Del marxismo, la iglesia y hermes trimegisto ( General Don José de San Martín)




marxismo, capitalismo, iglesia, josé de san martín










No sólo contaban con la BENDICIÓN de KARL MARX sino con la del PAPA!


El único repudio de un tipo de peso fue el del GENERAL DON JOSÉ DE SAN MARTÍN...


¿Ven que cuando digo que CAPITALISTAS y MARXISTAS, CATÓLICOS, PROTESTANTES Y MUSULMANES son los mismo sólo se pelean por el idólatra control de CRONOS, el control de la FÁBRICA y estar en la cresta de la OLA HEGELIANA...no exagero; me quedo corto?

Ellos sólo quieren civilización y progreso que sólo es artificio y servidumbre y sarcófago que anega el alma, aborta el espíritu y destruye toda TRADICIÓN...




El Q:.y V.: H:. Roberto Augusto Flores Garza ahora nos comenta algo más sobre la Historia de México.
Capitulo 6
En todo esto estuvieron metidos hasta sus negras almas los curas Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos y Lázaro de la Garza y Ballesteros que dejó gran descendencia en el Gran Valle del pilón.
El Papa Inocencio III, que de Inocencio no tenía nada, porque como siempre era el lobo con piel de oveja, (o que ¿hay de otros? )- después de interpretar ,muy a su conveniencia, las divinas palabras de Jesucristo, según él, creó el tribunal de la santa inquisición dándoles a los curas un arma prodigiosa, increíble, peor que todas las bombas atómicas, desgraciadamente apoyada por los Reyes Católicos Españoles. Utilizada por siglos para sustentar su gran poder e incrementarlo en todos los sentidos, sobre todo el económico basado en la manipulación de las conciencias, el miedo a lo desconocido y por ende dominar las voluntades. Sin embargo y como siempre, cuando España se quedó sin poder se olvidaron de ella y no únicamente se olvidaron, la abandonaron a su suerte. Esto es lo más natural en los curas.
El Papa Gregorio IX, quien en el siglo XIII admitió y “santificó “” (ellos santifican y legalizan todos los “pecados “cuando les conviene a sus intereses ) ¡La represión violenta! para acabar con los que no pensaban como la “santa iglesia”. Enseñanza muy católica, apostólica y romana.
Y para continuar con estas “santidades”, en 1252 el Papa Inocencio II – otro Inocencio, tan santo él –había promulgado la bula “ad-extirpanda --, mediante la cual legalizaba la “santa tortura” – (si porque con toda seguridad hay de otro tipo de torturas no santificadas por los santos papas )- . Claro que esto fue aplaudido por todos los curas y más por la inquisición que la utilizó a santo destajo, que al cabo, no había derechos humanos y menos derechos divinos. Estos, ellos, los imponían. Faltaba más. Pero hay algo bueno de todo esto. : Ahora, en estos momentos, no las pueden utilizar, porque se lo impedirían muchos Gobiernos. Y además son bastante acomodaticios a las circunstancias.
Pero en aquellos infames tiempos la santa inquisición sentenciaba: “Quien lee y piensa, blasfema y quien blasfema insulta a los santos y a la santa iglesia, por lo que debe conducirse a la hoguera”. ¡Amén! Que santidad, que amor católico, que bendición tener a los curas. Habría que preguntarles a todos los que quemaron en la hoguera y torturaron en sus mazmorras- hasta Juana de Arco , de solo 16 años, y la más grande escritora Mexicana ¡Sor Juana! Ah, si vivieran.
Pues a estos santos curas se les debe todo el daño causado a México, por ende a toda la América Latina como daño colateral y, claro, anteriormente a los Países donde la santa iglesia y su santa inquisición impusieron sus santos instrumentos de tortura y sus hogueras. El daño fue terrible. Más sus consecuencias. Pero muy santo y muy católico, me refiero al daño.
Este es el santo acuerdo entre los curas y el ejercito gringo : (Para comprender este infame, canalla y traidor acuerdo, trata de imaginarte en esa época, 1846 ) ¡!EL EJERCITO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA SE COMPROMETE CON LA SANTA MADRE IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA A RESPETAR EL EJERCICIO DEL CULTO CATÓLICO, ASÍ COMO A NO TOCAR SU PATRIMONIO, EN LA MEDIDA EN QUE EL CLERO MEXICANO CONVENZA A LOS FELIGRESES, DESDE EL PULPITO O DESDE LOS CONFESIONARIOS, O POR CUALQUIER OTRO MEDIO A SU ALCANCE, PARA QUE EN NINGUNA CIRCUNSTANCIA Y BAJO NINGÚN PRETEXTO, LOS CREYENTES ATENTEN EN CONTRA DE LA VIDA DE UN SOLDADO NORTEAMERICANO, EN EL ENTENDIDO DE QUE UN ATAQUE CON CUALQUIER ARMA, PIEDRA, VENENO O MACHETE, EQUIVALDRÁ A LA COMISIÓN DE UN PECADO MORTAL QUE TENDRÁ COMO CONSECUENCIA LA EXCOMUNIÓN CON TODAS SUS CONSECUENCIAS, ENTRE ELLAS, LA DE PASAR LA ETERNIDAD EN EL INFIERNO ¡!.,--
Y el pueblo fanatizado e ignorante obedeció. CONTINUARÁ


Mario César Ingénito Gracias por este dato , ADA; me faltaba...En este VIAJE AL SIMURG, mientras tanto iremos armando el rompecabezas, tanteando bien entre todos EL ELEFANTE ( Cfr: LA PARÁBOLA popularizada por RUMI, y en el siglo XX por IDRIES SHAH)