Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 11 al 14 de 14

Tema: Azar asajud...Huella del rezo

  1. #11
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Ubicación
    Murcia
    Mensajes
    612

    Predeterminado

    brr, as salam alaykum,

    Muy agudo el comentario, Badr. Los comentarios los he leído con relación a personas mayores, que llegan a deformárseles las rodillas, pero como tú he conocido a muchísimas personas (tanto jóvenes como de edad), de gran tesón, y a los que no les aparece nada en la frente, quizá porque siguen la sunna del turbante y de cubrirse con lo único de este mundo que les hará compañía en la tumba.

    Salam

  2. #12
    Fecha de Ingreso
    08 jul, 09
    Mensajes
    286

    Predeterminado

    VALOR DE LA POSTRACION (O SUYUD)

    Rasulullah (s.a.s.) dijo: "Con nada se acerca el hombre a Allah que sea mejor que un Suyud secreto". Y dijo también: "Cuando un musulmán se postra ante Allah, Allah eleva su rango y elimina el efecto de sus torpezas". Un hombre dijo a Habibullah (s.a.s.): "Invoca a Allah para que me proporcione tu intercesión ante Él y me haga tu compañero en el Yanna", y Rasulullah (s.a.s.) le contestó: "Ayúdame haciendo muchos Suyud". Y dijo también: "Lo más cerca que un hombre puede estar de Allah, lo está durante el Suyud". El Corán dice: "Póstrate y acércate", y también: "Ellos (los múminin) tienen el signo en sus frentes, la huella del Suyud"... se ha dicho que ese signo es la marca que deja el contacto de la frente con el suelo, y también se ha dicho que es la Luz del Jushú' o profundidad del Salat. Se ha relatado que cuando un musulmán hace el Suyud, Shaytán llora y dice: "A él se le ha ordenado postrarse y se ha postrado y su destino es el Jardín; a mí se me ordenó que me postrara y me negué y fuí expulsado del Jardín, y mi destino es el Fuego". Se ha contado que 'Ali ibn 'Abdullah ibn 'Abbás se postraba ante Allah cada día mil veces, y por ello fue llamado el Sayyád. También se ha contado que el califa 'Omar ibn 'Abdelaziz nunca se postró sobre alfombra alguna, sino directamente sobre el polvo.

  3. #13
    Fecha de Ingreso
    10 may, 09
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    67

    Post Yo

    yo tengo un pequeño moraton en la frente, y el pie izquierdo tengo uno mas grande, eso es porq cuando me siento apoyo el peso de mi cuerpo sobre el pie...

  4. #14
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Ubicación
    Murcia
    Mensajes
    612

    Predeterminado

    Cita Iniciado por ·HuD· Ver Mensaje
    yo tengo un pequeño moraton en la frente, y el pie izquierdo tengo uno mas grande, eso es porq cuando me siento apoyo el peso de mi cuerpo sobre el pie...
    brr, as salam alaykum,

    Creo que te vendrá bien esta anécdota (procedente de "El adorno de los Abdâls"):

    En el año 585 en Marchena, en la región de Andalucía, teníamos un compañero, de entre los hombres santos, de nombre Abdul-Mâjîd ben Selmah, que se ocupaba de enseñar el Corán. Era un excelente jurista que sabia de memoria el Corán y los Hadices, hombre de piedad y mérito que siempre estaba al servicio de los fuqarâ, que Allâh le sea propicio. Me contó lo que le ocurrió en una ocasión: " Una noche, me dijo, mientras me encontraba en la habitación donde habitualmente hacia mis plegarias, al terminar estas me incliné invocando el Nombre de Allâh. Noté de improvisto, que una persona retiraba la tela sobre la que rezaba y la reemplazaba por una gruesa estera. Luego me dijo: ¡Haz tus plegarias sobre esta estera! Yo había cerrado con llave la puerta de la habitación, y me encontraba solo. El miedo se apodero de mí. Aquel hombre me dijo: "El que vive en la intimidad de Allâh no se asusta -y añadió- pero témeLe en todos los estados". Tuve entonces una inspiración, y le pregunté: "¡Oh, Sîdî! , ¿Por qué medios llegan los Abdâl a ser Abdâl?", y él me respondió": Por los cuatro medios que ha mencionado Abú Tâlib (al-Makkî) en su libro 'El Alimento de los Corazones': Por el silencio, la soledad, el hambre y la vigilia. Después de esto este hombre desapareció, sin que yo supiese por donde, ya que la puerta estuvo todo el tiempo cerrada. Sin embargo, la estera que me había traído estaba debajo de mí".

    Ese hombre era uno de los Abdâl. Su nombre es Mu'âdh Ibn Ashras -que Allâh este satisfecho con él-...
    Lo saco a colación porque es una sana costumbre hacer las cosas fáciles, y proveerse de ciertas comodidades forma parte de ello. En mi caso utilizo una alfombra gruesa sobre la que después coloco la alfombrilla propiamente dicha (en las mezquitas que he visitado generalmente tienen una alfombra o esterilla gruesa). Eso evita que te salgan moratones en los pies y si te encuentras cómodo seguramente disfrutarás mejor de la oración. Y en cuanto a la frente, la costumbre es colocarse algún paño de tela que la cubra y que te evite el contacto directo con el suelo, aunque la esterilla gruesa ya ayude bastante a ello. Es por simple comodidad. (Como anécdota, te apunto que aunque en el madhab Malikí no se considera así y en principio no es importante, en el Hanafí en cambio es obligatorio cubrirse la cabeza en la salat.)

    Salam'

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •