Renuncia a las costumbres, usos y formalidades sociales

Significa abstenerse de todas aquellas formalidades que se relacionan con simples costumbres o la moda y que constituyen un obstáculo en la vía del viajero espiritual, al cual se le exige que viva entre las gentes pero que lleve una vida sencilla y equilibrada.

Algunas personas prestan tanta atención a las formalidades sociales que las cumplen hasta en sus detalles más nimios con el objeto de mantener su posición social y a menudo se entregan a practicas inútiles o incluso perjudiciales, que no producen nada más que molestia y preocupación. Dan preferencia a usos innecesarios sobre las necesidades reales e importantes. Su criterio para juzgar lo conveniente o inconveniente es la estimación o desaprobación de
la gente común. No tienen una opinión propia y simplemente siguen la tendencia general. En el extremo opuesto están algunas personas que llevan una vida aislada e ignoran todas las normas de la sociedad, privándose así de todos los beneficios sociales. No se mezclan con los demás y terminan siendo conocidos como cínicos.

Para tener éxito en su objetivo, el viajero espiritual debería seguir un curso medio. No debería relacionarse con las gentes demasiado ni muy poco. No importa si parece distinto de los demás a causa de su conducta social diferente. No debería seguir a los otros y no deberían importarle las críticas con respecto a esto.
Allah dice:
«No temen la censura de nadie (en la vía de Allah)»
(Surat al-Ma’idah, V:54)


http://es.wikipedia.org/wiki/Alam%C3%A9_Tabataba%C3%AD