EL VESTIDO PIADOSO

En el Nombre de Dios, El Clemente,El Compasivo

-¡Hijos de Adam! Hice descender para vosotros vestidos que cubrieran vuestras vergüenzas y os sirvieran de adorno. Pero el vestido de la piedad, ése es mejor. Esto forma parte de los signos de Allah para que podáis recapacitar. (Qur´an 7:26)

*El vestido de la piedad (Taqwa) cubre las debilidades del corazón y lo
embellece. Se ha dicho siempre que el habito no hace al monje. Buscar la forma sin fondo, es una preocupación en muchos casos bajo los efectos de la vanidad algo muy típico en los hombres y en las mujeres.
Vemos a mujeres con burka y Niqab en el corazón de occidente, a pesar de que no es algo que indica explicítamente el Qur´an. Despreciando la opinión de los sabios del Fiqh Imam Malik, Imam Shafi´i y Abu Hanifa, incluso "Al-Albani en su libro Hiyab ul-Marratil Muslimah", que aboga por la opinión de ningún Niqab, refiriéndose a las narraciones auténtica con un hadiz de Al-Bujari, donde el Profeta Muhammad (s.a.w.) no obligó a una joven y mujer atractiva a ponerse ni el Burka ni el Niqab que se le acercó para preguntarle sobre una cuestión del Hayy.
Y una cosa es el pudor y otra es la obsesión que tienen hacia las mujeres, que rosa muchas veces la locura. Y en el siguiente hadiz tenéis una idea:
-La salida de las mujeres al excusado

120. ‘Âisha relató que las esposas del Profeta (s.a.w.) solían ir a Al-Manâsi’ por la noche a hacer sus necesidades; y éste es un lugar abierto. ‘Umar solía decir al Profeta (s.a.w.):
- ‘Que tus esposas se cubran con el velo’, pero el Profeta (s.a.w.) no las obligaba. Una noche, Sawda bint Zam‘a, esposa del Profeta (s.a.w.) salió a la hora del ‘ishâ (oración de la noche) y era una mujer alta; entonces, ‘Umar le gritó:
«Sawda, te he reconocido», hizo esto pues deseaba fuertemente que Dios revele la orden de usar el velo. Al tiempo, Dios reveló la orden de usar el velo. (Sahih Bujari)
Fíjense en que contexto fue revelado. En esos tiempos la casas carecían de servicios. Salían a las inmediaciones para llevar a cabo sus necesidades. Y había gente enferma del corazón indica el Qur´an. que se dedicaba a observar las siluetas, y no se salvaban ni las mujeres del Profeta (s.a.w.). Sin vergüenzas para entendernos.