Assalamu aleikum,

Os dejo este texto escrito por una hermana muy útil para nuestra vida social-política:

Allah dice:

Sois la mejor comunidad que ha surgido en bien de los hombres. Ordenáis lo reconocido, impedís lo reprobable y creéis en Allah. (3:110
)

Y el profeta-saw dijo:

Abu Sa`id (radhiallahu `anhu) relató que el profeta sallallahu `alayhi wa sallam dijo: quien quiera que vea algo malo debe cambiarlo con su mano, y si no puede con su lengua, y si ni siquiera puede con eso, entonces que al menos lo cambie en su corazón. Pero hacer esto corresponde al menor grado de fe. (Muslim)


Invitar pues al bien e impedir el mal es lo que en el Islam conocemos como hisbah y es una obligación para todos los musulmanes en la ausencia de califato.

La otra obligación que tenemos es la de hacer dawah, invitando a la gente a la adoración de Allah.

Ambas la dawah y la hisbah pueden tomar varias forma como las siguientes:


Dawah de persona a persona
Organización de conferencias públicas
Vistas a colegios y universidades
Impresión de libros, panfletos y otros anuncios.
Cartas dirigidas a las autoridades
Pedir la rendición de cuentas de las autoridades
Demandas legales
Colecta de firmas
Demostraciones (marchas pacíficas)
Participación en los medios de comunicación
Boycott económico

Todos estos son medios permitidos para que el musulmán en una tierra no islámica se defienda. El deber de hacerlo en grupo con otros musulmanes está en el siguiente verso:

“Para que de vosotros surja una comunidad que llame al bien, ordene lo reconocido e impida lo reprobable. Esos son los que cosecharán el éxito” (3:104)

El verso indica que es un esfuerzo que se hace en grupo. Si un musulmán quisiera hacerlo de manera individual sus probabilidades de éxito se verían reducidas y quedaría en una situación más vulnerable.

Incluso Allah dice en el verso que le sigue al anterior

“Y no seáis como aquéllos que se dividieron y cayeron en discordia, cuando ya les habían llegado las pruebas claras. Esos tendrán un inmenso castigo” (3:105)

Somos hermanos los unos de los otros y nos amamos por amor a Allah, por lo tanto tenemos que cuidar de los asuntos que afectan a nuestros hermanos y no debemos abandonarles.

Y en cuanto a los que se asocian con los kuffar esperando auxilio de ellos y no poniendo su confianza en Allah, el Misericordioso dice:


“¡Vosotros que creéis! No toméis por amigos de confianza a quienes no sean de los vuestros, porque no cejarán en el empeño de corromperos; desean vuestro mal. La ira asoma por sus bocas, pero lo que ocultan sus pechos es aún peor. Y si razonáis, ya se os han aclarado los signos...” (3:118)
Y aquí voy a dar un ejemplo de la vida real que me hizo comprender bien la veracidad de las palabras de Allah, incluso en situaciones que nosotros pensamos están dentro de nuestro control (astagfirullah).

Al inicio del año pasado cuando Gaza sufrió los ataques de los israelíes, una organización Kuffar llamada War Collision organizó una mega marcha en Londres junto con otras agrupaciones islámicas. La mayoría de los musulmanes asistieron pues en apariencia no se veía ningún peligro.

Pero la razón de la advertencia de Allah se hizo evidente al otro día en los días de comunicación. Resulta que en esta mega marcha en la que se mezclaron personas de todo tipo, también hubo los que se hicieron pasar por musulmanes, se cubrieron la cara y unos incluso vistieron niqab con el único propósito de causar desastres y darle una pésima imagen al Islam y a los musulmanes.

En cambio otras organizaciones musulmanas decidieron hacer marchas de sólo musulmanes de manera muy organizada y alhamdulilah no dieron de que hablar en forma negativa.

Otro triste caso fue el de los musulmanes de una organización llamada Islamic Forum of Europe que buscaban influir en la política británica cabildeando a los políticos y participando en algunos partidos políticos. La organización fue víctima de la guerra sucia de la propaganda kuffar entre unos y otros partidos. Sus miembros y métodos fueron exhibidos de manera humillante en un popular documental de la televisión inglesa. Sus intenciones eran buenas, pero sus métodos no estaban basados en el Corán y en la sunnah lo que les costó la humillación.

Por lo tanto, mi recomendación para las hermanas es que se basen la sharia para emprender cualquier tipo de acción y que obviamente se apoyen mutuamente. Impidan que la situación empeore. Ya ven en Francia, las hermanas se arrepienten de no haber actuado antes.

La dawah y la hisba son obligaciones pero también son una necesidad. No dejemos que la gente aprenda el Islam de fuentes no musulmanas. El musulmán debe trabajar todo el tiempo para volver la opinión pública a su favor, sólo así las autoridades podrán cambiar las actitudes que tienen ante el Islam. Es deber de los musulmanes hacerle ver a la sociedad en general que la democracia nos está fallando y que está cayendo en un doble estándar, en una hipocresía donde la libertad de expresión ni el respeto a la ley no existe. O en todo caso la ley no se está aplicando para todos de manera equitativa. Hipocresías…esas hay que exponerlas.

InshaAllah se únan y entre hermanos no duden los unos de los otros. No se pongan del lado del kafir ni le crean más al kafir que al hermano. Eviten las sospechas


¡Vosotros que creéis! Si alguien, que no es digno de confianza, os llega con una noticia, aseguraos antes; no vaya a ser que, por ignorancia, causéis daño a alguien y tengáis luego que arrepentiros de lo que hicisteis. (49:6)

Y ojo que los kuffar no son de confianza, así lo ha dicho Allah en los versos anteriores.

Y superen el egoísmo, el orgullo, las viejas rencillas. No amen más su ego que a Allah. Superen la pasividad que eso no es el ejemplo que nos dio el profeta Muhammas (saw) ni los compañeros. Hoy sufren unos y mañana sufriremos todos por haber dejado que el mal creciera a nuestro alrededor.

“Los creyentes son aquellos que, habiendo creído en Allah y en Su mensajero, no dudan después; y luchan con sus bienes y sus personas en el camino de Allah. Esos son los veraces.” (49:15)