Resultados 1 al 7 de 7

Tema: Islamización de Europa, ¿Un mito?

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    08 nov, 09
    Mensajes
    59

    Post Islamización de Europa, ¿Un mito?

    hola a todos,

    me gustaría saber que opinan de los que afirman que vivimos un proceso, imparable, de islamización en europa...también dicen que el Islam quiere imperar, y si lo hace, los derechos y libertades, estarán atados y bien atados.



    saludos.

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Mensajes
    6,055

    Predeterminado

    Hasta ahora Europa se ha apañado divinamente para organizarse sus propias y horrorosas tragedias, sus eugenesias, sus guerras mundiales y continentales y regionales y para organizarlas también fuera de Europa para que las disfruten los demás. No veo por qué ahora habrían de necesitar buscar un chivo expiatorio para montarse su próxima gran dictadura y opresión, cuando se han apañado sin ese chivo particular perfectamente, pero seguro que sí que emplearán a ese chivo, es decir al islam, por que hoy por hoy les resulta el más interesante y con el que matan más pájaros de un tiro. Así que si las poblaciones europeas quieres escapar a la próxima dictadura lo mejor que pueden hacer es no consentir que las utilicen como jauría contra una minoría a la que se elige como chivo expiatorio.

    Salaam
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

    ----------

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    19 oct, 09
    Mensajes
    355

    Predeterminado

    Salaam

    Yo soy de la opinión que a la larga la religión dominante en Europa será el Islam, ahora bien.......seguirá siendo una minoría, porque lo dominante será el ateismo.

    Me explico con números: por poner un ejemplo Europa 2060.

    65% ateos
    25% musulmanes
    8% cristianos
    2% minorías religiosas (bahai, testigos de jehova, mormones, etc..)

    La verdad es que lo imagino así pero claro.....eso es sólo mi opinión.
    El hermano Abdullah es sociólogo y creo que podría ayudarte más que yo.

    Allah maak

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    28 dic, 08
    Ubicación
    Algún lugar de España
    Mensajes
    512

    Predeterminado

    Pues sí, es un mito. Pese a que hay musulmanes en gran parte de los países europeos esta presencia es la única ''islamización'' que veo a día de hoy.

    también dicen que el Islam quiere imperar, y si lo hace, los derechos y libertades, estarán atados y bien atados.
    Y lo dicen medios de comunicación cuyo único conocimiento sobre el islam es un islam manipulado por diferentes autoridades religiosas que van proclamando a mansalva califatos en una época futura, ''guerras santas'', que consideran inferiores a ls muijeres, etc....

    Salam

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Salam:

    En los estudios sociológicos se debe separar lo que el investigador “quiere o quisiera que fuera” y lo que “la realidad nos dice que es”.

    Muchos preguntan si el Islam será “dominante” o que la islamización en Europa es imparable.

    En los estudios sociológicos sobre la presencia del Islam en Europa siempre esta presente las tesis neo-orientalistas y las predicciones huntingtoniana y que sirven de pantalla ideológica de la islamo-obsesión.

    El Islam, se ha convertido en la referencia obligada para explicar, argumentar analizar y desentrañar la ausencia de apertura política de los países del área arabo-musulmana y sirve también de chivo expiatorio para explicar la falta de integración de una comunidad percibida bajo el prisma de sus elementos más radicales, siendo los musulmanes el target (objetivo) de muchos intereses ideológicos de los partidos europeos cara a las elecciones.

    La percepción de la radicalidad de los musulmanes en Europa se construye por los Mass Media para afirmar sus tesis sobre esa nula integración y como arma política. Si un marido (europeo-cristiano) golpea a su esposa, es violencia domestica, si un marido musulmán golpea a su esposa es violencia religiosa musulmana.

    Y entonces se dice: “aquí en Europa si vosotros domináis se acabaron las libertades, y las mujeres estarán en peligro”. La manipulación y la demagogia son explotadas por los agentes sociales y las Mass Media para “criminalizar” y justificar ciertas intervenciones a ciertos países musulmanes.

    La “guerra mediática” contra el Islam se ha dado una vez más visibilidad a las posiciones más extremas (como por ejemplo, las tomas a “plano americano” de las caras desencajadas de chillones musulmanes barbudos y mujeres cubiertas, en las manifestaciones del caso de las caricaturas a Mohammad –s.a.a.as.- ) sin prestar atención a tendencias sociológicas más profundas que sin duda darían otra imagen de los europeos musulmanes o de “cultura musulmana”.

    Frente a la simplificación a ultranza de los asuntos relativos al Islam en los medios de comunicación es importante volver a estudios más serios y evitar las generalizaciones.

    En primer lugar, es difícil hablar de los musulmanes en Europa como si fuera una entidad homogénea. Aunque hay tendencias globales y comunes en todos los países que cuentan con una importante comunidad musulmana en su seno, hay también muchas disparidades y diferencias de un país a otro tanto en las políticas de integración adoptadas como por las diferencias relativas a la procedencia nacional de las distintas comunidades.

    La práctica del Islam en Europa se caracteriza por el pluralismo de los modos de expresión de las creencias así como de las estrategias de intervención de los musulmanes en la sociedad.

    Ciertos partidos políticos junto con sus voceros de las Mass Media dan excesiva atención a las figuras más retrógradas y radicales del Islam tiende a ocultar tendencias sociológicas más profundas. Jocelyne Cesari ha hecho hincapié en la emergencia de un “Islam secularizado”.

    La mayor parte de los jóvenes, de padres musulmanes, considerarían el Islam como un legado cultural importante pero adaptarían sus normas y valores en función de sus propias necesidades y utilizarían la religión como un referente identitario personalizado.

    La lógica individual se impondría sobre los imperativos y normas comunitarias, permitiendo de esta forma una plena integración en las sociedades, la misma lógica individual que caracteriza también los procesos de reislamización presentes en todos los países europeos independientemente del modelo de integración adoptado. Este fenómeno, sin embargo, sigue siendo un fenómeno minoritario.

    Como lo explica Olivier Roy la globalización tiende a romper el vínculo entre cultura e Islam. Este Islam “desculturalizado” es manifiesto en las nuevas interpretaciones radicales del Islam.

    La situación del inmigrante implica una transformación de su práctica religiosa. Como lo ha indicado Olivier Roy el paso de un modo colectivo de vivencia religiosa a la individualización ha estado favorecido por la debilidad institucional del Islam en Europa.

    Por esto y por otras cuestiones más profundas no se puede hablar de un “dominio del Islam en Europa” porque no existe una autoridad religiosa representativa que fije la norma en el país de acogida y la imposibilidad de imponer estas normas jurídicamente, esa ausencia de una autoridad absoluta modifican la relación del individuo con su religión.

    La ausencia de un marco socio-normativo facilitando la adhesión comunitaria a la norma religiosa transforma la vivencia religiosa en una elección personal del individuo que tiene que adaptar su comportamiento a un entorno social y normativo respondiendo a otras normas.

    En definitiva, para que haya “dominio del Islam” debe existir una representación unida del Islam y unas instituciones con poder ejecutivo claro, y eso no existe ni creo que en el futuro existirán en Europa. Ni incluso una reislamización pues esta requiere una acción colegiala unitaria y clara. Como por ejemplo, en España no existe ninguna institución que forme a los imamnes, (ni a imanes especializados en “derecho musulmán”) de las mezquitas, es decir, que no existe ninguna institución de control para que el Islam en Europa tome una dirección o otra.

    Por tanto ese “dominio” que tanto se habla es un mito más que hay que añadir a la concepción que se tiene del Islam por parte de los europeos.

    La práctica del Islam en Europa ha conservado también un carácter étnico. A través de la financiación de las mezquitas, los Estados de los países de origen han mantenido canales de influencia sobre los comportamientos religiosos. En muchas mezquitas hay agentes secretos de los países que instalan estas mezquitas.

    Estos mantienen estrechos vínculos de control con los musulmanes asentados en Europa, y presentan para los regímenes árabes numerosas ventajas. A través de la financiación de las mezquitas, las asociaciones y el envío de personas destinadas al adoctrinamiento, los estados árabes querían crear canales de presión susceptibles de servir sus intereses en el ámbito diplomático. Pero no de intereses estrictamente religiosos o de los intereses sociales, políticos y culturales de la comunidad de cada país. Estos en realidad lo que hacen es controlar a estos creyentes para que sirvan sus intereses diplomáticos, y promueven el quietismo social entre sus miembros en actos de acción social de esos países que están ubicados.

    continuaremos..... inxa Al-lâh
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Al mismo tiempo, la carencia de medios para autofinanciarse obligó a las distintas organizaciones a buscar una financiación exterior, cordialmente entregada por los estados deseosos de mantener una vía de influencia sobre las comunidades musulmanes instaladas en Europa.

    Es necesario volver a una mirada más serena sobre el Islam en Europa y sus distintas manifestaciones, políticas, culturales sociológicas y dejar de analizar todos los procesos que afectan las nuevas generaciones procedentes de la inmigración en términos religiosos y culturales.

    Nada tuvo que ver el Islam en la violencia urbana que se desató en las afueras de las grandes ciudades en Francia durante el otoño 2005, un fenómeno social sintomático de un profunda malestar de una juventud aculturada, una juventud que se ve a si misma como “ciudadanos de tercera categoría”. Por su exclusión social dentro de una sociedad que aparentemente dice tener los valores laicos: Libertad, Igualdad y Fraternidad.

    Para quitar dramatismo y no alimentar los prejuicios la educación tiene que desempeñar un papel fundamental. Para evitar que se afiance una imagen muy negativo del Islam y de las personas que se asocien a esta religión.

    Asimismo los medios de comunicación deberían dar más visibilidad a los que dentro de la comunidad musulmana asentada en Europa practican o solo conservan los elementos culturales del Islam pero que se distancian claramente de las posiciones adoptadas por los grupos más radicales. Es necesario considerar el islam europeo en toda su diversidad como base para las iniciativas como el “diálogo entre civilizaciones”.

    Recientes estudios sobre los jóvenes españoles musulmanes destacan que estos reivindican su derecho a tener varias identidades, No existe una contradicción entre Islam y ciudadanía y ese será en el futuro la articulación del Islam en España y en Europa. La articulación de la ciudadanía española, catalana, francesa, alemana, etc, será la piedra angular de la reinterpretación del Islam por parte de estos musulmanes europeos y por tanto veremos una integración de los jóvenes musulmanes en las sociedades democráticas, que les dejen ya es otro tema.

    Si por “dominante” debemos entender que la demografía entre los musulmanes europeos ira creciendo, se puede decir, que esa natalidad ira decreciendo e ira decreciendo en la medida que su educación vaya en aumento.

    Por otro lado, y en el caso contrario, no creo que la marginalidad y la exclusión social sea un aliciente para estos nuevos musulmanes suban los índices demográficos. Las nuevas generaciones de musulmanes nacidos en Europa no tienen la perspectiva de ir creciendo, ya sea por el primer motivo o por el segundo.

    ¿Pero cuál será el futuro de los musulmanes en Europa: ¡Solo Al-lâh –s.w.t.- lo sabe!

    Una muestra de la juventud musulmana:

    El velo anticapitalista:

    Ilham Moussaïd, de 22 años, reinvidica su confesión musulmana y ha sorprendido al presentarse como candidata a las elecciones regionales en Provenza-Alpes-Costa Azul por el Nuevo Partido Anticapitalista | "Se puede ser laica y feminista llevando el velo", asegura Ilham Moussaïd, candidata del NPA de Besancenot
    1
    Pañuelo palestino al cuello, fular blanco cubriéndole completamente el cabello, la joven Ilham Moussaïd, una estudiante francesa de 22 años de Aviñón (Vaucluse), se ha colocado inesperadamente en el centro del debate político a causa de su doble –y arduo– compromiso político y religioso. La joven, que reivindica públicamente su confesión musulmana y lleva el velo islámico –aunque no integral–, ha sorprendido a todo el país presentándose como candidata en las elecciones regionales del próximo mes de marzo en Provenza-Alpes-Costa Azul por el Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) de Olivier Besancenot.
    El cóctel entre el islam y una extrema izquierda que reivindica la laicidad y la liberación de las mujeres ha parecido indigesto a buena parte de la clase política francesa, incluidos algunos camaradas del cartero de Neuilly, justo en el momento en que se debate la eventual prohibición del velo integral (burka y niqab).

    Para la joven Ilham Moussaïd, militante y tesorera del NPA en el departamento de Vaucluse, no hay ninguna contradicción en esta doble condición. "Se puede ser laica y feminista llevando el velo", asegura con la misma determinación que se declara "anticapitalista e internacionalista" y aspira a "dar voz a las mujeres y los hombres procedentes de los barrios populares". "En este partido hay una mayoría de no creyentes, cierto, pero también hay creyentes de diversas religiones. La única diferencia conmigo es que en mi caso es visible", sostiene.

    Es justamente esta visibilidad –y no sus creencias personales– la que ha levantado ampollas. De entrada, porque se supone que debería representar –caso improbable, dadas sus expectativas electorales– a todos los ciudadanos con independencia de la religión de cada cual. Y, en segundo lugar, porque el velo que luce ostentosamente se asimila a la sumisión de la mujer. La Liga del Derecho Internacional de las Mujeres ha manifestado su "indignación" y ha denunciado el "doble lenguaje" del NPA –surgido de la trotskista Liga Comunista Revolucionaria (LCR)–, al "adherirse a un símbolo que significa segregación de sexos y estatus de segundo rango para las mujeres".

    Las críticas le han llovido al NPA desde todo el arco político. Desde la derecha, por supuesto, que ha visto la oportunidad de subrayar las contradicciones de los anticapitalistas: "Alucinante", ha calificado el diputado de la UMP Thierry Mariani; "una provocación", ha dictaminado su compañera de filas, Chantal Brunel.

    Pero la censura ha venido también desde la izquierda. Procurando no cebarse demasiado en quien puede ser un futuro socio, la primera secretaria del PS, Martine Aubry, ha asegurado que ella "no habría aceptado" nada semejante en su partido (y de paso, ha apoyado al ministro de Inmigración e Identidad Nacional, el tránsfuga socialista Eric Besson, por haber denegado la nacionalidad francesa a un hombre que obligaba a su mujer a vestir el velo integral). Incluso Jean-Luc Melenchon, líder del Partido de Izquierda –aliado del NPA– en varias regiones, habló de "error".

    Olivier Besancenot, en cuyo partido hay asimismo división de opiniones, atribuyó las críticas –que juzgó "caricaturescas"– al clima "islamofóbico nauseabundo" que hay en Francia. El cabeza de lista del NPA en la región salió asimismo en defensa de su pupila y recordó que el mítico Abbé Pierre se había presentado en la Asamblea Nacional en sotana. Eso sí, hace más de 60 años.
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Mensajes
    1,791

    Predeterminado

    Muy buena exposicion Abdal-lâh y muy ajustada a la realidad.

    Un saludo,

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •