Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 19

Tema: La muerte de Rasulollah s.w.s

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    10 may, 09
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    67

    Unhappy La muerte de Rasulollah s.w.s

    podria alguien describirme o mostrarme un articulo donde se explica con detalle la muerte del amado profeta Muhammad sala allah 3alaihi wua salim taslima.
    Me gustaria saber cuales fueron sus ultimas palabras, sus ultimos gestos en este mundo.

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    15 may, 09
    Ubicación
    Madrid,España
    Mensajes
    5

    Predeterminado

    [Después de una corta enfermedad, Rasuluallah falleció el 8 de junio de 632 en la ciudad de Medina a la edad de 63 años.

    Abu Bakr, el padre de Aisha, la tercera mujer de Rasuluallah, fue elegido por los líderes de la comunidad musulmana como el sucesor de Rasuluallah (califa), pues éste era el favorito deRasuluallah. Cualquiera que hayan sido los hechos, lo cierto es que Abu Bakr se convirtió en el nuevo líder del Islam. La mayor parte de su corto reinado la pasó combatiendo tribus rebeldes en lo que se conoce como las Guerras Ridda.

    A la fecha de la muerte de Rasuluallah, había unificado toda la Península Arábica y expandido la religión islámica en esta región, así como en parte de Siria y Palestina.

    Posteriormente los sucesores de Rasuluallah extendieron el dominio del imperio árabe a Palestina, Siria, Mesopotamia, Persia, Egipto, el Norte de África y España.


    Descendientes de Rasuluallah A Rasuluallah le sobrevivieron su hija Fátima y los hijos de ésta. Los chiíes afirman que el esposo de Fátima, Alí y sus descendientes, son los verdaderos líderes del Islam. Los sunníes no aceptan esta afirmación, si bien respetan a los descendientes de Rasuluallah.

    Los descendientes de Rasuluallah son conocidos por diferentes nombres, tales como sayyid y sharif. Muchos líderes y nobles de los países musulmanes, actuales y pasados, afirman ser descendientes de Mahoma con variables grados de credibilidad, tales como la dinastía fatimí del Norte de África, los idrisíes, la actual familia real de Jordania y los imanes ismaelitas que usan el título de Agha Khan.

    Espero que te haya servido

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    10 may, 09
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    67

    Thumbs up GrAcIaS

    Gracias por tu aportacion, pero yo queria una descripcion sobre la muerte del profeta s.w.s, como murio, que dijo antes de morir, y que paso despues (parte ya lo has dicho)
    Pero tu texto me ha servido

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    18 abr, 09
    Ubicación
    Melilla (España)
    Mensajes
    352

    Predeterminado

    El Profeta se retiró a la casa de `Ấisha. Su hija Fâtima entró y él le pidió que se acercara. Le murmuró algo al oído y ella se echó a llorar. Entonces, volvió a pedirle que se acercara, le murmuró de nuevo algo al oído y ella sonrió. Después de la muerte del profeta (SAAWS) se le preguntó a Fâtima lo que le había dicho. Ella contó que la primera vez, el Profeta le anunció que moriría esa misma noche, razón por la que lloró. Luego viendo que lloraba le dijo que ella sería el primer miembro de su familia que va a morir después de él.



    El lunes de madrugada, cuando el Profeta oyó las voces de la gente en la mezquita. Abrió la cortina de su apartamento y se le iluminó su pálida cara con una sonrisa viendo a la gente de pie detrás de Abû Bakr que presidía la oración. La gente sintió su presencia y se alegraron por verlo, se apartaron para dejarle pasar pero él les indicó que prosiguieran y no se movieran. Ellos de vez en cuando le echaban una mirada para verle. La gente contaba que su cara iluminaba como el levantamiento del sol, porque iba a encontrarse con Allah.



    Al amanecer del mismo día, el profeta (SAAWS) murió. Nació al amanecer y murió al amanecer. Su nacimiento fue la señal de la venida de luz a tierra y su muerte es la señal de que esa luz permanecerá iluminando la tierra con el mensaje que trajo a la humanidad.



