayuda a cambio de contratos previamente pactdos con los dirigentes que se han postulado en la trastienda de los indignados.

    Se aprecia algo diferente y revulsivo por el que el régimen ha de ceder su legítimo poder para que las cosas mejorasen en Siria?

    Esta sería la cuestión que hay que plantearse. El pueblo sirio se debate entre promesas legítimas y falsos espejismos. Saldrá reforzado si opta por el cambio desde dentro utilizando los mecanismos que pueden encontrar dentro del Islam y abandonan a quienes abanderan las consignas populistas venidas mayoritriamente de fuera. Optar por est segunda opción, será para muchos un viaje en patera por las aguas frías y agitadas.

    Salam
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    `Abdal-lâh:


    Salam

    De suponer podemos suponer muchas cosas, no hago politica-ficción. Creo en la madurez del pueblo sirio, creo que se pueden equivocar pero todos los pueblos tienen derecho a equivocarse (los dirigentes no, ellos tiene más responsabilidad ante Al-lâh), solo faltaría que tenga que decirle a los sirios lo que tiene que hacer porque YO suponga esto o lo otro.

    Lo negativo, desde mi punto de vista, es la pasividad frente a las injusticias sociales: el lema creo que desde la perspectiva islámica (como la vital) es: acción, pensamiento, acción.

    Para mi el Islam es pura lucha por la Justicia, ¡¡¡que vienen los yanquis!!!, pues alé a luchar contra los yanquis (como hacen en otros sitios como Irak) pero el régimen sirio debe aplicar la justicia social, sino los musulmanes y los que aman la justicia (sean o no musulmanes) tienen del deber de luchar contra el Poder, sea cual sea, como estar al lado de los oprimidos.

    Supongamos el pueblo sirio se equivoca y ¿qué? están en su derecho a eso. Pero también podemos suponer que no se equivocan.

    ¿Qué deben hacer? aguantar la tiranía del régimen sirio por que se pueden equivocar, ponle adjetivo a eso.

    Es el pequeño yihad donde se forma la gente y no el quietísimo por miedo a equivocarse.

    ¿Acaso no inicias el Gran Yihad por miedo a equivocarte?

    Cuando hace el yihad se puede equivocar (lo que no hacen nada no se equivocan en teoría), si es posible, pero la vida es eso y nuestros fracasos son la guía de los que vendrán detrás de nosotros. Y los pueblos (como las personas individuales) se forjan en la: acción, pensamiento, acción.

    Una vez le preguntaron al Profeta Muhammad: -Si veo o sufro injusticias que puedo hacer?

    El Profeta -s.a.a.s.- les contesto: -Si puedes lucha con tus manos, si no puedes hazlo con la palabra, si no puedes hazlo en tu corazón.

    Al-lâh -s.w.t.- ha ordenado la justicia y el bien común, y cada uno responderá sobre ello, ya sea con sus manos (si ha podio hacer algo), con sus bocas (si ha podido hablar) o sus corazones (si no ha podido hacer nada).

    ¡Abajo a los tiranos!

    salam
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Escribió Jorge Aldao:


    `Abdal-lâh... Salam...

    Muy interesantes estos posts sobre Siria.. La verdad que me has "desasnado" bastante, cosa que te agradezco.

    Sin embargo, no estoy de acuerdo con las frases tuyas que resalto.

    Todos sabemos que en este mundo nada es blanco o negro y que todos los procesos y todas las conductas son, en algún grado, ambivalentes.

    Me inclino más a pensar como 'Amr y a creer que hay un problema religioso (si entendí bien el mensaje de 'Amr) y hay un problema de poder.

    Incluso tú, que eres una analista lúcido y que no está envuelto en la vorágine de las contiendas sirias, no puedes dejar de "poner los puntos sobre las íes" y señalar que los alauitas no son chiítas (Jeee... dicho con buena onda, te sale el chiíta de andentro).

    Y también, en la dureza de tus análisis, te sale una posible (ojo... dije "posible"... no te subas a la moto y aceleres) parcialidad derivada de tu férrea y más que razonable oposición a los Estados Nación, lo que, quizás, también parcializa un poco esos análisis tuyos.

    Creo que, en todo el Planeta, la Incivilización Occidental y sus estados líderes (Inglaterra, Alemania, Francia y USAmérica, es decir los viejos imperialismos y el nuevo imperialismo) están conspirando para retrasar que el poder mundial pase, probablemente, a manos de China en asociación con otros países de la región, de los que no debe descartarse a Rusia.

    Y también creo que en todo Oriente Próximo ha habido un larguísimo período de inequidades extremas que, antes del descubrimiento del petróleo con sus riquezas derivadas, podían ser aceptadas por los pueblos con mansedumbre, pero que hoy claman al cielo.

    Pienso que el tema da para un análisis muy profundo y desapasionado pero te agradezco, nuevamente, la información que pusiste y que permite ver nuevos aspectos del "problema sirio".

    Un saludo

    Jorge Aldao

    P.S. Al hablar de los viejos imperialimos y del nuevo imperialismo dejé aparte a Isra-Hell (aunque sus actividades resulten centrales en todo esto) ya que no tengo bien en claro si es un hijo putativo de la Incivilizacion Occidental y se mantiene como hijo predilecto de los incivlizados occidentales o si, en su crecimiento como "hijo" (excrecencia sería una mejor descripción) ya se ha convertido en "el hijo que internará a sus padres en un geriatrico" porque ya no le sirven para nada.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    No voy volver a poner mi respuesta a mi amigo Jorge en este hilo, pues mi respuesta fue personal como reacción a sus opiniones sobre mi persona y que no aclara nada sobre lo que estamos escribiendo, como Jorge hace referencia a mi percepción de las cosas de mi "parcialidad" que "parcializa mis análisis" y sobre que veo las cosas en el dualismo de blanco y negro dejaremos a un lado mi respuesta sobre eso. Y no lo digo con acritud Jorge y no te enfades ni te subas a la moto ni te aceleres de buen rollo eh Jorge
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Escribió `amr:



    Salam Adal-lah

    Cuando dices "creo en la madurez del puebo sirio" supongo que te refieres incluso a sus dirigentes, los militantes del partido, sus votantes y toda la ramificación que de ella sale, tanto como a los que piden cambios.

    Si este es el caso, lo que sucede en siria no pasa de un episodio de índole interno más como puede pasar en cualquier otro país del planeta. Las protestas han tenido lugar, pero no está implicada la mayoría del pueblo, sino zonas concretas muy activas que están en todo su derecho a reivindicar mejoras sociales, hasta ahí no hay nada nuevo bajo el sol.

    De ahí a no separar las implicaciones de los ejércitos de la OTAN, el establecimeinto del Centro de Comando y Control en la provincia de Hatay al sur de Turquía, desde donde se está entrenando al sospechoso "Ejército Siria Libre" (Free Syria Army por sus siglas en inglés), sólo tiene una lectura unívoca: fomentar una guerra que afecte al Norte de Siria.

    Lamento por los levantados contra la opresión, están, vuelvo a repetir, en todo su derecho, pero que no se escuden en derechos sociales y tampoco lo hagan desde la indefensión desde el momento que existen grupos articulados y prepaarados militarmente dispuestos a disparar a la orden del Consejo Nacional Sirio.

    Hoy el mundo habla de guerra, detrás de las palabras también se esconde plnes de guerra. La gravísima crisis económica por la que atraviesan los socios europeos y EE.UU. apuestan por interpretar las revueltas en clave de "Primavera Arabe", o como continuación de los levantamioentos surgidos en Túnez y Egipto. Mientras China y Rusia creen que existe una mano negra occidental y movimientos de Al Qaida y en estrecha cooperación entre sí (OTAN-AL QAIDA):

    << Estas denuncias encuentran la incredulidad de quienes siguen creyendo que Al-Qaeda y la OTAN son enemigos irreconciliables e incapaces de cooperar entre sí. Lo cierto es que esas denuncias confirman la tesis que vengo defendiendo desde los atentados del 11 de septiembre de 2011, de que los individuos catalogados como Al-Qaeda son mercenarios utilizados por la CIA >> ^[1]

    Claro, me dirás que son las opiniones del Sr. Meyssan, acólito del régimen sirio, no, no son sus opiniones, en cuanto a los desplazamientos del Grupo Islámico Combatiente de Libia, su cabecilla, Abdelhakim Belhaj compañero de armas de Bin Laden, que acabó siendo Gobernador militar de Trípoli se ha pasado al CNS. Mahdi al Hatari se le relaciona con los servicios secretos yanquis, combatiente libio afiliado a Al Qaida también se le sitúa al frente del ESL.

    En la línea política cobra importancia el papel de Turquía en un escenario no querido pero que le toca desempeñar unir todo el sunnismo de l región y sacar partido del descalabro de Assad, colocar sus kurdos en una zona autónoma de Siria.

    Intereses en juego hay muchos, la ocasión de la guerra deliberada no es lo que más le interesa al actual régimen.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Michel Aflaq y el partido BAAZ : un cristiano en los orígenes del nacionalismo árabe moderno.

    August 25th, 2006 · Post your comment (No Comments)
     
    por José Basaburua (Revista Arbil Nº 31)

    En el nacimiento del moderno nacionalismo árabe, laico y socialista, encontramos a un cristiano sirio: Michel Aflaq.
    Michel Aflak

    El partido BAAS (trascrito en castellano también como BAAZ y BA´TH), motor del nacionalismo árabe moderno junto al naserismo, está inseparablemente unido, durante sus primeros 20 años de existencia, a la personalidad de Michel Aflaq.

    En la fundación de este partido destacan dos personalidades: el cristiano sirio Michel Aflaq, nacido en 1.910, como teórico del partido y Salah Bitar como organizador. Ambos formaban parte de la pequeña burguesía de Damasco. Estudiaron en La Sorbona, donde contactaron con las ideologías en pugna en los años 30 en Europa: marxismo y fascismo.

    Michel Aflaq regresará a Damasco, donde trabajará de profesor de historia, a la vez que destaca como doctrinario de ideas nacionalistas árabes y anticolonialistas.

    Conoce la prisión en varias ocasiones. En 1.939 es arrestado por la administración francesa. Participa en la fundación de diversos círculos políticos que darán origen al futuro partido BAAS. En 1.948 es encarcelado, encabezando entonces el gobierno Shukri el Quwatli. En 1.949 es encarcelado de nuevo por Husni El Zaim, autor del primer golpe de estado en Siria tras la independencia de la potencia colonial. Bajo el gobierno de Adib El Shishakli entra otra vez en prisión en 1.952 y posteriormente en 1.954.

    El partido BAAS.

    El partido BAAS es fundado por un grupo de intelectuales árabes, fundamentalmente de Damasco, destacando como teórico el mencionado Michel Aflaq. De carácter nacionalista, socializante y panarabista, al partido BAAS (resurgimiento o renacimiento, en árabe) se organiza en casi todos los países árabes, incluso dentro de la OLP con Al Saiqa, alcanzando el poder en Siria e Irak en 1.963. A lo largo de los años, sufre tanto en Siria como en Irak diversas vicisitudes, por lo que las escisiones y los enfrentamientos internos dará lugar a la presencia de numerosos partidos de inspiración baasista en diversos países árabes. Así, por ejemplo, en Líbano llegarán a existir hasta 3 partidos baasistas enfrentados entre sí.

    Las dos columnas doctrinales sobre las que se asienta, ya en sus orígenes, el partido BAAS son el nacionalismo y el socialismo. Así, cada país árabe formaría parte de la gran nación árabe, por lo que la actual estructura estatal, heredera en parte del colonialismo europeo, debiera desaparecer progresivamente. La segunda columna del edificio teórico del baasismo es el socialismo, poco definido y, en cualquier caso, no marxista. Ambos conceptos estarían inseparablemente unidos dentro de un proyecto revolucionario y de transformación; en palabras de Aflaq:
    “La identificación que efectuamos entre la unidad (árabe, n.d.a.) y el socialismo consiste en dar cuerpo a la idea de la unidad. El socialismo es el cuerpo y la unidad es el alma, si así puede uno decir” 1 .

    Las fuentes consultadas señalan cierta confusión en los orígenes y primeros años de la vida del partido.

    Los orígenes más remotos del BAAS los encontramos hacia 1.941 cuando Michel Afaq y Salah Bitar crean un comité sirio de apoyo a Iraq, para evitar su entrada en la segunda guerra mundial.
    Según Wahib al Ghanem2, uno de los primeros dirigentes, el BAAS nace de la fusión de dos grupitos: Ihya el Arabi (la reanimación árabe) de Michel Aflaq y Baas el Arabi (la resurrección árabe) de Takri Arzuzi.

    Es en 1.947 cuando se celebra el primer congreso del mismo, coincidiendo en ello los diversos autores, al que asisten 247 intelectuales procedentes de diversos países árabes. Los asistentes tenían orientaciones ideológicas muy distintas, lo que le llevó a un acuerdo programático final de compromiso, muy genérico. Esa aparente debilidad ideológica inicial permitió, en el futuro, un amplio margen de flexibilidad táctica y doctrinal. En dicho congreso se nombra a Aflaq presidente y Salah Bitar como secretario general. El primer comité ejecutivo lo formarán Salah Bitar, Yalal As – Sayid y Wahib al Ghanem.

    El BAAS desde su nacimiento, en parte por lo genérico de su programa en diversos aspectos, es un partido realista y flexible en sus alianzas con otras fuerzas políticas, por lo que pactará con nasseristas o comunistas, por pura conveniencia en aras de alcanzar el poder.

    Sus principales ideas originarias eran:

    1. Los pueblos árabes forman una unidad política y económica a la que denominarán: nación árabe, expresión que logrará gran fortuna.
    2. La nación árabe también es una unidad cultural.
    3. Sólo los árabes, como habitantes de la nación árabe, tienen derecho a determinar su futuro. De ahí su inicial posicionamiento frente al colonialismo y su neutralismo doctrinal.

    El partido sufrió diversas transformaciones, incorporándose al mismo otros partidos socialistas y nacionalistas que ensancharían su base sociológica, muy estrecha en sus orígenes (intelectuales, básicamente). Así, en 1.954, el BAAS se fusiona con el partido Arabe Socialista de Akram Hurani, por lo que desde entonces adopta el socialismo como seña de identidad, si bien para otros autores, su denominación de “socialista” figuró ya desde 1.947

    El objetivo fundamental del BAAS era la unidad de la nación árabe y el partido se definirá en su constitución, por ello, como árabe, nacionalista, socialista, democrático y revolucionario.

    Ideología de Michel Aflaq.

    Durante su estancia en París, inicialmente ambos fundadores simpatizarán con el nacionalsocialismo alemán, por haber conseguido a su juicio, una síntesis entre ambos conceptos, que ellos quieren aplicar al mundo árabe. Como causa de su debilidad diagnosticarán la fragmentación territorial y del poder de los árabes. En concreto, algunos autores se remiten al teórico alemán Alfred Rosenberg como inspirador de ambos3.
    Nacionalismo y socialismo son las columnas fundamentales sobre las que se sostiene la ideología de Aflaq y que trasladará al BAAS.

    Dada su confesión cristiana, greco – ortodoxo en concreto, veamos su posición frente al islamismo. Algunos autores, egipcios especialmente, considerarán que nacionalismo e Islam eran incompatibles. Tal pretensión se intenta desmentir desde las altas instancias del partido. Lógicamente, Michel Aflaq, como principal teórico del partido, ya en 1.943 señalará que:

    “El Islam presenta la imagen más brillante de su lengua y de su literatura (árabes, n.d.a.), y la parte más importante de su historia nacional es indisociable de él, porque el Islam en su esencia y en su verdad es un movimiento árabe que representa la renovación y la culminación de la realidad, porque descendió a su suelo y en su lengua, porque el apóstol (Mahoma) es árabe y los primeros héroes que lucharon por el Islam y lo hicieron triunfar fueron árabes, porque su visión de la realidad se identificaba con el espíritu árabe, las virtudes que fomentó eran virtudes árabes, implícitas o explícitas, y los defectos que fustigó eran defectos árabes en vías de desaparecer” 4 .
    Para Michel Aflaq el Islam se había regenerado en la época moderna en el nacionalismo árabe.
    En cualquier caso, pese a tales afirmaciones, el BAAS siempre ha sido sospechoso de laicismo para los movimientos islámicos, enfrentándose a los mismos en numerosas ocasiones.

    La búsqueda de un nacionalismo socialista le llevó a una neutralidad teórica en política exterior, no alineándose a las corrientes europeas.

    Michel Aflaq, ante occidente, se opone resueltamente, por ser sus potencias coloniales las que un día explotaron a los árabes, impidiendo su unidad. Tampoco se identificará con los países comunistas, pues el marxismo, su base ideológica, es contrario a los nacionalismos y, por ello, antiárabe.

    Ante el comunismo, Aflaq muestra un absoluto desacuerdo que concretará en tres aspectos:

    1. Frente al determinismo marxista, considera la revolución como un acto explosivo de libertad.
    2. Frente al internacionalismo proletario, afirma el nacionalismo árabe.
    3. Respecto al papel de la religión, Aflaq, en contra de lo afirmado por el marxismo, considera que moral y religión son valores fundamentales y eternos5.

    Ello le llevará a que el partido BAAS en los años 40 y 50 sea profundamente anticomunista. Después, ya en el poder, establecerá algunas alianzas temporales con partidos comunistas, siguiendo la política de Frente Nacional. Pero dado que occidente apoya tradicionalmente a Israel, en particular los Estados Unidos, Aflaq considerará ya en 1.956 como lógica la convergencia con la Unión Soviética, al coincidir en su lucha contra el Estado de Israel y precisar de apoyos exteriores en ese sentido.

    Ya en 1.971, Bitar analiza la situación del partido de forma muy crítica, afirmando que los jóvenes del mismo estudian al marxismo leninismo, no por convicción comunista, sino por la necesidad de una formación ideológica que el partido no había sido capaz de proporcionar6.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •