Una parte del cerebro es como una computadora, un espacio donde se almacena todo lo que aprendemos en las escuelas de esta vida y el fruto de todos estos datos almacenados, es lo que determina nuestro comportamiento instantáneo, define nuestra personalidad...

El cerebro fue creado para satisfacer la necesidad del alma, nos dirige por lo que hemos registrado en él (bueno y malo, verdadero y falso...), pero una vez que, el alma, tiene suficientes datos (conocimiento) para poder analizar y diferenciar entre lo que es verdadero y falso, bueno y malo, entonces al mismo instante se inicia una batalla (Yihad) entre el alma, como un estado consciente, y lo que le presenta el cerebro.

El cerebro es un estado inconsciente, su contenido es un conjunto de datos que han sido instalados por el Divino (fetra) y lo que hemos aprendido en todas las escuelas de la vida que hemos memorizado en él, y en su contenido están incluidas todas las inspiraciones demoniacas que hemos aceptado como si fuera una fuente de conocimiento cuando no éramos conscientes.

El yihad, en realidad es manifestarse en contra de algo negativo.

Ahora ¿si el alma como estado consciente, único responsable ante Dios para dirigir este reino (cuerpo), quiere manifestarse en contra de algo negativo procedente de su interior, con quién lo haría?

Sabemos que las fuentes de información que le llegan al alma, procedentes del mismo reino, son:

-Las inspiraciones Divinas, son informaciones positivas y no hay necesidad de lucha por parte del alma.

-la inspiraciones del demonio (Karin) que vive con nosotros en el mismo reino, son inspiraciones negativas y el alma debe manifestarse en contra de ellas en todo momento.

-la información que le presenta el cerebro al alma, que, en realidad, son el fruto de todo lo que hemos almacenado en él, el fruto es lo que determina la personalidad instantánea… de cada uno.

Todo lo que hemos registrado en nuestro cerebro, que sea bueno o malo, verdadero o falso, sigue existiendo en nuestro estado inconsciente (memoria, cerebro).

El cerebro es inconsciente, nos transmite lo que tenemos almacenado en su memoria (bueno, malo, verdadero, falso…), y la tarea de controlar las informaciones que nos llegan de él, es del alma como estado consciente.

Los fallos que tenemos, normalmente, son el fruto de todos los malos datos que hemos almacenado en el cerebro, estos datos existen y no pueden desaparecer por sí mismos, lo que ocurre en realidad es que, el alma, una vez que asume el control, por tener suficiente conocimiento para dirigir sus obras, no los acepta, o sea no le hace caso al cerebro.

Ahora, una vez que el alma este madura y con suficiente conocimiento para poder tomar sus decisiones, toma el control y no acepta nada del demonio (Karin), como no acepta nada que es procedente del cerebro que no es conforme con lo que quiere ser.

Por lo tanto, el verdadero yihad annafs, se trata del control, es decir: ¿Quién debe controlar y dirigir el reino (cuerpo) en todos los asuntos, el alma como estado consciente, único responsable ante Dios, el demonio (Karin) como estado consciente que ha prometido a Dios el hecho de extraviar a todos sus siervos, o el cerebro con todo lo que habíamos memorizado en él (bueno, malo…)?

La parte de las informaciones, procedentes del cerebro, que rechaza el alma, es la que ha aceptado cuando era una alma ignorante, es como rechazarse a sí mismo cuando era inconsciente.

Así que hay que tener cuidado cuando se trata de admitir cualquier información religiosa y darla por válida (interpretaciones Divinas, los miles de ahadith que no se relacionan con la Divinidad…) porque todo eso es lo que hace de nosotros lo que somos.

Los que pretenden ser Yihadistas en nombre de Dios, se supone que son creyentes, y la mayoría creen en dos cosas: Dios y la sunna del profeta s.a.s.

1-creer en Dios es obrar siguiendo la palabra de Dios revelada en el Qur-an, un conjunto de leyes que nos guían al mejor camino para ganar la Última vida, una revelación protegida por el Divino en contra de cualquier cambio.

2-creer en la sunna, son hadithes que ponen en práctica la palabra de Dios, no tienen carácter de completar ya que la palabra de Dios, en sí misma, es completa.

Ahora, los yihaditas en nombre de Dios, de hoy en día, que matan a los niños inocentes, apedrean a las mujeres…normalmente se basan, según sus entendimientos, en leyes divinas, o sea que han entendido que el Islam les permite hacerlo. La pregunta: ¿Qué islam les permite hacerlo, el de la palabra de Dios o el islam de la sunna? La respuesta está clara, la palabra de Dios no lo ha permitido por falta de leyes que lo autorizan, obviamente será la sunna con sus hadithes, con sus interpretaciones…o sea sus propias leyes. El islam que les permite hacerlo, en realidad es el fruto de todo los hadithes que han registrado en el cerebro, hadithes creados por ellos por una mala interpretación del Qur-an, por intereses propios…que se han convertido en leyes para el musulmán ignorante, es decir para el musulmán que ignora las verdaderas leyes Divinas limitadas citadas en el Qur-an, y quiere añadir otras leyes creadas por los humanos, como si las de Dios son incompletas.

Entonces, Yihadista (monstruo) de hoy en día esta extraviado, no por parte de las leyes Divinas, sino por parte de las leyes sunitas que no se relacionan con la palabra de Dios, es decir que esta sunna presenta una enfermedad, una epidemia peor que la Ebola.

Y si parte de la suna está enferma, ¿Por qué no aislarla y buscar un antídoto (eliminar toda ley, todo dicho que no esté citado en el Qur-an) para que no se infecten los demás?

El mensajero es el portador de un mensaje compuesto de leyes Divinas y no un creador de leyes (aparte de las que creo por necesidad en un tiempo y espacio determinado):

(Hemos hecho que te descendiera a ti el Libro, que es una aclaración para todas las cosas) Qur´an 16:89


(Y recita lo que del Libro de tu Señor te ha sido inspirado, sin cambiar sus palabras y aparte de Él no encontraras ningún refugio) Qur´an 18:27

(Luego a Nos, nos corresponde hacerlo [el Qur-an] claro) Qur-an 75:19


Nos corresponde aclararlo a ti y a las generaciones futuras, y especialmente a los que reflexionan sobre la palabra de Dios (Qur-an).

Y sobre ti [también] hemos hecho descender este recordatorio, para que expongas a la humanidad todo lo que se ha hecho descender para ellos, y para que reflexionen). (Qur´an 16:44)

(…Di: ¿Vais a decirle a Dios algo que Él no sepa en los cielos y en la tierra? ¡Lejos está en su gloria, sublimemente exaltado por encima de todo, de lo que le asocian¡) Qur-an 10 :18

(Di: Traed aquí a vuestros testigos, ésos que aseguran que Dios prohibió esto; y si dan testimonio, tú no lo des con ellos y no siguas los deseos de los niegan la verdad de nuestros signos, no creen en la Ultima Vida y atribuyen semejantes a su Señor) Qur-an 6:150

(Todo aquello en lo que no estás de acuerdo, su juicio se remite a Dios. Ese es mi señor, a él me confío y a él me vuelvo en todo) Qur-an 42:10

(…Fuera de él no tienen quien les proteja y a nadie coparticipe en su juicio) 18:26

(Estos son los signos de Dios que te transmitimos exponiendo la verdad. ¿En qué relatos más allá de Dios y de sus signos creerán?). Qur´an 45:6