Es un curioso artículo de antropología cultural publicado en El Mundo digital el pasado 27 de enero de 2014.


"Las víctimas de los leones son personas de una pobreza inimaginable, que se quedan en esas chozas para espantar a uno de los pocos animales que son casi imposibles de exterminar: los potamóqueros, unos jabalíes de color sorprendentemente bonito (marrón rojizo). Según un estudio de Packer y su colaborador Bernard Kissui, publicado en 2005, los agricultores que no son musulmanes cavan zanjas para que los potamóqueros no entren en sus campos; pero los musulmanes no lo hacen, ya que no quieren ni tocar a un cerdo, por razones religiosas."


Se puede leer aquí el artículo completo: http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/...comerse-a.html