Página 14 de 26 PrimerPrimer 1234567891011121314151617181920212223242526 ÚltimoÚltimo
Resultados 131 al 140 de 259

Tema: Gadafi en la encrucijada

  1. #131
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Badr Ver Mensaje
    Libia: preparativos de guerra
    Al tiempo que Sarkozy clamaba por bombardeos selectivos para evitar que Kadhafi ataque a su pueblo con “armas químicas”, Francia y Reino Unido, avanzadilla de las posiciones de EE.UU. en Europa han reconocido ayer al Consejo Nacional Libio de Transición (CNLT) integrado fundamentalmente por el FNSL y por la UCL que pretende restaurar la monarquía. Este “gobierno provisional” con sede en Bengasi está así mismo clamando por una intervención militar de la OTAN. ¿Es legítimo hacer paralelismos entre esta “oposición” y las revueltas populares en Tunez, Egipto y demás países árabes? ¿Alguien les ha oído reclama una intervención militar?
    ¿Sarkozy clamó por bombardeos selectivos contra Isra-hell para evitar que los sionazis
    masacraran palestinos en la operación Plomo Fundido?

    Un saludo

    Jorge Aldao

  2. #132
    Fecha de Ingreso
    23 feb, 11
    Mensajes
    1,073

    Predeterminado

    Cuanta hipocresía hay en el mundo!! Qué rabia!! Y la gente del mundo lo aguantan todo sin protestar. Hay tantas distracciones. El mundo está anestesiado.

  3. #133
    Fecha de Ingreso
    23 feb, 11
    Mensajes
    1,073

    Predeterminado Agressión contra Libia

    Ya ha empezado!! Ya bombardean. A partir de hoy el mundo es un lugar peor.
    Esos malditos cabrones de la OTAN ya han iniciado su agressión contra Libia. Les deseo un desastre como el que ha encontrado la OTAN en Afganistán, y como el que ha encontrado Estados Unidos y algunos de sus aliados en Irak. Si se atreven a atacar Libia, los libios deberían plantearse un ataque directo a objetivos militares, políticos y económicos en territorio de paises de la OTAN. Hay que escarmentar a esos monstruos. Hay que martirizarles hasta que no se atrevan a agredir nunca más ningún pais.

  4. #134
    Fecha de Ingreso
    03 oct, 08
    Ubicación
    Uruguay
    Mensajes
    1,758

    Predeterminado

    Además de coincidir con ustedes, hay algo que no entiendo, porque están bombardeando misiles tierra aire, si los rebeldes no tienen aviones ? No es para proteger a los civiles ?

    Si se siente mucha impotencia, mucha rabia, más escuchando que las resoluciones de la onu no se cuestionan, se cumplen. Pa unos si pa otros no.

    Salams

  5. #135
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Cynara Ver Mensaje
    Además de coincidir con ustedes, hay algo que no entiendo, porque están bombardeando misiles tierra aire, si los rebeldes no tienen aviones ? No es para proteger a los civiles ?
    Si se siente mucha impotencia, mucha rabia, más escuchando que las resoluciones de la onu no se cuestionan, se cumplen. Pa unos si pa otros no.
    Salams
    Cynara... Salam..

    La Incivilización Occidental está bombardeando las instalaciones de misiles antiaéreos para que, con estos misiles, los libios "no les bajen los aviones a los yanquis y europeos" cuando comiencen a atacar a las tropas de tierra libias".
    Y el hijo del mal padre de Obama dijo que no mandarán soldados yanquis... total, en todo el mundo (y especialmente en la castigada África) hay cientos de miles de desesperados o psicópatas dispuestos a convertirse en mercenarios.
    Esto me parece que terminará en una guerra civil que involucrará a muchos países africanos.

    Que mundo de porquería estamos haciendo....

    Un saludo

    Jorge Aldao

  6. #136
    Fecha de Ingreso
    30 jul, 10
    Mensajes
    701

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Jorge Aldao Ver Mensaje
    Cynara... Salam..

    La Incivilización Occidental está bombardeando las instalaciones de misiles antiaéreos para que, con estos misiles, los libios "no les bajen los aviones a los yanquis y europeos" cuando comiencen a atacar a las tropas de tierra libias".
    Y el hijo del mal padre de Obama dijo que no mandarán soldados yanquis... total, en todo el mundo (y especialmente en la castigada África) hay cientos de miles de desesperados o psicópatas dispuestos a convertirse en mercenarios.
    Esto me parece que terminará en una guerra civil que involucrará a muchos países africanos.

    Que mundo de porquería estamos haciendo....

    Un saludo

    Jorge Aldao
    Saludos

    Si calificas de hijo de mal padre a Obama, ?como calificarias a Gadafi, o a Chavez o a cualquiera de los dictadores o pseudo dictadores que oprimen a sus pueblos mientras que ellos se enriquecen, y tienen sumidos en la miseria a sus paises?
    Por favor, un poco mas de equidad en los juicios, y un mucho mas de respeto a las personas y al foro.

    Hay ciertas opiniones que deberian omitirse, por el bien de todos. !Y que desde luego califiacan a quien las emite! Hay juicios de valor, que no se tienen de pie, y que seguramente no se atreveria a decirlo personalmente, pero si amparado por la impunidad que da el anonimato de un foro.

    Saludos.

  7. #137
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Mensajes
    6,055

    Predeterminado

    Pues vaya.

    ¿No ha estado calificando aquí todo bicho viviente de la forma que le ha dado la gana a quien le ha dado la gana incluidos a algunos de esos que nombras tú, durruti, y tú no has dicho ni mu. Y ahora, cuando se califica a alguien que está a la cabeza (al menos aparente) de un imperio que está asolando países enteros y que está llevando al suyo propio por el camino de la miseria y la opresión. resulta que sales en su defensa con aires morales...
    Por favor, defiende al jefe supremo (aparente) de la alianza imperial invasora como te dé la gana, pero ahórranos los aires de moralidad, que el emperador no tiene traje y lo que sí resulta claro es que para ti parecer que los hay insultables y no insultables. No sé si eso se deriva a que en tu película los unos son los malos y los otros los buenos y entonces insultar a estos, hagan lo que hagan y por muchos indios que se carguen, es pecado de leso hollywood, mucho más grave por supuesto que bombardear un país indefenso de vuelta a la edad de piedra.

    Insultar por lo demás se puede hacer con muy buenas palabras, y quienes juzgan a pecadores parecen maestros en hacerlo.

    Lo cierto es que nos vemos ante una nueva edición del martirio del Iraq, pero lo que da pena es Obama, que desde luego ajeno a esa nueva edición de la pesadilla no es, y resulta que el malo es Jorge, porque se le olvidó añadir la coletilla de rigor "su madre será una santa, pero él..."

    Pero claro, es de los buenos y los buenos son los buenos, no como esos Espectra, Goldfinger y Dr. Nos que nos sirven en las cajas tontas de todo el mundo y los cuentos de hadas y brujas de la misma fábrica. De esos si se puede decir de todo, se sepa o no se sepa y a bulto, porque la iglesia esa anónima del cosmos hollywoodiano que nos dice lo que tenemos que opinar, ya nos ha dicho que son los monstruos y sanseacabó. Menos mal que después de muertos, todos vamos a estar en las mismas condiciones, y finalmente cada vez nos queda menos para alcanzar esa condición, si no, sería para preocuparse (más todavía).

    ¡Hombre, puestos ya podríamos empezar a hacer colectas para los soldaditos españoles que vayan a servir al Imperio, no sea que a éste un día se le olvide pagarles, como son de usar y tirar... Aunque más bien creo no hará falta, que la contribución al santo imperio y sus batallas se nos cobrará directamente por doña Hacienda Pública. Pero adonde no deben ir los soldaditos españoles en ningún caso es a defender a los pobres palestinos. Eso está prohibidísimo, porque el malo que los tortura a ellos no es malo conforme a los cánones de hollywood. Malos son esos, Qadhafi o Chávez... y por eso hay que redimir a bombazos y con centenares de buques de guerra de todos los países y centenares de bombarderos de todos los países al pobre pueblo libio, porque los medios de propaganda imperiales nos han dicho que Qadhafi es muy malo, vamos que es "el malo" y que además su caballito es el caballo del malo y por tanto no hay peligro en atacarlo verbalmente y con las bombas que apetezca y si hay colaterale, que ya por lo visto van varios hospitales, pues que les den, que ellos no son de hollywood.

    Bueno, contentos, que también Turquía se suma a los buenos. Supongo que con el fervor general no estar entre los buenos puede señalarle a uno de manera perjudicial.

    Pero hay más buenas noticias, Qatar, ese nido certificado de agentes sionistas en el golfo y sede del magistral (hay que reconocer que lo es Al-jazira) y del no menos magistral Ulema AlQaradawi, y aprovechando que todos miran para otro lado, también es muy bueno, tan bueno como Arabia Saudí y envía tropas a Bahrein...

    En fin, se acabó el recreo, se acabó aquella época en que había dos bandos y alguien tenía que demostrar de alguna manera que era mejor que el otro. Ahora solo hay un bando y en frente lo que se resiste a ese bando, y que por supuesto nunca llegará a bando.

    ¡A morir por Dios! o más exactamente dicho a por por Satanás, o mejor dicho, a dejarse matar por Satanás. Eso es lo que hay y en este colmao no se sirve otra cosa.

    Enhorabuena humanidad, se acerca la era de la luces (apagadas), que para eso ha habido el superterremoto con tsunami, que no es motivo de alarma, pero sí ha dado ocasión para que nos digan también que la energía nuclear es pecado y que por tanto, a partir de ahora a oscuras... Ya, ya, exagero, pero al paso que vamos, bien prontito seguro que ya no exagero nada.

    En fin, como ponía el mejor poeta de todos los tiempos como estos, Espronceda, en su introducción al Canto a Teresa:


    Bueno es el mundo. ¡Bueno! ¡Bueno!
    ¡Bueno como de Dios al fin obra maestra,
    por todas partes de delicias lleno,
    de que Dios ama al hombre, hermosa muestra!
    ¡Salga la voz, alegre, de mi seno,
    a celebrar esta vivienda nuestra!
    ¡Paz a los hombres! ¡Gloria en las alturas!
    ¡Cantad en vuestra jaula, criaturas!!
    (María, por don Miguel
    de los Santos Álvarez)

    Creo que voy a poner el canto entero. Es lo que piden las circunstancias y el estado de ánimo:


    ¿Por qué volvéis a la memoria mía,
    Tristes recuerdos del placer perdido,
    A aumentar la ansiedad y la agonía
    De este desierto corazón herido?
    ¡Ay! que de aquellas horas de alegría
    Le quedó al corazon sólo un gemido,
    Y el llanto que al dolor los ojos niegan
    Lágrimas son de hiel que el alma anegan.

    ¿Dónde volaron ¡ay! aquellas horas
    De juventud, de amor y de ventura,
    Regaladas de músicas sonoras,
    Adornadas de luz de hermosura?
    Imágenes de oro bullidoras.
    Sus alas de carmín y nieve pura,
    Al sol de mi esperanza desplegando,
    Pasaban ¡ay! a mi alredor cantando.

    Gorjeaban los dulces ruiseñores,
    El sol iluminaba mi alegría,
    El aura susurraba entre las flores,
    El bosque mansamente respondía,
    Las fuentes murmuraban sus amores. . .
    ¡Ilusiones que llora el alma mía!
    ¡Oh! ¡cuán süave resonó en mi oído
    El bullicio del mundo y su ruido!

    Mi vida entonces, cual guerrera nave
    Que el puerto deja por la vez primera,
    Y al soplo de los céfiros süave
    Orgullosa despliega su bandera,
    Y al mar dejando que a sus pies alabe
    Su triunfo en roncos cantos, va velera,
    Una ola tras otra bramadora
    Hollando y dividiendo vencedora.

    ¡Ay! en el mar del mundo, en ansia ardiente
    De amor volaba; el sol de la mañana
    Llevaba yo sobre mi tersa frente,
    Y el alma pura de su dicha ufana:
    Dentro de ella el amor, cual rica fuente
    Que entre frescuras y arboledas mana.
    Brotaba entonces abundante río
    De ilusiones y dulce desvarío.

    Yo amaba todo: un noble sentimiento
    Exaltaba mi ánimo, y sentía
    En mi pecho un secreto movimiento,
    De grandes hechos generoso guía:
    La libertad con su inmortal aliento,
    Santa diosa, mi espíritu encendía,
    Contino imaginando en mi fe pura
    Sueños de gloria al mundo y de ventura.

    El puñal de Catón, la adusta frente
    Del noble Bruto, la constancia fiera
    Y el arrojo de Scévola valiente,
    La doctrina de Sócrates severa,
    La voz atronadora y elocuente
    Del orador de Atenas, la bandera
    Contra el tirano Macedonio alzando,
    Y al espantado pueblo arrebatando:

    El valor y la fe del caballero,
    Del trovador el arpa y los cantares,
    Del gótico castillo el altanero
    Antiguo torreón, do sus pesares
    Cantó tal vez con eco lastimero,
    ¡Ay! arrancada de sus patrios lares,
    Joven cautiva, al rayo de la luna,
    Lamentando su ausencia y su fortuna:

    El dulce anhelo del amor que aguarda,
    Tal vez inquieto y con mortal recelo;
    La forma bella que cruzó gallarda,
    Allá en la noche, entre medroso velo;
    La ansiada cita que en llegar se tarda
    Al impaciente y amoroso anhelo,
    La mujer y la voz de su dulzura,
    Que inspira al alma celestial ternura:

    A un tiempo mismo en rápida tormenta
    Mi alma alborotada de contino,
    Cual las olas que azota con violenta
    Cólera impetüoso torbellino:
    Soñaba al héroe ya, la plebe atenta
    En mi voz escuchaba su destino;
    Ya al caballero, al trovador soñaba,
    Y de gloria y de amores suspiraba.

    Hay una voz secreta, un dulce canto,
    Que el alma sólo recogida entiende,
    Un sentimiento misterioso y santo,
    Que del barro al espíritu desprende;
    Agreste, vago y solitario encanto
    Que en inefable amor el alma enciende,
    Volando tras la imagen peregrina
    El corazón de su ilusión divina.

    Yo, desterrado en extranjera playa,
    Con los ojos extático seguía
    La nave audaz que en argentada raya
    Volaba al puerto de la patria mía:
    Yo, cuando en Occidente el soy desmaya,
    Solo y perdido en la arboleda umbría,
    Oír pensaba el armonioso acento
    De una mujer, al suspirar del viento.

    ¡Una mujer! En el templado rayo
    De la mágica luna se colora,
    Del sol poniente al lánguido desmayo
    Lejos entre las nubes se evapora;
    Sobre las cumbres que florece Mayo
    Brilla fugaz al despuntar la aurora,
    Cruza tal vez por entre el bosque umbrío,
    Juega en las aguas del sereno río.

    ¡Una mujer! Deslizase en el cielo
    Allá en la noche desprendida estrella.
    Si aroma el aire recogió en el suelo,
    Es el aroma que le presta ella.
    Blanca es la nube que en callado vuelo
    Cruza la esfera, y que su planta huella.
    Y en la tarde la mar olas le ofrece
    De plata y de zafir, donde se mece.

    Mujer que amor en su ilusión figura,
    Mujer que nada dice a los sentidos,
    Ensueño de suavísima ternura,
    Eco que regaló nuestros oídos;
    De amor la llama generosa y pura,
    Los goces dulces del amor cumplidos,
    Que engalana la rica fantasía,
    Goces que avaro el corazón ansía.

    ¡Ay! aquella mujer, tan sólo aquella,
    Tanto delirio a realizar alcanza,
    Y esa mujer tan cándida y tan bella
    Es mentida ilusión de la esperanza:
    Es el alma que vívida destella
    Su luz al mundo cuando en él se lanza,
    Y el mundo con su magia y galanura
    Es espejo no más de su hermosura:

    Es el amor que al mismo amor adora,
    El que creó las Sílfides y Ondinas,
    La sacra ninfa que bordando mora
    Debajo de las aguas cristalinas:
    Es el amor que recordando llora
    Las arboledas del Edén divinas:
    Amor de allí arrancado, allí nacido,
    Que busca en vano aquí su bien perdido.


    (Continúa)
    Última edición por Carcayona; 20/03/2011 a las 10:03
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

    ----------

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

  8. #138
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Mensajes
    6,055

    Predeterminado

    (Continúa canto a Teresa)

    Es el amor que al mismo amor adora,
    El que creó las Sílfides y Ondinas,
    La sacra ninfa que bordando mora
    Debajo de las aguas cristalinas:
    Es el amor que recordando llora
    Las arboledas del Edén divinas:
    Amor de allí arrancado, allí nacido,
    Que busca en vano aquí su bien perdido.

    ¡Oh llama santa! ¡celestial anhelo!
    ¡Sentimiento purísimo! ¡memoria
    Acaso triste de un perdido cielo,
    Quizá esperanza de futura gloria!
    ¡Huyes y dejas llanto y desconsuelo!
    ¡Oh mujer que en imagen ilusoria
    Tan pura, tan feliz, tan placentera,
    Brindó el amor a mi ilusión primera! . . .

    ¡Oh Teresa! ¡Oh dolor! Lágrimas mías,
    ¡Ah! ¿dónde estáis que no corréis a mares?
    ¿Por qué, por qué como en mejores días,
    No consoláis vosotras mis pesares?
    ¡Oh! los que no sabéis las agonías
    De un corazón que penas a millares
    ¡Ah! desgarraron y que ya no llora,
    ¡Piedad tened de mi tormento ahora!

    ¡Oh dichosos mil veces, sí, dichosos
    Los que podéis llorar! y ¡ay! sin ventura
    De mí, que entre suspiros angustiosos
    Ahogar me siento en infernal tortura.
    ¡Retuércese entre nudos dolorosos
    Mi corazón, gimiendo de amargura!
    También tu corazón, hecho pavesa;
    ¡Ay! llegó a no llorar, ¡pobre Teresa!

    ¿Quién pensara jamás, Teresa mía,
    Que fuera eterno manantial de llanto,
    Tanto inocente amor, tanta alegría,
    Tantas delicias y delirio tanto?
    ¿Quién pensara jamás llegase un día
    En que perdido el celestial encanto
    Y caída la venda de los ojos,
    Cuanto diera placer causara enojos?

    Aun parece, Teresa, que te veo
    Aerea como dorada mariposa,
    Ensueño delicioso del deseo,
    Sobre tallo gentil temprana rosa,
    Del amor venturoso devaneo,
    Angélica, purísima y dichosa,
    Y oigo tu voz dulcísima, y respiro
    Tu aliento perfumado en tu suspiro.

    Y aun miro aquellos ojos que robaron
    A los cielos su azul, y las rosadas
    Tintas sobre la nieve, que envidiaron
    Las de Mayo serenas alboradas:
    Y aquellas horas dulces que pasaron
    Tan breves, ¡ay! como después lloradas,
    Horas de confianza y de delicias,
    De abandono y de amor y de caricias.

    Que así las horas rápidas pasaban,
    Y pasaba a la par nuestra ventura;
    Y nunca nuestras ansias las contaban,
    Tú embriagada en mi amor, yo en tu hermosura.
    Las horas ¡ay! huyendo nos miraban,
    Llanto tal vez vertiendo de ternura;
    Que nuestro amor y juventud veían,
    Y temblaban las horas que vendrían.

    Y llegaron en fin. . . ¡Oh! ¿quién impío
    ¡Ay! agostó la flor de tu pureza?
    Tú fuiste un tiempo cristalino río,
    Manantial de purísima limpieza;
    Después torrente de color sombrío,
    Rompiendo entre peñascos y maleza,
    Y estanque, en fin, de aguas corrompidas,
    Entre fétido fango detenidas.

    ¿Cómo caíste despeñado al suelo,
    Astro de la mañana luminoso?
    Ángel de luz, ¿quién te arrojó del cielo
    A este valle de lágrimas odioso?
    Aun cercaba tu frente el blanco velo
    Del serafín, y en ondas fulguroso
    Rayos al mundo tu esplendor vertía,
    Y otro cielo el amor te prometía.

    Mas ¡ay! que es la mujer ángel caído,
    O mujer nada más y lodo inmundo,
    Hermoso ser para llorar nacido,
    O vivir como autómata en el mundo.
    Sí, que el demonio en el Edén perdido,
    Abrasara con fuego del profundo
    La primera mujer, y ¡ay! aquel fuego
    La herencia ha sido de sus hijos luego.

    Brota en el cielo del amor la fuente,
    Que a fecundar el universo mana,
    Y en la tierra su límpida corriente
    Sus márgenes con flores engalana;
    Mas, ¡ay! huid: el corazón ardiente
    Que el agua clara por beber se afana,
    Lágrimas verterá de duelo eterno,
    Que su raudal lo envenenó el infierno.

    Huid, si no queréis que llegue un día
    En que enredado en retorcidos lazos
    El corazón, con bárbara porfía
    Luchéis por arrancároslo a pedazos:
    En que al cielo en histérica agonía
    Frenéticos alcéis entrambos brazos,
    Para en vuestra impotencia maldecirle,
    Y escupiros, tal vez, al escupirle.

    Los años ¡ay! de la ilusión pasaron,
    Las dulces esperanzas que trajeron
    Con sus blancos ensueños se llevaron,
    Y el porvenir de oscuridad vistieron:
    Las rosas del amor se marchitaron,
    Las flores en abrojos convirtieron,
    Y de afán tanto y tan soñada gloria
    Sólo quedó una tumba, una memoria.

    ¡Pobre Teresa! ¡Al recordarte siento
    Un pesar tan intenso!. . . Embarga impío
    Mi quebrantada voz mi sentimiento,
    Y suspira tu nombre el labio mío:
    Para allí su carrera el pensamiento,
    Hiela mi corazón punzante frío,
    Ante mis ojos la funesta losa,
    Donde vil polvo tu beldad reposa.

    Y tú feliz, que hallastes en la muerte
    Sombra a que descansar en tu camino,
    Cuando llegabas, mísera, a perderte
    Y era llorar tu único destino:
    Cuando en tu frente la implacable suerte
    Grababa de los réprobos el sino;
    Feliz, la muerte te arrancó del suelo,
    Y otra vez ángel, te volviste al cielo.

    Roída de recuerdos de amargura,
    Árido el corazón, sin ilusiones,
    La delicada flor de tu hermosura
    Ajaron del dolor los aquilones:
    Sola, y envilecida, y sin ventura,
    Tu corazón secaron las pasiones:
    Tus hijos ¡ay! de ti se avergonzaran,
    Y hasta el nombre de madre te negaran.

    Los ojos escaldados de tu llanto,
    Tu rostro cadavérico y hundido;
    Único desahogo en tu quebranto,
    El histérico la de tu gemido:
    ¿Quién, quién pudiera en infortunio tanto
    Envolver tu desdicha en el olvido,
    Disipar tu dolor y recogerte
    En su seno de paz? ¡Sólo la muerte!

    ¡Y tan joven, y ya tan desgraciada!
    Espíritu indomable, alma violenta,
    En ti, mezquina sociedad, lanzada
    A romper tus barreras turbulenta.
    Nave contra las rocas quebrantada,
    Allá vaga, a merced de la tormenta,
    En las olas tal vez náufraga tabla,
    Que sólo ya de sus grandezas habla.

    Un recuerdo de amor que nunca muere
    Y está en mi corazón; un lastimero
    Tierno quejido que en el alma hiere,
    Eco süave de su amor primero:
    ¡Ay! de tu luz, en tanto yo viviere,
    Quedará un rayo en mí, blanco lucero,
    Que iluminaste con tu luz querida
    La dorada mañana de mi vida.

    Que yo, como una flor que en la mañana
    Abre su cáliz al naciente día,
    ¡Ay! al amor abrí tu alma temprana,
    Y exalté tu inocente fantasía,
    Yo inocente también ¡oh! cuán ufana
    Al porvenir mi mente sonreía,
    Y en alas de mi amor, ¡con cuánto anhelo
    Pensé contigo remontarme al cielo!

    Y alegre, audaz, ansioso, enamorado,
    En tus brazos en lánguido abandono,
    De glorias y deleites rodeado,
    Levantar para ti soñé yo un trono:
    Y allí, tú venturosa y yo a tu lado,
    Vencer del mundo el implacable encono,
    Y en un tiempo, sin horas ni medida,
    Ver como un sueño resbalar la vida.

    ¡Pobre Teresa! Cuando ya tus ojos
    Áridos ni una lágrima brotaban;
    Cuando ya su color tus labios rojos
    En cárdenos matices se cambiaban;
    Cuando de tu dolor tristes despojos
    La vida y su ilusión te abandonaban,
    Y consumía lenta calentura
    Tu corazón al par de tu amargura;

    Si en tu penosa y última agonía
    Volviste a lo pasado el pensamiento;
    Si comparaste a tu existencia un día
    Tu triste soledad y tu aislamiento;
    Si arrojó a tu dolor tu fantasía
    Tus hijos ¡ay! en tu postrer momento
    A otra mujer tal vez acariciando,
    «Madre» tal vez a otra mujer llamando;

    Si el cuadro de tus breves glorias viste
    Pasar como fantástica quimera,
    Y si la voz de tu conciencia oíste
    Dentro de ti gritándote severa;
    Si, en fin, entonces tú llorar quisiste
    Y no brotó una lágrima siquiera
    Tu seco corazón, y a Dios llamaste,
    Y no te escuchó Dios, y blasfemaste,
    ¡Oh! ¡crüel! ¡muy crüel! ¡martirio horrendo!
    ¡Espantosa expiación de tu pecado!
    Sobre un lecho de espinas, maldiciendo,
    Morir, el corazón desesperado!
    Tus mismas manos de dolor mordiendo,
    Presente a tu conciencia tu pasado,
    Buscando en vano, con los ojos fijos,
    Y extendiendo tus brazos a tus hijos.

    ¡Oh! ¡crüel! ¡muy crüel! … ¡Ay! yo entre tanto
    Dentro del pecho mi dolor oculto,
    Enjugo de mis párpados el llanto
    Y doy al mundo el exigido culto:
    Yo escondo con vergüenza mi quebranto,
    Mi propia pena con mi risa insulto,
    Y me divierto en arrancar del pecho
    Mi mismo corazón pedazos hecho.

    Gocemos, sí; la cristalina esfera
    Gira bañada en luz: ¡bella es la vida!
    ¿Quién a parar alcanza la carrera
    Del mundo hermoso que al placer convida?
    Brilla radiente el sol, la primavera
    Los campos pinta en la estación florida:
    Truéquese en risa mi dolor profundo. . .
    Que haya un cadáver más ¿qué importa al mundo?




    Que Dios nos perdone y nos mueva a buscar su perdón por nuestra falsía y cobardía, y su misericordia nos alivie de nuestra impotencia.

    Salaam
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

    ----------

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

  9. #139
    Fecha de Ingreso
    20 oct, 08
    Mensajes
    315

    Predeterminado Y ocho años más tarde ... Yo conmemoro ese mismo silencio... en Irak.

    Y ocho años más tarde ... Yo conmemoro ese mismo silencio... en Irak.

    Hoy, 20 de marzo, en la noche en que se inicia la invasión de Libia, se cumplen 8 años de la invasión de Irak.

    [Irak 20-03-2003, Libia 20-03-2011]

    http://arabwomanblues.blogspot.com/2...-years-on.html

    Fuente: Layla Anwar, irakí, hoy en su blog.

    Foto: Bagdad, 20 de marzo de 2003. Primeros bombardeos.


    "Hace ocho años, un día como hoy, como ayer, como antaño, como hace unos años atrás... debe haber sido la misma fecha, más o menos, tal vez otra luna llena, tal vez otro día de la primavera ...

    ¿Si tuviéramos que volver a nacer en ese Equinoccio de nuestras vidas?
    ...
    Acabamos de morir en un largo invierno ... un invierno largo y frío ... y las estaciones del año han pasado y todavía somos ermitaños en un mundo en silencio. Congelado en mentiras y un sinfín de historias contadas en nuestro nombre y después de nuestra muerte...

    Ya no tiene sentido recordar - año 1, año 2, año 3, año 4, año 8, 10 años, 20 años...

    No tiene sentido recordar ... porque cuando estaba pasando, cuando los fuegos artificiales de la libertad nos asaban vivos, y el sonido del gallo se mezclaba con el llamamiento a la oración de la mañana, desde los minaretes resonaba, con Allah Akbar, Allah Akbar... - mientras el fuego brotaba de los cielos - te quedabas en silencio... te quedabas en silencio mientras hablabas, te quedabas en silencio mientras discutías, te quedabas en silencio mientras debatías, te quedabas en silencio mientras reías...

    Y ocho años más tarde ... Yo conmemoro ese mismo silencio... en Irak.

    Ya no tiene sentido recordar más ..."
    "no aceptes nada del Islam sin evidencia, ni rechaces nada sin evidencia

  10. #140
    Fecha de Ingreso
    03 ago, 09
    Mensajes
    1,885

    Thumbs up Sobre lo malo que es Qadafi

    Excelente testimonio de una española que pasa largas temporadas en Libia. Va en tres partes:

    Testimonio directo sobre los sucesos en Libia 1/3: http://www.youtube.com/watch?v=Sp1QP...eature=related

    Testimonio directo sobre los sucesos en Libia 2/3: http://www.youtube.com/watch?v=nP_1M...eature=related

    Testimonio directo sobre los sucesos en Libia 3/3: http://www.youtube.com/watch?v=1ol5g...eature=related
    يَا مُقَلِّب الْقُلُوب ثَبِّتْ قَلْبـِي عَلَى دِينك

    Boicot a los ocupantes de Palestina

    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •