Página 14 de 23 PrimerPrimer 1234567891011121314151617181920212223 ÚltimoÚltimo
Resultados 131 al 140 de 225

Tema: ¿fue jesús dios o hijo de dios?

  1. #131
    Fecha de Ingreso
    14 dic, 11
    Ubicación
    España
    Mensajes
    173

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Yuzu Ver Mensaje
    ¿Como puede la sangre de un inocente salvarnos de nuestros pecados? ¿Por qué Dios necesita matar a un inocente para perdonarnos? ¿No pudo simplemente decir: los perdono sin necesidad de matar a alguien ¿Acaso no tenía el poder de hacerlo? La doctrina de la expiación de los pecados es contraria a las mismas enseñanzas de Jesús como lo demuestra la oración que enseñó a sus discípulos.

    Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben.”(Lucas 11:4).

    ¿Como perdonamos a nuestros deudores? ¿Les pedimos algo a cambio para perdonarles la deuda? Claro que no. Dios nos pide que perdonemos a nuestros deudores sin pedirles nada a cambio. De la misma forma Dios no pide el sacrificio de un inocente para perdonarnos.

    Castigar a la humanidad por el pecado que supuestamente venimos arrastrando desde Adán no tiene nada que ver con un Dios justo y misericordioso. Ni si diga expiar ese pecado con la muerte de un inocente. Si yo robara un banco y mi padre se ofreciera voluntariamente a pagar mi sentencia, no existiría justicia, incluso si él estuviera totalmente dispuesto. Castigar a los inocentes por los pecados de los culpables o aceptar el castigo de los inocentes como expiación por la conducta de los culpables no tiene nada que ver con la justicia, sin importar quién esté dispuesto. Ni siquiera es venganza, pues los culpables quedan intactos. Es sed de sangre por el mero gusto de la sangre. Es como si alguien matara a mi esposa durante la noche y yo fuera inmediatamente a matar al primer transeúnte.

    "Quizás carezco de piedad o de algún instinto básico, pero sé que no soy el único en creer que la idea de la muerte de Jesús como expiación por los pecados de toda la humanidad es por un lado desconcertante, y por el otro moralmente repugnante. Jesús nunca dijo de acuerdo a mi conocimiento, que el perdón de Dios pudiera solamente ser garantizado “después” o “debido a” la cruz.”( Tom Harpur, For Christ’s Sake, p.75).

    Libro de Job

    Respondió Jehová y dijo:
    Cíñete ahora como varón tus lomos;
    Yo te preguntaré, y tú me responderás.
    ¿Invalidarás tú también mi juicio?
    ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?

    ¿Tienes tú un brazo como el de Dios?
    ¿Y truenas con voz como la suya?
    ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?
    Házmelo saber, si tienes inteligencia.
    ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes?
    ¿O quién extendió sobre ella cordel?
    ¿Sobre qué están fundadas sus bases?
    ¿O quién puso su piedra angular,
    Cuando alababan todas las estrellas del alba,
    Y se regocijaban todos los hijos de Dios?
    ¿Quién encerró con puertas el mar,
    Cuando se derramaba saliéndose de su seno,
    Cuando puse yo nubes por vestidura suya,
    Y por su faja oscuridad,
    Y establecí sobre él mi decreto,
    Le puse puertas y cerrojo,
    Y dije: Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante,
    Y ahí parará el orgullo de tus olas?
    ¿Has mandado tú a la mañana en tus días?
    ¿Has mostrado al alba su lugar,
    Para que ocupe los fines de la tierra,
    Y para que sean sacudidos de ella los impíos?


    ¿has probado a preguntarle a Dios en vez de a Tom Harpur? no se, a lo mejor él tiene algo que decir sobre todo esto...

  2. #132
    Fecha de Ingreso
    25 dic, 09
    Mensajes
    43

    Predeterminado

    Cita Iniciado por emma Ver Mensaje
    Hola fatima, he pensado una cosa, que no hay mejor explicación que esta:

    1:1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
    1:2 Este era en el principio con Dios.
    1:3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.
    1:4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
    1:5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

    1:6 Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.
    1:7 Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.
    1:8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.
    1:9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.
    1:10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.
    1:11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

    1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
    1:13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.
    1:14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

    1:15 Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.
    1:16 Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.
    1:17 Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
    1:18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

    1:29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
    1:30 Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo.
    1:31 Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua.
    1:32 También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él.
    1:33 Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.
    1:34 Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.

    1:35 El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos.
    1:36 Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.
    1:37 Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús.
    1:38 Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?
    1:39 Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima.
    1:47 Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño.
    1:48 Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.
    1:49 Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.

    Dice también la Biblia:

    1:1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,
    1:2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;
    1:3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,
    1:4 hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.

    1:5 Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás:
    Mi Hijo eres tú,
    Yo te he engendrado hoy,
    y otra vez:
    Yo seré a él Padre,
    Y él me será a mí hijo?

    y de Abraham podemos leer en Romanos:
    4:1 ¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne?
    4:2 Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios.
    4:3 Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia.
    4:4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda;
    4:5 mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.
    4:6 Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras,
    4:7 diciendo:
    Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas,
    Y cuyos pecados son cubiertos.
    4:8 Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.
    4:13 Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe.
    4:14 Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa.
    4:15 Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión.
    4:16 Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros.

    4:17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen.
    4:18 El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia.
    4:19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara.
    4:20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,
    4:21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido;
    4:22 por lo cual también su fe le fue contada por justicia.

    en cuanto a la vuelta de Jesus:

    1:9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.
    1:10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,
    1:11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.


    tambien dijo Jesús como sería su vuelta:

    Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.
    Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.


    Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.

    Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,
    y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartarálos unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.
    Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.



    Sobre el pecado:

    Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido.
    1:5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.
    1:6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad;
    1:7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.
    1:8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.
    1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
    1:10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.


    El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

    Y dijo Jesús, si no os arrepentís todos morireis igualmente (lucas 13:5) porque dice: la paga del pecado es la muerte


    en resumen:

    Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.(romanos 10:9)

    Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientanpor cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos. (hechos 17:30)

    porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. (romanos 10:13)



    bueno, espero haber sido de ayuda... un saludo.

    Salam herman@s:
    Hola Emma, no entiendo nada, lo siento.
    Me lo podrias explicar mas claro, con un lenguaje mas coloquial.
    Gracias hermana.

  3. #133
    Fecha de Ingreso
    05 may, 11
    Ubicación
    España
    Mensajes
    584

    Predeterminado

    Cita Iniciado por emma Ver Mensaje
    Libro de Job

    Respondió Jehová y dijo:
    Cíñete ahora como varón tus lomos;
    Yo te preguntaré, y tú me responderás.
    ¿Invalidarás tú también mi juicio?
    ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?
    ¿Tienes tú un brazo como el de Dios?

    ¿Y truenas con voz como la suya?
    ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?
    Házmelo saber, si tienes inteligencia.
    ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes?
    ¿O quién extendió sobre ella cordel?
    ¿Sobre qué están fundadas sus bases?
    ¿O quién puso su piedra angular,
    Cuando alababan todas las estrellas del alba,
    Y se regocijaban todos los hijos de Dios?
    ¿Quién encerró con puertas el mar,
    Cuando se derramaba saliéndose de su seno,
    Cuando puse yo nubes por vestidura suya,
    Y por su faja oscuridad,
    Y establecí sobre él mi decreto,
    Le puse puertas y cerrojo,
    Y dije: Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante,
    Y ahí parará el orgullo de tus olas?
    ¿Has mandado tú a la mañana en tus días?
    ¿Has mostrado al alba su lugar,
    Para que ocupe los fines de la tierra,
    Y para que sean sacudidos de ella los impíos?


    ¿has probado a preguntarle a Dios en vez de a Tom Harpur? no se, a lo mejor él tiene algo que decir sobre todo esto...
    Qué buena emma! Te he añadido una frase en negrita respecto de tu formato original, porque fíjate que el Señor también le habló al profeta Isaías sobre su Hijo así:

    "¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?"

    Entonces:

    ¿Invalidarás tú también mi juicio?

    O de otro modo, ¿quién dirá que cuando Él hiciere juicio contra nosotros, no lo hará justamente? ¿Alguien se atreve a proferir esa acusación contra Dios?.

    Pero no sólo dice eso, sino que proféticamente también advierte de que:

    - “El juicio de Dios” (más adelante espero que se entienda a qué se refiere con esto), no será tenido como válido por los hombres. Pero, ¿qué significa “el juicio de Dios”? Dios anuncia aquí lo que más tarde aconteció: “a los suyos vino, y los suyos no le recibieron”. Los sacerdotes judíos no creyeron que “el juicio de Dios” viniese de Dios, que él fuese la verdad de Dios. Estaban obstinados y no lo podían dar como válido. Ellos creían en otro tipo de “juicio de Dios”, desde luego, no uno que viene de Nazaret, como se decía: “¿Acaso de Nazaret puede salir algo bueno?”

    - Los hombres verían como “innecesario” “el juicio de Dios”. Es decir, que el hombre no creería que el sacrificio de Cristo fuese necesario para el perdón de pecados, “invalidando” así, la justicia de Dios, y su acción para cumplirla, la cual llama “el juicio de Dios”.

    ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?

    Si bien podemos pensar que a veces pretendemos "condenar" la justicia y el juicio de Dios para salir nosotros "justificados" según nuestra propia opinión, también hay aquí profecía, pues anunciaba lo que iba a acontecer, diciendo: "¿Me condenarás a mí, para justificarte a ti?". Efectivamente es lo que sucedió. Dios anunciaba que él llevaría la condenación (dice: Me condenarás -nuestra culpa), cumpliendo todo lo establecido en su Ley (dice: para justificarte), pues si no cumpliese no podría nadie ser justificado. Aclara que Él mismo (dice: me condenarás a mí) lo hará.

    Pero no es menos importante lo que justo después dice:

    ¿Tienes tú un brazo como el de Dios?

    Después de aclarar que ningún hombre por muchos argumentos que tenga podrá disputar contra Dios y opinar sobre su Justicia, y es más, de advertirnos que seremos nosotros los que lo condenemos para recibir justificación, Dios dice:

    “Acaso tienes tu un brazo como el de Dios?” Pero, ¿a quién se está refiriendo, sino a Cristo? Es Cristo el brazo de Dios. Aclara que no hay en otro salvación, y que por nuestras propias justicias no seremos justificados, pues dice: “acaso tú tienes”, dando a entender que, efectivamente, nadie más, sino solamente Dios, tiene el brazo de Dios.

    Y es el brazo de Dios, “el juicio de Dios”, la acción de Dios que cumple a raja tabla con la Justicia de Dios, es decir, Jesucristo. "¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?"


    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------


    Alguno dice que no es justo que muera un hombre justo por los injustos. La realidad es que ése justo llevó nuestro pecado en la cruz, haciéndose injusto, por nosotros. Debemos entender que en la cruz de Cristo, estábamos todos nosotros, no él, pero la realidad física, fue que sólo él fue a la cruz. El que murió en la cruz, de alguna manera había sido hecho pecado, como dice la Escritura:

    "Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él."

    Luego, no murió un justo, sino un injusto. ¿Diremos que Jesús fue injusto? No, sino que Dios lo hizo injusto por nuestra causa, ya que sufrió el pago él, y no nosotros.

    Alguno dice que Dios puede redimirnos él solo, no es necesario que haga pagar a nadie. Bueno, en realidad lo que dice es más cierto de lo que cree. Porque efectivamente, es Dios el que nos perdona sin necesidad de otro fuera de Él. El que lea que entienda, porque Dios dice simplemente: "el que crea en mí (en Jesucristo), aunque esté muerto, vivirá". No en otro, sino en él mismo.

    “El que cree en mí, no cree en mí, sino en Aquel que me envió.”

  4. #134
    Fecha de Ingreso
    25 may, 10
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    580

    Predeterminado

    Hermanos y Hermanas en la fe de Allah, podriamos seguir discutiendo y debatiendo dar mil vueltas al asunto, pero hermanos y hermanas en la fe de Allah hace falta que discutamos tanto lo que nosotros los creyentes en la fe de Allah sabemos que es verdad mediante las revelaciones de Allah el compasivo, Allah ya nos avisa de que abra gente que quera que aceptemos lo que ellos creen que es sierto, apartandonos de la via recta y del mensaje verdadero de Allah.

  5. #135
    Fecha de Ingreso
    25 may, 10
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    580

    Predeterminado

    JESÚS

    Jesús, las bendiciones y paz de Alah sean con él, es encarecidamente amado por todos los musulmanes, ya que él es uno de los grandes mensajeros y él es una de las creaciones más amadas por Alah. Jesús no tiene padre; él fue creado dentro de su madre, María, la mujer elegida sobre todas las mujeres.

    Por la voluntad de Alah, Jesús hizo muchos milagros y obedeció a Alah en todo. Jesús solo habló la verdad y sus seguidores fueron musulmanes. Jesús nunca dijo que él era Alah, o "El hijo de Alah ", o que sus seguidores tenían que rezarle a él o a alguien mas que a Alah. Jesús es un hombre, pero no tiene padre; Adam fue un hombre pero no tuvo ni padre ni madre. El Qur'an nos dice que los Judíos no crucificaron a Jesús como algunos creen. Él no fué crucificado. Por la voluntad Alah, Jesús fue subido de la tierra. Jesús esta vivo en el segundo cielo. Alah enviará a Jesús de regreso a la tierra antes del día del juicio. Jesús testificará que el Islam es la fe verdadera y que el Profeta Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, es el último mensajero. El seguirá las leyes que Alah le dio a Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, y matará al impostor tuerto.

  6. #136
    Fecha de Ingreso
    27 nov, 08
    Mensajes
    264

    Predeterminado

    Cita Iniciado por emma Ver Mensaje
    Libro de Job

    Respondió Jehová y dijo:
    Cíñete ahora como varón tus lomos;
    Yo te preguntaré, y tú me responderás.
    ¿Invalidarás tú también mi juicio?
    ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?

    ¿Tienes tú un brazo como el de Dios?
    ¿Y truenas con voz como la suya?
    ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?
    Házmelo saber, si tienes inteligencia.
    ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes?
    ¿O quién extendió sobre ella cordel?
    ¿Sobre qué están fundadas sus bases?
    ¿O quién puso su piedra angular,
    Cuando alababan todas las estrellas del alba,
    Y se regocijaban todos los hijos de Dios?
    ¿Quién encerró con puertas el mar,
    Cuando se derramaba saliéndose de su seno,
    Cuando puse yo nubes por vestidura suya,
    Y por su faja oscuridad,
    Y establecí sobre él mi decreto,
    Le puse puertas y cerrojo,
    Y dije: Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante,
    Y ahí parará el orgullo de tus olas?
    ¿Has mandado tú a la mañana en tus días?
    ¿Has mostrado al alba su lugar,
    Para que ocupe los fines de la tierra,
    Y para que sean sacudidos de ella los impíos?


    ¿has probado a preguntarle a Dios en vez de a Tom Harpur? no se, a lo mejor él tiene algo que decir sobre todo esto...

    ¿Y que dice Dios sobre esa doctrina? ¿Donde encontramos la doctrina de la expiación. Lo que citas no tiene nada que ver con esa doctrina. ¿por qué recurres a citar versículos que no se relacionana con el tema de la expiación? Dime ¿en qué parte del Viejo Testamento viene esa doctrina que no es mas que una copia burda de cultos paganos mistéricos muy comunes en el antiguo imperio romano, como el culto a Mitra.

    La doctrina de la expiación es un invento de Pablo el hombre que se jactaba afirmando que su evangelio no lo escuchó de ningún hombre, ni de los discípulos, mucho menos del Jesús terrenal. Sus palabras que los cristianos las toman como inspiradas por Dios no son mas que sus opiniones que contradicen en mucho la enseñanza original de Jesús y de los apóstoles.

  7. #137
    Fecha de Ingreso
    09 oct, 11
    Ubicación
    españa
    Mensajes
    629

    Predeterminado

    Madre del amor hermoso
    Cuanta ignorancia todavia,mira JESUS no hablaba de religiones sino de comportamientos,su mensaje era para todos.
    Mira hay una cosa que me gusta de los musulmanes y es el respeto que teneis a alguien que no es de vuestra religion,eso os honra,pero lo que es entender a JESUS como que aun hay mucha gente que no se a enterado de nada,saludos

  8. #138
    Fecha de Ingreso
    27 nov, 08
    Mensajes
    264

    Predeterminado

    Cita Iniciado por yolanda Ver Mensaje
    Madre del amor hermoso
    Cuanta ignorancia todavia,mira JESUS no hablaba de religiones sino de comportamientos,su mensaje era para todos.
    Mira hay una cosa que me gusta de los musulmanes y es el respeto que teneis a alguien que no es de vuestra religion,eso os honra,pero lo que es entender a JESUS como que aun hay mucha gente que no se a enterado de nada,saludos
    Te sales por la tangente sin reponder mi pregunta. ¿Donde encontramos en el Viejo Testamento la doctrina de la expiación de los pecados por el sacrificio de un hombre?

  9. #139
    Fecha de Ingreso
    09 oct, 11
    Ubicación
    españa
    Mensajes
    629

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Yuzu Ver Mensaje
    Te sales por la tangente sin reponder mi pregunta. ¿Donde encontramos en el Viejo Testamento la doctrina de la expiación de los pecados por el sacrificio de un hombre?
    yuzu,no te contestaba a ti sino a abderraiman jeje tu mensaje me gusta pero las barbaridades que a dicho abderraiman son para morirse,saludos

  10. #140
    Fecha de Ingreso
    14 dic, 11
    Ubicación
    España
    Mensajes
    173

    Predeterminado

    Cita Iniciado por fatima81 Ver Mensaje
    Salam herman@s:
    Hola Emma, no entiendo nada, lo siento.
    Me lo podrias explicar mas claro, con un lenguaje mas coloquial.
    Gracias hermana.
    Bueno, creí que te gustaría saber qué dice la Biblia sobre Jesús en vez de lo que puedo decirte yo,pero bien, bien. Veamos...

    quien es Jesús para los cristianos? Dios, el hijo de Dios? Abraham quién era?
    Bien, como dice Juan 1 (el fragmento que te puse arriba), la Biblia dice Jesús ha existido por la eternidad porque Jesús estaba con Dios y Jesús era Dios.
    Jesús mismo dijo que él y el padre eran uno muchas veces, por ejemplo:
    Yo y el Padre uno somos. (Juan 10:30)
    Y también dijo ser el Hijo de Dios, por ejemplo:
    El sumo sacerdote le volvió a preguntar, y le dijo: ¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito? Y Jesús le dijo: Yo soy. (Mateo 13)

    Jesús, para los cristianos, debe ser el único camino al padre (Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.(Hch 4.12)).
    Es el que nos limpia (El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo (Jn 1.29-30)).
    Es aquel en cuyo nombre recibimos el poder de Dios, esto es el Espíritu Santo (Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo (Mr 1.8))

    La vida de Abraham se cuenta en Genesis. Abraham es un descendiente de Sem e hijo de Taré, de quien nacerían más adelante la nación judía, de los ismaelitas y de otras tribus árabes. Los judíos y los musulmanes (y un sin fin de pequeños grupos como los samaritanos, por ejemplo) le reconocen como patriarca carnal. Los cristianos le reconocemos como uno de lo heróes de fe. Abraham dejó a un lado el políteismo de sus padres (como dice Josue 24:2) y siguió el mandato del único Dios que le había hablado, al que obedeció sin saber a dónde iba.

    Espero que lo hayas entendido, aunque, bueno, lo importante es, como abraham, creer a Dios... no me imagino a Abraham pidiendole a Dios un plano de ruta y una fotografía de la parcela donde iba a vivir en canaan para creerle. Simplemente creyó, y después de creer lo llegó a ver.

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •