Los orígenes del Tasawuff.


El Corán es el Verbo Eterno e increado de Dios. Si una obra inspirada en el grado más alto se compara a una chispa que brota de un pedernal -siendo la piedra el hombre-, una revelación es una chispa que Dios brota de Sí.

El Corán como revelación es fundamental en la ortodoxia musulmana.
"Si hubiésemos hecho descender este Corán sobre una montaña, habrías visto a la montaña, hunildemente prosternada, partirse en dos, por temor a Dios."(LIX,21)

La Revelación confronta el tiempo con la Eternidad. LAYLAT AL QADR es la noche en que el Arcángel Gabriel puso el Corán en el corazón del Profeta, y ella "es mejor que mil meses"(XCVII, 3)
La primer palabra revelada es IKRA, "recita"; y QU´RAN significa "recitación".

Recitar ese texto es sufrir una "INTERFERENCIA" divina, una misteriosa penetración del alma por el Espíritu.

Los mutasawuff siempre han tratado de aprovechar al máximo la Presencia de lo Infinito "SUMERGIÉNDOSE" en los versos (AYAT, literalmente "signos milagrosos") de la Revelación.

(El Corán)"Ha fijado su morada en nuestros corazones y en nuestras lenguas y se ha mezclado con nuestra sangre, con nuestra carne y con nuestros huesos, y con todo lo quye hay en nosotros".(SAYJ AL-ALAWI)

(Parafraseado de MARTIN LINGS. UN SANTO SUFÍ DEL SIGLO XX.)