Resultados 1 al 6 de 6

Tema: Torturan, asesinan, ocultan y tapan

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    27 nov, 08
    Mensajes
    321

    Post Torturan, asesinan, ocultan y tapan

    Queridos hermanos y hermanas: No saben cómo lamento, el que hace pocos días todos hayamos tenido que ver, sufrir y avergonzarnos del vídeo que difundieron las cadenas de televisión del ejército español. Lo que más me avergonzó, como español y europeo de cultura fue que estaba en la calle y no vi las noticias pero me llegaron por el móvil de amigos. Está claro que hay manzanas podridas como en todas partes, pero esto ha de hacernos valorar qué es el ejército (cuerpos criminales), que valores humanitarios se instilan en los jóvenes y qué hace a unos soldados españoles portarse como verdaderos animales. No me cabe la menor duda de que es producto de la violencia que de una forma u otra se vive dentro del ejército. Espero que esto haga reflexionar y mucho a los mandos españoles y que la ciudadanía tenga clara lo que es labor humanitaria y lo que no lo es y los ejércitos se han creado para defender o atacar a otras naciones, para las labores humanitarias tenemos a la Cruz Roja, a los bomberos a los médicos. Creo que ya ha llegado el momento de llamar a las cosas por su nombre.

    Estoy desolado, para mí ha sido demoledor, esa paliza a alguien que no se puede defender, que no entiende lo que le dices, realizada por nuestro ejército… es vomitivo. Sinceramente espero que haya no una investigación en regla, que también, y que se llegue hasta el final, sino un verdadero análisis de las causas, del por qué del cómo es posible que esto pase, de la esencia de estos hechos.

    Termino con esta pregunta de Salvador López Arnal:
    ¿A quién puede importarle algunas torturas y unos pocos muertos más?

    Salaam.

    Y rezan de buena fe ..y rezan de corazón!!
    pero también reza el piloto,
    cuando monta en el avión, para ir a bombardear
    a los niños del Vietnam!!
    ¡No basta rezar!

    dijo el Mensajero de Allah, SWS:
    “El más completo de los creyentes en su fe es el de mejor carácter.
    Y el mejor de vosotros es quien mejor se comporta con su esposa.”

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    27 mar, 11
    Mensajes
    719

    Predeterminado

    Asalama Alaykum

    Esta escena es solo una de miles que desconocemos... Y no hablo solo de estos soldados sin escrupulos, sino aquellos que llevaron a Irak a la ruina y a su destrucción, politicos,gobernantes y reyes...

    Irak con sus miles y miles de personas muertas, un pais destruido sin nada, sin infraestructura, sin nada... y donde está aquello que buscaban. Mentiras y mas mentiras

    Como saben Israel con sus colegas Americanos e Ingleses los mayores provocadores de Guerras y de crisis financieras con un objetivo de destabilizador y perdida de conciencia, junto a un aliado semejante Arabia Saudí, que facilitan no solo petrodolares sino Tierra, mar y Aire para que los aviones y tanques entren a sus anchas para matar a musulmanes... Subhana Allah... como pueden predicar lo que no hacen.... no cuidan de sus hermanos?...

    Y ahora financian a mercenarios para desestabilizar y destruir. Implantando un Islam sin celebro ni corazón.. un virus... que los enemigos del Islam alimentan porque conocen su eficacia destructora...no olviden que el Califato desapareció con esta alianza y aun siguen haciendo daño...

    Donde están los tribunales internacionales para detener a los diseñadores de estas masacres sanguinarias... donde están los jueces... sencillamente no están, no hay conciencia, solo odio y maldad... Y haciendo creer a todo el mundo que malo es el Islam...y los musulmanes... mentiras y más mentiras.

    Solo Allah nos puede liberar de esta injusticia.
    -Pero no olviden que el mal está entre nosotros. Los que financian estas guerras

    Salam

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    01 oct, 08
    Mensajes
    3,659

    Predeterminado Por qué las torturas por parte del Ejército español en Irak no fueron investigadas

    A pesar del testimonio de un iraquí maltratado en 2004, no se impulsó una investigación ni se depuraron responsabilidades.

    Fuentes del Ministerio de Defensa admitieron entonces que había que pasar página para no provocar malestar en el Ejército tras la retirada de las tropas

    Flayeh al Mayali

    Flayeh es conocido por buena parte de los periodistas que hemos trabajado en Irak. Ejerció como traductor de muchos reporteros, y también del Centro Nacional de Inteligencia español (CNI). Las tropas estadounidenses lo detuvieron el 22 de marzo de 2004, acusándole de haber facilitado información a los insurgentes iraquíes sobre los despazamientos de los agentes del CNI asesinados en Irak en un ataque contra el convoy en el que viajaban.

    El Gobierno español no informó ni de su arresto ni de su paradero. Flayeh pasó cuatro días bajo custodia española y posteriormente fue entregado al Ejército estadounidense. Permaneció en las cárceles de Abu Ghraib y Camp Bucca durante casi un año. Después fue puesto en libertad sin que se presentara contra él ningún cargo o acusación.

    Entrevistado por el periodista Gervasio Sánchez, Flayeh denunció haber sido torturado por parte de soldados españoles durante su estancia en Base España, en Diwaniya. Contó que, interrogado por cuatro agentes del CNI, le encapucharon, le ataron las manos a la espalda y le golpearon la cara la cabeza. No le dejaban dormir y le insultaban continuamente.

    También fue golpeado e insultado por los soldados españoles cuando fue trasladado a Bagdad para ser entregado al Ejército de Estados Unidos.

    “Tengo el dolor aún instalado en el corazón. Aquello fue muy duro”, me dijo en 2011 cuando me reencontré con él en Bagdad.

    La historia de Flayeh fue publicada en diversos medios de comunicación. Sin embargo, no se impulsó una investigación sobre su arresto aparentemente arbitrario, a la vista de los resultados, ni sobre su denuncia de malos tratos.

    Es más, el Ministerio de Defensa no informó al juez Andreu, magistrado de la Audiencia Nacional, sobre su detención. Este juez fue el que abrió las diligencias sobre la muerte de los siete agentes del CNI asesinados en Irak.

    El 13 de febrero de 2004, un mes antes de la detención de Flayeh, el juez declaró el sobreseimiento provisional del caso, pero sujeto siempre a la aparición de nuevos datos.

    El auto señalaba que el sobreseimiento se hacía “sin perjuicio de que, de existir nuevos datos referidos a la identidad de los autores, de la naturaleza y de las circunstancias de los hechos denunciados se pueda acordar [...] la reapertura de las diligencias”.

    ¿Por qué el juez Andreu no fue avisado de una detención relacionada con el caso de los siete agentes del CNI asesinados? ¿Por qué el Gobierno español no informó de la detención de Flayeh?

    ¿Por qué no se investigó el paradero de Flayeh una vez que fue entregado a las tropas estadounidenses? ¿Por qué no se investigaron las denuncias de Flayeh sobre su tortura?

    Otras denuncias

    En el área de Diwaniya, en el año 2004, no era difícil encontrar a población local que diera por sentado que las tropas españolas maltrataban a sus prisioneros. “Es un secreto a voces”, me aseguró por aquél entonces un iraquí al que conozco desde hace tiempo.

    En diciembre de 2005 un oficial de inteligencia destinado en Base España declaró a la revista Interviú: “Los españoles no torturamos ni humillamos, pero sí metemos presión. Se seguían algunos manuales norteamericanos: les colocábamos sacos terreros en la cabeza a los que no colaboraban para que perdieran el sentido de la orientación. A los más rebeldes les poníamos un CD de heavy metal de Metallica [...]. Se les inyectaba por la nariz una jeringa con líquido, no hace ningún daño permanente, no deja huella, pero pasas diez minutos chillando como un gorrino”.

    Un soldado español destinado en Irak declaró a la revista La Clave en su número 3-9 de marzo de 2006:

    “En un conflicto siempre existen las torturas, pero nunca salen a la luz. Lo que está saliendo sobre los americanos y los británicos pasa a diario. Cuantas más informaciones se obtienen, menos bajas provoca en las propias fuerzas. Lo que la opinión pública no comprende es que éstas se hacen para protegerse. O por puro compañerismo, para procurar que todos regresemos a casa”.

    Si estas afirmaciones fueran ciertas, se constataría el uso por parte de militares españoles destinados en Irak de algunas técnicas de interrogatorio aprobadas por el Departamento de Defensa estadounidense en abril de 2003, y consistentes en torturas.

    Cuántos detenidos hubo y qué fue de ellos

    Ya en el año 2004 se conocieron testimonios sobre las detenciones de ciudadanos iraquíes por las tropas españolas destinadas en Irak. El Gobierno español tardó tiempo en ofrecer datos sobre el número de personas arrestadas, y de hecho las cifras bailaron y se contradijeron a menudo.

    El número total de detenidos no fue ofrecido por el Gobierno hasta abril de 2006: 111 personas arrestados por militares españoles. Nunca se facilitó los nombres de los arrestados.

    También fue contradictoria la información facilitada por el Gobierno de entonces sobre las fuerzas a las que los detenidos fueron entregados por el Ejército español.El 25 de mayo de 2004 el entonces ministro de Defensa José Bono, en comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, afirmó:

    “El General Muñoz una mañana me llamó y dijo: '¿Qué hacemos con un detenido?' Le dije: 'Inmediatamente a la policía iraquí o a las fuerzas ocupantes, que son las que por Naciones Unidas tienen autoridad para administrar el país”.

    Sin embargo, en su comparecencia ante la Comisión de Defensa del 24 de enero de 2006, Bono, ante la pregunta de la diputada del Grupo Mixto Uxue Barkos sobre el destino de los detenidos por el Ejército español, respondió que ninguno de ellos fue entregado a las tropas estadounidenses, ya que todos se entregaban a la policía iraquí.

    Posteriormente, en una respuesta dada por escrito en abril de 2006 el Gobierno indicó que 78 de los 111 detenidos por las tropas españolas fueron entregados a la policía iraquí, y los 33 restantes al Centro de Confinamiento de la Coalición en Bagdad. Es decir, existe la posibilidad de que alguno fuera destinado a la cárcel de Abu Ghraib, donde entonces las tropas estadounidenses torturaban a los prisioneros, o a centros de detención bajo control del Ministerio del Interior iraquí, donde también se registraron numerosos casos de torturas.

    Se desconocen también las garantías exigidas por el Gobierno español sobre el trato que recibirían los detenidos que sus tropas entregaban, sobre todo después de que fueran públicos, con fotos incluidas, los abusos cometidos en la prisión de Abu Ghraib.

    Sigue
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    01 oct, 08
    Mensajes
    3,659

    Predeterminado

    Médicos españoles en cárceles estadounidenses

    Desde el 11 de abril hasta el 6 de junio de 2003 se desplegó en la cárcel de Camp Bucca, controlada por el Ejército estadounidese, una unidad sanitaria del Escalón Médico Avanzado del Ejército español. Un médico militar español declaró al diario El Mundo el 13 de mayo de 2004:

    “Vimos muchas contusiones, fracturas y algunas entradas de bala, pero nunca supimos su origen, nos decían que los iraquíes se peleaban mucho entre ellos, tratamos a los prisioneros lo mejor que pudimos. No prestamos ayuda psicológica, por lo que no sabemos si hubo vejaciones o humillaciones a los iraquíes”.

    En el libro "El hombre mojado no teme la lluvia" que publiqué en el año 2009 con la editorial Debate incluí el testimonio directo de un hombre que pasó por la cárcel de Camp Bucca, donde fue torturado y sometido a todo tipo de vejaciones.

    El propio Informe Taguba, realizado por el General estadounidense Antonio Taguba, jefe de la investigación realizada por el Ejército estadounidense a raíz de que salieran los primeros escándalos de torturas, indicaba las siguientes prácticas en Camp Bucca:

    “Detenidos golpeados, pateados y apaleados; obligados a saltar descalzos; grabaciones y fotos de detenidas y detenidos desnudos; forzar a los detenidos a posar en posiciones sexuales explícitas para fotografiarles; forzar a los detenidos a quitarse la ropa y permanecer desnudos durante varios días; forzar a detenidos desnudos de género masculino a ponerse ropa interior femenina; forzar a grupos de detenidos de género masculino a masturbarse mientras son grabados o fotografiados; apilar los detenidos desnudos y saltar sobre ellos [...]; colocar una cadena de perro sobre el cuello de un detenido desnudo y hacer una foto con una soldado de género femenino que le sujeta; usar perros (sin bozal) para intimidar y atemorizar a los detenidos, que al menos en un caso mordió e hirió gravemente a un detenido”

    La Asociación Politeya interpuso en mayo de 2004 una querella ante la Audiencia Nacional en la que acusaba a militares españoles de encubrir las torturas a prisioneros iraquíes de Camp Bucca. Dicha querella consideraba que tales hechos eran contrarios al Tercer Convenio de Ginebra, y por ello entendía necesario el enjuiciamiento de los mismos por la jurisdicción penal española.

    En la querella se hace referencia a una ocasión en la que los médicos españoles atendieron a un preso con tuberculosis agravada porque había pasado cuatro días sin comer; ante su estado, uno de los médicos que le trató llegó a declarar que no había visto nada igual en su vida. El “informe Taguba” menciona como una de las especialidades de maltrato amordazar a los presos después de introducirles una pelota de beisbol en la boca. Uno de estos presos estuvo cuatro días sin comer ni beber, con la pelota dentro de su boca.

    La Audiencia Nacional desestimó la querella, diciendo que las conductas descritas “quedarían comprendidas en el ámbito estrictamente castrense”.

    Los maltratos

    Algunos de los periodistas que trabajamos en Irak y que mantuvimos contacto con iraquíes a nuestro regreso acumulamos testimonios de personas que fueron arrestadas y torturadas en la cárcel de Abu Ghraib, en Camp Bucca, en la cárcel del aeropuerto de Bagdad o en otros centros de detención controlados, al igual que estos, por tropas estadounidenses.

    También se recabaron denuncias de maltratos por parte de militares españoles, como es el caso ya mencionado de Flayeh al Mayali. Sin embargo, una vez que las tropas españolas salieron de Irak en general se corrió un tupido velo sobre la actualidad en el país ocupado.

    “Irak ya no es noticia”, se decía en muchas redacciones españolas, hasta el punto de que casos como el de las torturas en la cárcel de Abu Ghraib, contados por las víctimas, no encontraron hueco en las páginas de información hasta que los medios de comunicación estadounidenses lo publicaron, con fotografías incluidas. Solo entonces se creyó.

    Ahora pasa algo parecido. Hemos tenido que esperar a la existencia de un vídeo para que lo que ya apuntaban algunos testimonios tenga credibilidad.

    Poco después de la salida de las tropas españolas de Irak, fuentes del Ministerio de Defensa admitieron que había que pasar página para no provocar malestar en el Ejército. Irak quedó relegado a un segundísimo plano. En los medios de comunicación 50 muertos diarios no eran suficiente para convertirse en categoría de noticia. El Gobierno decidió olvidar y las cuestiones pendientes, investigaciones incluidas, se guardaron en un cajón.

    En el año 2006 una prestigiosa organización no gubernamental elaboró un informe sobre las tropas españolas en Irak, en el que se relataban algunas de las cuestiones aquí mencionadas. Nunca fue publicado por la ONG. El nombre de la misma queda protegido por petición de las fuentes que han proporcionado dicho informe.

    Los aniversarios de la invasión son para muchos iraquíes una fecha que abre las compuertas de dolorosos recuerdos. Este décimo aniversario, con el vídeo publicado por El País, puede servir para abordar de una vez las cuestiones pendientes con respecto a Irak, y para dejar de mirar al fin hacia otro lado.

    http://www.eldiario.es/internacional...111989096.html
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    27 nov, 08
    Mensajes
    321

    Predeterminado

    La abominable cara oculta de los "ejércitos humanitarios"

    Estitxu Martínez de Guevara. Colectivo Gasteizkoak

    Al hilo de informaciones recientes, Gasteizkoak describe y analiza las actuaciones cometidas por el Ejercito español durante las «misiones humanitarias» para evidenciar que esconden un Iado oscuro, marcado por la violación de derechos humanos.


    En las últimas semanas hemos conocido dos graves hechos relacionados con los denominados «ejércitos humanitarios» que nos han recordado el libelo que hace diez años publicamos con el mismo título que encabeza este artículo. Por un lado está la difusión de un vídeo en el que se observa a cinco soldados españoles destinados en Irak en 2004 maltratando salvajemente a dos detenidos, uno de los cuales incluso llegan a suponer que pueda haber muerto a causa del ensañamiento a patadas al que es sometido. Por otro, de un sentido completamente distinto, la noticia de que el Ministerio de Defensa español ha remitido a los Institutos de Enseñanza Secundaria de Hegoalde (y suponemos que al resto del Estado español) dos publicaciones en forma de cómic: «Los pacificadores. Misión con la Fuerzas Armadas'', y ``Las Fuerzas Armadas, en defensa de la paz y la seguridad», este último basado en el «Libro de apoyo para docentes» del sistema educativo español, del mismo nombre. El objetivo del «regalo» se declara en la presentación: «Confío en que disfrutéis de la lectura de este cómic y sirva para despertar el interés de nuestras Fuerzas Armadas entre los más jóvenes». Pues bien, nosotras confiamos en que los párrafos siguientes sirvan para aportar algo de luz sobre esa abominable cara de los «ejércitos humanitarios», en este caso españoles.

    Con respecto al vídeo, el Ministerio de Defensa rápidamente ha declarado que «los primeros» que lamentan y rechazan estas imágenes son «los propios militares, que llevan más de 20 años en misiones en el exterior», haciendo «un trabajo impecable» y sin que «jamás» haya habido «una queja» sobre su comportamiento. Pero estas declaraciones no son sino una sarta de mentiras, pues no son, ni mucho menos, las primeras.

    En 2003, cuando publicamos el libro, éramos conscientes de que los datos que aportábamos «no son sino una pequeña muestra de la situación real, ya que `el poder y sus voceros' intentan ocultar estas realidades que tanto dañarían la campaña de imagen militar y ayudarían a cuestionar la existencia misma de los ejércitos, ya fueran regulares o `humanitarios'. A través de esas noticias vamos a poder forjarnos una visión de conjunto hasta ahora públicamente `no retratada', que muestra la cara más salvaje, más inhumana de los ejércitos llamados `humanitarios' y de sus diferentes `Misiones de Paz'».

    Entre la recopilación eran varias las referencias a las tropas españolas o a sus mandos políticos y militares, dejando en evidencia las declaraciones de Defensa. Veamos algunas.

    Una soldado de infantería denunció que «fue acosada sexualmente por un sargento mientras estuvo destinada en los Balcanes entre octubre de 1994 y abril de 1995» y que una compañera en Bosnia para ayudarla habló con el capitán y «lo único que consiguió es que el capitán le acosara a ella también».

    El primer avión español cargado con ayuda que llegó a Zaire en octubre de 1996, a pesar de ser pagado por la Agencia de Cooperación Española, aterrizó en Kinshasa a miles de kilómetros de terreno selvático de la zona afectada. Nada de su contenido llegó a los refugiados. Alguien decidió darle un fin más importante al vuelo: transportar a miembros de los GEO (Grupo Especial de Operaciones) para proteger la Embajada española.

    En 1997, un periodista conversaba con uno de los legionarios que tomaron parte en la llamada «Operación Alba» en Albania. Los soldados no terminaban de entender el objetivo de su misión: proteger la distribución de alimentos en un país que, aunque pobre de solemnidad, no conoce el hambre. Pero al menos ellos tenían su propia satisfacción: «En principio hemos venido para tres meses, pero nuestro capitán nos ha dicho que con toda seguridad estaremos más tiempo, así que nos vamos a levantar una pasta...». Y, efectivamente, así era, pues unos soldados cuyo sueldo en 1997, habitualmente, apenas superaba las 100.000 pesetas mensuales, se multiplicaba por cuatro mientras se prolongase la «misión humanitaria» en Albania, gracias a las dietas que el Ejército les abona por permanecer fuera del territorio español.

    Durante el verano de 1999, José María Aznar, entonces presidente español, en visita relámpago de doce horas, apareció en julio en el campamento de Hamallaj, en territorio albanés bajo responsabilidad militar española. Pero la visita no fue más que una acelerada escena de teatro virtual. Después de trabajar una semana en la instalación de infraestructuras, los voluntarios se quedaron atónitos cuando les ordenaron deshacer lo hecho («ahora podéis desmontar que el presidente ya se ha ido...»), bajo el pretexto de que esa no era su «ubicación definitiva».

    En 2000 un brigada de farmacia español destinado en Kosovo apareció muerto, suicidado según las versión de Defensa. Pero un informe de tres forenses contratados por la familia, que no estaba de acuerdo con la versión, afirmaba que pudo ser asesinado por alguno de sus compañeros. Estos compañeros estarían presuntamente vinculados a una trama de robo y desvío de medicamentos al mercado negro.

    A finales de 2000 la ONU se vio obligada a expulsar a seis policías -de nacionalidades española, británica y estadounidense- de la fuerza internacional en Bosnia-Herzegovina, por su supuesta vinculación a la extorsión de varios locales de prostitución en los que trabajaban menores de edad. Las mujeres y las niñas de 14 años procedían de Rumania, Moldavia, Ucrania y Rusia.

    En 2002 el teniente Iván Moriano, tras haber sido denunciado en dos ocasiones por agresión sexual (una de ellas con violación) en dos destinos distintos, fue posteriormente destacado a la «misión humanitaria» en Bosnia.

    En 2001, el informe «Instrumentalización de la Acción Humanitaria por parte del ejército español: el caso de Mozambique», elaborado por Pilar Duch para Médicos Sin Fronteras sobre su experiencia con el Ejército español, entre otras muchas cosas relataba que en el hospital de campaña del Ejército español las estadísticas parecían ser su máxima preocupación. No admitían enfermos en estado terminal, que pensaban que pudieran morir en los próximos días. Un testigo presencial recuerda haber oído: «No recogemos a los que tienen posibilidades de morir, sino de salvarse». Su aproximación a la población consistía en esperar a que ellos acudieran, y de aquí la pregunta a las doctoras de MSF, cuando acudían con los niños que sufrían malnutrición severa: «¿De dónde habéis sacado esto? A ver si dejáis de recoger cosas por el campo».

    Publicamos otro libro en 2003, pero el repugnante «hacer humanitario» de las tropas españolas, por mucho que sigan tratando de esconderlo, ha seguido estando presente.

    Tal y como ha denunciado Al Mayali (y recogido Gervasio Sánchez y Amnistía Internacional, entre otros), en 2004 sufrió trato inhumano y degradante durante los tres días de interrogatorio a los que fue sometido por las tropas españolas en Irak, justo en la misma base de Diwaniyah de donde procede el video ahora publicado. A Mayali le pusieron una capucha, le ataron las manos a la espalda, le propinaron golpes en la cabeza, golpes con fusiles, le insultaron y le amenazaron de muerte... y tras los interrogatorios permaneció otros dos días en una habitación húmeda, sin dormir y recibiendo insultos cuando pedía ir al servicio. El máximo responsable de aquella base durante estos sucesos, el entonces general Fulgencio Coll, fue tras ello nombrado primero jefe de la Unidad Militar de Emergencias y, posteriormente, siendo ya teniente general, jefe del Estado Mayor del Ejército.

    En 2006 un cabo español destinado en Mostar (Bosnia) fue acusado de abusos sexuales por una militar francesa. El español lo negó, pero gracias al testimonio de compañeros de la militar francesa, fue condenado en 2008 por la Audiencia Nacional a una multa de 1.620 euros que, según se publicó, al declararse insolvente los pagó el Estado (es decir, todas nosotras). Siguió en el Ejército sin mayores problemas.

    En 2012 el Tribunal Supremo rebajó de nueve a cinco meses la sanción disciplinaria impuesta a un militar condenado en 2008 por violencia machista, al «considerar como atenuante una medalla de la OTAN», justificándolo en «su acostumbrada o asidua participación en operaciones de mantenimiento de la paz en un escenario de la dificultad y peligrosidad de Afganistán, en el que resulta frecuente que los participantes tengan necesidad de acudir al empleo de la fuerza armada».

    Valgan como colofón explicatorio de todo este «humanitarismo armado» las declaraciones realizadas a una periodista en 2011 por un soldado español que ha participado en misiones en Líbano, Kosovo y Afganistán: «De misión de paz nada. Allí vas a matar y a que no te maten». Los ojos azules de Ángel (nombre ficticio) se emocionan cuando habla de su trabajo: `Lo peor de Afganistán es tener tiempo para pensar, para echar de menos'. (...) La batalla ahoga los problemas: `Lo único que piensas es en dónde está, para matarlo'. Una droga que engancha. `Vamos a por él', se decía Ángel. `Olvidas tener miedo. Mientras estás allí disparando, lo único que tienes en la cabeza es: `A ver si pillo a ese cabrón, que mañana puede matar a un amigo'».

    (....continuar leyendo AQUÍ)
    Y rezan de buena fe ..y rezan de corazón!!
    pero también reza el piloto,
    cuando monta en el avión, para ir a bombardear
    a los niños del Vietnam!!
    ¡No basta rezar!

    dijo el Mensajero de Allah, SWS:
    “El más completo de los creyentes en su fe es el de mejor carácter.
    Y el mejor de vosotros es quien mejor se comporta con su esposa.”

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Mensajes
    6,055

    Predeterminado

    Cuando los españoles, la mayoría, creo, celebraron el que se suprimiera la mili obligatoria y el ejército fuera exclusivamente profesional, siempre que qeudó por ahí a mí algo de que ¿por qué se tomó esa medida?

    Creo que en las altísimas esferas en las que se dispone el destino de las naciones y que no están precisamente dentro de esas naciones, ya se tenía previsto para España ese "espectacular" papel en la "comunidad internacional". O sea, ya se tenía previsto hacer que el ejército español se incorporase a la égida imperial y se pringara en la mierda de al dominación como cualquier ejército imperial. Si se hubiera mantenido la mili obligatoria, probablemente el mandar pringados a Afganistán, Iraq, Libia, etc. hubiera encontrado obstáculos populares que hubieran entorpecido esa gloriosa marcha imperial de pringado ejército español.

    Profesional y listo. ¿Cabe sorprenderse por que un ejército imperial cometa "imperialadas"?

    A nosotros nos tocaaría exigir que con nuestros impuestos se proteja y defienda a los españoles y se deje en paz (o en guerra) pero que se los deje a quienes ni pagan impuestos en España ni tiene que dar cuentas a España de lo que hagan en su casita.

    No sabemos aquí gobernarnos y vamos a "evangelizar" a otros: ¿No nos da vergüenza? ¿Es con nuestros impuestos con los que se ppaga a ese ejército? ¿Sigue siendo Gibraltar una colonia? ¿No tenemos huevos para recobrarla? ¿Si los tenemos para ir a fastidiar a cien mil kilómetros de aquí, al servicio, sí al servicio precisamente de esos que tienen Gibraltar y en los que se lava dinero a espuertas, se pasa estraperlo a espuertas, etc. etc.?

    Esto es una vergüenza indescriptible y un CRIMEN CONTRA los españoles y contra los que "se benefician" de al fabulosa redencion que procura el ejército español en el quinto pino oel quinto infierno, vaya.

    Salaam
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

    ----------

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •