Página 6 de 7 PrimerPrimer 1234567 ÚltimoÚltimo
Resultados 51 al 60 de 66

Tema: Adicción al amor y dependencia emocional

  1. #51
    imansharam-abir-903 Guest

    Predeterminado

    Yo salí de ese infierno emocional de una pareja cuando se suicido mi padre, y se me paso de golpe y llevaba mucho en depresion por amor pero un suicidio de un padre es mas y mi mente lo sopeso pero luego no entendi el suicidio de mi padre y se me tambien el disgusto osea, que no me llego a preocupar ambas cosas , uno se fue de mi lado en el amor y yo no queria y otro mi padre a quien amo se fue por propia voluntad y dije aqui hay que afrontar lo que venga y hoy en dia aunque me caigan bombas, si saldre corriendo pero ya me da igual, la dependencia es peor la que una hermana tiene al valium, por el suicidio de su padre tambien, del valium te salvas poco, de un amor si. Iman sharam

  2. #52
    Fecha de Ingreso
    03 sep, 11
    Ubicación
    Valencia
    Mensajes
    360

    Predeterminado Los egosentimientos en las relaciones de pareja

    Muy interesante post. Quiero compartir con todos un punto de vista que yo llamo "más espiritual" de las relaciones de parejas, espero que pueda ser de utilidad y aporte un granito de arena al trabajo que ya hay aquí.

    ¿Puede ocurrir que una persona se haya encontrado con su alma gemela y aún así no la valore y desee tener relación sexual con otras personas, e incluso le sea infiel?

    Sí. Cuando no hay una firmeza en los sentimientos, cuando no se lucha por cuidarlos y desarrollarlos y se permite que los egosentimientos se interpongan, suele ocurrir. En los espíritus poco sensibles a los sentimientos, el instinto biológico sexual
    predomina sobre el escasamente desarrollado sentimiento y esto hace que se busque más la satisfacción del cuerpo que la felicidad del espíritu. El deseo sexual en esta etapa se despierta fundamentalmente por el atractivo físico y la novedad. Cuando hay una satisfacción del cuerpo se pierde el interés por esa relación y se buscan nuevas relaciones. En este momento no hay una preferencia especial por nadie en particular. A medida que el espíritu avanza en el desarrollo de los sentimientos se aburre de la relación puramente sexual, puesto que una vez satisfecho el deseo siente un vacío en el interior, y busca algo más en una relación, esto es, amar y ser amado. Y aquí es donde entra en juego la afinidad sentimental, puesto que si ésta no existe, no se llega a alcanzar la plenitud del interior. Comienza entonces la lucha por los sentimientos, por encontrar la felicidad en la relación de pareja. En este camino el espíritu vivirá innumerables experiencias de relaciones personales, donde experimentará de todo, instintos, sentimientos y egosentimientos, y en función del grado de felicidad y de infelicidad que vaya experimentando irá poco a poco perfeccionando su sensibilidad y su capacidad de amar. Irá desechando los egosentimientos e irá desarrollando los sentimientos de amor. Tendrá cada vez más claro cuáles son sus sentimientos y también será más firme a la hora de vivir de acuerdo con lo que siente. También irá poco a poco mostrando más respeto por la libertad de sentimiento de los demás.

    ¿Cuáles son los egosentimientos más importantes que interfieren en los sentimientos de pareja?

    Los hay diferentes. El principal es el apego y de él derivan otros egosentimientos como la absorbencia y el victimismo, los celos,el resentimiento y el despecho, la obsesión sentimental, la culpabilidad en el amor, el miedo al amor y la confusión sentimental.

    ¿En qué consiste cada uno de estos egosentimientos?

    Empecemos por el apego. El apego es lo que comúnmente se conoce como “amor posesivo”. La persona que sufre de apego asume que cuando se crea un vínculo de pareja éste obliga a los cónyuges a ceder parte de su voluntad y libertad en favor del otro y, al mismo tiempo, que se adquieren derechos sobre la voluntad y la libertad del cónyuge. Podemos diferenciar dos facetas del apego, el apego activo y el apego pasivo.

    El apego activo se da en la persona que considera que el ser amado le pertenece en propiedad y que por ello tiene ciertos derechos sobre él. Se manifiesta como un deseo de poseer la voluntad de la otra persona y un afán de controlar su vida para que el otro haga lo que uno desea. Es decir, las personas con apego activo se creen con derecho a imponer su voluntad sobre la voluntad de su pareja. Quieren tener alguien que satisfaga sus deseos, que les complazca, y se creen con derecho a exigirlo del otro porque consideran que esto forma parte de las obligaciones de la relación de pareja.

    El apego pasivo es el que corresponde a la persona que permite que el cónyuge vulnere su libertad y voluntad porque cree que el vínculo de pareja le obliga a ello. La persona que sufre de apego pasivo tiene tendencia a volcarse en la satisfacción y la complacencia de la pareja, renunciando a su propia libertad y voluntad.

    La educación tradicional machista fomenta el apego en las dos variantes, pues aprueba el apego activo del hombre y educa a la mujer para que se amolde a vivir con apego pasivo. En una relación de pareja de tipo machista, el marido actuaría con apego activo, pues él se atribuye el derecho de dominar a la mujer, imponiéndole su voluntad y coartando su libertad, mientras que la mujer actuaría con apego pasivo pues se obliga a cederle al marido parte de su voluntad y su libertad.

    ¿En general, el hombre tiende a actuar con apego activo y la mujer con apego pasivo?

    No. Hay muchos casos que son a la inversa. También se puede dar el apego activo y pasivo en el mismo cónyuge y en ambos a la vez. El que exista apego activo o pasivo tiene que ver con el nivel evolutivo de cada espíritu. El apego activo se da con mayor preponderancia en la etapa de la vanidad, donde se conoce poco el amor y se desea y necesita más que se ama. Se busca en la relación de pareja que el otro satisfaga los deseos y necesidades de uno mismo. Si ese espíritu en la etapa de la vanidad encarna como hombre aprovechará la educación machista para justificar su actitud de dominancia, y si es mujer buscará también dominar con otras armas.

    El apego pasivo se da más habitualmente en el orgulloso por la necesidad que tiene de ser amado y por la mayor capacidad de amar que tiene. Cree que si se esfuerza por complacer al otro va a conseguir que le ame y como tiene gran capacidad de amar se entrega mucho en la relación, hasta el extremo de renunciar a su libertad y su voluntad.

    ¿Cómo se puede superar el apego?

    El apego activo se supera cuando se toma conciencia de que una cosa es el querer y otra el querer poseer. Que si amas a alguien de verdad has de empezar por respetar su voluntad y su libertad en todas las facetas de su vida, tanto como te gusta que se respete tu libertad y tu voluntad.

    El apego pasivo se supera cuando se toma conciencia de que amar a alguien no implica renunciar a tu libertad ni a tu voluntad, y que no tiene sentido renunciar a ellas por querer conseguir que te quieran, porque si la persona te ama de verdad no te pedirá esa renuncia como condición para amarte. La persona que te exige un sacrificio para amarte en realidad no te ama ahora ni te amará después, porque los sentimientos verdaderos surgen espontáneamente, no están condicionados a que hagas algo determinado.

    Continuara...
    Dios está separado de nada y nada está separado de Dios. Todos somos UNO. Nada más importa. Dios AMA cada ser humano que ha vivido, que vive o que vivirá...

  3. #53
    ro-da-427 Guest

    Predeterminado

    Yo no puedo decir otra cosa, que soy adicta al amor y al rock and roll, no puedo ser no adicta, besos a todos

  4. #54
    socorro-altamirano-189 Guest

    Predeterminado

    Jajajaja, esto està bueno!!!(Tira un hombre afortunado al Nilo, y volverá a salir con un pez en la boca!!!!)
    Y cohedependencia, es una atadura muy fuerte. Sòlo con la ayuda de Dios y tener fuerza de voluntad, se puede uno liberar. De los amores enfermizos.
    Bendiciones, Socorro Altamirano.

  5. #55
    socorro-altamirano-189 Guest

    Predeterminado

    Tienes razòn!!! Es dìficil, pero no imposible.

  6. #56
    socorro-altamirano-189 Guest

    Predeterminado

    Cierto!!! Es muy doloroso, se sufre mucho.

  7. #57
    Fecha de Ingreso
    03 sep, 11
    Ubicación
    Valencia
    Mensajes
    360

    Predeterminado

    Continua

    Absorbencia y victimismo

    Llamamos absorbencia al deseo de atraer la atención de los demás para que satisfagan o complazcan los deseos y
    necesidades de uno mismo. La persona dominada por la absorbencia suele pensar sólo en sí misma y exige y obliga a los demás a que le presten atención. En la relación de pareja suelen exigir al cónyuge una atención casi en exclusiva, por lo que vulneran frecuentemente su libertad y su voluntad, al convencerle de que esta atención les corresponde por derecho, por el vínculo afectivo que hay entre ellos. Si no consiguen la atención de buen grado, suelen utilizar el victimismo para conseguirlo.

    El victimismo es un egosentimiento que caracteriza a aquella persona que busca atraer la atención de los demás hacia sí misma procurando despertar el sentimiento de lástima, que los demás se compadezcan de ella, con el propósito de someter a los demás a su voluntad o de aprovecharse de ellos. Está muy relacionado con la absorbencia, pues el victimista suele ser absorbente, porque exige la atención de los demás sin respetar su libre albedrío. También es cobarde, pues no lucha para avanzar, sino para conseguir que otros les substituyan en sus pruebas y responsabilidades.
    Es una forma de manipulación muy sutil, pues muchas veces la persona manipulada es absorbida sin darse cuenta. El victimista
    suele jugar con el sentimiento de culpa, es decir, procura que su víctima se sienta culpable si no accede a complacer o satisfacer
    sus demandas.
    Por ejemplo, suele utilizar la propia enfermedad para atrapar a los demás. Inventan dolencias o exageran las que tienen para
    eludir responsabilidades o para forzar a otros a que las asuman por ellos. Otro argumento que suelen utilizar para causar lástima
    y justificar su absorbencia es decir que su malestar está causado porque en la infancia no fueron queridos, cuando no es cierto que esta sea la principal causa de su malestar. En las relaciones de pareja, suelen buscar como cónyuges a personas complacientes, que accedan siempre a sus pretensiones. Se hacen voluntariamente dependientes del cónyuge con su forma de comportarse, pues simulan estar mal siempre, física o psicológicamente, para recibir una atención constante y que el otro cargue con todo. Este comportamiento acaba por asfixiar y extenuar al cónyuge, pues prácticamente no tiene vida propia, sino que su vida gira en torno a satisfacer y complacer al victimista en los más mínimos detalles, pues le convence de que no puede valerse por sí mismo. Ellos mismos alimentan su malestar y no quieren mejorar, pues lo utilizan como arma para atrapar.


    ¿Cómo se superan la absorbencia y el victimismo?

    Renunciando a controlar la vida de los demás y respetando su libre albedrío. Esto quiere decir que hay que tomar conciencia de que no se tiene derecho a exigir ni imponer nada a nadie y menos bajo el pretexto de tener algún vínculo afectivo con ella. Al mismo tiempo, es necesario vencer la cobardía, la pereza y la comodidad para enfrentar los problemas por uno mismo, en vez
    de buscar siempre a alguien de fuera que los resuelva.

    Continuara...
    Dios está separado de nada y nada está separado de Dios. Todos somos UNO. Nada más importa. Dios AMA cada ser humano que ha vivido, que vive o que vivirá...

  8. #58
    Fecha de Ingreso
    03 sep, 11
    Ubicación
    Valencia
    Mensajes
    360

    Predeterminado

    Continua...

    Los celos

    Podríamos definir los celos como un desasosiego que padece una persona por el miedo de perder a alguien que considera de
    su propiedad. Los celos en la relación de pareja son característicos de la persona con apego activo, posesiva y absorbente, pues considera a la pareja de su propiedad y le exige una atención en exclusiva. Por ello se enfurecen cuando la pareja demuestra alguna atención o afectividad hacia otras personas.
    Los celos suelen manifestarse como una desconfianza permanente hacia la pareja y una obsesión recurrente con la idea de que la pareja le puede ser infiel. Esta obsesión lleva a ejercer un control exhaustivo sobre la vida de la otra persona bajo el pretexto de evitar posibilidades de infidelidad, y le hace tener animadversión hacia aquellas personas que se relacionen con su cónyuge,sobre todo hacia aquellos que considera como posibles competidores como pareja. Los celos pueden alimentar otros egosentimientos, que se emplean para ejercer un control sobre la vida del cónyuge, como la agresividad, la absorbencia, el victimismo o el despecho. El celoso durante la relación suele ser el despechado cuando ésta se rompe. La persona celosa refleja pobreza y debilidad de sentimientos. Primero, porque no presta atención a la felicidad del otro. Sólo piensa en satisfacer su deseo de dominación sin pensar en el gran daño que causa a la pareja. Segundo, porque no confía en que el vínculo de sentimientos sea suficiente para que se mantenga la unión de la pareja. Por eso recurre a la coacción y a la intimidación. Cuando hay amor verdadero se confía en los sentimientos y no hay temor de interferencias de terceras personas. Si aparece una tercera persona en la relación es síntoma de que los sentimientos que había eran pobres o que no existían.

    ¿Cómo se superan los celos?

    Los celos son síntoma de que no hay sentimientos, sólo apego activo. Los celos se superan reconociendo esta falta de sentimiento y reconociendo el propio apego activo. Para superarlo hay que renunciar al deseo de poseer al otro y respetar la libertad de sentimiento. Hay que tomar conciencia de que el amor verdadero es libre y no se puede forzar, surge espontáneamente y que es sobre esa base de ese sentimiento espontáneo libre y mutuo sobre la que se producirá la unión, sin necesidad de que exista una obligación o un esfuerzo por mantenerla.

    Continuara...
    Dios está separado de nada y nada está separado de Dios. Todos somos UNO. Nada más importa. Dios AMA cada ser humano que ha vivido, que vive o que vivirá...

  9. #59
    Fecha de Ingreso
    03 sep, 11
    Ubicación
    Valencia
    Mensajes
    360

    Predeterminado

    Continua...

    El resentimiento y el despecho

    El resentimiento es un egosentimiento que se caracteriza por la animadversión hacia alguien que consideramos que nos ha perjudicado. Uno se siente herido en su amor propio, o en sus sentimientos y se siente justificado para perjudicar al que le ha hecho daño, porque espera una satisfacción de ese perjuicio. Existe un deseo de resarcimiento o venganza. Cuando la persona actúa por resentimiento tiene tendencia a perjudicar no sólo a aquellos que le han hecho daño, sino en general a todo el mundo, puesto que cuando el resentimiento se adueña de la voluntad de la persona, le hace creer que todos los actos de los demás hacia sí mismo tienen una intención oculta que tiene como objetivo perjudicarle. La persona resentida se vuelve desconfiada en extremo.

    Una variante del resentimiento es el despecho. En este caso es la animadversión hacia la pareja porque decide romper la relación.
    La persona despechada se siente herida en sus sentimientos porque considera que ha perdido algo que le pertenecía y encaja mal esa pérdida. Desea el sufrimiento para su ex pareja y suele actuar para perjudicarla. La persona se siente víctima y con derecho a hacer daño al otro, que considera causante de su mal. Su lema es: “Por lo que me has hecho sufrir te voy a hacer sufrir”.
    La persona despechada utiliza todo aquello que considera un arma para resarcirse, el victimismo, la difamación, la manipulación, el chantaje, la amenaza, la coacción o la agresividad.
    Se cree justificada para emprender acciones que perjudiquen a la ex pareja, a través de agresiones, amenazas, falsas acusaciones de maltrato, deseo de desposeer al otro de los bienes materiales que ha habido en común, etc. Si hay hijos en común se les utiliza como arma arrojadiza, intentando impedir su relación con los hijos o dando mala imagen de la ex pareja a los hijos para que haya discordia entre ellos. Si la ex pareja tiene una nueva relación, también la nueva pareja puede ser objetivo del ataque del despechado, sobre todo si considera que su separación tiene que ver con esa nueva relación.

    ¿Pero no es normal que cuando alguien es abandonado por su pareja se sienta mal?

    Se puede sentir tristeza, decepción, frustración, soledad o nostalgia como consecuencia de la ruptura. Pero una cosa es sentir tristeza y otra bien distinta es desear el sufrimiento para el otro y actuar para hacerle sufrir. La persona despechada también refleja pobreza y debilidad de sentimientos, ya que el que ama verdaderamente jamás actúa para perjudicar al ser amado, ni aun cuando éste toma una decisión que uno no comprende. Y esto ocurre porque todavía no hay un respeto de la libertad de sentimiento, que le da a cada persona el derecho a decidir con quién quiere o no quiere mantener una relación. Si hubiera un respeto de la libertad de sentimiento se sufriría menos cuando se produce una ruptura de pareja y se haría sufrir menos a los demás.

    ¿Cómo se supera el despecho?

    Todo gira en torno a lo mismo, es decir, la superación del apego y el respeto a la libertad de sentimiento. Igual que dijimos en el caso del apego activo y los celos, hay que tomar conciencia de que nadie pertenece a nadie. No existe el derecho de propiedad sobre el cónyuge, y por ello no se tiene el derecho de decidir por él y menos de exigirle la continuidad de la relación si no es su voluntad. Por tanto, no hay ninguna justificación para actuar en su contra.


    Continuara...
    Dios está separado de nada y nada está separado de Dios. Todos somos UNO. Nada más importa. Dios AMA cada ser humano que ha vivido, que vive o que vivirá...

  10. #60
    socorro-altamirano-189 Guest

    Predeterminado

    Dios mio!!!
    Que dura esta situaciòn, sinceramente hay personas que sufren màs que otras!!

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •