Tema: El Mundo Islamico es Culpable y Responsable de Gran Parte de sus Problemas

  1. #21
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    India: más matanzas de musulmanes

    Fuente BBC Mundo

    http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/new...00/1849286.stm

    Los periodistas no pueden llegar a las áreas más golpeadas por la violencia.

    Al menos 30 musulmanes más fueron quemados vivos en la región india de Gujarat, donde el Ejército desplegó horas antes 1.000 soldados para tratar de frenar la violencia sectaria.
    En tan sólo tres días, las luchas entre hindúes y musulmanes se han cobrado casi 300 víctimas, en el peor episodio de violencia religiosa en India en diez años.

    Según los datos más recientes, la última matanza se produjo en el pueblo de Pandarwal cuando un grupo de 3.000 hindúes quemaron las casas de varios musulmanes sin permitirles salir de ellas.



    Pandarwal está situado a 50 kilómetros de Godhra, en donde se produjo el incidente que dio origen a los enfrentamientos. El miércoles 58 activistas hindúes murieron al ser atacado el tren en el viajaban por extremistas musulmanes.

    Autoridades en el estado de Bengala Occidental anunciaron el arresto del supuesto organizador del ataque al tren.

    La policía indicó que el detenido es un comandante del grupo radical musulmán Karkat-ul Jehad-e-Islami.

    Al parecer el hombre intentaba escapar hacia Bangladesh cuando fue arrestado.

    Espiral

    La espiral de violencia ha llevado también el caos a las calles de la capital de Gujarat, Ahmedabad, donde según informa la corresponsal de la BBC, Jill McGivering, todos los edificios ocupados o regentados por musulmanes han sido destruidos o atacados por masas de hindúes pidiendo venganza.

    El gobierno indio desplegó sus tropas en la ciudad pero se mantiene el temor a una escalada generalizada de violencia en otras regiones de India.

    En la última oleada de enfrentamientos religiosos, ocurrida en 1992, murieron más de 2.000 personas.

    De los 1.000 millones de habitantes de India, aproximadamente 140 millones son musulmanes.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  2. #22
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    India: La matanza de musulmanes en Gujarat
    Mundo Islámico - 18/03/2002 0:00 - Autor: Agencia Islámica de NoticiasVota:-

    Gujarat, existen, creciente, evidencias, lideres, partido, bjp
    Existen creciente evidencias de que los líderes del Partido Bharatiya Janata (BJP), la fuerza dominante en la coalición gubernamental de la India, alentaron los disturbios antimusulmanes que asolaron el estado occidental de Gujarat el pasado mes de febrero. Los disturbios y matanzas se iniciaron tras el ataque contra un tren que iba cargado con activistas hindúes que regresaban de Ayodhya, lugar en que fue destruida hace diez años una antigua mezquita, donde se habían manifestado en favor de la construcción de un templo sobre sus ruinas. Esta agresión fue la chispa que desató una fuerte ola de violencia antimusulmana que venía gestándose desde hace varios meses en los que se desarrolló una fuerte campaña de los chovinistas hindúes contra la minoría islámica del país.

    No sólo los activistas fundamentalistas del BJP y del Vishwa Hindu Parishad (Consejo Mundial Hindú?VHP) parecen tener responsabilidades en el estallido de los disturbios. Ha habido numerosos informes de periodistas y de algunas de las víctimas musulmanas en el sentido de que la policía se limitó a observar mientras los citados activistas llevaban a cabo sus agresiones en ciudades como las de Ahmedabad, Rajkot, Surat, Baroda y otras. En dichos ataques fueron cometidas todo tipo de atrocidades. Hombres, mujeres y niños fueron golpeados hasta la muerte o quemados vivos tras ser despellejados o cuando se hallaban dentro de sus propias casas. Miles de tiendas y negocios fueron saqueados. La policía ha informado de que el número total de muertos en los seis días que dudaron los disturbios se elevó a 572. La Comisión Nacional de Derechos Humanos de la India ha pedido al gobierno del estado de Gurajat que explique su actuación durante esos días y ha denunciado "la pasividad de las fuerzas policiales y las más altas autoridades del estado, que no hicieron nada para impedir las matanzas y disturbios".

    Las principales fuerzas políticas de la oposición, entre ellas el Partido del Congreso y el Partido Comunista de la India (Marxista) han aprobado una declaración condenando al gobierno de Gujarat por su "abierto fracaso" en lo que se refiere a la protección de la vida humana y la propiedad. "Creemos que sin la negligencia criminal, o incluso connivencia, del gobierno del estado, estos viles hechos no podrían haber tenido lugar". Por su parte, el primer ministro de Gujarat, Narendra Modi, ha defendido públicamente la violencia antimusulmana. En primer lugar, ha advertido que "cada acción ha de tener una respuesta igual" en referencia al ataque contra el tren de activistas hindúes. En segundo lugar, Modi ha rechazado cualquier tipo de investigación sobre la actuación del gobierno y las fuerzas de seguridad del estado durante la crisis. Un informe del londinense Daily Telegraph sugiere que el gobierno central de la India, dominado por el BJP, habría jugado también un papel importante en el estallido y continuación de la violencia antimusulmana.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  3. #23
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Fallujah: La Masacre Escondida





    Es un película documental de Sigfrido Ranucci y Maurizio Torrealta que fue televisado por primera vez por la compañía estatal Radio Televisión Italiana RAI el 8 de noviembre, 2005. El filme documenta el uso de armas y asegura que son armas químicas. Particularmente se centra en el uso de bombas incendiarias, y denuncia el uso de violencia indiscriminada contra civiles y niños por las fuerzas militares de los Estados Unidos en la ciudad iraquí de Faluya durante la ofensiva o Toma de Faluya en el 2004.

    Las ideas centrales de la película son:

    * Establecer el caso de crímenes de guerra contra civiles cometidos por los Estados Unidos.
    * Documentar la evidencia del uso de armas químicas por los militares de Estados Unidos.
    * Documentar otros abusos de los derechos humanos por las fuerzas norteamericanas en Iraq.

    Crímenes de Guerra:
    El tema principal de la película es el establecimiento del caso de crímenes de guerra cometidos por los Estados Unidos en la ofensiva militar contra Faluya. La película documenta el uso, por las fuerzas estadounidenses, de fósforo blanco y otra sustancia similar al Napalm, como es Mark-77.

    Presentación de entrevistas con ex-militares que estuvieron directamente involucrados en la Toma de Faluya para respaldar el caso, al mismo tiempo que los reporteros que están presentes en Iraq discuten los intentos del ejército estadounidense para suprimir las noticias usando medios encubiertos.

    Armas químicas:

    El uso de NAPALM y de agentes similares contra civiles y contra fuerzas militares en la cercanía de civiles fue prohibido por las Naciones Unidas en 1980. Una característica de este tipo de armas es que hieren y matan indiscriminadamente y tienen un area de efecto amplia. Municiones que contienen fósforo arden en contacto con el oxígeno, agua y material orgánico e incineran el tejido humano hasta dejar el hueso limpio sin destruir la ropa.

    El documental incluye tomas visuales del momento en que las armas son disparadas desde los helicópteros hacia las áreas urbanas, así como también filmaciones de las bajas ocasionadas por estas armas las cuales incluyen mujeres y niños. El director presenta un entrevista con el ex-soldado Jeff Englehart de Colorado quien habla sobre el uso de bombas de fósforo, que los militares llaman Willy Pete (código para WP- White Phosporous, las iniciales de fósforo blanco en inglés) y describe la ofensiva como llanamente una matanza de árabes.

    Violencia indiscriminada:

    Durante la ofensiva, se alega que los Estados Unidos de manera deliberada atacaron civiles y niños como parte de una campaña para exterminar cualquier oposición a la ocupación. También se muestra una entrevista con el ex-militar Garret Reppenhagen, también de Colorado, quien fuera un francotirador, admitiendo haber matado civiles de manera intencional bajo las órdenes de sus comandantes.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  4. #24
    Fecha de Ingreso
    12 oct, 08
    Ubicación
    tanger-maruecos
    Mensajes
    2,535

  5. #25
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    LA CONQUISTA DEL OESTE
    Y genocidio realizado por los cristianos inmigrantes en el Continente llamado "Americano


    Los norteamericanos intensificaron en estos años el “lento” expansionismo hacia el Oeste que les había permitido un crecimiento continuado desde la declaración de su independencia. El último tramo iba a ser el golpe final del genocidio indígena: lo que llamaron luego la Epopeya de la Conquista del Oeste. En 1860 entre los 31.4000.0000 de los norteamericanos blancos y el Océano Pacífico se interponían centenares de miles de indios agrupados en diferentes naciones. Treinta años más tarde, los dos océanos estaban unidos bajo la jurisdicción de un solo Estado habitado por 62.7000.000 habitantes, en su mayoría inmigrantes extranjeros dispuestos a vivir en las tierras expoliadas a los indígenas.



    Los recursos para expulsar a los indios de sus tierras no ofrecieron demasiados reparos. La base del sustento de las naciones indígenas de la pradera era el búfalo; su matanza indiscriminada y preparada ofuscó a muchas de ellas que se lanzaron desesperadamente a su batalla final. Los datos de esa sorda guerra oficial son elocuentes: en 1830 existían 75 millones de búfalos; veinte años más tarde quedaban 50 millones. En 1883 se les declaró una especie en extinción (sólo en 1870 se abatieron más de un millón de animales).



    Las matanzas de indígenas ante la resistencia a ceder sus territorios tampoco tuvieron reparos oficiales. Primero fueron los Sioux en 1862 quienes se niegan a abandonar los territorios de Minnesota y las Dakotas y poco después los Cheyennes, quienes quedaron reducidos a grupúsculos luego de las matanzas de Sand Creek en 1865 y la de Washita River, nueve años más tarde, dirigida por el general Custer.



    El desequilibrio era tan grande y la desproporción del enfrentamiento tan mayúsculo que en 1876 Sioux y Cheyenes, realizaron un gran esfuerzo, pudieron formar un ejército de 2000 guerreros. Sabían que tal vez pudieran ganar alguna batalla, pero la guerra estaba perdida. La historia estadounidense califica de gran desastre de su ejército frente a los indios la derrota de Little Big Hom, en la que murieron 260 soldados del general Custer, olvidando los millones de indígenas masacrados. En 1886, Jerónimo, jefe de los Apaches-Chiricahuas, llevaba tres años huyendo por tierras de Nuevo México ridiculizando a varios regimientos que le perseguían, con una tropa conjunta de 5.000 hombres. Los indios eran 25, con sus mujeres y niños. Finalmente, fueron atrapados 18.



    En 1889 se cerró el último acto de aquella conquista, tan deformada por el cine y la televisión, el llamado Territorio Indio, fue convertido por el gobierno Norteamericano en el Estado de Oklahoma. En esa tierra sobrevivían, harapientos y muertos de hambre, 75.000 indios deportados de diferentes regiones. El 22 de abril de aquel año, y en sólo 24 horas, vieron invadidas aquellas tierras deprimidas y secas por 50.000 colonos. Las reservas que les asignaron parecían porquerizas.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  6. #26
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    El genocidio Americano




    Unas pocas palabras sueltas unidas exclusivamente por asociación de ideas pueden construirse en la síntesis de más de 350 años de conquista y colonialismo español en América: inquisición, genocidio, explotación, saqueo, trasculturización… No es que se elijan sólo procesos negativos, es que la mayoría de ellos fueron irremediablemente perjudiciales para sus habitantes americanos. Parece una redundancia hablar de 515 años después de evidencias notorias.



    Los primeros años después de la llegada de Cristóbal Colón, que condujeron hacia la Edad de Oro del Imperio Español, se forjaron sobre las servidumbres a las que se sometía a los indios. Los españoles los tenían a su servicio personal como tatemes, o cuidadores de ganado, cargadores o servicio domésticos. Más tarde, la iglesia, su arrasadora campaña evangelizadora, destrozó la estructura social indígena; alejaba a los indios de sus agrupaciones tribales o multifamiliares para formar las congregas,



    Realizando deportaciones masivas hacia lugares en climas y costumbres diferentes para la construcción de iglesias y conventos y servir a los religiosos de esas residencias. A partir de 1533 los indígenas eran obligados a proporcionarles sustento a los sacerdotes (según acuerdo legar entre Audiencia e Iglesia) a través del camarico, que consistía en la entrega diaria de un par de gallinas, y entre tres y cuatro mujeres que elaboraran pan, recogieran frutas e hicieran la comida para los caballos. La mayoría de los religiosos terminaron cobrando esta especie de impuestos en monedas de plata. Y todo ello a pesar de que en 1537 el Papa Paulo III admitió que los indios americanos eran “seres humanos, dotados de alma y razón”, en su bula “Sublimis Deus”. Algunos historiadores sospechan que las luchas políticas entre la iglesia católica y las jerarquías monásticas del siglo XVI eran lo suficientemente enconadas como para creer que la declaración del Papa se debía simplemente a un piadoso pensamiento cristiano iluminado por el Espíritu Santo.



    Seguramente el reconocimiento de los indios como seres humanos era la única razón que justificaba emprender con rigor una Cruzada, evangelizadora: difícilmente se pudiera entender la llagada masiva de eclesiásticos a América con la misión de convertir animales al cristianismo. Tras semejante desembarco evangelizador se ocultaba la ambición por alcanzar las cotas de poder y riqueza que llegaron a oídos de los obispos romanos, cuando las primeras remesas de oro arribaron a Sevilla.



    En la sociedad civil se repetían y multiplicaban los factores de dominación. La figura del encomendero era de fundamental importancia; autorizado por la propia Corona española se encargaba de repartir los indios de la comarca para la realización de determinados trabajos, según sus necesidades productivas y personales, y tenia la facultad de exigirles tributo. La ambición desenfrenada de los conquistadores y encomenderos llevó a someter a los indios y ofrecerlos como moneda de cambio convertible en oro.



    El mismo camino seguían, los que entraban en la mita o sorteo de trabajadores realizado por los Señores del lugar, para llevar a cabo trabajos bajos en las haciendas; o los sometidos a una especia de esclavitud oculta denominada por los indígenas yanaconazgo (en quechua), igual a efectuar servicios personales para el patrón noble, entre los que se contaban también los requerimientos sexuales.



    En la mayoría de los casos estas relaciones de producción eran consecuencia de la transferencia del modelo social europeo, absolutamente desi-igualitario, plagado de injusticias, privilegios y esclavitudes; aumentando en América gracias al ejercicio del poder absoluto que por gracia divina se auto-atribuían los conquistadores.



    El marco de represión en el que se desarrolló este régimen de dominación ya es conocido a través de sus consecuencias. En 1492 había aproximadamente cien millones de indígenas viviendo en América (76.5 millones en Sudamérica; 13.5 en América Central y 10 millones en Norteamérica). Cien años más tarde el equilibrio demográfico se había roto de tal manera, a causa de las guerras, las enfermedades y las matanzas, que los habitantes indígenas de Suramérica se redujeron en 40 millones de personas. En 1652, los 13,5 millones de indios centroamericanos se habían transformado en 540.000. Y en 1692, en el segundo centenario del desembarco europeo en América, la población indígena total superaba apenas los 4.5 millones de habitantes, según datos proporcionados por la organización Suvival Internacional. Durante el mismo período (1503-1660) las remesas totales de metales preciosos embarcados desde América hacia España alcanzaban los 181.333 kilos de oro y 16.886.815 kilos de plata según la constancia oficial registrada en los Libros de Cuentas y Razón y Cargo y Data de la Casa de Contratación. Indudablemente, entre esos datos no se cuenta las cargas de los navíos clandestinos que no figuraban en los listados de navegación de la Casa de Contratación, ni las inversiones realizadas por los nobles burgueses españoles en castillos y mansiones en el propio territorio americano.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  7. #27
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Los aborígenes de Australia
    Una historia de injusticia y dolor




    "Los despojamos de sus tierras, destruimos sus cultivos; los sometimos a nuestras leyes que son ajenas a sus costumbres y tradiciones; procuramos que aceptaran nuestros gustos, los cuales les disgustan; los masacramos cuando defendieron a su manera su vida y sus posesiones; y libramos una guerra sin cuartel para que nos reconocieran como el amo".

    Anthony Trollope, novelista inglés que
    viajó a Australia a finales del siglo 19.

    "El descubrimiento de los yacimientos de oro y plata de América, la cruzada de exterminio, esclavización y sepultamiento en las minas de la población aborigen, el comienzo de la conquista y el saqueo de las Indias Orientales, la conversión del continente africano en cazadero de esclavos negros: son todos hechos que señalan los albores de la era de producción capitalista".

    de Capital de Carlos Marx

    *****

    Los aborígenes llevaban en Australia aproximadamente 60.000 años cuando los primeros ingleses desembarcaron en 1770. De 300.000 a 750.000 aborígenes habitaban el continente, pero en 1911 (123 años después de los primeros asentamientos ingleses), solo quedaban 31.000 aborígenes.

    Los ingleses declararon que Australia era terra nullius--es decir, sin habitantes humanos--y así justificaron el despojo de las tierras indígenas y el saqueo del continente. Arrebataron las tierras fértiles y arrojaron a los aborígenes a las zonas áridas del interior. Llevaron enfermedades desconocidas y en dos años la viruela mató casi la mitad de la población aborigen de la zona donde hoy se encuentra la ciudad de Sydney. Una epidemia de viruela estalló 15 meses de la llegada de los primeros colonos, en abril de 1789. Posteriormente, muchos aborígenes murieron en las epidemias de 1829 a 1831 y 1865 a 1869.

    Las nuevas enfermedades acabaron con muchas vidas, y las masacres también. Se calcula que de 1860 a 1930, los colonos del Territorio del Norte mataron a 10.000 aborígenes. Oficialmente, se registró apenas una pequeña parte de las masacres. En la masacre de Myall Creek de 1838, ataron a 28 aborígenes, la mayoría mujeres y niños, los llevaron a unos corrales y los mataron con espadas. Ese mismo año, la policía mató a cientos de aborígenes en la masacre de Slaughterhouse Creek. En 1840, los colonos mataron a unos 80 aborígenes en la masacre de Fighting Hills. En 1868, 30 a 60 cayeron víctimas de un grupo de policías/colonos en la masacre de Jaburrara. En 1886, los mineros balearon a 150 aborígenes.

    Para los colonos de Queensland, los aborígenes eran "fieras para la caza". De 1824 a 1908, mataron a 10.000.

    En 1803, los primeros colonos llegaron a la isla de Tasmania, en la costa de Australia; tres años después, comenzó el genocidio de los indígenas. Como represalia por cazar ganado, raptaban a los niños y los ponían a hacer trabajos forzados; violaban y torturaban a las mujeres, y les daban harina envenenada; y ejecutaban a los hombres. En 1824, el gobernador autorizó a los colonos balear a los aborígenes y en 1828 instituyó la ley marcial. Los soldados y colonos arrestaban o mataban a los aborígenes que encontraban en los pueblos. Grupos racistas respondían a todo acto de resistencia con masacres despiadadas. Hacia 1835, el saldo era de 3000 a 4000 muertos. Solo quedaban en la isla 123 aborígenes y a esos los expulsaron a otra isla.

    "Protectores" crueles

    En la década de 1840, el gobierno promulgó las "leyes de protección" y nombró "protectores" para "cuidar" a los aborígenes y "consolar al agonizante" (es decir, a una raza que se encontraba al borde de la extinción). Se establecieron misiones cristianas y caseríos en zonas apartadas y alejaron a los aborígenes de sus comunidades en aras de "civilizarlos" y convertirlos al cristianismo.

    Los misioneros tenían mucho poder. Impusieron la segregación y, más tarde, la asimilación. Eran las únicas autoridades en algunas zonas a cargo de las escuelas, clínicas, granjas y viveros, además de los servicios de agua, alcantarillado, etc. Construían dormitorios y cárceles; juzgaban y mandaban a la cárcel, controlaban los ingresos, prohibían las costumbres tradicionales y eran los guardianes oficiales de todo adulto y niño.

    La segregación y degradación de los aborígenes bajo las "leyes de protección" duró hasta el siglo 20, y miles de indígenas pasaron toda la vida en esa condición, en los lugares más apartados del país. El gobierno controlaba la vida cotidiana--el trabajo, el matrimonio, lo que leían, sus actividades de tiempo libre, y sus ritos culturales y religiosos--por la "protección de la moralidad aborigen".

    De 1911 a 1964, en el Territorio del Norte, los aborígenes de "raza pura" vivían "bajo la protección del estado" y no podían salir de las reservas sin permiso. Se prohibía el consumo de alcohol, relaciones sexuales entre las razas y matrimonios entre las razas sin permiso oficial. En Queensland, a los "culpables" de "conducta escandalosa" o "desobediencia" los expulsaban a otro estado de 12 meses hasta de por vida. Los metían a la cárcel por tres semanas por "contestar mal", "negarse a trabajar", "decirle cabrón al encargado de higiene", "cometer adulterio", "jugar naipes", "invitar a un hombre a pasar la noche", "dejar sucio el salón de recreo", "negarse a dar una muestra fecal al servicio de higiene, además de destruir la botella que se proporciona para ese fin, la cual es propiedad del departamento".

    Muchas de esas leyes e instituciones estuvieron en vigor hasta 1972.

    En 1944, la Ley de Derechos de Ciudadanía para los Indígenas les facilitó solicitar la "ciudadanía", pero tenían que demostrar a un magistrado que habían "disuelto sus afiliaciones indígenas y tribales", "adoptado las costumbres de la vida civilizada" durante dos años, y que "hablaban y entendían el idioma inglés", además de ser "muy trabajadores". Les revocaban la ciudadanía por ofensas menores como cortar árboles, ser desordenado, no mantener la lavandería limpia o tomar mucho. Esa ley siguió en vigor hasta 1971.

    Niños robados

    Te digo la verdad, toda la verdad
    de mi mentiras no escuchas
    como las promesas, promesas, promesas
    cuando nos cercaron como ovejas

    ayuda nos prometieron
    pero a las misiones nos mandaron
    a leer, escribir, orar, nos enseñaron
    y los niños nos robaron
    los niños
    los niños, los robaron
    del pecho materno
    mejor para el niño
    mejor separarlo
    robarlo

    El welfare, la policía
    prometía, prometía
    darles lo que uno no tenía
    enseñarles de la vida
    enseñaron, enseñaron
    humillaron, humillaron

    Racismo les enseñaron
    a los niños que robaron
    los robaron, los robaron
    y el corazón materno
    llora por el niño
    por el niño que robaron
    los robaron, los robaron

    De la canción "Took the Children Away" (Robaron a los niños)
    del cantante aborigen Archie Roach

    *****

    "Jamás se compensarán las pérdidas, el dolor y el trauma de los aborígenes como consecuencia de las leyes de separación. Ninguna indemnización compensará el amor y el cariño que perdieron hijos y padres ni el sufrimiento psicológico, físico y sexual de los niños indígenas que vivían aislados en un mundo de adultos que los consideraba una `raza despreciada'. El trauma de esos sucesos afectará a los sobrevivientes de por vida y a sus hijos, y a los hijos de sus hijos".

    Link-Up, una organización que ayuda a las víctimas
    de las leyes de separación

    *****

    En 1997, una comisión nacional de derechos humanos publicó el informe de una investigación de tres años, Bringing Them Home: National Inquiry into the Separation of Aboriginal and Torres Strait Islander Children from Their Families, que examinó la separación de unos 100.000 niños indígenas de sus familias hasta 1970. Los investigadores recabaron información de 535 relatos personales, 1000 escritos personales y 242 testigos, y concluyeron que prácticamente todo aborigen del continente de Australia sufrió las penas de la separación de los niños.

    El informe afirmó "fundamentándose en la evidencia" que el objetivo central de las leyes de separación era "eliminar las culturas indígenas como entidades" y que por eso constituía "genocidio", según lo define la Convención de la ONU sobre la Prevención y Castigo del Crimen de Genocidio.

    La política oficial de robar niños, que duró muchos, muchos años, se fundamentó en el planteamiento de que los aborígenes eran inferiores genéticamente y que era necesario eliminarlos como grupo étnico.

    Desde 1858, se exhortaba a distinguir a los de "media casta" y los de "raza pura" porque, según la Junta de Protección, en el caso de los primeros era su deber "intervenir de inmediato para que no crezcan con los hábitos salvajes, pues poseen los instintos, la inteligencia y el temperamento totalmente distinto del hombre blanco".
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  8. #28
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    En 1886, la Ley de Protección de los Aborígenes otorgó ayuda a los aborígenes mayores de 34 años, sea de "raza pura" o "media casta", y ordenó la expulsión de las misiones y reservas de los menores de 34 años que no fueran de "raza pura", y cobrarles una enorme multa si regresaban. Así se sentó la base para 60 años de asimilación forzada y "niños robados". El gobierno se llevó los niños aborígenes y los entregó a padres adoptivos blancos o a casas especiales de "asimilación" de niños de "media casta".

    En 1905, el "Protector General de los Aborígenes" de Queensland ordenó que se elevara "la posición social de los niños de media casta" y que "en el futuro, se criara a los niños que recuperamos de las reservas como niños blancos".

    En 1909, el "Protector General" de Australia Occidental escribió que: "No tendría ninguna reserva en cuanto a separar a un niño de media casta de su madre aborigen, por frenético que sea el dolor momentáneo de esta. Muy pronto olvidan a sus hijos".

    Por su parte, el "Protector General" a cargo del Occidente de 1915 a 1940 planteó: 1) que se dejara que los de "raza pura" se extinguieran; 2) que se separara a los "media casta" de su madre; y 3) que el gobierno regulara los matrimonios entre los "media casta" y les mandara casarse con blancos. Según ese racista, a cargo de los asuntos indígenas en el Occidente, eso permitiría "que con el paso del tiempo se olvidara que una vez hubo aborígenes en Australia".

    En 1928, el "Protector de Aborígenes" de Queensland afirmó que los que tenían más del 50% de "sangre aborigen", "independientemente de la atención que se preste a criarlos y a su educación", inevitablemente "regresarán" a sus costumbres indígenas. Había que separarlos completamente de los que tenían menos del 50% de "sangre aborigen" para que estos "evitaran los peligros de la influencia sanguínea", así como separar completamente a los negros y blancos "en sus propias colonias" para que "se casen entre sí".

    Un informe oficial de 1933 pone de relieve los planteamientos racistas genocidas que prevalecían: "Se prohíbe que un aborigen se case con un no aborigen, y que un negro de origen extranjero se case con una aborigen de media casta. Nos esforzamos por eliminar el color a través de elevar las mujeres de media casta a la calidad de blancas con miras a asimilarlas a la población blanca por medio del casamiento".

    En una reunión de 1937, los gobiernos de los estados y la Commonwealth abordaron el control de los aborígenes y concluyeron unánimemente que: "El destino de los aborígenes que no sean de raza pura es asimilarse a la población de la nación, y por eso recomendamos que dediquemos todas nuestras energías a lograr ese objetivo".

    El dolor de las generaciones

    "Jamás vi la cara de mi madre. No hablo su idioma.... La policía, los pastores o cualquier persona de alta posición social tenía el derecho de entrar a un hogar, decir que descuidaban a los niños y llevárselos. Era genocidio, simple y llanamente genocidio."

    Julie Wilson, una aborigen
    de la "generación robada".

    *****

    "Podemos decir con certeza que de 1910 a 1970 separaron del 10% al 30% de los niños indígenas de sus familias y comunidades".

    Del informe de la Investigación
    Nacional de 1997

    *****

    A la gran mayoría de las familias aborígenes les quitaron hijos, y en algunos casos eso se repitió varias generaciones. Muchos niños nunca volvieron a ver a sus padres y hoy muchos los buscan.

    A las familias que opusieron resistencia las sancionaban y castigaban cruelmente a los niños robados por hablar el idioma de sus padres o intentar huir y regresar a su familia.

    El gobierno se robaba principalmente a los niños de raza mixta, es decir, de piel clara. Los capacitaban para trabajar de sirvientas o trabajadores agrícolas, y les enseñaban a rechazar su identidad y cultura. Kathy Rioli dice que le daba vergüenza bailar en una ceremonia aborigen, pues a sus padres los separaron de su tierra y cultura. Ella creció en una casa de crianza que era un punto intermedio entre la cultura indígena y la sociedad blanca. A Francene George de Yirrkala le daba vergüenza el hecho de que creció en la isla Palm, una colonia penal de "aborígenes revoltosos" y no se lo contaba a nadie.

    En 1964, se empezaron a derogar las leyes de separación estado por estado y el proceso duró hasta 1984.

    Vergüenza nacional

    Muchos australianos blancos respondieron a las conclusiones de la Investigación Nacional de una forma insólita. En mayo, se realizó la manifestación más grande en la historia del país; 200.000 personas marcharon por el puente del puerto de Sydney pidiendo reconciliación. Cientos de miles han firmado "libretas de perdón" y miles han acudido a oír los relatos de aborígenes robados de sus familias. Miles y miles de personas han colocado pequeñas manos de madera en jardines y playas en señal de vergüenza y dolor.

    En julio, la fotógrafa Polly Borland no fue a saludar al primer ministro cuando visitó su exhibición "Australianos", una colección de retratos de 50 prominentes expatriados. Borland escribió en el catálogo de la exhibición que el colonialismo australiano la hace sentir que tiene "las manos manchadas de sangre" y que se opone a la política oficial hacia los indígenas. En cuanto a la invitación del primer ministro, señaló: "No quería conocerlo. Hubiera sido muy hipócrita de mi parte. No quiero que nadie piense que apoyo a una persona de esa laya".

    En una carta al primer ministro que se repartió en la exhibición, Borland explicó que no podía aceptar su invitación, condenó la política oficial "que creó las generaciones robadas, el genocidio..." y dijo: "No es simplemente un problema del pasado colonial sino una parte vergonzosa de la vida actual".

    De igual modo, varios artistas y escritores australianos han alzado una voz de protesta. Tres obras de teatro que se estrenaron en Londres condenan las leyes de separación y, en un taller de lecturas, la escritora Germaine Greer dijo que jamás regresará a Australia a vivir hasta que respeten los derechos de los aborígenes a sus tierras y les pidan una disculpa oficial.

    Actualmente, muchas personas celebran el Día Nacional de Pedir Perdón, pero el gobierno se niega a pedirles una disculpa a los aborígenes.

    El primer ministro, John Howard, sostiene que sería "incorrecto" pedir disculpas por algo que hizo una generación anterior, y además sería inconveniente porque podría dar pie a reclamos de indemnización.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  9. #29
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    En agosto, una corte federal siguió la pauta establecida por Howard y rechazó las demandas de Lorna Cubillo y Peter Gunner, dos aborígenes robados de su familia. Fue una victoria para el gobierno, que no quiere indemnizar a los niños robados, y sentó un precedente muy negativo para los 750 casos de niños robados que se oirán próximamente en los tribunales.

    A Peter Gunner se lo llevaron de su familia en 1956 a la edad de siete u ocho años. A Lorna Cubillo se la llevaron en 1947, cuando tenía apenas siete años. Aunque su abuela le ponía ceniza en la cara para que pareciera de "raza pura", se la llevaron y la mandaron a una casa para niños de media casta.

    El primer ministro aprovechó la decisión de la corte para reiterar su posición; dijo que no existe ninguna evidencia de "una política general de separación y detención" de los niños aborígenes de media casta.

    La opresión que sufren los aborígenes

    Actualmente, hay aproximadamente 400.000 aborígenes, solo el 2.1% de los 19 millones de australianos, pero un porcentaje muy alto de esa población son pobres, desempleados y presos, y mueren muy jóvenes.

    Los aborígenes tienen una tasa de desempleo de 34%, casi cinco veces el promedio nacional. Según cifras oficiales, el 55% recibe welfare y el 11% no tiene ingresos. Una familia aborigen tiene una probabilidad 20 veces mayor de estar sin casa. El promedio de vida de los aborígenes es de cinco a 20 años menos que el de los australianos blancos.

    En una comunidad de la isla Tiwi, el suicidio es tan común que han colocado alambre de púas en los postes de alumbrado para que los jóvenes aborígenes no se lancen a los cables de alta tensión. En 12 meses, la policía respondió a 50 llamadas por tentativa de suicidio y en un año cortaron la electricidad en más de 40 ocasiones.

    Por otra parte, los aborígenes tienen muchos problemas de salud y una gran falta de servicios de salud. En algunas comunidades el 30% de la población padece diabetes (cuatro veces más que los blancos). La mortalidad infantil es de tres a cinco veces mayor. La frecuencia de enfermedades infecciosas es 12 veces mayor y la cantidad de niños internados con pulmonía es 80 veces mayor.

    Menos del 50% de los jóvenes aborígenes de 15 a 19 años estudia, comparado con el 90% de otros grupos. Solo el 33% de los aborígenes se gradúa de la prepa, comparado con un promedio nacional del 77%.

    Otra generación robada

    Un aborigen tiene una probabilidad 17 veces mayor de ser arrestado que un blanco, y la cantidad de presos indígenas ha aumentado en un 61% en los últimos siete años, casi dos veces la tasa de aumento de presos blancos. Un aborigen tiene una probabilidad 15 veces mayor de ir a la cárcel y 16 veces mayor de morir ahí.

    Si bien han abolido las leyes de separación de los niños, ha surgido una nueva generación de niños robados. En las audiencias de la Investigación Nacional, los testigos aborígenes señalaron que las leyes de welfare y el sistema judicial de menores continúan la práctica oficial de separar a los niños aborígenes de su familia. Según un estudio citado en el informe de la Investigación, al 30% de los aborígenes que fueron separados de sus padres les quitaron sus niños y los encargaron a otras familias, a la policía o a centros de detención de menores.

    Según cifras de 1997, los jóvenes aborígenes de 10 a 17 años tienen una probabilidad 21 veces mayor de estar en un centro de detención de menores que el resto de la población de esa edad. En Australia Occidental, la probabilidad es 48 veces mayor. En junio de 1997, el Instituto Australiano de Criminología informó que casi el 50% de los aborígenes de 18 a 24 años de edad ha sido detenido.

    La mitad de los presos del sistema penal de menores son aborígenes.

    En el Territorio del Norte, han sentenciado a chicos de 12 a 15 años a la cárcel porque su familia no pagó multas por infracciones como andar en bicicleta sin casco. En un caso en Australia Occidental, el magistrado dispuso que un chico de 15 años pasara 30 días "bajo observación" en un centro de detención por robarse un helado que costó A$1,90. Después de 18 días, la Corte de Menores ordenó que lo pusieran en libertad... a 600 kilómetros de su casa.

    *****

    Desde la invasión del continente por colonos ingleses en 1770, los aborígenes han sufrido una opresión bárbara bajo la bota del colonialismo capitalista y el imperialismo, que los despojaron de su tierra y masacraron a miles. La política racista del gobierno creó generaciones de niños robados.

    El genocidio ha continuado por más de 200 años hasta hoy, cuando los aborígenes viven una sistemática y sumamente cruel opresión nacional. Ni la fanfarria ni el bombo y platillos de las Olimpiadas 2000 puede tapar esa verdad.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  10. #30
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Genocidio de alta tecnologia en el Congo


    Hasta siete millones de personas han muerto en el Congo desde 1996, según el coordinador de la ONU para Alivio de Emergencias, a consecuencia de las invasiones y guerras patrocinadas por las corporaciones que desean controlar su riqueza minera, en particular los metales coltan y niobio, utilizados en la producción de teléfonos celulares y electrónica de alta tecnología, además del cobalto, esencial para las industrias nuclear, química, aerospacial y de armas, sin dejar de lado a los tradicionales diamantes, estaño, cobre y oro.

    La tragedia más silenciada en el mundo, según el coordinador de emergencias de la ONU, es la crisis continua que vive el Congo desde 1996. Desde entonces han muerto 6 a 7 millones de seres humanos como consecuencia de las invasiones y guerras patrocinadas por los poderes corporativos occidentales que pretenden controlar la riqueza minera de la región.

    El motivo oculto del genocidio es el dominio de los recursos naturales que buscan las corporaciones estadounidenses ávidas de los significativos minerales 'raros' coltan y niobio, indispensables en la producción de teléfonos celulares y otros ingenios electrónicos de alta tecnología; además del cobalto, un elemento esencial para las industrias nuclear, química, aerospacial y la industrias de las armas, todo esto sin dejar de lado los recursos naturales más tradicionales, como diamantes, estaño, cobre y oro.

    El coltan, abreviatura de colombio-tantalio, se encuentra en suelos de una antigüedad de tres mil millones de años, como aquéllos de la región del Valle de la Hendidura de Africa. El tantalio, que se obtiene entre la mena del coltan, se usa para hacer condensadores diminutos esenciales para el manejo del flujo eléctrico de los artificios electrónicos. El 80% de las reservas de coltan de todo el planeta se hallan en la República Democrática de Congo (RDC).

    Una historia sucia

    El periodista que utiliza el seudónimo Sprocket informó en el Earth First! Journal que el "boom" de la alta tecnología (high-tech boom) de los años 90 hizo subir el precio del coltan empleado en los rockets aéreos a unos 300 dólares por libra (454 gramos). En 1996, EEUU patrocinó una invasión de fuerzas militares de Ruanda y Uganda que ingresaron por el oriente de la RDC. Hacia 1998 tomaron el control y ocuparon las áreas mineras estratégicas. Muy pronto, el ejército ruandés comenzó a hacerse de más de 20 millones de dólares al mes con la minería del coltan. Aunque el precio del metal ha caído, Ruanda mantiene su monopolio de la explotación y comercio del metal de la RDC. Existe una lluvia de informes sobre desenfrenados abusos de los derechos humanos en esa región minera.

    El coltan sale de las minas a puestos comerciales clave, donde lo adquieren mercaderes extranjeros que lo envían al exterior, principalmente a través de Ruanda. Las empresas con capacidad tecnológica suficiente convierten al coltan en el codiciado tantalio en polvo y luego venden esa pólvora mágica a Nokia, Motorola, Compaq, Sony y a otros fabricantes que lo utilizan en teléfonos celulares y otros ingenios 'hig tech'.

    El reportaje de Keith Harmon Snow, en Z Magazine, puso énfasis en que cualquier análisis geopolítico del Congo y de las razones por las que el pueblo congoleño viene sufriendo una guerra casi inacabable desde 1996, requiere una comprensión del crimen organizado perpetrado a través de los negocios multinacionales. La tragedia del conflicto de Congo se ha solidificado con las inversiones de las corporaciones, sus ejércitos tutelados y los cuerpos supra-gubernamentales que los apoyan.

    El proceso está amarrado en todos los niveles por las más grandes corporaciones, que incluyen a Cabot Corp. y OM Group, de EEUU; a HC Starck, de Alemania; y a Nigncxia, de China. Todas éstas tienen vínculos con el Panel de Expertos de Naciones Unidas para las atrocidades en la RDC. Las redes criminales preparadas y mantenidas por las grandes compañías multinacionales practican rutinariamente la extorsión, el soborno, la violación y atroces matanzas. Mientras las corporaciones occidentales obtienen tasas de beneficio sin precedentes con la minería del Congo -hasta 6 millones de dólares en cobalto crudo salen a diario de la RDC-, raramente se menciona a estas compañías mineras en los informes sobre derechos humanos.

    Quién es quién en el negocio

    El trabajo firmado por Sprocket menciona que Sam Bodman, ejecutivo máximo de Cabot durante el boom del coltan, fue llamado por el Presidente Bush en diciembre de 2004 para desempeñarse como Secretario de Energía. Bajo la dirección de Bodman, de 1987 a 2000, Cabot fue uno de los más grandes contaminadores de EEUU, lanzando 60.000 toneladas anuales de emisiones tóxicas transportadas por el aire. Keith Harmon Snow, también del Z Magazine, añadió que Nicole Seligman, la actual vicepresidenta ejecutiva y consejera general de Sony, fue anteriormente consejera legal de Bill Clinton. Muchos que alcanzaron posiciones de poder en la administración Clinton pasaron a ocupar altos puestos en Sony Corporation.

    El artículo "Behind the Numbers" (Detrás de los Números), firmado por Snow y David Barouski, detalla un tejido de corrupción estadounidense y variados conflictos de interés entre corporaciones mineras como Barrick Gold (ver historia n° 21) y el gobierno de EEUU bajo George H. W. Bush, Bill Clinton y George W. Bush. En el juego participan, además, distribuidores norteamericanos de armas como Simax y las compañías que fabrican material de guerra para el Pentágono, eufemísticamente llamadas "proveedores de Defensa", como Lockheed Martin, Halliburton, Northrop Grumman, GE, Boeing, Raytheon y Bechtel.

    También participan las organizaciones seudo "humanitarias" como CARE, que es financiada por Lockheed Martin; el Comité de Rescate Internacional (International Rescue Committe), que tiene a Henry Kissinger en su consejo de inspectores; "Conservation", cuyos intereses mantienen la vanguardia en la penetración occidental en Africa Central; y, claro, las empresas de relaciones públicas y grandes medios de comunicación de circulación nacional como The New York Times.

    Sprocket cerró su artículo señalando que no es sorprendente que esta información no esté incluida en la literatura y en los manuales que vienen con sus teléfonos celulares, computadoras o joyería de diamante. Quizás -sugiere Sprocket- los teléfonos móviles deberían traer pegatinas que dijeran: "¡Advertencia!: Este artificio se creó con materiales crudos de Africa central, minerales raros, no renovables, vendidos para consolidar una guerra sangrienta de ocupación que, además, ha causado la eliminación virtual de especies expuestas al peligro. Que tenga un buen día".

    La gente necesita comprender -afirma Sprocket- que existe un eslabón directo entre los aparatos que hacen más cómodas y sofisticadas nuestras vidas y la realidad de la violencia, tumulto y destrucción que plaga nuestro mundo.

    Actualización de Sprocket

    Hay grandes fortunas que se han hecho fabricando electrónica de alta tecnología, vendida a conveniencia para que la disfruten los consumidores estadounidenses, pero ¿a qué costo?

    Los conflictos en Africa se amortajan a menudo con la desinformación, mientras a EEUU y a otros intereses occidentales rutinariamente se les baja el perfil o simplemente se omiten en los grandes medios de comunicación corporativos. El 5 de junio de 2006, la historia de tapa de la revista Time titulada "Congo: El Peaje Oculto de la Guerra más Mortal del Mundo" no fue ninguna excepción.

    Aunque el artículo mencionó brevemente al coltan y su uso en los teléfonos celulares y en otros artilugios electrónicos, no se hizo ninguna mención sobre el papel gravitante de ésta y otras materias primas abundantes en la región en que se libra el conflicto. La historia periodística pintó la guerra continua como una tragedia lastimosa y horrible, omitiendo el rol de las corporaciones y de los gobiernos extranjeros que han creado el armazón de la violencia y a aquéllos que obtienen del conflicto muy buenos resultados para sus intereses financieros y políticos.

    En un artículo escrito por Johann Hari y publicado por The Hamilton Spectator el 13 de mayo de 2006, los medios de comunicación corporativos dieron un paso en dirección a la verdadera razón de la tremenda contabilidad de cadáveres que continúan amontonándose en la República Democrática del Congo: "El único cambio a través de las décadas ha sido los recursos naturales cogidos para el consumo occidental: caucho bajo los belgas, diamantes bajo Mobutu y hoy día, coltan y casterita".
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •