Asegúrate de incluir los siguientes alimentos, que tienen propiedades comprobadas para controlar la enfermedad.

Aguacate o palta. Disfrutarlas con jugo de limón, pimienta negra recién molida y pan integral, sin excederse.

Panes integrales. Son más nutritivos debido a que el grano entero aporta abundantes cantidades de fibra, vitaminas B, minerales y proteínas esenciales para el metabolismo de los azúcares.

Pollo. La pechuga magra es la carne con menos grasa que se encuentra para nivelar los niveles de grasas en la sangre que impiden el metabolismo de los azúcares.

Pescado. Las grasas omega 3 reducen la tendencia a la coagulación de la sangre y por tanto disminuyen su viscosidad.

Frutas y verduras. Estas son vitales para la diabetes por muchas razones. Aportan las vitaminas, minerales y fibra que se requiere para una adecuada metabolización de los azúcares y son muy bajas en calorías así que se pueden comer con bastante libertad: espinacas, cebolla, berros, ajo, etc.

Ensaladas de berros: Es un gran depurador de la sangre y por sus componentes se le adjudican propiedades antidiabéticas que son usadas para disminuir la acumulación de azúcar en la sangre.

Granos y legumbres: Estos como el arroz integral, cebada, trigo, avena, lentejas, porotos (frijoles) son ricos en fibra, proteína y tienen muy poca grasa y sal.

Salvados: El salvado de avena, de arroz, de cebada y de maíz es fuente de fibra. Espolvoreados sobre cereal, frutas o yogur constituyen un desayuno rápido y rico en fibra soluble tan necesaria para la disolución de los azúcares.

El yogur y la leche bajos en grasas: Son la mejor decisión para quien trata de disminuir sus niveles de azúcares y grasas en la sangre. Son unos excelentes sustitutos de algunas cremas para aderezar.

Quesos bajo en grasas: El cottage, ricota y el jocoque seco son quesos pobres en grasa que te ayudarán a mantener tu sangre libre de impurezas.

Mas Información: http://tinyurl.com/p9x3a7k
http://hoylibredediabetes.blogspot.com/