Del silencio que es paz, surgirá una voz resonante. Y esta voz dirá: No es suficiente; has cosechado, ahora tienes que sembrar. Y reconociendo esta voz como el silencio en sí, obedeceras."