Una economía muy abierta, en la cual “hay cero control a la entrada y salida de capitales”, un pequeño mercado bursátil, la dependencia de los bancos públicos y privados a líneas de crédito, la necesidad de la economía de contar inversión externa y la disminución en la cantidad de remezas provenientes de Estados Unidos, son algunos de los motivos que colocan al país en un entorno de vulnerabilidad, según menciona el economista.
Pero igualmente cita otros motivos. “Hay otro conjunto de razones que hacen que nuestra economía sea doblemente vulnerable. Eso se debe a dos políticas puestas en práctica a partir de finales del 2006 como fue la revalorización del colón y reducir la tasa de interés”.
“Una revalorización de la moneda abarata lo importado y hace menos rentable exportar. Además, cómo un país con una escasez de ahorro va ha tener una tasa de interés que castigue ahorrar”.