Página 14 de 21 PrimerPrimer 123456789101112131415161718192021 ÚltimoÚltimo
Resultados 131 al 140 de 207

Tema: La expulsión de los moriscos

  1. #131
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Mensajes
    6,055

    Predeterminado España perdió parte de su alma al expulsar a judíos y musulmanes

    Publicado en Extremadura hoy el 9-10-09

    http://www.hoy.es

    JORDI SAVALL
    «España perdió parte de su alma al expulsar a judíos y musulmanes»
    Esta tarde ofrece un concierto en el que une la tradición oriental y occidental dentro del programa del X Festival de Música Antigua de Cáceres
    C.N.N. | CÁCERES
    ImprimirEnviarRectificar 1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos0 votos0 Comentarios | Comparte esta noticia »
    EL CONCIERTO
    Auditorio San Francisco
    La cita: La formación Hisperión XXI ofrece un concierto en el que se mezclan piezas de los siglos XIII a XVI en los que se une oriente y occidente. 20,30 horas. 10 euros.
    «Sigo conservando la fe en que la música puede cambiar el mundo»
    Jordi Savall (Igualada, Barcelona, 1941) tiene una tremenda fe en que la música puede mejorar el mundo. Ni siquiera la terca realidad le hace apearse del sueño. El polivalente y ultralaureado músico (director, compositor e instrumentista) actúa esta tarde en Cáceres, dentro del Festival de Música Antigua Iberoamericana. Lo hace con la formación Hespèrion XXI, un proyecto que investiga e interpreta músicas remotas y que hace del eclectisimo su bandera. El programa establece un diálogo entre piezas árabes, bereberes y sefardíes o cristianas, interpretadas con instrumentos tradicionales como el rebab, la viella, o la lira de arco. Jordi Savall es un viejo amigo de Cáceres. En 2006 estrenó aquí una de sus obras, en un acto que sirvió para promocionar la candidatura a capital cultural.
    -De nuevo en Cáceres...
    -Es un placer visitar Cáceres y estar con este público.
    -El programa es una mezcolanza de estilos, ¿cómo se integran?
    -Es un espacio del diálogo y diversidad que había en esa época (del siglo XIII al XVI) entre las músicas cristianas, sefarditas y árabo- andaluzas y en torno al Mediterráneo. Es un programa que intenta explicar que con la música nos podemos entender.
    -Lleva toda la vida dedicado a recuperar y restaurar la música antigua, pero ¿cuál ha sido el proceso para elaborar este programa?
    -Es un programa que llevamos trabajando muchos años, que hemos experimentado en muchos lugares y que tiene las piezas más bellas del repertorio.
    -Usted escribe en el cuadernillo del festival que con la expulsión de moriscos y judíos se perdió mucha riqueza musical...
    -España perdió una parte de su alma, de su inteligencia y de su patrimonio cuando expulsó en 1492 a los judíos y en 1609 a todos los moriscos. Fueron dos momentos tremendamente injustos, dos momentos muy oscuros de nuestra historia.
    -¿Por qué se conservan tan pocos instrumentos antiguos?
    -Esa es la característica del mundo occidental. En el mundo oriental el laúd que se toca hoy en día tiene la misma forma que los de hace 1.000 años. Aquí hemos caído en esta especie de espejismo del progreso. Con el progreso hemos inventado cosas nuevas y hemos olvidado las antiguas. Es un patrimonio que podemos ver en pinturas y esculturas pero que se ha perdido y hay que construir o buscar en el mundo oriental.
    -Todo parece producto de dos formas de ver el mundo...
    -En el mundo occidental hemos evolucionado cambiando las cosas, y esa es una gran diferencia con el mundo oriental.
    -¿Dependemos demasiado de las tecnologías?
    -El progreso tiene un precio. Yo me acuerdo que cuando empecé a estudiar violonchelo a los 16 años todo el mundo me decía que me iba a morir de hambre. Todos los violonchelistas y músicos de Igualada se habían quedado en paro por el tocadiscos. La vida es así, pasó lo mismo con el textil, pero en lo esencial estamos viviendo un momento en el que nos apoyamos demasiado en la tecnología: un niño que apretando un botón puede tener todas las músicas del mundo no se va a pasar horas y horas rascando un instrumento.
    -¿Sigue conservando la fe en que el mundo puede cambiar gracias a la música?
    -Sí, sí. Absolutamente. Actualmente se utiliza más como un elemento decorativo que como objetivo de diálogo. Hoy sólo hace esto Barenboim y nosotros. Aquí hay músicos griegos, palestinos, turcos, iraquíes. Pero hay muy pocas ocasiones en las que vemos la música uniendo a los pueblos. Lo que se puede hacer en escala pequeña se puede hacer también a gran escala, ese es el sentido.
    -El festival de música antigua va para adelante, pero Cáceres carece de órganos históricos en funcionamiento. ¿Cómo animaría a las instituciones a que los reconstruyan?
    -Sólo diré una cosa muy sencilla: la riqueza de un pueblo no es la riqueza de su patrimonio, sino de su capacidad de valorarlo. No sirve de nada tener órganos si no se pueden tocar.
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

    ----------

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

  2. #132
    Fecha de Ingreso
    16 ene, 09
    Ubicación
    Chauen
    Mensajes
    34

    Predeterminado Pelicula sobre la expulsion de los moriscos

    Salam alaikom:

    Quiero poner en la parte dedicada a ls videos de webislam una pelicula marroqui muy interesante sobre la expulsion. Alguien sabe como lo puedo hacer?
    Gracias amigs

  3. #133
    Fecha de Ingreso
    29 sep, 08
    Ubicación
    La costa
    Mensajes
    365

    Predeterminado

    Cita Iniciado por generacion2007 Ver Mensaje
    Salam alaikom:

    Quiero poner en la parte dedicada a ls videos de webislam una pelicula marroqui muy interesante sobre la expulsion. Alguien sabe como lo puedo hacer?
    Gracias amigs
    Salam aleikun wa rahmatullahi wa barakatuhu

    Puedes decirselo a la administradora Maite, escríbele al privado.

    También puedes colgarlo aquí en el propio foro, además de en la página, no?

    Gracias

  4. #134
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado Apoya la Propuesta

    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

  5. #135
    Fecha de Ingreso
    12 ago, 09
    Ubicación
    tanger
    Mensajes
    18

    Predeterminado

    salam alikum
    eso es muy importante para corregir errores historiacos i i olvidar una pagina del pasado i para abrir nueva pagina hacia el futuro de los muslmanes espanlos en espana y colaboran en desarrlloyo dl pais como responsabilidad comun entre todos los espanoles

  6. #136
    Fecha de Ingreso
    04 abr, 10
    Mensajes
    113

    Predeterminado

    Yo en todo esto solo veo a un grupo de gente interesada en explotar hechos historicos para beneficiarse economicamente y politicamente jugando con el victimismo, tambien es una buena estrategia si lo que se quiere es despertar viejos odios y puestos a compensar desagravios pasados, tambien los moriscos deberian compensar a las familias de lso españoles que fueron hechos escalvos por los piratas berberiscos, solo por poner un ejemplo.

  7. #137
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Mensajes
    6,055

    Predeterminado

    El atropello de los moriscos es un dolor personal de muchos españoles de cualquier religión o sin ella, que sentimos como un árbol fue arrancado perversa y violentamente de sus raíces, como esta tierra hermosa que es España perdió a hijos muy queridos y fieles, por delirios de personas sin corazón ni mente.

    Conmemorar es un dolor por el que hay que pasar, porque hay dolores que de no sentirlos significan que uno está muerto. El dolor de lo que quedó atrás haya su contrpuesto y simultáneo en el de los que fueron echados de su patria, de su hogar, de sus patrias chicas, violento atropello que dio lugar ainfinidad de otras tragedias. Que haya quienes tengan apego a aquello que les arrancaron demuestra que la historia es otra cosa que manías de delirantes y enfermos de poder o de otras delirios.

    Sí que se conmemore el dolor, para que sigamos vivos. Que se abra nuestro corazón a todos los españoles que dejaron de serlo y de habitar SU tierra a su pesar. Ya se ha hecho, sino justicia, eso es imposible, si cierta conmemoración debida a nuestros hermanos sefardíes. Que se haga también a nuestros hermanos moriscos. Eso será justicia para todos, porque todos perdimos y mucho. Y quien lo mire con otros ojos... ellos se lo pierden. Como Cervantes, sintamos la gran satisfacción de compartir una tierra generosa, demasiado para la mezquindad de algunas mentes o almas enfermas.

    Y creamos en Dios Heredero de todo. Creamos que no hay dolor de pérdida que Dios no haya recogido en su Piedad, y que todo los amado se reencontrará en el gran Amor.

    Salaam
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

    ----------

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

  8. #138
    Fecha de Ingreso
    07 may, 10
    Ubicación
    Melilla
    Mensajes
    2

    Predeterminado El legado morisco

    Hay muchos y muy buenos libros publicados sobre "los moriscos". Fue una historia trágica que concluyó en 1609, pero se inció mucho antes, en 1492. La derrota, las incumplidas "Capitulaciones de Granada". Un Rey, Felipe IV, no respetó lo firmado por otro, Fernado de Aragón.
    Se perdió todo. Fueron exterminadas poblaciones enteras. Se destruyeron mezquitas, baños. Se eliminó el idioma, la cultura, se quemaron los libros árabes.
    Todo quedó borrado. Fue sistemático. Sólo nos llega el eco lejano de aquella tragedia. Queda algo, poco, pero hay que buscarlo. Ir detrás de ello y recuperar la memoria. El vestigio.
    Pero es un trabajo que exige sacrificio y gran resistencia y las fuerzas que se oponen parecen dormidas, pero están ahí, protegiendo aquello que no debe ser desvelado.
    Proteger siempre a aquellos que no pueden defenderse. Ser valientes y rectos para que Dios nos ame. Decir siempre la verdad aunque nos cueste la vida. No mostrar temor al enfrentarse al enemigo.

  9. #139
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado "Para muchas personas españolas, todavía moro o marrano son insultos"

    Entevista a Antonio Manuel Rodríguez Ramos, autor de "La Huella Morisca"

    Entrevistas - 13/10/2010 0:15 - Autor: R.C. Vicent - Fuente: Rebelion




    Antonio Manuel Rodríguez Ramos.


    — ¿Cómo comenzó tu preocupación o inquietud por este colectivo caído en el olvido como son los moriscos?
    — Yo nací a una manzana de la morería de mi pueblo, Almodóvar del Río (Córdoba). Nací 500 años después de la revuelta alpujarreña y justo 700 años después de una revuelta mudéjar que vació mi pueblo de musulmanes. Nada de eso aparece en los libros de historia. Tampoco en las guías turísticas. Fue un hecho crucial que determinó para siempre la idiosincrasia del lugar donde nací, y en el que he decidido libremente vivir y morir. Pero no me di cuenta de lo que significaba hasta que aprendí a mirar mis calles, las casas, los patios, las costumbres, las hablas, y a los vecinos y vecinas con los ojos del que ha resistido íntimamente una expropiación identitaria. Entonces me entendí a mí mismo. Y a buena parte de lo males que han asolado la península ibérica desde el último destierro o extrañamiento de los moriscos hispanos. Fue entonces cuando tomé conciencia de que la reivindicación de la memoria histórica no tiene fecha de caducidad desde la última Guerra Civil española, sino que es necesario remontarse más allá para entender sus causas y la maldición de sus consecuencias. La muerte física y mental de los descendientes de moriscos que decidieron permanecer en la península es exactamente la misma que padecieron los rojos durante y después de la última Guerra Civil. Igual que aquéllos, muchos tuvieron que cambiar sus nombres. Los hijos de mi abuelo, sin ir más lejos. Mi abuelo Antonio El Carbonero era anarquista. Y yo. Sé bien lo que digo.
    — Y te propusiste escribir un libro para...
    — Curar. La huella morisca tiene una finalidad terapéutica y política. Muchos y muchas de los que defendemos causas discriminatorias, somos incapaces de ver otras discriminaciones aceptadas o invisibles. Sin darnos cuenta, la memoria colectiva hispana extranjerizó todo aquello que se escribiera en árabe. Increíble. Y con ello hemos seguido el juego a la tesis aberrante del nacional-catolicismo español que justificó la reconquista de algo que jamás habían perdido. Para muchas personas españolas, todavía moro o marrano son insultos. Y la inmensa mayoría no sólo son incapaces de distinguir los conceptos árabe, musulmán, andalusí, mudéjar, morisco y moro. Lo peor es que los identificamos como extranjeros. Paradójicamente, quizá los llamen así los mismos que luchan contra las perversas leyes de extranjería. Por eso no estamos hablando de una reivindicación histórica de pasado, sino política de presente. Es necesario reconstruir la memoria colectiva de la península ibérica.
    — En tu libro argumentas el fracaso de la expulsión de los moriscos ¿En qué te basas?
    — La orden de expulsión de los moriscos, es decir, de aquellos descendientes de musulmanes andalusíes conversos al catolicismo, causó dos exilios. Uno exterior, hacia el norte de África, Sicilia, Grecia, y las Américas. Allí, las huellas de Al Andalus se conservan como en formol. Pero la orden de destierro provocó también un exilio interior. Íntimo. Piensa que estamos hablando del pueblo mismo como la principal víctima de la orden. La mayoría de los habitantes de la actual Andalucía, Extremadura, Algarbe, Levante, Aragón y Cataluña, eran descendientes de musulmanes. Se negaron a abandonar su patria. Su tierra. Y emigraron hacia los lugares más inaccesibles del interior y la costa. Otros muchos sufrieron una migración obligada y preventiva para evitar la revuelta alpujarreña, expandiéndose desde la Andalucía bética hasta la comarca maragata leonesa. Todos ellos sufrieron el trauma de la expulsión. Y el trauma de la persecución inquisitorial posterior. La vida les iba en no parecer judíos ni musulmanes. Pero las culturas sobreviven a las personas y no se derogan como las leyes, ni se olvidan de un día para otro. Muchas de las actitudes propias del din islámico se conservaron en la intimidad sin saber su origen. Y se generó a la vez una cultura genuina y auténtica de apariencia exagerada de antisemitismo e islamofobia que dio origen a la cultura más hispana. Desde los olés (Allah) hasta la Semana Santa, pasando por el consumo descomunal de vino y cerdo. El intento de exterminio de la diferencia fracasó porque hizo nacer la cultura de resistencia popular más diferente que existe.
    — Aún así, ¿no vencieron los poderes fácticos al conseguir que un pueblo olvidara hasta lo que quería olvidar?
    — Destruyeron la prueba. Los libros. Las piedras. Las personas. Convirtieron los minaretes en campanarios. Las morerías y juderías en los barrios con mayor número de nombres católicos en sus calles. Y expulsaron a la gente. O los quemaron vivos en sus plazas. Les prohibieron vestir como vestían. Hablar en su lengua madre. Y es cierto que olvidamos hasta el punto de creernos una historia oficial absolutamente increíble. Pero las huellas permanecen. Inconscientemente, es cierto. Aún así, durante cinco siglos el pueblo las mantuvo en el alma como quien guarda un tesoro. El peligro de desaparición es actual, producto de la homogeneización globalizadora. Con la misma legitimidad por la que luchamos codo con codo con los movimientos indigenistas en América, tenemos que luchar por evitar la desaparición de un modo concreto de entender la vida y que se halla incrustado en las vetas del alma jornalera del campo y del mar. Libertaria en definitiva. Éste esfuerzo de visualización explica la Candidatura al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia para los descendientes de moriscos-andalusíes. O la iniciativa legal para su equiparación jurídica con los sefardíes o los nacionales de países vinculados históricamente con España. Es una lucha por la diversidad cultural contra los movimientos uniformalizadores que hemos padecido a lo largo de la historia, y que ahora sufre el mayor ataque. Nuestros antepasados supieron conservar esta diversidad inconscientemente. Ahora nos toca a nosotros reivindicarla desde la conciencia.
    — ¿Qué tenemos los actuales moradores de Andalucía de moriscos?
    — Somos ellos. Somos moriscos. Somos hijos de su cultura que nació para resistir. El flamenco y lo flamenco son la huella más definitiva de nuestra ascendencia morisca y libertaria. Flamenco proviene de dos palabras en árabe dialectal: felah (campesino) y mencub (desahuciado, marginado, excluido, sin nada). Inicialmente, el flamenco era el desterrado y perseguido que decidió quedarse. El morisco. El gitano. El esclavo. El marrano… Y entre todos ellos crearon una manifestación artística tan popular como inasequible, tan auténtica como universal. En ella se condensa el dolor de la pérdida y la alegría de la resistencia. La bipolaridad de la esencia andaluza. Sin lugar a dudas, somos flamencos. Moriscos. Andaluces. Universales.
    Cronología
    1492. Rendición de Granada, en cuya capitulación se respetaba la religión islámica de sus habitantes. 1501-02. Pragmática del cardenal Cisneros dando a elegir a los musulmanes del reino de Castilla entre el exilio y la conversión: los mudéjares del Medioevo pasaron a ser así pura y simplemente a ser moriscos. 1516. Se les fuerza a abandonar su vestimenta y costumbres, aunque la medida queda en suspenso por espacio de diez años. 1562. Una junta compuesta de eclesiásticos, juristas y miembros del Santo Oficio prohíbe a los granadinos el uso de la lengua árabe 1569-70. Rebelión de las Alpujarras y guerras de Granada. Los moriscos alpujarreños son reasentados y dispersados por tierras de Castilla-La Vieja. 1609: El duque de Lerma firma la expulsión de los moriscos de todos los reinos de España. 2006: Declaración de Chauen, reclamando para andalusíes el mismo trato jurídico que a los sefardíes, recogido por el Parlamento andaluz. 2010: Propuesta de Candidatura al Premio Principe de Asturias de la Concordia para el pueblo morisco.

    Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/Par...espanolas.html
    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

  10. #140
    Fecha de Ingreso
    16 ene, 09
    Ubicación
    Chauen
    Mensajes
    34

    Predeterminado

    Enlace para que veais sinopsis de una pelicula mia sobre los descendientes de los moriscos en el Norte de Marruecos. Esta pelicula titulada la Llave, en alusion de la llave que trajeron con ellos los moriscos cuando fueron expulsados, pone de relieve que la expulsion no pudo acabar asi brutalmente con los moriscos, sino que sus descendientes siguen viviendo y guardando las misms costumbres, modos de vida y la llave que trajeron con ellos sus antepasados hace 400.
    http://www.webislam.com/?idv=2223

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •