Página 1 de 7 1234567 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 62

Tema: Cuentos sufíes

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    14 jul, 09
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    1,244

    Predeterminado Cuentos sufíes

    Había una vez un hombre que vivía con su hijo en una casita del campo. Se dedicaba a trabajar la tierra y tenía un caballo para la labranza y para cargar los productos de la cosecha, era su bien más preciado. Un día el caballo se escapó saltando por encima de las bardas que hacían de cuadra. El vecino que se percató de este hecho corrió a la puerta de nuestro hombre diciéndole:

    -Tu caballo se escapó, ¿que harás ahora para trabajar el campo sin él? Se te avecina un invierno muy duro, ¡qué mala suerte has tenido!

    El hombre lo miró y le dijo:

    -¿Buena suerte o mala suerte? Sólo Allah lo sabe.

    Pasó algún tiempo y el caballo volvió a su redil con diez caballos salvajes con los que se había unido. El vecino al observar esto, otra vez llamó al hombre y le dijo:

    -No solo recuperaste tu caballo, sino que ahora tienes diez caballos más, podrás vender y criar. ¡Qué buena suerte has tenido!

    El hombre lo miró y le dijo:

    -¿Buena suerte o mala suerte? Sólo Allah lo sabe.

    Más adelante el hijo de nuestro hombre montaba uno de los caballos salvajes para domarlo y calló al suelo partiéndose una pierna. Otra vez el vecino fue a decirle:

    -¡Qué mala suerte has tenido! Tu hijo se accidentó y no podrá ayudarte, tu eres ya viejo y sin su ayuda tendrás muchos problemas para realizar todos los trabajos.

    El hombre, otra vez lo miró y dijo:

    -¿Buena suerte o mala suerte? Sólo Allah lo sabe.

    Pasó el tiempo y en ese país estalló la guerra con el país vecino de manera que el ejército iba por los campos reclutando a los jóvenes para llevarlos al campo de batalla. Al hijo del vecino se lo llevaron por estar sano y al de nuestro hombre se le declaró no apto por estar imposibilitado. Nuevamente el vecino corrió diciendo:

    -Se llevaron a mi hijo por estar sano y al tuyo lo rechazaron por su pierna rota. ¡Qué buena suerte has tenido!

    Otra vez el hombre lo miró diciendo:

    -¿Buena suerte o mala suerte? Sólo Allah lo sabe.

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    14 jul, 09
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    1,244

    Predeterminado

    2. El Zorro inválido



    Una vez un hombre vio a un zorro inválido y se preguntó cómo haría para estar tan bien alimentado. Decidió pues, seguirlo y descubrió que se había instalado en un lugar donde solía ir un gran león a devorar a sus presas. Cuando el león terminaba de comer, se alejaba y entonces el zorro iba y se alimentaba a placer.

    El hombre se dijo:

    -Yo también quiero que el destino me ofrezca de igual manera.

    Y se marchó a un pueblo y se sentó en una calle cualquiera a esperar. Pasó el tiempo y no sucedió nada, excepto que cada vez estaba más hambriento y débil. Entonces, en su debido momento, escuchó una voz interior que le dijo:

    -¿Porqué quieres ser como un zorro que busca la manera de beneficiarse de otros?, ¿por qué no ser como un león para que otros se beneficien de ti?

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    03 mar, 09
    Ubicación
    ceuta
    Mensajes
    1,090

    Predeterminado

    una historia que hace encontrar el sentido comun.

    muy buena brigeco salam
    ¨NUNCA TE DUERMAS SIN APRENDER ALGO NUEVO¨

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    10 abr, 09
    Ubicación
    en barcelona spaña
    Mensajes
    1,224

    Predeterminado salam brigeco

    me encantan stas historias
    me recuerdan las noches con mi papa,calentitos,con castañas y moniatos,esplicando cuentos tan bonitos como ste.Ah!


    habia una vez un niño llorando desesperadamente,a lo k pasa el rey y le pregunta:
    niño pork lloras
    -me he perdido de mi mama
    a lo k el rey dice k busken a la mama,di niño,como es?
    -a lo k el niño reponde:es la mujer mas bonita del mundo
    el rey le trae a la mujer mas guapa
    -a lo k el niño dice no,no es sta
    el rey trae otra mujer muy bella
    -a lo k el niño dice no,ni mama mas guapa
    despues de 10-12 mujeres muy bellas el rey estaba destrozado y no savia k hacer,cuando pasa una mujer encorvada,con vestido negro, pobre y con pelo blanco
    -a lo k el niño grita mama,loco de alegria
    el rey lo mira y responde esa es la mujer mas bella del mundo
    -a lo k el niño responde si ,es mi mama

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    14 jul, 09
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    1,244

    Predeterminado

    Gracias Alamir, los cuentos nos pueden enseñar mucho y dicen muchas verdades, los cuentos sufíes se basan en la memoria mas antigua y ancestral comun de todas las religiones y culturas aunque disidentes de todas ellas, voy a ir poniendo cada dia uno de ciento cuarenta y cuatro cuentos, creo que nos pueden enseñar algo, si quereis podeis comentar lo que querais o aportar mas cosas relacionadas con estos cuentos, estos cuentos y el pensamiento sufí en general tuvo mucha repercusion en el islam y en concreto en el antiguo Al-Andalus, e influyo mucho sobre el Islam, desde mi punto de vista son cuentos con mucha sabiduria que no solo son para los niños y solo se me ocurren dos palabras....."SABIDURIA"y "CONOCIMIENTO".

    Un saludo

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    14 jul, 09
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    1,244

    Predeterminado

    3. El Amor y la Pasión



    Había una princesa que estaba locamente enamorada de un capitán de su guardia y, aunque sólo tenía 17 años, no tenía ningún otro deseo que casarse con él, aún a costa de lo que pudiera perder. Su padre que tenía fama de sabio no cesaba de decirle:

    -No estás preparada para recorrer el camino del amor. El amor es renuncia y así como regala, crucifica. Todavía eres muy joven y a veces caprichosa, si buscas en el amor sólo la paz y el placer, no es este el momento de casarte.

    -Pero, padre, ¡sería tan feliz junto a él!, que no me separaría ni un solo instante de su lado. Compartiríamos hasta el más profundo de nuestros sueños.

    Entonces el rey reflexionó y se dijo:

    -Las prohibiciones hacen crecer el deseo y si le prohíbo que se encuentre con su amado, su deseo por él crecerá desesperado. Además los sabios dicen: “Cuando el amor os llegue, seguidlo, aunque sus senderos son arduos y penosos”.

    De modo que al fin le dijo a su hija:

    -Hija mía, voy a someter a prueba tu amor por ese joven. Vas a ser encerrada con él cuarenta días y cuarenta noches. Si al final siguen queriéndose casar es que estás preparada y entonces tendrás mi consentimiento.

    La princesa, loca de alegría, aceptó la prueba y abrazó a su padre. Todo marchó perfectamente los primeros días, pero tras la excitación y la euforia no tardó en presentarse la rutina y el aburrimiento. Lo que al principio era música celestial para la princesa se fue tornando ruido y así comenzó a vivir un extraño vaivén entre el dolor y el placer, la alegría y la tristeza. Así, antes de que pasaran dos semanas ya estaba suspirando por otro tipo de compañía, llegando a repudiar todo lo dijera o hiciese su amante. A las tres semanas estaba tan harta de aquel hombre que chillaba y aporreaba la puerta de su recinto. Cuando al fin pudo salir de allí, se echó en brazos de su padre agradecida de haberle librado de aquel a quién había llegado a aborrecer.

    Al tiempo, cuando la princesa recobró la serenidad perdida, le dijo a su padre:

    -Padre, háblame del matrimonio.

    Y su padre, el rey, le dijo:

    -Escucha lo que dicen los poetas de nuestro reino:

    “Dejad que en vuestra unión crezcan los espacios.

    Amaos el uno al otro, más no hagáis del amor una prisión.

    Llenaos mutuamente las copas, pero no bebáis de la misma.

    Compartid vuestro pan, más no comáis del mismo trozo.

    Y permaneced juntos, más no demasiados juntos,

    pues ni el roble ni el ciprés, crecen uno a la sombra del otro”.

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    18 abr, 09
    Ubicación
    Melilla (España)
    Mensajes
    352

    Predeterminado

    gracias hermano por las historias, la primera me la sabia las otras no, yazak allah

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    14 jul, 09
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    1,244

    Predeterminado

    4. El asno y el camello



    Un asno y un camello caminaban juntos. El camello se movía con pasos largos y pausados. El asno se movía impacientemente tropezándose de vez en cuando. Al fin el asno dijo a su compañero:

    -¿Cómo es que me encuentro siempre con problemas, cayéndome y haciéndome rasguños en las patas, a pesar de que miro cuidadosamente al suelo mientras camino, mientras que tú que nunca pareces ser consciente de lo que te rodea, con tus ojos fijos en el horizonte, mantienes un paso tan rápido y fácil en apariencia?

    Respondió el camello:

    -Tu problema es que tus pasos son demasiados cortos y cuando has visto algo es demasiado tarde para corregir tus movimientos. Miras a tu alrededor y no evalúas lo que ves. Piensas que la prisa es velocidad, imaginas que mirando puedes ver, piensas que ver cerca es lo mismo que ver lejos. Supones que yo miro el horizonte, aunque en realidad sólo contemplo hacia el frente como modo de decidir qué hacer cuando lo lejano se convierta en cercano. También recuerdo lo que ha sucedido antes y así no necesito mirar hacia atrás y tropezar una vez más. De este modo lo que te parece confuso o difícil se vuelve claro y fácil.

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    03 mar, 09
    Ubicación
    ceuta
    Mensajes
    1,090

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Brigeco Ver Mensaje
    4. El asno y el camello



    Un asno y un camello caminaban juntos. El camello se movía con pasos largos y pausados. El asno se movía impacientemente tropezándose de vez en cuando. Al fin el asno dijo a su compañero:

    -¿Cómo es que me encuentro siempre con problemas, cayéndome y haciéndome rasguños en las patas, a pesar de que miro cuidadosamente al suelo mientras camino, mientras que tú que nunca pareces ser consciente de lo que te rodea, con tus ojos fijos en el horizonte, mantienes un paso tan rápido y fácil en apariencia?

    Respondió el camello:

    -Tu problema es que tus pasos son demasiados cortos y cuando has visto algo es demasiado tarde para corregir tus movimientos. Miras a tu alrededor y no evalúas lo que ves. Piensas que la prisa es velocidad, imaginas que mirando puedes ver, piensas que ver cerca es lo mismo que ver lejos. Supones que yo miro el horizonte, aunque en realidad sólo contemplo hacia el frente como modo de decidir qué hacer cuando lo lejano se convierta en cercano. También recuerdo lo que ha sucedido antes y así no necesito mirar hacia atrás y tropezar una vez más. De este modo lo que te parece confuso o difícil se vuelve claro y fácil.
    muy curiosa esta historia,a mi me la conto una vez el profesor de la autoescuela, para explicarme que mirara a lo lejos cuando conduzca para que cuando llegara improvisara lo que iba a hacer,siempre sin dejar de tener atencion cerca,muy curiosa jeje
    ¨NUNCA TE DUERMAS SIN APRENDER ALGO NUEVO¨

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    14 jul, 09
    Ubicación
    Iberia
    Mensajes
    1,244

    Predeterminado

    A mi me parecen muy curiosos y muy interesantes, cuando termine de poner todos, ya te pondré y os pondré otros cuentos sufíes como los cuentos sufíes de Nasrudin, es un personaje entre la realidad y el mito, no se sabe si existio o no pero hay mucho de leyenda sobre él.

    Un saludo

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •