Siendo tan amplia
la Tierra de Dios,
¿ por qué te has dormido en una estrecha prisión?
Cuando mueras despertarás.
Cuando despiertes
saldrás de la prisión.
Si de verdad quieres ser libre,
muere, pues, antes morir.


Sin duda en el fondo del mar
se ocultan riquezas insospechables,
pero aquel que tiene miedo
y busca la seguridad en la orilla,
se queda siempre
en la arena de la playa.