Página 1 de 6 123456 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 55

Tema: Tawhid y Trinidad

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    10 feb, 09
    Mensajes
    52

    Predeterminado Tawhid y Trinidad

    Buenos días (calurosos) a todos.

    Me gustaría lanzarles una pregunta. Será clara y concisa, aunque no sencilla. Acepto todo tipo de comentarios, y también referencias (si existe alguna publicación relacionada, autores que traten el tema, etc.)

    No soy católico, pero como la inmensidad de niños que crecieron en este estado a priori laico (el español) hice la catequesis y la primera comunición. Una tarde, debatí con el sacerdote de mi parroquia hasta la extenuación sobre la Santísima Trinidad. Se enervó tanto de mí y de mis preguntas, que zanjó el tema de manera severa. Para concluir me dijo:
    - No racionalices. Cuando mueras lo comprenderás.

    Hoy día estoy de acuerdo en que no es el raciocinio el camino para la comprensión de estos conceptos. Pero la pasividad y la obediencia ciega hasta la muerte tampoco es mi mejor compañera.

    Y ahora la pregunta:

    ¿Podría haber un sentido, nivel o dimensión, para relacionar el Tawhid con la Trinidad? Es decir, ¿podría considerarse que en el Tawhid encajaría la Trinidad?

    Gracias a todos.

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Heterónimo Ver Mensaje
    Buenos días (calurosos) a todos.

    Me gustaría lanzarles una pregunta. Será clara y concisa, aunque no sencilla. Acepto todo tipo de comentarios, y también referencias (si existe alguna publicación relacionada, autores que traten el tema, etc.)

    No soy católico, pero como la inmensidad de niños que crecieron en este estado a priori laico (el español) hice la catequesis y la primera comunición. Una tarde, debatí con el sacerdote de mi parroquia hasta la extenuación sobre la Santísima Trinidad. Se enervó tanto de mí y de mis preguntas, que zanjó el tema de manera severa. Para concluir me dijo:
    - No racionalices. Cuando mueras lo comprenderás.

    Hoy día estoy de acuerdo en que no es el raciocinio el camino para la comprensión de estos conceptos. Pero la pasividad y la obediencia ciega hasta la muerte tampoco es mi mejor compañera.

    Y ahora la pregunta:

    ¿Podría haber un sentido, nivel o dimensión, para relacionar el Tawhid con la Trinidad? Es decir, ¿podría considerarse que en el Tawhid encajaría la Trinidad?

    Gracias a todos.
    No
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    03 oct, 08
    Ubicación
    Uruguay
    Mensajes
    1,758

    Predeterminado

    NO, con frío, y bien conciso, va con humor

    Hay una sura, la 112, Al Ijlas que dice:

    Di, El es Allah, el Uno,(único)
    Allah es quien de todos dependen, (absoluto)
    No ha engendrado ni ha sido engendrado
    Y no hay nadie que se Le pareza

    Si vamos a la Trinidad, según CIC,

    253, La Trinidad es Una, no confesamos tres dioses, sino un solo en tres personas. Va en contra de la primer ayat.

    255, Las presonas divinas son relativas unas a otras, esto contradice la segunda ayat. Ya no hay un absoluto.

    254, El padre es quien engendra el hijo quien es engendrado, lo opuesto totalmente a la ayat 3.

    253, ...cada una de ellas, es enteramente Dios, es decir la segunda y tercera persona se le parecen.

    Salams

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    b-2 Taûhid

    El Islam se basa en su radical afirmación de la Unidad (taûhid). Y que se resume en la xahada, el testimonio
    que todo musulmán hace cuando comprende a través de su intelecto que Al-lâh es Uno e Único: <<No existe más Divinidad que Al-lâh, y Muhammad es su Enviado>>. En cuanto al primer testimonio, quiere decir que lo único Real es Al-lâh -s.w.t.-. Todo lo demás, la manifestación es apariencia e ilusión. Todas las cosas se reducen a una sola cosa: con la xahada se descubre la <<unidad >> y el objetivo final del Islam. La afirmación de Su Unidad <<sin asociado>>, la afirmación del Uno lleva a la extinción de la ignorancia dualista. El taûhid es la comprensión de la unidad de la materia (es decir cuerpo) y del espíritu. El taûhid nos enseña la unidad de las diferentes culturas y diversidades humanas. De que la Humanidad tiene un mismo origen y un mismo destino. Entender el concepto del taûhid del Islam <<en la Verdad>> es saciar [conocer] esa sed devoradora que tiene la ilusión, lo irreal, es decir, la creación, del Uno que sólo Su <<efusión>> en el corazón puede aplacar. La compresión del taûhid es un desbordamiento de Al-lâh -s.w.t.-, que inmunda todo el ser y lo restituye a la Unidad (taûhid). La compresión de la Unicidad Divina en un viaje iniciático, un viaje hacía el origen común, que compartimos con toda la Creación. El taûhid nos enseña a respetar tanto al espíritu (hálito de la vida) como a la materia, pues esta materia proviene de Al-lâh -s.w.t.- y es Sagrada, es decir, respetamos nuestro entorno ecológico porque es Sagrado, proviene de Al-lâh -s.w.t.-. Cuando el ser humano comprende la Unidad a través de la abstracción, entonces, aspira a convertirse en un Hombre Universal (insan kamîl), que es el hombre justo, fraternal, solidario. La justicia, la igualdad y la universalidad del Islam es su rasgo peculiar, el Islam con su concepción del taûhid es la síntesis y la praxis de todas las enseñanzas llamadas religiones, porque el taûhid es la médula de la cuál se nutren todas estas enseñanzas. Las formas interiores y exteriores, la manipulación humana es lo que nos diferencian. El taûhid rechaza todo tipo de intermediarios entre Al-lâh -s.w.t.- y el ser humano. Es decir, rechaza el monacato y el clero. La relación entre la criatura y su Creador debe ser directa, sin intermediarios. Sabido es la peculiar inclinación humana de manipular a la gente a través de la religión, por esto el Islam condena la profesionalización de la religión. En el nombre de la religión se han cometido grandes y graves atrocidades, el Al-Qur`ân nos pone en guardia sobre esta gente sin escrúpulos y nos advierte de que no sean obedecidos.
    Para Xariati, por ejemplo, identifica la <<unicidad Divina>> con la unidad y la homogeneidad social y económica de los mu`minûn, en una <<sociedad sin clases y unitaria>>. El pueblo por fin dueño de su destino.
    S
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    10 feb, 09
    Mensajes
    52

    Predeterminado

    Saludos de nuevo.

    Me esperaba estas dos respuestas.

    Antes de continuar, me gustaría dejar algo claro: mis pensamientos al respecto siguen siendo los mismos que los de mi niñez. Es decir, considero que la Trinidad es un absurdo teológico, al menos desde un punto de vista racional, y la Tawhid para mí no es una cuestión de fe, sino de certeza. Es una certeza absoluta. Sin embargo, lo que me planteo es ir más allá de la mera racionalidad.

    El Tawhid es una certeza, pero es también un misterio, y tiene distintos niveles de comprensión. A medida que los niveles son más profundos, podemos considerar aspectos que a priori eran incongruentes entre sí. Eso es lo que me pregunto. Si existe algún pensamiento, autor o grupo (por controvertidos que sean), que haya podido considerar de alguna forma que la Trinidad no violaría el Tawhid.

    Ahora leo la respuesta de `Abdal-lâh, y he de decir que la comparto absolutamente.

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    03 oct, 08
    Mensajes
    484

    Predeterminado una respuesta más trini

    Aquí en este foro muchos intérpretes de las aleyas y los hadithes , se agarran al mejor significado alegando correcta interpretación acorde con su pensamiento,

    Parten de la hipótesis de que no existe la mayor, y tampoco se niega la tesis suya ya que el objeto no incide de forma directa a limitar el significado.

    En fin, trinidad en realidad no esconde herejía, ni esconde asociación con dios ni nada por el estilo.
    Trinidad nace del hecho del mito de la creación. Según tengo entendido, existen tres formas de comunicación que resumen la creación entera.

    Conocedor (la persona),
    Conocimiento (dios)
    Camino para conocer (aquí se engloban todas las ansias de vida y todo lo que rodea las estrategias de supervivencia en el sentido más amplio del término).
    Estas tres, Trinidad, a priori parten de se tres pero se quedan en uno cuando uno alcanza el conocimiento, ya no habrá tres sino uno. Y es uno para el que experimenta y no el que solo piensa o solo lee y solo le preocupa su mujer los niños, y madre

    Estos es trinidad, 3 procesos que cuando se profundiza la persona en el conocimiento, la persona ya va aprendiendo del camino del conocimiento, a la vez va perdiendo su carácter de conocedor se van fusionando en una sola la potencialidad, el Ser.

    Cabe interpretar aquí que tanto el Islam como el cristianismo, se unen entorno a ese concepto.
    Ahora bien, las palabras del Corán que mencionan el asociar a Allah otro, también es interpretable como el querer otra cosa que no sea quererse a él, o que es lo mismo, el querer otra cosa que no sea el ir por el camino del conocimiento.

    Asociar a Allah otro, también es interpretable como el estar pendiente de otro como fuente de seguridad que no sea Allah.
    Asociar a Allah otro, es lo que todos hacemos mil veces a lo largo del día, el egoísmo es asociar otro a Allah, el creerse rey de reyes para uno mismo y para los demás también es asociar a Allah otro.

    Asociar a Allah otro no es creer que dios tiene hijo y madre y espíritu santo cosa que en mi opinión una interpretación infantil del concepto de trinidad, sino el que tengamos cada día miles de cosas que por ellas nos volcamos y nada de memoria para acercarse a dios, en el modo que cada uno crea bueno para sí.

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    03 oct, 08
    Ubicación
    Uruguay
    Mensajes
    1,758

    Predeterminado

    La relación entre la criatura y su Creador debe ser directa, sin intermediarios.
    , verdad que nos puso Abdal lah.

    No se si te he comprendido bien Heterónimo, ahora has planteado la pregunta de otra forma.

    En los místicos cristianos se encuentran muchos ejemplos de personas, que han llegado a la Unicidad, siguiendo un camino sin intermediarios, solos ellos y su creador, algo así como lo puso Victor. En estos casos la trinidad que si forma parte de su doctrina religiosa no interfiere en nada con abrazar la unicidad de Dios.

    Lo digo de otra forma, en ellos el concepto de Trinidad, fundamento de su religión no es impedimento para llegar al Unico Dios. En ese punto ya nada importa, solo el y su Creador.

    Salams

  8. #8
    xisca Guest

    Predeterminado

    Para Xariati, por ejemplo, identifica la <<unicidad Divina>> con la unidad y la homogeneidad social y económica de los mu`minûn, en una <<sociedad sin clases y unitaria>>. El pueblo por fin dueño de su destino.


    ESto esta bien como teoria, el problema es que es poco practico, osea, no es real...................Exactamente igual que la forma de entender la "Unicidad Divina", en el islam, esta muy bien y realmente Es lo que Es, pero en la practica no es real. En la relacion de Dios con el hombre esa Unicidad se multiplica,da mayor extension a su numero, que es la expresion de una cantidad en relacion a su UNIDAD, se hace mas, siendo solo Uno. Y quien diga lo contrario es porque no conoce al "Unico", en su totalidad, que por otra parte, solemos ser todos.

    De hecho, la Unicidad es una cualidad que solo puede tener el que es "Unico", y el unico es aquel, al que no se le puede comparar con nada ni nadie.
    Pero Dios, a la vez que singular, en la forma de extraordinario y excelente, es plural, porque se manifiesta en mas de un aspecto.Y el que diga lo contrario, conradice las evidencias que nos muestran tanto la Biblia como el Coran.

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    ABD AL-WAHID YAHIA
    (RENÉ GUÉNON)


    Capítulo III: ET-TAWHÎD

    La doctrina de la Unidad, es decir, la afirmación de que el Principio de toda existencia es esencialmente Uno, es un punto fundamental común a todas las tradiciones ortodoxas y podemos incluso decir que es sobre este punto sobre el que su identidad de fondo aparece más claramente, mani¬festándose hasta en la misma expresión. En efecto, cuando se trata de la Unidad, toda diversidad se borra y es sólo cuando se desciende hacia la multiplicidad cuando las diferentes formas aparecen, siendo entonces múltiples los propios modos de expresión, como aquello con lo que se relacionan, y susceptibles de variar indefinidamente para adaptarse a las circunstancias de tiempos y lugares. Pero "la doctrina de la Unidad es única" (según la fórmula árabe: Et Tawhîdu wâhidun), es decir, que es por todas partes y siempre la misma, invariable como el Principio e independiente de la multiplicidad y del cambio que no pueden afectar más que a las aplicaciones de orden contin¬gente.
    Asimismo podemos decir que, contrariamente a la opinión corriente, nunca ha habido en ninguna parte doctrina alguna realmente "politeísta", es decir, que admi¬ta una pluralidad de principios absoluta e irreductible.
    Este "pluralismo" no es posible más que como una desviación que resulta de la ignorancia y de la incomprensión de las masas y de su tendencia a apegarse exclusivamente a la multiplicidad de lo manifestado: de ahí la "idolatría" bajo todas sus formas, que nace de la confusión del símbolo en sí mismo con lo que está destinado a expresar y la personificación de los atributos divinos considerados como otros tantos seres independientes, lo que es el único origen posible de un "politeísmo" de hecho. Esta tendencia va acentuándose además a medida que se avanza en el desarro¬llo de un ciclo de manifestación, porque este mismo desa¬rrollo es un descenso hacia la multiplicidad y en razón del oscurecimiento espiritual que lo acompaña inevitablemente. Por eso, las formas espirituales más recientes son las que deben enunciar del modo más ostensible al exterior, la afir¬mación de la Unidad; y, de hecho, esta afirmación no está expresada en ningún lugar tan explícitamente y con tanta insistencia como en el Islamismo en el que parece incluso, si puede decirse, absorber en ella cualquier otra manifestación.
    La única diferencia entre las doctrinas tradicionales a este respecto es la que acabamos de indicar: la afirma¬ción de la Unidad está en todas partes pero, al principio, no tenía ni siquiera la necesidad de ser formulada expresa¬mente para aparecer como la más evidente de todas las verdades, pues los hombres estaban entonces demasiado cerca del Principio para ignorarla o perderla de vista. Ahora, por el contrario, puede decirse que la mayoría de ellos, ligados por completo a la multiplicidad y habiendo perdi¬do el conocimiento intuitivo de las verdades de orden supe¬rior, sólo alcanzan con dificultad la comprensión de la Unidad; y por eso se hace poco a poco necesario, a lo largo de la historia de la humanidad terrestre, formular esta afirmación de la Unidad muchas veces y cada vez de un modo más claro, podríamos decir, de un modo más enérgi¬co cada vez.
    Si consideramos el estado actual de las cosas vemos que esta afirmación está de algún modo más velada en ciertas formas tradicionales y que incluso constituye a veces como su vertiente esotérica, tomando esta palabra en su sentido más amplio, mientras que en otras, aparece ante todos de tal modo que se llega a no ver más que ella, aunque haya sin duda, aquí también, muchas otras cosas, pero que sólo son secundarias con respecto a ésta. Este último caso es el del Islamismo, incluso exotérico; el esoterismo no hace aquí más que explicar y desarrollar todo lo que está contenido en esta afirmación y todas las consecuencias que derivan de ella y, si lo hace a menudo con términos idénticos a los que encontramos en otras tradiciones, como el Vedanta y el Taoísmo, no hay motivo para extrañarse de ello ni para ver ahí el resultado de préstamos históricamente contestables; es así, simplemente, porque la verdad es una y porque, en este orden principial, como decíamos al comienzo, la Unidad se mani¬fiesta hasta en su expresión misma.
    Por otra parte, hay que observar, considerando siempre las cosas en su estado presente, que los pueblos occidentales y, más especialmente, los pueblos nórdicos, son los que parecen experimentar más dificultades para comprender la doctrina de la Unidad, al mismo tiempo que están más ligados que todos los demás al cambio y a la multiplicidad. Ambas cosas van evidentemente juntas y quizás hay algo ahí que depende, al menos en parte, de las condiciones de existencia de estos pueblos: cuestión de temperamento, pero también cuestión de clima, uno estando, por lo demás, en función del otro, al menos hasta cierto punto. En efecto, en los países del Norte, en los que la luz solar es débil y a menudo velada, todas las cosas aparecen a la vista con un valor igual, si así puede decirse, y de un modo que afirma pura y simplemente su existencia individual sin dejar entre¬ver nada más allá; así, en la apariencia ordinaria misma no se ve verdaderamente más que la multiplicidad. Es completamente distinto en los países en los que el sol, por su irradiación intensa, absorbe, por decirlo así, todas las cosas en sí mismo, haciéndolas desaparecer ante él como la multiplicidad desaparece ante la Unidad, no porque deje de existir según su modo propio, sino porque esta existen¬cia no es nada en absoluto respecto al Principio. Así, la Unidad se vuelve de algún modo sensible: este brillo solar es la imagen de la fulguración del ojo de Shiva que reduce a cenizas toda manifestación. El sol se impone aquí como el símbolo por excelencia del Principio Uno (Allahu Ahad) que es el Ser necesario, El solo que Se basta a Sí mismo en Su absoluta plenitud (Allahu Es-Samad) y de quien depen¬den completamente la existencia y la subsistencia de todas las cosas que fuera de El no serían sino nada.

    El "monoteísmo", si se puede emplear esta palabra para traducir Et-Tawhîd, aunque restrinja un poco su signi¬ficado haciendo pensar casi inevitablemente en un punto de vista exclusivamente religioso, el "monoteísmo", deci¬mos, tiene pues un carácter esencialmente "solar". En ningún lugar es más "sensible" que en el desierto, donde la diversidad de las cosas está reducida a su mínimo y donde, al mismo tiempo, los espejismos revelan todo lo que tiene de ilusorio el mundo manifestado. Allí, la irradiación solar produce las cosas y las destruye, las transforma y las reabsor¬be después de haberlas manifestado. No podría encontrarse una imagen más verdadera de la Unidad desplegándose exteriormente en la multiplicidad sin dejar de ser ella misma y sin ser afectada por ello y haciendo volver luego a ella, siempre según las apariencias, esta multiplicidad que, en realidad, nunca ha salido de ella, pues no podría haber nada fuera del Principio al que nada se puede añadir y del que nada se puede substraer, porque El es la indivisible totalidad de la Existencia única. En la luz intensa de los países de Oriente, basta con ver para comprender estas cosas, para captar de inmediato su verdad profunda; y, sobre todo, parece imposible no comprenderlas así en el desierto, donde el sol traza los Nombres divinos con letras de fuego en el cielo.


    Gebel Seyidna Mousa, 23 shawal 1348 H.
    Mesr, Seyidna El-Hussein, 10 moharram 1349 H.
    (Aniversario de la batalla de Kervala).


    (Publicado originalmente en "Le Voile d'Isis", julio de 1930, p. 512-516).
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    03 oct, 08
    Mensajes
    484

    Predeterminado

    ahora se entiende mejor los nombres de allah que son 99 con carácter humano y la referencia al unico como incomparable?
    Vo sacáis de los 99 nombres de allah más de lo humano con potencias de 10 que de calificar a allah como unico?
    ¿
    Cómo es que daís 99 nombres de allah comparables con el humano?
    ¿se entiende vuestra contradicción? ¿No?
    típico de los obedientes a ciegas, y los que nacen ya musulmanes o cristianos sin reflexión alguna.

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •