Resultados 1 al 4 de 4

Tema: ¿Está el sufismo emparentado con corrientes filosóficas ajenas al Islam?

  1. #1
    hctor-puertascastr-349 Guest

    Predeterminado ¿Está el sufismo emparentado con corrientes filosóficas ajenas al Islam?

    Pienso que el sufismo y sus grandes hombres conectan con toda una serie de pensamientos y pensadores que, a lo largo de la historia, nos llevan a acceder a las cualidades superiores del ser humano, sobrepasando un estado de vulgarización vital. Desde los cínicos de la antigua Grecia hasta figuras del siglo XX, como el hombre rebelde camusiano, en todas las épocas han existido corrientes de pensamiento y acción que han sabido ver que el hombre es algo superior a lo que las sociedades humanas reduccionistas imperantes han querido mantener. El caballero de la fe de Kierkagaard (un ferviente cristiano) tiene muchas características que podrían ser atribuidas a un "modelo sufí". Temor y Temblor es un libro en el que yo veo muchas dosis de "sufismo latente". Kierkegaard reaccionó contra Hegel, creador de un sistema que se olvidaba de la individualidad y la vida concreta y que recuerda a los valores de muchos de los detractores históricos del sufismo. El superhombre de Nietzsche (ese ateo que en realidad añoraba a un Dios diferente al que predicaba su padre, pastor luterano prusiano) rebosa esencia sufí por los cuatro costados, aunque decir esto pueda parecer extraño a alguien que no sepa ver más allá de la primera apariencia de las cosas. La Genealogía de la moral, Así habló Zaratustra, etc. son libros que contienen un metamensaje que puede relacionarse muy bien con las parábolas de los grandes sufíes medievales. Si Nietzsche se hubiera deshecho del concepto rígido y rídiculo de Dios que le habían inculcado jamás habría dicho que Dios ha muerto. Dios no puede morir porque está implícito en la esencia humana, el hecho religioso es como la porpia respiración. Hasta alguien como yo, que se define no creyente, siente a Dios de alguna manera, porque en las cualidades superiores del ser humano hay una esencia que trasciende a la existencia mezquina, y al fin y al cabo acceder a ese estado es acceder a un estado espiritual trascendente. Otro ejemplo muy interesante es el de Jung, cuyo proceso de individuación e individuo individualizado recuerdan mucho al camino sufí y al sufí. En la simbología jungiana hay mucho material que parece haber sido sacado directamente de fuentes literarias y filosóficas sufíes, los paralelismos son claros y manifiestos.

    Por eso mi pregunta para alguien más experto que yo en el tema es: ¿Se puede emparentar el sufismo, sin temor a equivocarse, con corrientes filosóficas ajenas al Islam? Espero vuestras amables respuestas.

    Yo creo que en los tiempos que corren es deseable fomentar la única revolución posible, por otra parte inexcusable hoy día, que es la revolución interior dentro de cada hombre, aquella que le lleve a ser “aquello que no puedes ni imaginar”, utilizando palabras de Rumi. Ahí es donde enraiza mi amor por la filosofía sufí. Al fin y al cabo hasta un "no creyente al uso" como yo empatiza y simpatiza con un sufí en su búsqueda de Dios, porque vislumbro (o creo vislumbrar) la esencia verdadera del ser humano. Porque cuando se accede al punto de culminación de la naturaleza humana se es uno con quien espera, sea Dios o lo más grande que hay en uno mismo.

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    18 sep, 09
    Mensajes
    136

    Predeterminado

    Hola
    Tal vez no sea el más idóneo para contestar este post, porque no conozco mucho de filosofía, ni de filósofos, de los cuales Usted parece bastante empapado de sus discursos; pero conozco algo de Sufismo o mejor dicho, del camino Sufi.
    El Sufismo no es una filosofía discursiva, sino que es “un degustar”, un sumergirse en una experiencia viva y no es un pensamiento puramente racional alejado de la práctica.
    Lo mismo se podría decir del Islam, que en realidad no es una religión, ni un conjunto de dogmas o rituales clericales. El Islam es una forma de vida, que abarca todo en su conjunto, que envuelve al creyente en cada acto y en cada momento de su día.
    El camino Sufi no está en los libros, ni en los grandes Sheijs de la antigüedad. No está en sentarse a pensar sobre lo que dijo tal o cual, porque allí no encontraremos al Sufismo.
    El origen del Camino Sufi esta enraizado en el comienzo mismo del Islam y arranca con el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean sobre él). De este camino han bebido muchos pensadores y filósofos posteriores y podemos encontrar paralelismos y similitudes en filósofos anteriores, porque lo que el Sufismo viene a aportar no es algo desconocido, sino que es algo que siempre estuvo dentro de lo más profundo del ser humano.
    Pero no podemos decir que el Sufismo es una filosofía, ni que un filósofo puede enunciarlo con su discurso, porque lo que se puede hablar del Sufismo, en realidad no es Sufismo. Es como encontrarnos en una clase de anatomía con un esqueleto y decir que eso es un hombre.
    Los Sufis dicen claramente que “no hay Sufismo sin Islam”, porque el Islam es el marco que delimita y da sentido al hermoso cuadro de este camino espiritual.
    Le invito a “sumergirse” en el Camino Sufi, no a través de libros o de pensadores, sino a través de la experiencia directa; no a través de su mente racional, sino a través de la vivencia con todo su ser. Quien mira el Sufismo a través de los escritos y de la “filosofía Sufi”, es como quien mira un hermoso jardín a través del ojo de una cerradura.
    Disculpe si no he sabido contestar aquello que preguntaba en su post, pero es que su pregunta no tiene ningún sentido para un Sufi, no les interesa saber en que se parece o está emparentado su Camino, porque está sumergido en recorrerlo en cada momento con todo su ser.

  3. #3
    hctor-puertascastr-349 Guest

    Predeterminado

    Para mí una filosofía sólo es válida en tanto en cuanto es una experiencia viva y no un pensamiento puramente racional. Siempre ha existido una reacción frente a la filosofía sistematizadora y racional y precisamente es aquella que yo nombro (con unos pocos ejemplos representativos). A todo filósofo verdadero le importa mucho menos el discurso que la experiencia, el problema es que en la mentalidad occidental se ha impuesto un concepto sistematizador, académico y racionalista del término filosofía. Mi pregunta iba encaminada a conocer hasta qué punto la manera de ver la vida de alguien ajeno al sufismo puede estar relacionada con la de un sufí, teniendo en cuenta la necesidad de cambio espiritual en esta sociedad que no responde a las aspiraciones más elevadas de los seres humanos.
    Por lo demás estoy absolutamente de acuerdo con sus palabras, y le agradezco el interés y la contestación. Creo que la clave de lo que ambos decimos está en su frase: "lo que el Sufismo viene a aportar no es algo desconocido, sino que es algo que siempre estuvo dentro de lo más profundo del ser humano".
    Un saludo cordial

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    18 sep, 09
    Mensajes
    136

    Predeterminado

    Usted dice:
    Yo creo que en los tiempos que corren es deseable fomentar la única revolución posible, por otra parte inexcusable hoy día, que es la revolución interior dentro de cada hombre, aquella que le lleve a ser “aquello que no puedes ni imaginar”, utilizando palabras de Rumi. Ahí es donde enraíza mi amor por la filosofía sufí. Al fin y al cabo hasta un "no creyente al uso" como yo empatiza y simpatiza con un sufí en su búsqueda de Dios, porque vislumbro (o creo vislumbrar) la esencia verdadera del ser humano.
    Y también me dice:
    Mi pregunta iba encaminada a conocer hasta qué punto la manera de ver la vida de alguien ajeno al sufismo puede estar relacionada con la de un sufí, teniendo en cuenta la necesidad de cambio espiritual en esta sociedad que no responde a las aspiraciones más elevadas de los seres humanos

    Usted se denomina a si mismo como “un no creyente al uso”, pero a la vez está interesado en la búsqueda de una “revolución interior”. Estos dos conceptos: no creer y a la vez, creer en algo profundo (sea Dios o lo más grande que hay en uno mismo “según sus propias palabras”), es algo que aparentemente son opuesto.
    A mi parecer, es que Usted no cree en las religiones y en sus estructuras y esto es comprensible y pienso que un Sufi tampoco cree en esas estructuras artificiales, sostenidas por personas pomposas, ultra conservadoras, apegadas a las letras, sectarias, adoctrinadas y capaces de cualquier barbaridad para defender lo que creen que es su verdad.
    Pero que todo esto no lo desvíe del verdadero propósito de una religión, que es re-ligar al hombre con lo Divino, pues todas vinieron de la mano de profetas y nos vinieron a decir que “La Ilaha Illah Allah” “No hay más nada que Dios”
    La aspiración más elevada de un ser humano, es ser el representante de Dios en la tierra y ser “representante” conlleva encontrar dentro de si mismo las cualidades con las que fue creado, re-descubrir el espíritu de Dios con el cual le fue dada la vida. Este es el camino del Sufismo. Y para esto tiene que desnudarse de lo que “no es, de lo que no hay”, de su propio ego y de su propia “individualidad” tan ensalzada en esta sociedad auto centrada en el culto al “tu lo vales”.
    La religión, las escrituras, los libros y los profetas, son un medio y no un fin en si mismos. Este es el gran error que cometen los que se dicen “no creyentes”, confunden los medios con el fin y descartan entonces los medios idealizando ese fin, pero haciéndolo inalcanzable. Hay que rasgar el velo del tabernáculo y penetrar en la esencia, sin por esto dejar de cumplir con la letra.
    Muchas personas han recorrido largos caminos por la locura del ateísmo y de ideas extrañas, pero eran buscadores sinceros y cuando reconocieron la Verdad, se tomaron de la mano del Islam y profundizaron en el Sufismo, hasta encontrarse con “aquello que no puedes ni imaginar”
    Said

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •