Cita Iniciado por maria Ver Mensaje
En fin, Allah legitima el texto coránico y nos advierte del peligro que suponen las tradiciones inventadas por el hombre:



“Hay en sus historias motivo de reflexión para los dotados de intelecto... No es un relato inventado, sino confirmación de los mensajes anteriores, explicación detallada de todo, dirección y misericordia para gente que cree” 12:111

3) LAPIDAR A LOS ADÚLTEROS





Tradición:



“La lapidación era un precepto coránico en época del Profeta (sas) un tiempo después, habiendo dejado Aisha la puerta de su casa abierta, entró una cabra y se comió la página donde se registraba la lapidación” (ibn Hanbal)



Corán:



El Libro de Allah aboga por la moralidad y el orden social. Ese es el motivo por el que las relaciones extramatrimoniales son penadas. Observemos el verso 24:2 y después repasemos los argumentos coránicos que niegan explícitamente la lapidación.



Este es el único castigo que aparece en el Libro de Allah para los que cometen adulterio:



“A la adultera y al adultero dadles cien azotes a cada uno. Que la compasión por ellos no os aparte de la ley de Allah, si es que creéis en Allah y en el último Día. Y que un grupo de creyentes sea testigo de su castigo” 24:2



-La palabra “zina” –adulterio- (que es la que aparece en el verso) se utiliza tanto para el casado como para el soltero. La lengua árabe no hace distinción aquí. Solo existe una palabra para definir a ambos. Por lo tanto, no es cierto que existan castigos diferentes para casados y solteros.



-El siguiente versículo nos informa que:



“El que comete “zina” no podrá casarse más que con una que cometa “zina” o con una asociadora. La que comete “zina” no podrá casarse más que con uno que comete “zina” o con un asociador. Eso les está prohibido a los creyentes” 24:3

(¿Cómo se podrían casar si previamente se les ha matado a pedradas?)



-“¡Evitad el zina, pues es fahish! ¡Que mal camino...!” 17:32



En árabe, “fahish” significa “un acto vergonzoso grave”. Por lo tanto, “zina” es un “fahish”. Veamos que nos dice el Corán sobre el castigo que conlleva este tipo de actos:



“Llamad a cuatro testigos de vosotros contra aquéllas de vuestras mujeres que cometan “fahish”. Si atestiguan, recluidlas en casa indefinidamente o hasta que Allah les procure una salida.
Si dos de los vuestros la cometen, castigad a ambos con firmeza. Pero, si se arrepienten y enmiendan (esta es la salida procurada por Allah para todos aquellos que cometen “fahish”), dejadles en paz. Allah es Indulgente, Misericordioso” 4:15-16

¿Cómo podría alguien arrepentirse después de muerto? Este versículo elimina cualquier posibilidad de aplicar la pena de muerte para los actos de “fahish”



-Más pruebas:



“Y si estando ya casadas, cometieran un acto de indecencia (fahish), se les impondrá la mitad del castigo que a las mujeres libres” 4:25

¿Se puede medio/matar a alguien?



“¡Oh esposas del Profeta! Quien de vosotras fuera culpable de conducta inmoral (fahish) manifiesta, su castigo sería doble” 33:30

¿Se puede matar dos veces a una persona?



-Concentrémonos de nuevo en el “zina”. ¿Qué es realmente lo que designa esta palabra? Para contestar debemos tener en cuenta que Allah nos exige cuatro testigos para llevar a cabo la acusación.

¿Qué significaría esto? Pues simplemente que, haciendo “zina” estaríamos cometiendo, de algún modo, un acto sexual “en público”.

¿Cómo puede ser? Muy fácil. El Corán ha prohibido expresamente que la gente se ande por ahí espiando -“y no os espiéis unos a otros” 49:12- Entonces, si son cuatro los que no están espiando pero si están presenciando el acto sexual… no nos queda más remedio que llegar a la conclusión de que “zina” = acto sexual ilícito practicado en público.



-Es lógico que estos actos estén, de algún modo, penados. Ahora bien, ¿se necesita “despellejar” viva a una persona para que restituya su moralidad? Teniendo en cuenta la Misericordia de Allah, no debería resultarnos difícil responder. De hecho, el Corán nos recuerda continuamente la Compasión de nuestro Creador:



"¡Coge en tu mano un manojo de hierba, y golpea con él, y así no romperás tu juramento!" 38:44



Estas son las palabras de Allah a Su siervo Ayyub; Misericordia en su más puro estado. Allah no permitió que -aún mereciéndose el castigo- la mujer de Ayyub fuese dañada físicamente.

Mi conclusión es que el verdadero castigo que Allah ha impuesto para el “zina” es el hecho de que éste se haga público –con la vergüenza que esto supondría-. No olvidemos que el verso termina diciendo: “Y que un grupo de creyentes sea testigo de su castigo”



-Por si todo esto fuese poco, deberíamos también conocer que los únicos que lapidan son, según el Corán, los incrédulos:



“Dijeron: "¡En verdad, si no cejas en tu empeño, Oh Nuh, serás sin duda lapidado a muerte!" 26:116



“Respondió: “¿Acaso te disgustan mis dioses, Oh Ibrahim? ¡Ciertamente, si no desistes, haré que seas lapidado! ¡Aléjate de mí para siempre!” 19:46



“¡Pues, ciertamente, si dan con vosotros, podrían lapidaros o haceros volver a su religión --y entonces jamás alcanzaríais bien alguno!” 18:20



“Dijeron: “¡Auguramos, en verdad, un mal de vuestra parte! ¡Si no desistís, ciertamente hemos de lapidaros, y sufriréis a manos nuestras un doloroso castigo!” 36:18



“¡Oh Shuaaib! ¡No entendemos el sentido de mucho de lo que dices; por otro lado, vemos claramente cuán débil eres entre nosotros: y si no fuera por tu familia, sin duda te habríamos lapidado, porque tú no tienes poder contra nosotros!” 11:91



En fin, por mucho que la tradición pretenda justificar la lapidación, el Corán la niega. ¿Cómo Allah iba a ordenar semejante atrocidad?



“Y cuando cometen un acto malvado, suelen decir: “Hallamos que nuestros padres lo hacían,” y, “Allah nos lo ha ordenado.” Di: “Ciertamente, Allah no ordena atrocidades. ¿Vais a atribuir a Allah algo de lo que no tenéis conocimiento?” 7:28
Me ha encantado leerte, completamente de acuerdo en lo que dices. ¡Gracias! Espero que mucha gente te lea y se informe bien antes de asociar al Islam tópicos culturales tan graves como este. Salam! :-)