Resultados 1 al 7 de 7

Tema: poder vivir el Islam en secreto

  1. #1
    clara-galnmoreno-684 Guest

    Predeterminado poder vivir el Islam en secreto

    Hola a todos,

    soy consciente que lo que expondré a continuación está lleno de contradicciones y que sólo depende de mí, pero me gustaría que alguien me pudiera dar esa fuerza que me cuesta encontrar en mí. Os cuento.

    Mi padre falleció hace un año y nueve meses y siempre ha sido el "puente" entre mi madre y yo. Mi madre como mujer ha sido siempre un ejemplo para mí: su fuerza, su constancia en su educación por y para sus hijas, su independencia, su filosofía de vida, pero siempre hemos chocado como madre e hija. Mi manera de plantearme la vida está a cien años luz de la suya, ni la mía es la correcta ni la suya tampoco, ambas hemos decidido vivir como buenamente hemos podido.

    Des de hace unas semanas, que he dicho en voz alta: "Me estoy planteando convertirme al Islam" (remarco planteando porqué la decisión no está tomada), sólo hay una cosa que me ronda la cabeza: Y mi madre? Sé que ella no lo comprenderá ni espiritualmente (porqué no ha desarrollado ese plano) y tampoco como mujer (ya que como buena feminista podéis imaginar lo que cree sobre determinados aspectos del Islam).
    Ella siempre ha tenido la idea que no ha sido una "buena madre" para nosotras y os aseguro que tiene tres hijas como tres soles y si lo somos es gracias a ella, pero yo por más que me esfuerzo no puedo cambiarle ese discurso cuando hacemos o decimos algo que no se ajusta a sus creencias...

    No pretendo que lo entienda, ni que comprenda mi decisión, e incluso renunciaría a que me aceptara, pero no quiero causarle sufrimiento... Y sé que lo haré.
    Sé que mi libertad reside en aceptar responsabilidades y que no seré libre hasta que no acepte la responsabilidad de "causarle ese daño" a mi madre porqué en el fondo, ella sólo quiere que yo sea feliz, pero es difícil cargar con ello.

    Y ahora mi pregunta: en el caso que quisiera convertirme finalmente, en ese justo instante tendría que compartirlo con mi madre? O puedo hacerlo, practicarlo y poco a poco írselo introduciendo...?

    Sé que me contestaréis des del corazón, pero sobretodo quiero que, por unos instantes, seais hijos de vuestros padres y que comprendierais mi situación.

    Mil gracias por esccharme!

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    26 abr, 11
    Mensajes
    311

    Predeterminado

    Clara, si quieres podemos hablar en privado. No puedo hacerlo yo ya que apareces como guest.

    La pregunta que planteas tienes que responderla tú misma...no hay manual de instrucciones

  3. #3
    hamza10 Guest

    Predeterminado

    Hola hermana

    Tu no estas indecisa ni nada por el estilo, lo que pasa es que tienes miedo de hacer daño, pero estas en buen camino ya que quieres regresar al Islam y al mismo tiempo no hacer ''daño'' a tu madre, como todos sabemos el Islam tiene mala fama ultimamente, y por eso debemos demostrar lo contrario siendo buenos musulmanes.
    En mi opinion tienes que demostrar a tu madre que el Islam no es lo que piensa y eso se hace sin discutir ni nada parecido, sino con el comportamiento, y cuando vean que has cambiado muy a mejor sabrán que fue el Islam, esta religion ordena a tratar muy bien a los padres aunque no sean musulmanes y hay que obederles en todo menos en alguna cuestion de dejar de creer en Allah.

    No te preocupes hermana, suplica a Allah que te guíe y te acerque al camino mas fácil

    Salam

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Mensajes
    6,055

    Predeterminado

    Cita Iniciado por clara-galnmoreno-684 Ver Mensaje
    Hola a todos,

    soy consciente que lo que expondré a continuación está lleno de contradicciones y que sólo depende de mí, pero me gustaría que alguien me pudiera dar esa fuerza que me cuesta encontrar en mí. Os cuento.

    Mi padre falleció hace un año y nueve meses y siempre ha sido el "puente" entre mi madre y yo. Mi madre como mujer ha sido siempre un ejemplo para mí: su fuerza, su constancia en su educación por y para sus hijas, su independencia, su filosofía de vida, pero siempre hemos chocado como madre e hija. Mi manera de plantearme la vida está a cien años luz de la suya, ni la mía es la correcta ni la suya tampoco, ambas hemos decidido vivir como buenamente hemos podido.

    Des de hace unas semanas, que he dicho en voz alta: "Me estoy planteando convertirme al Islam" (remarco planteando porqué la decisión no está tomada), sólo hay una cosa que me ronda la cabeza: Y mi madre? Sé que ella no lo comprenderá ni espiritualmente (porqué no ha desarrollado ese plano) y tampoco como mujer (ya que como buena feminista podéis imaginar lo que cree sobre determinados aspectos del Islam).
    Ella siempre ha tenido la idea que no ha sido una "buena madre" para nosotras y os aseguro que tiene tres hijas como tres soles y si lo somos es gracias a ella, pero yo por más que me esfuerzo no puedo cambiarle ese discurso cuando hacemos o decimos algo que no se ajusta a sus creencias...

    No pretendo que lo entienda, ni que comprenda mi decisión, e incluso renunciaría a que me aceptara, pero no quiero causarle sufrimiento... Y sé que lo haré.
    Sé que mi libertad reside en aceptar responsabilidades y que no seré libre hasta que no acepte la responsabilidad de "causarle ese daño" a mi madre porqué en el fondo, ella sólo quiere que yo sea feliz, pero es difícil cargar con ello.

    Y ahora mi pregunta: en el caso que quisiera convertirme finalmente, en ese justo instante tendría que compartirlo con mi madre? O puedo hacerlo, practicarlo y poco a poco írselo introduciendo...?

    Sé que me contestaréis des del corazón, pero sobretodo quiero que, por unos instantes, seais hijos de vuestros padres y que comprendierais mi situación.

    Mil gracias por esccharme!

    Salaam, Clara,

    Hay dos aspectos en lo que planteas. Uno es la relación con tu madre y el otro es una cuestión doctrinal en cuanto al islam y en cuanto a lo que tu madre sabe o no sabe del islam o lo que tú misma sabes o no sabes.

    Con respecto a la cuestión doctrinal, no sé si habrás apreciado, en este foro o en otras partes, que de hecho muchas musulmanas somos feministas. Creemos que la dignidad humana y femenina no sólo no está reñida con la revelación del honrado Alcorán sino que es fundamental en éste y que hay mucho en la actitud de muchos musulmanes que en este aspecto está reñido con el honrado Alcorán. Hay muchos temas en el foro en los que se abordan estas cuestiones. Naturalmente entre los musulmanes, hay mucha diversidad de opiniones. Pero así ocurre también entre quienes no son musulmanes.

    De manera que, si es por feminismo, el islam no debiera suponer para ti ningún encontronazo con tu madre. Otra cosa son los prejuicios que pueda tener ella. Pero eso, con el tiempo, entendimiento y paciencia confío en que consigáis superarlo.

    En cuanto a la relación con tu madre, tengo la impresión de que te sientes intimidada por ella, porque debe de ser una gran persona y muy capaz. También veo que te pones la venda antes de la herida. ¿Es tu madre una persona autoritaria que te impondría como tienes que pensar u opinar?

    De todas formas, comprendo tu temor pero no debes tú justificarlo. No harás nada malo, no faltarás al respeto a tu madre. Trata de informarte bien sobre el feminismo islámico, que es algo que debieran hacer todos los musulmanes y desde luego todas las musulmanas. En Webislam debieras encontrar material abundante.

    Creo que más que si se lo cuentas a tu madre o no, debieras dirimir si le vas a tener miedo o no o si vas a temer decírselo o no o si vas a temer hacerle sufrir. Si vas a contárselo como dando por sobreentendido que va a agarrar un cabreo de narices, seguro que sí que lo agarra. No tengas miedo, no es nada malo lo que haces y ni siquiera contrario a sus principios sino todo lo contrario. Según mi visión y de muchos otros musulmanes, no debería haber nadie en el mundo más feminista que un musulmán, porque la justicia es el primero de los valores y, por tanto, el mangoneo y abuso de la mujer por ser mujer es lo más repugnante que existe, si verdaderamente se cree en Dios y en Su juicio. No olvides que en la primera aleya de la azara cuarta del honrado Alcorán y en la misma oración se manda a los seres humanos ser conscientes de Dios y ser conscientes de los úteros. Quien humilla a las mujeres está quebrantando gravemente los mandamientos divinos.

    Todos los abusos cometidos en el ámbito islámico contra las mujeres no son producto de la doctrina del honrado Alcorán sino de su quebrantamiento.

    Si das testimonio de que no hay más Dios que Él y de que Mahoma es profeta Suyo, tienes obligación de creer que no hay ser humano ninguno por encima de ninguna mujer, por más que se nos haya humillado, discutido todos nuestros derechos como si fueran concesión masculina y todas las injusticias que se han cometido y se cometen contra nosotras.

    Si tu madre tiene cualquier problema en ese aspecto, muchas musulmanas estaremos encantandas de darle satisfacción.

    Pero tú, que eres su hija, sobre todo, no la temas, quiérela, como bien dices que lo haces, y, en efecto, es muy hermoso que no quieras hacerle sufrir. Eso te honra y la honra. Y si hablas con ella para alguna cosa, reconócele todos esos méritos y hazle ver que este paso será para ti de crecimiento y de ser más fiel a ella y no menos. Pero pierde el miedo. Es tu madre, no es Dios. Eres adulta, no eres una niña, no la temas. Cuando somos adultos a los padres debemos quererlos, no temerlos. Los padres tenemos que saber que llega un momento en que ya no podemos tratar a los hijos como subordinados, sino como adultos de pleno derecho. Siempre podremos protegerlos, pero tenemos que bajar del pedestal de la docencia y descansar, sí, descansar. Lo que pasa es que la inercia y los hábitos adquiridos de proteger a los hijos nos siguen habitando aun cuando ya no hay razón para ello y así, ellos nos temen.

    Hazle sentir a su madre que ya puede descansar de vigilarte, de estar pendiente de ti porque a lo mejor no eres capaz de lidiar con el mundo, hazle ver que ahora tiene una adulta ante sí, que ya no la quiere como una niña que depende de ella, sino como una adulta que está orgullosa de ella, de esa madre. No la temas, de verdad. Quiérela. El amor sincero derriba todas las murallas.

    Resumiendo, sosiégate, tómatelo con calma y sobre todo no te encojas. No vas a romper con tu madre, se lo digas o no, ahora o más tarde. Vas a estar más unida a ella, cada vez más. De verdad. Mírala como a una mujer como tú, no ya como a una persona a la que debes temer, sino como a una mujer a la que debes y puedes comprender y a la que te será un gran gozo comprender. Deja de ser niña y mírala con los ojos de alguien que ahora y cada vez más la va a saber apreciar mejor.

    Un abrazo y ruego a Dios que te sea todo lo más fácil posible y que os bendiga a las dos.

    Salaam
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

    ----------

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    31 mar, 09
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,509

    Predeterminado

    Cita Iniciado por clara-galnmoreno-684 Ver Mensaje
    Hola a todos,

    soy consciente que lo que expondré a continuación está lleno de contradicciones y que sólo depende de mí, pero me gustaría que alguien me pudiera dar esa fuerza que me cuesta encontrar en mí. Os cuento.

    Mi padre falleció hace un año y nueve meses y siempre ha sido el "puente" entre mi madre y yo. Mi madre como mujer ha sido siempre un ejemplo para mí: su fuerza, su constancia en su educación por y para sus hijas, su independencia, su filosofía de vida, pero siempre hemos chocado como madre e hija. Mi manera de plantearme la vida está a cien años luz de la suya, ni la mía es la correcta ni la suya tampoco, ambas hemos decidido vivir como buenamente hemos podido.

    Des de hace unas semanas, que he dicho en voz alta: "Me estoy planteando convertirme al Islam" (remarco planteando porqué la decisión no está tomada), sólo hay una cosa que me ronda la cabeza: Y mi madre? Sé que ella no lo comprenderá ni espiritualmente (porqué no ha desarrollado ese plano) y tampoco como mujer (ya que como buena feminista podéis imaginar lo que cree sobre determinados aspectos del Islam).
    Ella siempre ha tenido la idea que no ha sido una "buena madre" para nosotras y os aseguro que tiene tres hijas como tres soles y si lo somos es gracias a ella, pero yo por más que me esfuerzo no puedo cambiarle ese discurso cuando hacemos o decimos algo que no se ajusta a sus creencias...

    No pretendo que lo entienda, ni que comprenda mi decisión, e incluso renunciaría a que me aceptara, pero no quiero causarle sufrimiento... Y sé que lo haré.
    Sé que mi libertad reside en aceptar responsabilidades y que no seré libre hasta que no acepte la responsabilidad de "causarle ese daño" a mi madre porqué en el fondo, ella sólo quiere que yo sea feliz, pero es difícil cargar con ello.

    Y ahora mi pregunta: en el caso que quisiera convertirme finalmente, en ese justo instante tendría que compartirlo con mi madre? O puedo hacerlo, practicarlo y poco a poco írselo introduciendo...?

    Sé que me contestaréis des del corazón, pero sobretodo quiero que, por unos instantes, seais hijos de vuestros padres y que comprendierais mi situación.

    Mil gracias por esccharme!
    Salam Clara

    Muchos musulmanes conversos nos hemos enfrentado a la incomprensión y el rechazo de la familia o los amigos. Existe mucho recelo y desconocimiento del Islam, pero lo que no saben es que muchas de las cosas que creen que son islámicas en realidad no lo son (dándote una vuelta por el foro se pueden encontrar infinidad de temas polémicos que lo demuestran). Por ejemplo mencionas que tu madre "como buena feminista podéis imaginar lo que cree sobre determinados aspectos del Islam", y aunque esa opinión está bastante extendida lo que mucha gente no sabe es que también existe un feminismo islámico que defiende los derechos de las mujeres desde una óptica islámica, como podrás ver por ejemplo en algunos artículos sobre feminismo islámico publicados es esta misma web, o en muchas de las opiniones publicadas en los distintos hilos del foro en temas relacionados con las mujeres. Para algunos el feminismo y el Islam están intrínsecamente unidos. No digo que con eso tu madre se vaya a poner muy contenta por tí, porque es muy posible que no sea así, pero podrás mostrarle que quizás el Islam no sea tan opuesto a sus planteamientos como ella pueda pensar.

    De todas maneras, el que seas musulmana o no lo seas es algo que te concierne exclusivamente a tí. Yo un día me di cuenta de que el Islam no era algo que yo quería ser o quería aceptar, era algo que ya era, formaba parte de mí, lo aceptaran los demás o no (mi madre se parece bastante a lo que cuentas de la tuya). Si eso te ocurre, puedes disimular o no contárselo a quien no te de la gana, no tienes ninguna obligación de hacerlo público, aunque es perfectamente normal que desees que tu madre lo sepa y además que lo acepte, porque es tu madre y todos deseamos que nuestra madre nos acepte tal cual somos. Pero en definitiva no podemos dejar de ser quienes somos aunque no le guste a nuestra madre. El Corán nos dice que debemos ser respetuosos con los padres y amarlos, pero no nos dice que debamos obedecerlos en contra de nosotros mismos, menos aún si es para apartarnos de los mensajes del Corán.
    Dices que no quieres causarle sufrimiento y es probable que la no aceptación le cause cierto sufrimiento, pero creo que es un sufrimiento relativo más relacionado con la incomprensión y el temor a ver que te equivocas en tu opción vital, que a medida que vea que tu estás bien y que no era tan terrible como ella imaginaba, desaparecerá. Ella también debe respetarte a ti e intentar no causarte sufrimiento, y tu puedes mostrarle a ella amor y respeto en todos los aspectos de la vida y cuidarla todo lo que puedas, que eso sí que es islámico, sin dejar que se meta en el terreno de cómo vives tu vida, con determinación y fortaleza. Lo más probable es que vuestra relación mejore.

    Espero que te vaya de la mejor manera posible.

    Salam

  6. #6
    clara-galnmoreno-684 Guest

    Predeterminado

    Albahaca, hamza10, badr, maim desde lo profundo de mi corazón, mil gracias.

    La humildad de vuestras palabras han sido las que hoy me han dejado respirar más tranquila...

    badr tiene razón cuando dice que tengo que abandonar esa niña (que os aseguro que con la edad que tengo, ya pasó esa época ). Toda mi vida en mi familia he sido la protectora, he intentado proteger a mis hermanas, mayores que yo, a mi madre y a mi padre durante los duros años de su enfermedad.... a mis sobrinos, mis tías.... Pero decidí hace un tiempo que la "superheroína" tenía que abandonarme, y curiosamente, ahora, ha vuelto...

    No es temor, mis padres nunca me han infundado temor, en mi casa siempre ha existido el diálogo (aunque costara), pero siempre se ha apostado por dialogar, pero ahora sin mi padre se me hace más difícil, pero no imposible!

    Sé que mi madre, como me decís me querrá haga lo que haga, que si yo voy pensando en: "no me va a aceptar", finalmente es lo que conseguiré; nuestra vida es reflejo de nosotros mismos... Qué le costará? Qué sufrirá? Bueno.... Yo también necesito tiempo para decidir convertirme, no? Como le voy a privar a mi madre tiempo para que lo "entienda/acepte/comprenda"?

    Hoy me he dado cuenta que tengo que seguir trabajando esa "superheroína" de la que os hablo, decida finalmente compartirlo inicialmente o no.

    Mil gracias por la información sobre el feminismo en el Islam, tendré en cuenta los documentos que me comentáis. maim, gracias por el link!

    Y por último, te cito maim: "Yo un día me di cuenta de que el Islam no era algo que yo quería ser o quería aceptar, era algo que ya era, formaba parte de mí, lo aceptaran los demás o no".

    Gracias Hermanas

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    09 oct, 11
    Ubicación
    españa
    Mensajes
    629

    Predeterminado

    Te veo muy preocupada,yo el consejo que te doy es que Dios te va a seguir queriendo tanto si te haces musulmana como si no,¿o piensas que por no hacernos musulmanas Dios no nos quiere?Dios nos quiere a todos,y de tu madre que te voy a decir,que una madre es para siempre,ella te seguira queriendo puede que al principio no te comprenda pero eso mismo pasaria en una familia musulmana que el hijo quiere hacerse cristiano,ves poco a poco,sin correr,intenta no chocar con ella en costumbres que a su edad no va a aceptar,y si vives la religion (musulmana en este caso)con naturalidad veras como no es tan dificil llevarse bien,saludos

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •