Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 17

Tema: Para los amigos cristianos del foro

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    01 oct, 08
    Ubicación
    sevilla
    Mensajes
    1,447

    Predeterminado Para los amigos cristianos del foro

    El pasado día 4 de Febrero, tuvo lugar en el salón de actos del colegio Salesiano de Triana, la conferencia de WILLIGIS JÄGER sobre "LA ESPIRITUALIDAD Y LA SALUD". Le acompañó como traductor y también como conferenciante, ALEXANDER PORAJ, que trató sobre "LA SALUD EN LAS RELIGIONES".



    Me gustaría compartir algunas anotaciones que hice durante la conferencia; no trato de transcribir todo lo que sucedió durante las dos conferencias; sólo son simples notas que a modo de cuaderno de campo me gustaría que todos tuviéramos. Seguramente l@s compañer@s asistentes podrán aportar algunas ideas que como veréis se me escaparon, pero creo que la trascendencia de las palabras que allí se dijeron, bien merece la pena escribir sobre ellas.



    Durante la presentación de los conferenciantes:



    Con la experiencia de Lo Divino, experimentamos una modificación radical. Modificamos la percepción de nosotros y del medio.

    También se trató sobre la importancia de la concentración y de la experiencia mística.



    1. Conferencia de Alexander Poraj.



    Alexander hizo un detallado recorrido por el interés que diferentes religiones han tenido por la salud. Llegando a la conclusión de que la cultura cristiana ha estado totalmente ajena a este término. A la cultura cristiana parece no interesarle la salud.



    Comentó como hecho curioso, que durante las epidemias de peste que asoló Europa en el pasado, las poblaciones cristianas sufrieron muchas bajas, mientras que los núcleos judíos apenas padecieron la enfermedad. Los cristianos pensaron que la peste estaba provocada por los judíos y destruyeron sus comunidades. La razón de que estos núcleos de población no se contagiaran de la peste era debido a que su religión se preocupaba más por la sanidad, que la cristiana, lo que entre otras cosas hacía que tomaran medidas preventivas para evitar el contagio: higiene.



    La cultura cristiana no desarrolló un vínculo con el tema de la salud.



    También destacó cómo en la edad media los grandes médicos eran árabes, algo prácticamente imposible en la cultura cristiana.



    La cultura cristiana le ha dado más importancia al alma que al cuerpo, a fin de cuentas “sólo somos polvo, y en polvo nos convertiremos”, y lo que va a sobrevivir es el alma. En las fiestas cristianas como en La Semana Santa, se vive una cultura del auto castigo. El cuerpo no es algo que entre en el concepto de la salvación de mi mismo delante de un Dios.



    Similitud entre los términos Sano y Santo:

    En la religión cristiana ambos términos están estrechamente relacionados. Dentro del concepto de santidad, el cuerpo no tiene importancia, no juega ningún papel; el cuerpo es más bien un obstáculo para conseguir la santidad. El cuidado corporal no entra en el concepto de santidad.



    Cuando le pedimos a Dios algo para mi cuerpo, se ve que, Yo, Dios y mi cuerpo, son tres cosas distintas para nuestra cultura cristiana.



    Muchas veces consideramos la enfermedad como un castigo. Todo está relacionado con un concepto de la sanación, de la santidad, en donde no entra el cuerpo.



    Congregaciones como la de la Madre Teresa de Calcuta se dedican a cuidar al prójimo, pero no se interesan por la ayuda más desarrollada a nivel de la medicina.



    Hasta ahora la medicina universitaria no ha incluido otros medios en su práctica; se han conseguido grandes logros en medicina quirúrgica, pero es mucho más difícil trabajar con enfermedades crónicas, con enfermedades cuyas causas no son tan claras.



    La espiritualidad consiste en su esencia en LA DIRECTA EXPERIENCIA DE LA UNIDAD CON EL TODO. Experimentar la unidad con Dios AQUÍ Y AHORA, es para las iglesias occidentales una blasfemia. Por esta blasfemia muchos místicos perdieron la vida.



    Sin la unidad y la experiencia de la unidad del TODO CON TODO ha sido imposible sentirnos en nuestro cuerpo de manera plena, como acción directa de lo divino. Y si no lo conseguimos nos será muy difícil cambiar nuestra relación hacia nosotros mismos. Y sin este cambio será difícil cambiar el trato de la medicina hacia nosotros que no sea sólo el reparar algo que no funciona.



    En Alemania hay hospitales psicosomáticos que cubren unas 1.6000 camas, donde al enfermo no sólo se le mira de forma médica, sino también según aspectos psicológicos, familiares y espirituales.



    Ante una determinada enfermedad ya no sólo se trata de dar una pastilla, sino de hacer un acercamiento a la realidad psicosomática de la persona que pide la ayuda. La persona empieza e sentir y a mirarse y empieza a verse a varios niveles para ver de dónde viene el síntoma X.



    La medicina necesita a la espiritualidad, y la espiritualidad necesita de la medicina.



    Durante mucho tiempo en la cultura cristiana se le ha transmitido al enfermo un consuelo con el sufrimiento de Cristo, pero hoy en día esto no funciona.



    La mística deja sentirme a mí mismo no como algo separado de Dios, sino como lo que soy: una directa manifestación de Lo Divino.



    La repercusión del miedo sobre el cuerpo es tremenda.



    El Yo es un tipo de tensión, y la tensión provoca enfermedad.





    Continúa...

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    01 oct, 08
    Ubicación
    sevilla
    Mensajes
    1,447

    Predeterminado Segunda conferencia.

    2. Conferencia de Willigis Jäger:



    Es un invento dar un sentido a nuestra vida dentro de un universo sin tiempo ni espacio.

    Jäger analizó la inmensidad del Universo y los catorce mil millones de años transcurridos desde su formación hasta nuestros días; dice que la ciencia plantea que hay universos paralelos y que no somos sensibles a esto porque no tenemos un órgano con el que percibirlo, y se hace la pregunta: ¿Qué significación tienen mis cortos años en La Tierra? Y para esto busca una respuesta.



    Todas las religiones presentan tres niveles:

    1> El Institucional.

    2> El Mental. (El de sus dogmas, la filosofía, la teología.)

    3> El de La Experiencia Directa de ESO de lo que hablan los otros dos niveles. Este nivel místico es el núcleo de todas las religiones. A este nivel, el Papa actual no le da ni ve importancia.



    Somos Manifestación Directas de Dios. Dios quiere ser hombre en mí. Dios quiere ser una persona concreta en mí, tal como soy. Sin mí Dios no existe.



    Nada puede escaparse de ese hecho evolutivo llamado Dios. Esto quiere decir que yo soy una única e individual nota en la inmensa sinfonía que es Dios. En este punto es donde se encuentra mi importancia como persona.



    Dios se celebra a Sí mismo a través de mí. Con mis pecados y tal como soy.

    Si no experimentamos en este tercer nivel de la religión, no tendremos muchas posibilidades de seguir viviendo.



    Este es el Universo del Amor, pero si nos fijamos en el mundo que nos rodea, parece algo muy diferente. El egocentrismo dio como fruto toda las tragedias en cascada con las que nos encontramos. Sólo si podemos experimentar La Unidad con el Todo, tendremos posibilidades de cambiarnos.



    La unidad del Todo no conoce de dualidades.



    Estamos ante un espejo en el que al mirarnos, nos vemos a nosotros mismos: si escupimos, a nuestro prójimo es como si nos escupiéramos a nosotros mismos; si vemos la cara frente al espejo, fea, es como si nos viéramos feos a nosotros mismos. Este nivel, es un nivel de La Experiencia de La Unidad, no de la fe. En este nivel, el sufrimiento y el dolor del otro, se convierte en mi propio dolor. Ayudando a los otros, me ayudo a mí mismo. Siendo cristianos, llegamos al mensaje de Cristo: el Amor hacia los demás.



    Las energías transpersonales tienen efectos: si les deseo a los demás algo bueno, eso parece repercutir en los demás; mi deseo tiene un efecto para todas las personas o para la persona concreta a quien se lo deseo. Hay estudios en Estados Unidos que se dedican a ver qué efectos tiene esto en los demás; son investigaciones sin connotación religiosa. Aquí vemos que las personas que se sienten amadas, viven más y mejor. Los experimentos consistían en que se le pedía a un grupo de personas de diferentes religiones, que pidieran por un grupo de enfermos. El resultado fue que las personas por las que rezaban se encontraban mejor y su sanación estaba más cerca. Esto no significa, o yo no creo que sean entidades como María, los santos o el Ángel de La Guarda, los que hace algo por una persona concreta. Este Universo es un Universo del Amor. La estructura básica del Universo es Energía amorosa. El momento de la oración es la unión de uno con Todo o con alguien en especial.

    El amor de la madre hace que el hijo se encuentre mejor. Nosotros usamos poco la estructura amorosa del Universo, usamos poco el Amor. Por eso estamos encerrados en el egocentrismo y no será posible salir de allí sin la experiencia directa de la Unidad del Todo. Somos responsables de cómo usamos el Amor. Las escrituras dicen que Dios es Amor.



    Toda la moral y los mandamientos no nos ayudaron a mejorar. No son la solución. La unidad con el Todo sí es la solución.



    O tenemos la fuerza para experimentar este tercer nivel, o no nos quedará muchas posibilidades de sobrevivir. En este sentido estamos viviendo momentos cruciales.



    Todo lo que existe, nace de una situación llamada caótica. Hay muchas teorías científicas que dicen que lo nuevo nace siempre de una situación caótica. Lo que llamamos CAOS es un estado en el que puede comenzar lo que llamamos NUEVO. Por eso pienso que del caos en el que nos encontramos ahora, hay una gran posibilidad de que nazca algo nuevo. Cada vez hay más personas que intentan y logran entrar en esta experiencia de La Unidad Con El Todo. Este es el objetivo de la meditación Zen o de la contemplación. Son caminos hacia la experiencia directa de La Unidad.



    La oración no es otra cosa que adentrarnos en estados y niveles en los que estamos comunicados todos, y en este sentido estamos trasladando energías positivas o energías de amor que repercuten sobre los demás.



    Si yo me encuentro aquí de manera positiva, esto repercute en mí y en los demás.



    En tratamientos médicos, la pastilla es un 20%, y la comunicación con el médico es un 80%; lo que ayuda a los enfermos es la manera amorosa de tratarlos. El amor y la compasión cambian y toca el sistema inmunológico de las personas tratadas.

    Cuando un chamán le decía a cierta persona que iba a morir, ésta, al poco tiempo moría. La palabra del chamán le quitaba la energía vital a la persona.



    Un día un sanador fue a imponer las manos a un niño enfermo; al lado había una persona escéptica que insultó al sanador y se puso violenta contra el sanador, y el sanador le dijo: “Si mis palabras han tenido la fuerza de sacar tu ira en pocos segundos, por qué no van a tener la fuerza de ser benevolentes con otra persona”.



    Debemos aprender a despertar estas posibilidades sanadoras en nosotros.



    La sanación por imposición de manos o cantando mantras sólo se produce si está acompañado del Amor.

    Rezar por una persona despierta algún tipo de energía; no creo que rezando hacia María, Ésta cure como una entidad concreta: al rezar no es Ella la que cura, sino mi amor. Ella o su imagen sirve para concentrar y canalizar la energía.



    Otro método es dejar entrar en mí la enfermedad de otro y luego expulsarla de mí con Amor. Somos seres energéticos y podemos transmitir esta energía.



    Sólo en segundo lugar somos lo que creemos que somos. Nosotros somos en primer lugar una red; y en segundo lugar, una parte de esa red. Da igual el lugar que ocupemos dentro de ella.



    Tal como somos ahora mismo, así repercutimos sobre los demás. De nuestra manera de ser, dependerá el bienestar de los demás.



    Nuestra manera de participar y ayudar a mejorar el mundo consiste en estar abiertos hacia los demás, y esto es probablemente lo que Jesús nos enseñó. Jesús era un Maestro y un sanador.



    Su mensaje es que hay que estar abierto con amor. El amor es el efecto sanador.

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    08 feb, 09
    Ubicación
    Honduras
    Mensajes
    780

    Predeterminado

    Salam hermana:
    Te felicito por tan completa transcripción de esta conferencia. Algo que me sorprendió mucho en mi conversión al Islam fué precisamente el tan completo tratado de salud integral que nos ofrece el Quran y la Sunnah. Hoy la ciencia médica ha comprobado el valor de muchas normas de vida de nosotros los musulmanes, como por ejemplo el hecho de tomar agua despacio y no estar de pie al hacerlo. Esta sencilla práctica optimiza en el cuerpo el uso del agua bebida. Ha sido para mi interesante el hecho que nuestro amado Profeta generalizara el uso de la Areca para el cepillado de los dientes. En los tiempos de guerra, el profeta Muhammad (Paz y bendiciones para él) hacía énfasis en que los guerreros no descuidaran el aseo de los dientes. Hoy vemos como es de importante una dentadura sana sobre todo en actividades de alto rendimiento físico como los deportes, y también las consecuencias de las caries en todo tipo de infecciones generalizadas.
    Otro aspecto en que la ciencia medica ha dado razón al islam es en la costumbre del lavado de las partes íntimas después de realizadas las funciones básicas de excreción. Se ha comprobado que las mujeres musulmanas padecen menos infecciones del tracto urogenital debido a este tipo de aseo.
    La circuncisión es otro tema. Hace años se descubrió que las esposas de Judios y musulmanes tenía poca incidencia de cancer del útero debido a que la circuncisión evita la transmición de los oncovirus causantes de este tipo de cancer. Actualmente, la Organización Mundial de la Salud ha recomendado la circucisión como medida preventiva contra el VIH/SIDA, pues las pruebas demostraron que los hombres circuncidados tienen 60% más protección a la infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH, que los que no los son.

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    03 mar, 10
    Mensajes
    1

    Predeterminado

    Wooow, que interesante. Creo firmemente en que el amor Mueve el universo entero y que el amor nos lleva a respetar a nuestros semejantes aúnque yo prefiero hablar de hermanos, pues Dios es uno sólo y todos somos sus hijos.
    Ahora respecto a la relación salud y religión, tamben concuerdo con uds, que el cuerpo debe ser cuidado, pues nos ha sido dado por Dios, para vivir esta vida. y así como cuidamos de nuestro cuerpo, debemos cuidar, proteger y respetar el cuerpo de los demás. De ahí es que entiendo el por qué las mujeres musulmanas cubren no sólo su cuerpo, sino también sus cabezas con el velo. Pues al parecer es la unica forma de que algunos hombres las respeten y las valoren por lo que son y no por lo hermosa de su figura. Digo algunos, porque no todos son iguales. Yo soy catolica y vivo en Chile y no necesito cubrirme de pies a cabezas para que un hombre me respete. Tampoco ando exhibiendome como si fuese mercancía, pues entiendo mi valor como Mujer y lo que es más importante, mi dignidad como hija de Dios.

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    20 dic, 09
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    1,056

    Predeterminado

    totalmente de acuerdo contigo amr, muy bien expreesado, si señor, etupendo.

  6. #6
    xisca Guest

    Predeterminado

    Cita Iniciado por 'amr Ver Mensaje
    El pasado día 4 de Febrero, tuvo lugar en el salón de actos del colegio Salesiano de Triana, la conferencia de WILLIGIS JÄGER sobre "LA ESPIRITUALIDAD Y LA SALUD". Le acompañó como traductor y también como conferenciante, ALEXANDER PORAJ, que trató sobre "LA SALUD EN LAS RELIGIONES".



    Me gustaría compartir algunas anotaciones que hice durante la conferencia; no trato de transcribir todo lo que sucedió durante las dos conferencias; sólo son simples notas que a modo de cuaderno de campo me gustaría que todos tuviéramos. Seguramente l@s compañer@s asistentes podrán aportar algunas ideas que como veréis se me escaparon, pero creo que la trascendencia de las palabras que allí se dijeron, bien merece la pena escribir sobre ellas.



    Durante la presentación de los conferenciantes:



    Con la experiencia de Lo Divino, experimentamos una modificación radical. Modificamos la percepción de nosotros y del medio.

    También se trató sobre la importancia de la concentración y de la experiencia mística.



    1. Conferencia de Alexander Poraj.



    Alexander hizo un detallado recorrido por el interés que diferentes religiones han tenido por la salud. Llegando a la conclusión de que la cultura cristiana ha estado totalmente ajena a este término. A la cultura cristiana parece no interesarle la salud.



    Comentó como hecho curioso, que durante las epidemias de peste que asoló Europa en el pasado, las poblaciones cristianas sufrieron muchas bajas, mientras que los núcleos judíos apenas padecieron la enfermedad. Los cristianos pensaron que la peste estaba provocada por los judíos y destruyeron sus comunidades. La razón de que estos núcleos de población no se contagiaran de la peste era debido a que su religión se preocupaba más por la sanidad, que la cristiana, lo que entre otras cosas hacía que tomaran medidas preventivas para evitar el contagio: higiene.



    La cultura cristiana no desarrolló un vínculo con el tema de la salud.



    También destacó cómo en la edad media los grandes médicos eran árabes, algo prácticamente imposible en la cultura cristiana.



    La cultura cristiana le ha dado más importancia al alma que al cuerpo, a fin de cuentas “sólo somos polvo, y en polvo nos convertiremos”, y lo que va a sobrevivir es el alma. En las fiestas cristianas como en La Semana Santa, se vive una cultura del auto castigo. El cuerpo no es algo que entre en el concepto de la salvación de mi mismo delante de un Dios.



    Similitud entre los términos Sano y Santo:

    En la religión cristiana ambos términos están estrechamente relacionados. Dentro del concepto de santidad, el cuerpo no tiene importancia, no juega ningún papel; el cuerpo es más bien un obstáculo para conseguir la santidad. El cuidado corporal no entra en el concepto de santidad.



    Cuando le pedimos a Dios algo para mi cuerpo, se ve que, Yo, Dios y mi cuerpo, son tres cosas distintas para nuestra cultura cristiana.



    Muchas veces consideramos la enfermedad como un castigo. Todo está relacionado con un concepto de la sanación, de la santidad, en donde no entra el cuerpo.



    Congregaciones como la de la Madre Teresa de Calcuta se dedican a cuidar al prójimo, pero no se interesan por la ayuda más desarrollada a nivel de la medicina.



    Hasta ahora la medicina universitaria no ha incluido otros medios en su práctica; se han conseguido grandes logros en medicina quirúrgica, pero es mucho más difícil trabajar con enfermedades crónicas, con enfermedades cuyas causas no son tan claras.



    La espiritualidad consiste en su esencia en LA DIRECTA EXPERIENCIA DE LA UNIDAD CON EL TODO. Experimentar la unidad con Dios AQUÍ Y AHORA, es para las iglesias occidentales una blasfemia. Por esta blasfemia muchos místicos perdieron la vida.



    Sin la unidad y la experiencia de la unidad del TODO CON TODO ha sido imposible sentirnos en nuestro cuerpo de manera plena, como acción directa de lo divino. Y si no lo conseguimos nos será muy difícil cambiar nuestra relación hacia nosotros mismos. Y sin este cambio será difícil cambiar el trato de la medicina hacia nosotros que no sea sólo el reparar algo que no funciona.



    En Alemania hay hospitales psicosomáticos que cubren unas 1.6000 camas, donde al enfermo no sólo se le mira de forma médica, sino también según aspectos psicológicos, familiares y espirituales.



    Ante una determinada enfermedad ya no sólo se trata de dar una pastilla, sino de hacer un acercamiento a la realidad psicosomática de la persona que pide la ayuda. La persona empieza e sentir y a mirarse y empieza a verse a varios niveles para ver de dónde viene el síntoma X.



    La medicina necesita a la espiritualidad, y la espiritualidad necesita de la medicina.



    Durante mucho tiempo en la cultura cristiana se le ha transmitido al enfermo un consuelo con el sufrimiento de Cristo, pero hoy en día esto no funciona.



    La mística deja sentirme a mí mismo no como algo separado de Dios, sino como lo que soy: una directa manifestación de Lo Divino.



    La repercusión del miedo sobre el cuerpo es tremenda.



    El Yo es un tipo de tensión, y la tensión provoca enfermedad.





    Continúa...

    Que "chungos" los cristianos eh?.............Habra que decirles a todas las personas de todos los dispensarios judios y musulmanes que existen en africa, que tengan en cuenta las valiosas observaciones de este señor tan imparcial.

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Si claro dispensarios pagados por cristianos ¿eh?

    Como esos aviones de asociaciones protestantes que van a buscar niños robándolos descaradamente bajo el pretexto de ayuda solidaria.

    ¡Venga ya!
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

  8. #8
    xisca Guest

    Predeterminado

    Cita Iniciado por `Abdal-lâh Ver Mensaje
    Si claro dispensarios pagados por cristianos ¿eh?

    Como esos aviones de asociaciones protestantes que van a buscar niños robándolos descaradamente bajo el pretexto de ayuda solidaria.

    ¡Venga ya!
    Abdal- lah .......vivo en Marruecos.....Gracias.

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    18 feb, 10
    Mensajes
    325

    Lightbulb

    Abdal-lah... no me extraña que se haga usted fama de "áspero" =)

    ***

    Lo que sí que parece evidente, Xisca, es que en el seno del cristianismo las corrientes gnósticas/místicas/esotéricas han estado las más de las veces obligadas al secretismo, cuando no directamente consideradas heréticas y aniquiladas (cuando era posible).

    El caso por antonomasia es el de los gnósticos cristianos del cristianismo primitivo... Corrientes por el estilo, que confían en la transmisión de conocimiento por medios iniciáticos (en contraposición a la tutela del conocimiento por parte de la jerarquía eclesiástica...), han sido condenadas sistemática y abiertamente.

    Sin embargo, en el Islam las corrientes por el estilo están plenamente integradas en el conjunto de la comunidad desde casi el mismo principio...

    "No camines delante de mí, puede que no te siga.
    No camines detrás de mí, puede que no te guíe.
    Camina junto a mí y sé mi amigo"

    .
    Albert Camus

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    07 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona. Catalunya
    Mensajes
    4,779

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Mikaeel Ver Mensaje
    Abdal-lah... no me extraña que se haga usted fama de "áspero" =)

    ***

    Lo que sí que parece evidente, Xisca, es que en el seno del cristianismo las corrientes gnósticas/místicas/esotéricas han estado las más de las veces obligadas al secretismo, cuando no directamente consideradas heréticas y aniquiladas (cuando era posible).

    El caso por antonomasia es el de los gnósticos cristianos del cristianismo primitivo... Corrientes por el estilo, que confían en la transmisión de conocimiento por medios iniciáticos (en contraposición a la tutela del conocimiento por parte de la jerarquía eclesiástica...), han sido condenadas sistemática y abiertamente.

    Sin embargo, en el Islam las corrientes por el estilo están plenamente integradas en el conjunto de la comunidad desde casi el mismo principio...
    Salam Mikaeel:

    Cierto Mikaeel soy áspero, es que tengo poco marketing ajajajjajaja.

    salam
    “El fenómeno del Libro Sagrado (Al-Qu`rân) regla de vida de este mundo y guía más allá de él (...) es la compresión del sentido verdadero del Libro. Pero el modo de comprender está condicionado por el modo de ser del que comprende y, recíprocamente, el comportamiento interior del creyente está en función de su modo de comprender.”. Henry Corbín. Historia de la Filosofía Islámica. Editorial Trotta. 1994 Madrid. pp. 19

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •