As salam´aleikum wa rahmatullah wa barakatuhu.

El escritor estadounidense publica "Ministerio de casos peciales".

Nathan Englander quiere romper con sus raíces.Tras el éxito de los cuentos "Para el alivio de insoportables impulsos" (Lumen), publicado hace casi una década, la prensa de Estados Unidos catalogó a este neoyorquino como uno de los "grandes escritores judios", junto a Isaac B.Singer o Philip Roth.Mucha presión para su autor que no tiene 40 años y que pretende escribir una literatura "universal, sin etiquetas".Por eso, para su primera novela, Ministerio de casos especiales (Mondadori), Englander se fue lejos de Nueva York y de Israel: a la Argentina de 1976.

"En ministerio de casos especiales", Kadish Poznan es un hombre mediocre que trabaja en un cementerio.Quita de las lápidas el nombre de familias ricas judias que temen la llegada al poder de la Junta militar.Le acompaña su hijo, Pato, idealista y crítico con la actitud de su padre.En plena Guerra sucia, Pato desaparece, como las decenas de miles de personas que fueron detenidas y torturadas entre 1976 y 1983.(...)

La crítica de una sociedad dictatorial es obvia, aunque el autor también cuestiona su propia identidad.Y lo hace con lo que mejor conoce: las tradiciones judias.Kadish es el nombre de un rezo y el protagonista está obsesionado con su nariz, "la hija de puta"(...) Vale, soy judio, pero no escribo de una manera determinada por mi religión".

(...) Diíicil es de quitar a Englander la etiqueta de "escritor judio", aunque el neoyorquino consigue en su libro crear un mundo en el que Dios no es un protagonista.

Muntassir.


nota.- Pues vaya un mérito; Además de llamar a su nariz "hija de puta".Porque no retrata el lado más grotesco de la represión en Palestina.




De : Público, 230409.
Guillaume Fourmont.Madrid.