    Pero el Profeta no murió prosternado o leyendo el Corán, sino que murió entre los brazos de nuestra señora `áisha. Es algo muy significativo. Toda su vida fue una manifestación de amor. El arcángel Ÿibrîl le reveló el Corán la primera vez abrazándole. Jadîÿa, su primera mujer, murió entre sus brazos y ahora él muere con la cabeza apoyada en el pecho de su esposa `áisha. Esta última cuenta que antes de su muerte, el Profeta decía: «El saludo de Allâh a ti también Ÿibrîl », por lo que ella supo que Ÿibrîl estaba en la casa. Este último dijo al Profeta: « ¡Oh Mohammad! Aquí está el ángel de la muerte y te pide permiso para entrar, permiso que nunca pidió a alguien antes de ti y que nunca pedirá después de ti». El Profeta contestó: « ¡Autorízale que entre! » Cuando `áisha le oyó supo que el ángel de la muerte estaba presente. Este último se puso en frente del Profeta y le dijo: « Allâh meHa Enviado a ti y me Ordenó que te obedeciera. Si me ordenas coger tu alma, la cogeré y si me ordenas que la deje, la dejaré». El Profeta levantó el dedo hacia el cielo y dijo: «¡Quiero la compañía del Altísimo, quiero la compañía del Muy Altísimo!».



    El ángel de la muerte vino entonces a la cabeza del Profeta (SAAWS) y dijo: «¡O buen espíritu! espíritu de Mohammad hijo de `Abdullâh, sal hacia la gracia del que Está Satisfecho de ti y no enojado contigo!».



    La cabeza del Profeta se hizo, de repente, pesada en brazos de su esposa `áisha y su mano cayó sobre su cuerpo. La señora `áisha supo que el Profeta se había muerto y no supo qué hacer. Confusa, abrió la puerta de su apartamento que daba a la mezquita y gritó: « ¡El Profeta ha muerto, el Profeta ha muerto! y todos los que estaban en la mezquita echaron a llorar.



    Los compañeros del Profeta estaban abatidos por la noticia. `Alî Ibnu Abî Tâleb cayó a rodillas, paralizado por la tristeza no pudo levantarse. En cuanto a `Ozmân, le cogían de la mano como a un niño gimiendo y llorando. Fâtima, en cuanto a ella, se resignó e intentó mantenerse paciente como se lo había recomendado su padre (SAAWS) y ella sólo decía: "O padre !has contestado a la llamada de tu Señor! ¡O padre el alto paraíso del Firdaws es tu casa! ¡O padre! ¡A Ÿibrîl anunciamos tu muerte!



    `Omar estaba aún más conmocionado, él que es acostumbrado a ser firme y resignado en lo que concierne estas cosas, sacó su espada y dijo: «El que me diga que el Profeta ha muerto, le corto la cabeza, sólo fue al encuentro de Allâh como lo hizo el profeta Mûsâ».



    El más resignado de todos fue Abû Bakr. Entró en el apartamento del profeta (SAAWS), le abrazó y le besó la frente y dijo: "¡O! mi bien amado, ¡O! mi Profeta". Luego mirando la cara iluminada del Profeta dijo: "Qué bello eres vivo y qué bello eres muerto mi Profeta". Luego salió y dijo: "tú `Omar cállate. Y vosotros: (dirigiéndose a los presentes en la mezquita) a aquellos que adoraban a Mohammad, este último ha muerto y a aquellos que adoran a Alâlâh, Alâlâh es Vivo y Eterno». Era firme por el mensaje divino. Yo, por mi parte, os digo que si el Profeta no está aquí, su mensaje sigue existiendo.



    Abû Bakr empezó a recitar las siguientes aleyas que se pueden traducir así: "Mohammad sólo es un mensajero -otros mensajeros pasaron antes de él- si muriera, ¿os volveríais atrás entonces? cualquiera que haga marcha atrás no perjudicará a Allâh y Allâh recompensa más bien a los agradecidos. » (TSQ, 'Ale-`Imrân (LA FAMILIA De IMRAN): 144).



    `Omar dijo: "fue como si hubiera oído esta aleya por primera vez. Entonces supe que había muerto". Salió de la mezquita buscando un sitio para llorar a solas. Pero Abû Bakr lo retuvo y le recordó: "¡'Omar, el Mensaje!", `Omar comprendió que había que elegir a alguien para dirigir a la nación antes de enterrar al Profeta. Veis la conciencia de los musulmanes para con el mensaje divino. ¿Os habéis olvidado del mensaje de Allâh y os habéis dedicado a vuestros hijos olvidando el mensaje de Allâh y la responsabilidad de reformar la tierra?.



    Los musulmanes se reunieron y nombraron a Abû Bakr como califa y la gente le juró fidelidad.



    El profeta fue lavado (baño religioso de los muertos) por los miembros de su familia; su primo y cuñado `Alî, su tío Al-`Abbâs, su hijo (primo del Profeta) Al Fadl Ibn Al-`Abbâs y Usâma Bnu Zayd hijo de Zayd Ibnu Hâriza. Lo lavaron con su ropa como lo había recomendado él mismo a `Alî.



    Después de ello, entraban las multitudes para despedirse del Profeta. Entraron los compañeros encabezados por Abû Bakr Assidîq y `Omar, luego las mujeres y los niños. Luego vino el momento del entierro. No sabían si tendrían la fuerza de enterrar a aquel que fue su bien amado. Se acordaron de su hadîz: «Mi vida tiene efecto benéfico sobre vosotros, y mi muerte tiene buen efecto sobre vosotros. Mi vida tiene efecto benéfico sobre vosotros porque os guío a la vía recta, y mi muerte tendrá buen efecto sobre vosotros porque vuestros actos me serán expuestos cada jueves, si hacéis buenos actos, alabé a Allâh y si cometéis malos actos pediré a Allâh perdón por vosotros. Los compañeros le preguntaron: ¿cómo nos reconocerás, Mensajero de Allâh?». Él les contestó: «Os reconoceré uno a uno por vuestros parentescos y vuestros nombres ». Los compañeros le dijeron: "Cómo será posible si estarás bajo tierra y él respondió que Allâh prohibió a la tierra que coma los cuerpos de los profetas y mensajeros de Allâh".



    Los compañeros enterraron al profeta (SAAWS) con tristeza y dolor en el alma. Al enterrarle, Al Mughîrá Ibn Shu'ba tiró su anillo en la tumba, y dijo a los compañeros que esperen porque le cayó su anillo. Quiso bajar a la tumba, besar al profeta y ser la última persona que se despida de él. Aquella noche la gente entró triste a su casa llorando.



    Anas Ibnu Mâlek dijo: «El Profeta entró en La Medina un lunes y toda la ciudad se iluminó con su venida, y la dejó el lunes y toda la ciudad se ensombreció por su ausencia.»



    A la mañana siguiente y de madrugada, Bilâl como de costumbre, subió a la mezquita para llamar a la oración. Llegando a la parte donde decía: y Mohammad es el Mensajero de Al∙lâh, no pudo decirlo y se echó a llorar. Le pidió entonces a Abû Bakr que lo dispensara de esa tarea.

    ¿Llevamos nosotros también ese amor hacia el Profeta? ¿Lo echamos de menos hoy en día?

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    10 abr, 09
    Ubicación
    en barcelona spaña
    Mensajes
    1,224

    Predeterminado como siempre

    gracias morad como siempre
    pero tengo una pregunta de donde sacas tanta informacio,eres un estuduioso? y como haces para dormir tan poco

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    18 abr, 09
    Ubicación
    Melilla (España)
    Mensajes
    352

    Predeterminado

    jajaja, no hermana parvane no soy un estudioso, aun solo soy un estudiante de 20 años, en cuanto a la informacion, tengo distintas fuentes, muchas veces son cosas que yo me se que me las cuentan en la asociacion islamica badr de melilla, otras las pregunto a los imanes de las mezquitas y tambien existe un gran mundo virtual llamado internet que puedes encontrar de todo. Lo de dormir tan poco supongo que lo diras por la hora que publique el mensaje, pues te cuento en ese momento hablaba con mi novia por telefono y apobeche un momento que ella tenia que hacer unas cosas para poner el mensaje y despues me llamo y seguimos hablando hasta muy tarde y eso que tenia que despertarme temprano jajaja, pero merecia la pena.

    saludos hermana

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    10 abr, 09
    Ubicación
    en barcelona spaña
    Mensajes
    1,224

    Predeterminado morad

    Si con 20 años escribes asi k haras a los 40
    a mi como mujer me agradaria k se tocaran + temas refente a la mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente.
    bueno, pues gracias a tu novia jeje
    un saludo y kermos +

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    18 abr, 09
    Ubicación
    Melilla (España)
    Mensajes
    352

    Predeterminado

    Cita Iniciado por parvane Ver Mensaje
    Si con 20 años escribes asi k haras a los 40
    a mi como mujer me agradaria k se tocaran + temas refente a la mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente.
    bueno, pues gracias a tu novia jeje
    un saludo y kermos +
    jajja, a los 40 nose solo allah lo sabe todo y en cuanto a lo del tema
    "la mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente." intentare informarme bien y documentarme un poco y abrire un nuevo tema para que hablemos un poco de ello, realmente es un tema muy interesante. Y si gracias a ella y que contenta se puso cuando le lei la traduccion del anasheed zawajati. de ahmed bukhatir. jaja

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    18 abr, 09
    Ubicación
    Melilla (España)
    Mensajes
    352

    Predeterminado

    Cita Iniciado por parvane Ver Mensaje
    Si con 20 años escribes asi k haras a los 40
    a mi como mujer me agradaria k se tocaran + temas refente a la mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente.
    bueno, pues gracias a tu novia jeje
    un saludo y kermos +
    salam ualikom hermana ya he creado un tema sobre "mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente", lo encontraras en el foro familia y educacion islamica.

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    27 jun, 09
    Ubicación
    Vivo en Barcelona.
    Mensajes
    33

    Predeterminado Sus ultimas palabras

    salam wa3likum
    Cuando Muhammad ya estaba en el lecho de muerte con su tercera esposa Aisha le dijo:
    - Me tienes a mi, habibati. Aisha, sé que has mirado con envidia los collares que regalaba a mis demás esposas. La verdad es que pensé en encargar uno para ti. Pero nunca pude encontrar una piedra lo bastante preciosa para que expresara la naturaleza de nuestro amor. Espero que me perdonarás, mi pequeña Pelirroja.
    - No hay nada que perdonar. Me has dado tu precioso amor. Es todo lo que necesitaba.
    - Cuánto coraje tienes, mi esposa-niña. No, mi esposa-guerrera. Toma esta espada y úsala bien, habibati. Te será útil en la yihad que se aproxima.
    - ¿Una guerra santa? Quraysh no volverá a atacarnos, aunque faltes tú. Nuestro ejército los aplastaría en un instante.
    - Será como Allah disponga. Pero me refiero también a nuestras luchas internas.-Se retorció como si una antorcha encendida le hubiera quemado la piel, Aisha se estremeció de miedo--. Aisha --dijo con voz ahogada-- Ayúdame.
    - Aisha, tu deseo se ha cumplido. Con tu caricia me has quitado el dolor que sentía.
    - Loado sea Allah.-suspiro Aisha.-
    -No hay más Dios que Allah.- luego exhaló un gran suspiro y se derrumbó en mi regazo, tan pesado como una piedra.
    - Muhammad!!! Muhammad!!! Oh, Allah!!! ¿Por qué?

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •