Resultados 1 al 7 de 7

Tema: Encuentro de reflexión. Contra la islamofobia

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado Encuentro de reflexión. Contra la islamofobia

    2 de marzo de 2.013. Valencia.

    02/03/2013 - Autor: Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia - Fuente: webcciv



    cartel de la jornada contra la islamofobia


    Los Ombudsman (defensores del pueblo) europeos han alertado del crecimiento de la islamofobia, durante el reciente congreso del International Ombudsman Institute (OIT), que se ha celebrado en Barcelona. Hecho que venimos constatando, con gran preocupación, diferentes ONG’s internacionales y la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia.
    En la Comunidad Valenciana existe una importante presencia musulmana susceptible de sufrir agresiones de odio y discriminaciones de origen islamófobo como por ejemplo, los recientemente acaecidos en Onda y Torrente. Al mismo tiempo y en sentido positivamente contrario encontramos una presencia organizada de entidades que trabajan por la cohesión social democrática y en contra de la islamofobia; es el caso de la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia, de carácter y ámbito nacional y que tiene su sede en Valencia. El Centro Cultural Islámico de Valencia CCIV fue uno de sus promotores y ostenta la presidencia de esta Plataforma que ahora inicia el proceso de desarrollo con mas entidades y de consolidación de su actividad.


    NECESITAMOS VUESTRA AYUDA PARA ERRADICAR O PALIAR LA ISLAMOFOBIA.



    Os invitamos a que participéis en el ENCUENTRO CONTRA LA ISLAMOFOBIA el día 2 de marzo de 2013 en Valencia, que aportéis vuestras opiniones, sugerencias, vuestras quejas o reivindicaciones. De lo que acodemos en el pleno del encuentro saldrán las futuras líneas de acción contra la Islamofobia e incluso, la futura configuración de la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia.

    OBJETIVOS



    Analizar el momento actual de crecimiento de la islamofobia y la intolerancia asociada.
    • Elaborar propuestas de intervención social y políticas para la erradicación de estas conductas.
    • Contribuir a la sensibilización social sobre los efectos negativos de la intolerancia religiosa, y en particular de la islamofobia, promoviendo la tolerancia y la convivencia democrática.
    ¡ Os esperamos !
    ---------------------------------------------------------------------------------
    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado

    Amparo Sánchez Rosell
    Presidenta de la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia
    01 Marzo 2013


    El 2 de marzo de 2013, la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia organiza un acto de reflexión en Valencia con los objetivos de llevar a cabo un análisis del momento actual de crecimiento de la islamofobia y la intolerancia, elaborar propuestas de intervención social y políticas para la erradicación de estas conductas, y de contribuir a la sensibilización social sobre los efectos negativos de la intolerancia religiosa, y en particular de la islamofobia, promoviendo la tolerancia y la convivencia democrática.

    Para saber más sobre esta Plataforma hablamos con Amparo Sánchez Rosell, vicepresidenta del Centro Cultural Islámico de Valencia y presidenta de la Plataforma.

    ¿Podrías contextualizarnos como surge la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia: cuando y por qué se crea, qué entidades la componen…?

    La Plataforma nace en 2010, de forma espontánea, ante la necesidad de actuación en casos concretos que nos llegan a personas que veníamos trabajando por la tolerancia, la igualdad, la no discriminación etc. Se constituye formalmente en Madrid, el día 14 de Febrero de 2011.
    Se crea para promover una amplia acción frente a la islamofobia, prevenir su aparición, generar y fomentar actitudes para conseguir erradicar los prejuicios que alimentan la intolerancia al Islam y a los musulmanes en todos los ámbitos, además de estimular la participación de la ciudadanía en defensa de los valores democráticos, de la igual dignidad de la persona, de los derechos humanos, de la tolerancia, la libertad religiosa y de culto, y la solidaridad con las víctimas de la discriminación, odio y violencia por esta motivación.
    Hasta ahora nos hemos visto absorbidos por las cuestiones más urgentes sin poder atender las necesarias por falta de tiempo y de presupuesto. Ahora queremos iniciar lo fundamental, la constitución de una red rocial amplia, plural y abierta a entidades y a personas que, sin representar o formar parte de ninguna organización concreta, estén dispuestas a implicarse en un trabajo real y responsable contra la islamofobia. Por ello organizamos el acto que tiene lugar el 2 de marzo de 2012 en Valencia (consulta el programa). De este acto esperamos conseguir, entre otros objetivos, impulsar la red que suponela Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia y elaborar propuestas de intervención social y políticas para la erradicación de estas conductas, y, que además, constituirán la futura hoja de ruta de actividad y trabajo de la Plataforma.

    ¿Por qué habéis tomado la decisión de crear una plataforma nueva y específica cuando ya hay otras iniciativas que trabajan sobre discriminación?

    El motivo es claro, no existía ninguna iniciativa unitaria para luchar no solo contra la discriminación, sino contra los delitos de odio motivados por islamofobia. La soledad de las víctimas y la falta de respuesta social e institucional nos convencieron de su necesidad.
    Después de las elecciones del 2008, en España comenzó a circular un “decálogo’’ acerca del Islam, que contenía lo siguiente:
    • El Islam es una amenaza para Europa. Según este aserto, no hay que descuidarse.
    • Europa aún convive con la primera generación de inmigrantes musulmanes.
    • Occidente es superior al Islam.
    • El Islam no ha tenido Reformas ni Ilustración, ni puede tenerlas.
    • El Islam es incompatible con la democracia.
    • El Islam atenta contra la dignidad de la mujer.
    • Los musulmanes son, intrínsecamente, unos radicales.
    • La culpa es del laicismo.
    • La culpa es del “buenismo”, que alimenta los vicios de los musulmanes.
    • Cataluña ampara a los musulmanes contra España.

    No hace mucho tiempo llegó la última advertencia dela ONU sobre el crecimiento del racismo, la xenofobia, el antisemitismo, la islamofobia y otras formas de intolerancia en Europa. A la misma conclusión llegaron el Observatorio Europeo de Fenómenos Racistas, la OSCE y otros organismos que hacen seguimiento de este problema.

    Nosotros ya veníamos participando o colaborando con entidades como el Movimiento Contra la Intolerancia, la Comisión de Seguimiento para la Prevención de la Discriminación, el Racismo y la Xenofobia, Amnistía Internacional, etc. Por esa razón detectamos que, cuando hablas solo de racismo, tapas otras realidades. La islamofobia no es racismo: se odia a la musulmana o al musulmán por ser musulmana o musulmán, no por ser negro, blanco o amarillo. Éstos pueden ser agravantes añadidos en algunos casos pero no el foco principal del odio. Hacía falta una organización unitaria y específica contra la islamofobia que partiera de una iniciativa ciudadana de la sociedad civil.

    La islamofobia es uno de los fenómenos más preocupantes contra la tolerancia y tiene consecuencias negativas para la paz internacional. La sociedad ha adquirido la idea errónea de que una persona con vestimenta islámica, o con aspecto de hindú, árabe, entre otras, puede ser, o es, un terrorista en potencia, en otras palabras, una persona que, en el momento menos esperado, pueda atentar contra la seguridad y orden social.

    Los “Ombudsman” (defensores del pueblo) europeos han alertado del crecimiento de la islamofobia durante el reciente Congreso del International Ombudsman Institute (OIT), que se ha celebrado en Barcelona. Este mismo hecho venimos constatando, con gran preocupación, diferentes ONG’s internacionales y la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia.
    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado

    ¿Nos podéis definir desde el punto de vista de la Plataforma qué podemos entender por islamofobia?

    La islamofobia es un sentimiento de aversión, rechazo y hostilidad hacia el Islam y hacia los musulmanes que se manifiesta en forma de prejuicios, discriminaciones, ofensas, agresiones y violencia.

    Según el Relator Oficial de la ONU, Doudou Diéne, la islamofobia es un sentimiento de hostilidad y, principalmente, un miedo hacia el Islam, y por ende hacia los musulmanes. También hace referencia a todas las prácticas que esta hostilidad tiene como término, como lo son la discriminación, el trato desigual o prejuicios hacia las víctimas, excluyéndolos incluso de asuntos políticos y sociales relevantes. El término ha sido mal utilizado con un simple fin: la discriminación hacia la comunidad musulmana, con la idea incorrecta y generalizada de que dicha comunidad puede ser considerada como una amenaza terrorista.

    Las características que han sido reconocidas por el Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia (EUMUC. FRA) son las que, en 1997, definió la organización de Gran Bretaña Runnymede Trust, cuando elaboró el documento Islamofobia: Un Desafío para Todos Nosotros. Según este concepto, las ocho características que de la islamofobia son:
    1. La creencia de que el Islam es un bloque monolítico, estático y refractario al cambio.
    2. La creencia de que el Islam es radicalmente distinto de otras religiones y culturas, con las que no comparte valores y/o influencias.
    3. La consideración de que el Islam es inferior a la cultura occidental: primitivo, irracional, bárbaro y sexista.
    4. La idea de que el Islam es, per se, violento y hostil, propenso al racismo y al choque de civilizaciones.
    5. La idea de que en el Islam la ideología política y la religión están íntimamente unidos.
    6. El rechazo global a las críticas a Occidente formuladas desde ámbitos musulmanes.
    7. La justificación de prácticas discriminatorias y excluyentes hacia los musulmanes.
    8. La consideración de dicha hostilidad hacia los musulmanes como algo natural y habitual.
    También en 2005 aparece otra noción de islamofobia muy utilizada, formulada por el Consejo de Europa en su publicación Islamophobia and its Consequences on Young People, donde la islamofobia es considerada como: “... el temor o los prejuicios hacia el islam, los musulmanes y todo lo relacionado con ellos. Toma la forma de manifestaciones cotidianas de racismo y discriminación u otras formas más violentas, la islamofobia constituye una violación de derechos humanos y una amenaza para la cohesión social”.

    En este corto tiempo que lleva en funcionamiento ¿cual ha sido el trabajo desarrollado por la Plataforma y cuales son las propuestas para el futuro?

    Las actuaciones dela Plataforma se han centrado en extender el conocimiento de la iniciativa a nivel social e institucional, denunciar casos flagrantes de islamofobia, apoyar a víctimas, estimular que las personas denuncien, difundir en los medios de comunicación el derecho a la libertad religiosa, la dignidad de las personas con independencia de su religión y la defensa de la universalidad de los derechos humanos, y combatir con nuestra denuncia pública la intolerancia islamófoba que crece en toda España.

    Parte del trabajo que hacéis es de apoyo a las victimas ¿Nos puedes contar en que consiste, con que medios contáis y como se articula?

    Las víctimas tienen en la Plataforma un apoyo sincero, también jurídico, solidario y con proyección institucional. No obstante, la Plataforma no tiene medios propios, y hasta ahora ha funcionado gracias a la ayuda y colaboración del Movimiento Contra la Intolerancia, del Centro Cultural Islámico de Valencia del Federación de Agrupaciones Islámicas por la Convivencia en España (FAICE) y de los miembros de la Junta Directiva de la Plataforma.

    El Código Penal tipifica los delitos cometidos con ocasión del ejercicio de derechos fundamentales y de libertades públicas garantizados por la Constitución, entre los que incluye el delito de provocación a la discriminación y al odio o violencia por motivos de religión. No obstante, al hacer una denuncia, raras veces se registran estos delitos como delitos de odio, lo que dificulta su cuantificación y visibilización. ¿Qué medidas y acciones deberían ponerse en marcha al respecto?

    En primer lugar, se debería dar la instrucción desde el Ministerio del Interior de que se recojan en los atestados el motivo prejuicioso o de intolerancia que subyace en el delito cometido (lesiones por islamofobia, indicios racistas, supuesta homofobia…etc.). En paralelo sería fundamental crear un Servicio Contra los Delitos de Odio en todas las Fiscalías Provinciales, además de formar a policías, operadores jurídicos y funcionarios al respecto. Por otra parte, habría que modificar el Código Penal, sancionando la incitación al odio y mejorando el artículo 510, que hoy en día no es suficientemente eficaz ante este problema. Finalmente, se debería promover una legislación que contemple desde la prevención de la intolerancia criminal hasta el reconocimiento de los derechos de las víctimas de los delitos de odio.

    En las encuestas realizadas en las que se pregunta sobre las actitudes hacia el Islam, los resultados que indican recelo o desconfianza suelen ser de relevancia. ¿Qué pueden, o deben, hacer las Administraciones Públicas al respeto?
    Las Administraciones Públicas deben hacer pedagogía con el ejemplo ya que sus posicionamientos son fundamentales. No puede emerger desde las mismas ninguna manifestación de intolerancia concretada en el discurso público. Si eso no se evita, no evitaremos tampoco el crecimiento del discurso y las conductas de odio hacia los musulmanes. Tienen una enorme responsabilidad en promover la convivencia y la tolerancia. Vivimos en diversidad y esa realidad tiene que ser transmitida como un hecho democrático.

    Fuente: http://www.observatorioreligion.es/e...anchez_rosell/


    Amparo Sanchez Rosell
    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado

    La gestación de la islamofobia en la España moderna

    Evolución histórico-semántica de la conceptualización de la minoría musulmana peninsular

    08/03/2013 - Autor: Barbara Ruiz-Bejarano - Fuente: Webislam


    “Fueronse los moros, a 5 de julio 1610” .


    Introducción

    El concepto contemporáneo de islamofobia

    La institución británica Runnymede Trust, en su informe “Islamophobia, a challenge for us all” (1997), define la islamofobia como la actitud de una persona que:

    • Considera el islam estático, monolítico e inamovible;
    • Considera el islam como “diferente” y “ajeno”, sin valores en común con el resto de las culturas, e impermeable a las mismas;
    • Considera el islam como “inferior” a los valores “occidentales”, percibiéndolo como “bárbaro, irracional, primitivo y sexista”;
    • Considera el islam violento, agresivo, amenazador y promotor del terrorismo y el choque de civilizaciones;
    • Considera el islam como una ideología política utilizada para conseguir el poder político o militar;
    • Utiliza la hostilidad hacia el islam como justificación de la discriminación hacia los musulmanes, con el objetivo de excluirlos de la sociedad;
    • Considera la hostilidad hacia los musulmanes como normal y natural.

    Esta definición, ampliamente aceptada por las instituciones europeas, está muy relacionada con el Reglamento del Consejo Europeo nº 1035/97, que establece la creación de un Centro Europeo de Monitorización del Racismo y la Xenofobia. Este centro ya alertaba de la necesidad urgente de políticas de integración que garantizaran la plena participación de las comunidades islámicas en la vida pública europea.

    Sin embargo, el fenómeno de la islamofobia dista mucho de ser reciente; su gestación tuvo lugar a lo largo del siglo XVI en la España de los Austria, y tuvo como culminación el destierro de todo el pueblo morisco.

    Se pretende aquí comprender cómo los súbditos musulmanes, que en los siglos XII a XV viven integrados en la sociedad hispana pasan de ser calificados en la documentación oficial como “leales vasallos” a “cruelísimos enemigos de Vuestra Magestad”. Estos cambios semánticos en la conceptualización de la minoría musulmana muestran, por una parte, la evolución desde la disputa teológica presente en la edad media hasta la personalización del musulmán como “enemigo”, con que comienza a gestarse el actual concepto de islamofobia.


    Los moriscos en la época moderna


    “Morisco” es la denominación contemporánea de los musulmanes españoles que, tras las conquistas de los territorios que constituyeron Al Andalus, en un proceso que se extiende desde 1118 (con la entrega de Zaragoza y su taifa) hasta 1492 (con la rendición de Granada), pasan a vivir bajo dominio cristiano para ser bautizados mediante decreto real en distintos momentos comprendidos entre 1501 y 1526 en los diferentes reinos en que quedó configurada la península bajo los Reyes Católicos. En la época se denominó a esta gran minoría “christianos nuevos” o “nuevos convertidos”, y en contextos más tardíos “moro” o “morisco”, términos con que aparecen en la documentación histórica.

    Este bautizo forzoso implicaba consecuencias de distinta índole para los musulmanes: por un lado se proscribía la práctica del islam, por otro se les obligaba a ajustarse a la doctrina católica, quedando, además, bajo la jurisdicción del Tribunal del Sancto Officio de la Inquisición para los delitos de fe. Esta medida, máximo exponente de la intolerancia religiosa de la época, fue el detonante de una sucesión de episodios violentos que terminó de quebrar la frágil convivencia. Las políticas de represión religiosa y totalitarismo son las responsables en última instancia del cambio de percepción del pueblo hacia la minoría musulmana.
    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado

    La documentación sobre la minoría musulmana

    Para este evento, impulsado por la comunidad musulmana, la sociedad civil y las autoridades competentes en asuntos religiosos, se ha escogido estudiar este recorrido de la “calificación” de los musulmanes españoles desde la documentación oficial. Se pretende así hacer hincapié en el papel influyente que las autoridades tienen en cuanto a la generación de opinión en las capas populares de la sociedad.

    Por otra parte, la legislación y disposiciones sobre la minoría musulmana deja entrever las distintas políticas que desde el poder y la iglesia católica se impulsaron para intentar engranar los distintos grupos sociales del conglomerado español. La documentación y los hechos históricos dejan claro que los conflictos se agravaron como reacción a las políticas restrictivas e intolerantes, hasta el momento de la erradicación de la minoría (que representaba un importante porcentaje de la población en determinados territorios), en las sucesivas expulsiones de 1609-1614.

    Evolución histórico-semántica de la conceptualización de la minoría musulmana

    El musulmán como ciudadano de los nuevos Reinos: el “vencido”.

    Texto 1.
    “Establimos e mandamos que todos omnes nuestros, cristianos o iudíos o moros, castiellos e villas, e palacios e casas, e huertos, ..., que todos sían en nuestra comanda e en nuestra baylía, ...”. (Pedro el Católico, rey de Aragón, conde de Barcelona y señor de Montpellier, marqués de Provenza, establece en Corte General una Constitución de Paz y Tregua para el reino de Aragón, 1209).
    Texto 2.
    “Insuper recipimus vos et singulos sarracenos habitantes et habitaturos in dicto ravallo Xative cum omnibus bonis eorum mobilius et inmobilius, habitis et habendis, sub nostra proteccione, custodia, comanda et guidatico speciali; ita quod possitis ire, stare et redire per totam iurisdiccionem nostram, per terram videlicet et mare et quamlibet aquam dulcem salve pariter et secure”. (Jaime I establece la morería de Xàtiva, 1252).
    Texto 3.
    “Item, do et otorgo a vosotros, pobladores moros, que hayades vuestras mezquitas en los ditos barrios, e fagades vuestra oración, e vuestros alfaquines criden a ha çala según era acostumbrado en vida del muy noble don Pedro, señor de Xérica” (Ramon Castellsent, Alcayde de Chelva, procurador de la muy noble señora Bonaventura de Arborea, esposa de don Pedro, señor de Jérica, da carta de población a un grupo de musulmanes, 1370).
    Con la caída de la taifa de Zaragoza en 1118 comienza un fenómeno único en la historia: es la primera vez que una gran masa de población musulmana se halla bajo poder político católico. El interés de los conquistadores de estos territorios por retener la población se hace patente en los numerosos pactos y capitulaciones, que expresan medidas destinadas a dotar a las comunidades musulmanas de suficientes garantías y privilegios como para que la permanencia resultara atractiva. La situación jurídica de autonomía político-religiosa (no olvidemos que el islam es también ley) de los mudéjares experimenta a lo largo de los siguientes 200 años una paulatina degradación. A medida que los territorios conquistados se van consolidando, la utilidad de la población musulmana va decreciendo, y así ocurre con sus derechos. Hacia el siglo XIII las disposiciones legales ya marcan claramente la supremacía del elemento católico en detrimento del islámico (prohibición de invocar el nombre de Mahoma, obligación de descubrirse o de retirarse al paso del Corpus Christi, pérdida de mezquitas y traslado a morerías, etc). Esta relación de desigualdad no impide que los musulmanes sigan siendo considerados como población útil, a la que se otorgan privilegios, según la conveniencia de los señores.

    La exclusión social, el musulmán como ciudadano de segunda clase: el “otro”.

    Texto 4.
    “... ibidem adorent perfidum Machometum, diebus singulis certis horis in loco aliquo eminenti siusdem Machometi nomen, christianis et sarracenis audientibus, alta voce invocant...” (Prohibición de la invocación del nombre de Mahoma en la llamada a la azalá, Concilio de Vienne, 1311).
    Texto 5.
    Com sia cosa rahonable que los moros no hajen total paritat en àbit ab los christians per obviar molts inconvenients qui tot jorn se seguexen, ordonam ..., que tots los moros, axí mascles com fembres ... poblats en Cathalunya ... haguen e sían tenguts portar d’ací avant sobre lo braç dret, ... una bena de drap groch ... E lo moro o mora qui sens lo dita senyal atrobat serà, ... sia cascuna vegada açotat de XXX açots ... (Capítulo presentado por la Curia Catalana a las Cortes Generales de Monzón de 1390).
    Texto 6. “... e lo nom de Mahomat no cessa de invocarse sobre lo cap e orelles dels cristians, cosa dampnada e malvada ... havem del•liberat derrocar totes les dites somes minaretes en lurs mesquides ...”. (Carta de Juan II, rey de Aragón, a Luis de Cabanyelles, lugarteniente de gobernador del reino de Valencia, 1477)

    Otras restricciones y prohibiciones incluían: prohibición a los mudéjares abrir ventanas a la calle Mayor de Daroca, por donde pasaban las procesiones. Las cortes de Calatayud se pronunciaron contra los moros que “hacían gran vituperio e injuria al Señor cuando el Corpus Christi pasaba por las calles”, obligándoles a apartarse o arrodillarse, so pena de ser llevados a la cárcel a instancias de cualquier cristiano. Los matrimonios mixtos estaban prohibidos, así como el desempeño de determinados cargos públicos por miembros de la minoría mudéjar.

    No toda la legislación se refiere al hecho religioso. En 1412 las Leyes de Ayllón, promulgadas en Castilla, imponen nuevas restricciones a judíos y musulmanes: pérdida de autonomía jurídica de las aljamas, prohibición de administrar las rentas reales y obligación de vivir en barrios cerrados y exclusivos (juderías y morerías).

    En 1414 el colegio mayor de San Bartolomé, en Salamanca, excluía a los pretendientes de origen judío. En 1449 se publica la normativa del Concejo de Toledo, que excluía a todos los conversos de los oficios municipales. En 1548 se otorga sanción papal a los estatutos generales de limpieza de sangre.

    La pretendida eliminación de las minorías religiosas: el “christiano nuevo” (= el “otro”)
    Texto 7.
    “Sabed que el Emperador y el Rey nuestro Señor ... ha determinado resoluta et irrevocablemente que en todos sus reinos y señorios sola una ley evangélica se tenga y observe y que todos los moros de los dichos sus reynos y señorios se conviertan a nuestra santa fe catholica (...) Primeramente manda y dize su magestad que a todos los moros de este reyno de Aragon sea predicada nuestra santa fe catholica y la palabra de nuestro redentor Jesucristo (...) Item manda su magestad que todos los moros del presente reyno vayan señalados de medias lunas de paño azul (...) Item manda su magestad que todos los moros del presente reyno siempre que se hallaren en el lugar por donde passe el Santo sacramento o sentiendo tañer la oración de cristianos en cualquiere hora del dia se hayan de quitar los bonetes et hincarse de rodillas. (...) Item manda su magestad que en el presente reyno no se llame a la çala publicamente ni secreta con trompeta añafil ni de palabra ni en otra manera, ni sean osados los moros de fazer pascuas ni quaresmas mahometicas publicamente ni secreta, ni cosas concernientes a la perfida secta mahometica, so pena de ser esclavos irremisiblemente (...) Item manda su magestad ... cierren y cerrar fagan todas las mezquitas, de manera que en ellas no se pueda directamente ni indirecta entrar a fazer oracion o otra ceremonia morisca (...)” (Edicto de Conversión de 1526 para el Reino de Aragón).

    La represión religiosa e identitaria llega al clímax con el decreto de conversión por el que todos los musulmanes de los reinos de España deben ser bautizados y convertidos a la “fe católica”, además de quedar prohibida cualquier manifestación islámica.

    Las consecuencias del edicto de conversión para la población musulmana fueron gravísimas: su propia identidad y religión deben pasar a un plano clandestino; legalmente, quedan ahora bajo la jurisdicción de la Inquisición, y bajo la vigilancia e instrucción de la iglesia católica. En el plano económico este cambio de estatuto, de musulmanes a cristianos, no supuso ninguna ventaja: los estatutos de limpieza de sangre seguían vetando a los moriscos sus posibilidades de ascenso social, y continuaron pagando los impuestos que como musulmanes pagaban antes de la conversión.

    Las presiones sobre la población morisca, que mantuvo su identidad musulmana, dieron lugar a episodios esporádicos de violencia que conllevaron nuevas medidas represivas, destinadas a someterlos y a evitar su huida del país: prohibición de desplazarse de un reino a otro, prohibición de llevar armas, prohibición de residir cerca de la costa, etc.
    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado

    El arquetipo religioso del morisco: el “hereje”.

    Texto 8.
    “El Rey.—Amados nuestros : Teniendo de vosotros y de lo que conuiene para la salud y saluacion de vuestras ánimas el cuydado que es razón como conuiene á cathólico príncipe, mandamoos yr á esse Reyno al obispo de Calahorra ... para entender en la instrucción y doctrina de vosotros y de vuestros hijos en nuestra sancta fee cathólica , y para hazeros saber de nuestra parte como procuramos ... se os remytan y perdonen todos los crímenes, delitos y excesos de eregia y aposthasia que haueis cometido después acá que con la ayuda y favor divino mediante el Espíritu Santo tomastes el santo baptismo, y dexada la maldita seta mahometana passastes á nuestra sancta fee, ...” (Carta del emperador Carlos I a los moriscos valencianos para que oigan con sumisión y amor a los predicadores, 1543.)
    Texto 9.
    “Y hase de tratar así la orden que se ha de tener en dotrinarlos y en procurar que sean christianos, como en el castigo que se les dará quando no lo sean...” (Documento de Felipe II de 1563. Arch. Hollande, doc. IV.)
    Texto 10.
    “... determinar las personas que se havrán de juntar y si fuera solamente para tratarse del castigo de los moriscos, no fueran menester tantas personas como serán. Podríasse también tratar la forma de dotrinarlos...” (Nota del secretario Gonzalo Pérez a Felipe II, 1564.)
    Texto 11.
    “... Ytem se sabe por ynformacion que todos los moriscos que se sirven de christianos viejos los hazen vivir como ellos y los inducen a que vivan en su mala secta. ... em es muy notorio y se sabe que se han hecho y procurado muchas congregaciones y ayuntamientos para buscar y dar rremedio en que los moriscos vivan como christianos porque no hay medio de traellos a que oyan misa ni la predicacion evangelica sino es por fuerça y en tal caso que no vienen sino los viejos que estan endurecidos y pertinazes en su mala seta y no dan lugar a que vengan a oir la predicacion y missa la gente moça porque no se conviertan algunos dellos a nuestra santa fee.” (Memorial remitido a Felipe II sobre los moriscos valencianos, 1553)

    Como es bien sabido, los moriscos presentaron cierta resistencia al adoctrinamiento católico. Primero se intentó convencerlos de que aquello era “lo mejor para ellos”. En vista de los pocos resultados que las distintas campañas de evangelización tuvieron (no sólo debido a la falta de voluntad de los moriscos, sino en gran medida debido a la incompetencia de la iglesia católica para tal operativo), se introduce en el discurso el “castigo” como medio natural para que la conversión resultase materializada. Se añade el matiz del peligro del “contagio” religioso, debido al contacto entre nuevos convertidos y “christianos viejos”.

    El arquetipo social del morisco: el “incivilizado”.


    Texto 12.
    “En este particular eran una gente vilissima, descuydada, enemiga de las letras y ciencias ilustres, compañeras de la virtud, y por consiguiente agena de todo trato urbano, cortés y político. Criavan sus hijos cerriles como bestias, .... Eran torpes en sus razones, bestiales en su discurso, bárbaros en su lenguaje, ridículos en su traje, ...; Eran brutos en sus comidas, comiendo siempre en tierra (como quienes eran) sin mesa, sin otro aparejo que oliesse a personas, durmiendo de la misma manera, en el suelo, .... Comían cosas viles (que hasta en esto han padecido en esta vida por juizio del cielo) como son fresas de diversas harinas de legumbres, lentejas, panizo, habas, mijo, y pan de lo mismo. ... y como se mantenian todo el año de diversidad de frutas, verdes y secas, guardadas hasta casi podridas, y de pan y de agua sola, porque ni bebian vino ni compravan carne ni cosa de caças muertas por perros, o en lazos, o con escopetas o redes, ni las comian, sino que ellos las matassen segun el rito de su Mahoma, por esso gastavan poco, assi en el comer como en el vestir, aunque tenían harto que pagar de tributos a los Señores. ... Eran muy amigos de burlerías, cuentos, berlandinas y sobre todo amicissimos (y assí tenian comunmente gaytas, sonajas, adufes) de baylas, danças, solazes, cantarzillos, alvadas, passeos de huertas y fuentes, y de todos los entretenimientos bestiales en que con descompuesto bullicio y gritería, suelen yr los moços villanos vozinglando por las calles. .... Eran dados a officios de poco trabajo, texedores, sastres, sogueros, esparteñeros, olleros, çapateros, albeytares, colchoneros, hortelanos, recueros, y revendedores ..., por lo qual se estavan ordinariamente ociosos, vagabundos, echados al sol el invierno con su botija al lado, ..., y por huyr de tener contratación con los Christianos por el odio que nos tenían. En el menester de las armas, eran visoñísimos, parte porque avia años que les estavan vedadas y el poco uso inhabilita, parte porque eran cobardes y affeminados, como lo pedía el flaco empleo de su vida y el affeminado modo de criarse .... Assí estos pusilánimes nunca andavan solos por los caminos ni por los términos de sus propios lugares, sino a camaradas. Sus altercaciones aunque fuessen de cosa momentánea, las ventilavan siempre a gritos y a vozes desmesuradas, como les ordena su pleytista Mahoma. Eran entregadísimos sobremanera al vicio de la carne, de modo que sus platicas assi dellos como dellas y sus conversaciones y pensamientos y todas sus intelligencias, y diligencias, era tratar desso, no guardándose lealtad unos a otros, ni respetando parientes a parientes, sino llevándolo todo tan a rienda suelta y tan sin miramiento a la ley natural y divina, que no avia remedio con ellos como dicho queda en el capítulo de la pluralidad de las mugeres. De aquí nacieron muchos males y perseverancias largas de pecados en christianos viejos” (Aznar Cardona: De la condición, trato, traje, comida, officio, vicio y pestilencia pegajosa de los moriscos).
    El texto no precisa comentario.

    El arquetipo político del morisco: el “enemigo”.

    Texto 13.
    “... Ytem se sabe por una ynformacion de muchos testigos hecha en Alcoy que había concicerto del turco con los moriscos desde reyno para venir a Hespaña a concertar el Alcoran con el Evangelio y para que en dando aviso los moriscos se alçasen y de otras muchas cosas dichas contra nuestra santa fee”. (Memorial remitido a Felipe II sobre los moriscos valencianos, 1553).
    Texto 14.
    “El negocio de los Moriscos es el mas importante que se puede ofrecer para la seguridad destos Reynos, pues no se puede dudar de que son enemigos y que como tales gozarán de cualquier ocasión que se ofrezca y en particular los del Reyno de Valencia que se sabe que son moros”. (Copia de consulta original del Consejo de Estado, á S. M., 1601).
    Texto 15.
    “... enbiando al mismo tiempo a Argel y Bervería y Constantinopla, otros a que con disimulaçión entendiesen si éstos an tratado y tratan de levantamiento; porque teniendo esto aclarado, se podrían con más justificación echar fuera desa tierra” (Parecer del Conde de Chinchón sobre lo que se resolvió en la Junta de Santo Domingo, sobre los moriscos, 1582).
    Texto 16.
    “... del rigor de su Magestad los moriscos de España son bien mereçedores, ... a lo que con evidençia se conoçe y vee, su fee es fingida, y de ellos ay muy poco que fiar; y es sin duda que todos siguen la depravada secta de moros ... siendo como son observanes de su alcorán, es instituto suyo particular el ser cruelísimos enemigos de Vuestra Magestad ... y el aspirar a restituirse el señorío que sus pasados en España tenían” (Memorial del licenciado Martín Gonçález de Çellorigo, abogado de la Inquisición de Valladolid, a Felipe II, 1598).
    Texto 17.
    “... que los pecados desta gente son tan grandes, que con sentidos está claro y se toca con las manos que desta fuente mana la peste que ha despoblado estos Reynos estos años; de aquí los otros trabajos y miserias que se padecen; de aquí los ruynes sucesos de las armadas reales” (Carta de Fray Jaime Bleda al virrey de Valencia, 1579).
    El discurso que exhiben distintos memoriales encargados por Felipe II a distintas Juntas de Teólogos para que informaran sobre la conversión de los moriscos va adquiriendo tintes políticos, combinados con los argumentos teológicos que, indisolublemente, debían acompañarlos. La condición de musulmán se presenta, de forma “lógica” como ligada estrechamente a la de calificativos peyorativos: los moriscos no son de fiar, su propia religión les convierte en enemigos del Rey, por ello conspiran contra el reino y esperan la ocasión de un levantamiento general para recuperar la tierra que fue de sus antepasados. A ello se une el argumento, también actual, de que los musulmanes son el origen de todos los males que sufre la sociedad española (incluyendo el hundimiento de la Armada).
    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado

    El fracaso de las políticas de asimilación: “tan moros como antes”. La teoría de la conspiración

    Texto 18.
    “... la manera que viven los moriscos y las causas de no haberse apartado de su secta después que fueron bautizados, y de atreverse a guardarla con la publicidad que veemos ... todos guardan los ritos y zeremonias de su Alcorán ... todos tienen nombre propio de moro, ... hablan su lengua y de la nuestra saben poco ... ayunan sus cuaresmas y zelebran sus pasquas ... no quitan el sombrero a las cruzer y ymágines, antes amanesçen muchas vezes derribadas y acuchilladas ...” (Carta del Marqués de Denia al Rey, 1582)
    Texto 19.
    “... están más ynsolentes qye nunca ... el tiempo que los moriscos piden no es para ser instruydos en la fee catholica, sino para ser licençiados de bivir en la secta de Mahoma, mientras se les ofresçe ocasión de levantarse, que ellos tan de veras esperan ... el santo offiçio no los castiga ni a castigado jamás porque no son christianos, sino porque son moros ... aborresçen en público y secreto a dios y al Rey ... savemos que del dinero hazen armas para maquinar nuestro daño ...” (Parecer del Patriarca Ribera, adjunta al documento anterior)
    Texto 20.
    “... en la Junta de Theólogos se averiguó, pareciendo a muchos que eran moros tan claros y tan obstinadamente, que no havía ya para qué esperarles más” (Memorial del Padre Fray Antonio Sobrino, 1600)
    Texto 21.
    “... huelgan de celebran los buenos sucesos de los Moros y les pesa de los malos, como el año 1601 que avisaron a Argel del armada que allá yva ... y por la comunicación que tienen con los corsarios, en daño de los christianos viejos” (Memorial de Fray Bleda, 1603).

    La monarquía española alterna políticas de represión con periodos donde de nuevo se intenta reconducir la evangelización y conversión por vías menos expeditivas. No obstante, todos los intentos de conseguir que los moriscos abandonen sus “depravadas” costumbres, constituyen un rotundo fracaso. Las Juntas de Teólogos continúan informando a su Majestad de la permanencia de los moriscos en su fe islámica. En 1600 se reconoce por primera vez el fracaso de las políticas de asimilación que tanto dinero habían costado. El discurso viene a unirse al arquetipo del musulmán-enemigo y se alimentan además con el mensaje del odio que profesan los moriscos a los cristianos viejos y, por supuesto, a la figura del Rey.

    El exterminio como solución final: la violencia contra la población musulmana

    Texto 22.

    “Propónese también castigo riguroso y sangriento de degollarlos o embarcarlos en navíos barrenados para que se hundan en la mar y aunque en su delito cabe muy bien esto y dizen los hombres doctos que se puede executar sin escrúpulo de conciencia ...” (Archivo General de Simancas, Secretaría de Estado.—Legajo núm. 218).
    Texto 23.
    “... se deven llevar y hechar en Bervería, dexando acá los niños baptizados de la hedad que pareçiese ... en lo de los moriscos de Granada que se an buelto a ella, pareçió que sin más dilaçión se execute luego lo que está acordado y consultado, de tal manera que algunos que fueren más flacos y no buenos para el remo, sean ahorcados, y los otros, se hechen luego a galeras ...” (Duque de Alba, Conde de Chinchón y otros miembros del Consejo Consultivo sobre los moriscos, 1582)
    Texto 24.
    “Y si todo esto no sirviere a Vuestra Magestad de sufiçiente remedio, combiene mucho se sirva de mandar se procure, qual convenga, de suerte que este alquitrán se apague; porque cunde mucho y ay más mal de lo que se ve. Y pareçiendo convenir, sean expelidos de estos reynos o consumidos y acabados del todo” (Memorial de Martín Gonçález de Çellorigo, abogado de la Inquisición de Valladolid, a Felipe II, 1598)
    Texto 25.
    “...El Marqués de Almança ... propuso los medios que se siguen: Que el santo oficio proceda contra ellos por todo rigor de derecho con muerte natural o civil, o destierro perpetuo, o galeras” (Memorial del Consejo de Estado, 1599)
    Texto 26.
    “... son enemigos domésticos ... ay dificultad y inconveniente en hecharlos de España, porque hechados que serán, avrá falta de trabajadores y si el Turco o otro enemigo los quisiesse bolver armados, serán feroces y pláticos enemigos” (Memorial anónimo dirigido a Felipe III, 1600)
    Texto 27.
    “... hecharlos a todos sin que quede ninguno de ninguna edad, stado ni condizión que sea ... declararlos por rebeldes y enemigos comunes de Dios y de Vuestra Magestad, y servirse Vuestra Magestad de ellos en sus galeras, minas y otras partes que pareciese conbenientes” (Carta del Arzobispo de Toledo a Felipe III, proponiendo algunas soluciones al problema morisco, 1600).

    Las primeras valoraciones sobre el “problema” morisco pasan por distintos medios de exterminio. La posibilidad de la expulsión se considera en diversas Juntas y Memoriales, y es postergada una y otra vez. Considérese la envergadura logística de tal operación, cuando los moriscos constituyen en el Reino de Valencia un 30% de la población, siendo cerca de un 20% en Aragón. Quedan además otras bolsas de población morisca dispersa por la Península. No obstante, finalmente será este el medio de erradicar a la población musulmana española, en un hecho histórico sin precedentes.

    Las bases de la islamofobia contemporánea quedaban así asentadas.

    “Fueronse los moros, a 5 de julio 1610” Archivo parroquial de Ricla (Zaragoza).

    Referencias bibliográficas

    • Bleda, J. Corónica de los moros de España. Valencia, 1618.
    • Bleda, J. Defensio fidei in causa neophytorum sive Morischorum Regni Valentiae totiusque Hispaniae. Valencia, 1610.
    • Boronat i Barrachina, P. Los moriscos españoles y su expulsión. Estudio histórico-crítico. Valencia, 1901.
    • Bunes Ibarra, M.A. La imagen de los musulmanes y del Norte de África en la España de los Siglos XVI y XVII. CSIC, Madrid, 1989.
    • Bunes Ibarra, M.A. Los moriscos en el pensamiento histórico. Historiografía de un grupo marginado, Cátedra, Madrid, 1983.
    • Danvila y Collado, M. La expulsión de los moriscos españoles, Fernando Fe, Madrid, 1889.
    • Guadalajara y Xavier, M. Memorable expulsión y justísimo destierro de los moriscos de España. Nicolás de Assiayn, Pamplona, 1613.
    • Guadalajara y Xavier, M. Prodición y destierro de los moriscos de Castilla hasta el Valle de Ricote. Con las disensiones de los hermanos Xarifes, y presa en Berbería de la fuerça y puerto de Alarache. Assiayn, Pamplona, 1614.
    • Perceval, J.M. Todos son uno. Arquetipos, xenofobia y racismo. La imagen del morisco en la Monarquía Española durante los siglos XVI y XVII. Instituto de Estudios Almerienses, Almería, 1997.
    • Zayas, R. Los moriscos y el racismo de estado. Creación, persecución y deportación (1499-1612), Almuzara, 2006.
    Barbara Ruiz-Bejarano, doctorando de la Universidad de Alicante.
    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •