Cuando las personas no aman,
su alma se seca.

Tú eres agua,
y mi alma, un manantial.

Mi cuerpo es la gruta de la montaña,
de donde brota el agua.

Siempre el agua se escapa
del abrazo de la tierra.

Pero por mucho que yo ame.
siempre tengo amor por dentro.

Si, yo amo.
Ni muerta dejaré de hacerlo.

Si estoy sola
amo a la luna y al viento.

Si vivo acompañada,
amo a mi compañía, a la luna y al viento.

Y si vivo amada...
Entonces parece que el mundo
se detiene a escuchar la música
que nace de mi pecho.
Y que el universo entero
se asoma
para otear la danza de la energía
de nuestras vidas
que recuperan
el ritmo
de las órbitas
de los planetas.

Usuina Flor de Loto.