La ubicua y vigentísima manía de "Calcuta"

La ubicua y vigentísima manía de "Calcuta" (o el cirueleo)

Sabíamos de la manía calcutiense de romper las pelotas con obras y bondades, no sabíamos que ya Ramakrishna, en su retórica llamaba "calcutear" al CIRUELEAR.

RAMAKRISHNA (severamente): “¡Esa es la manía de ustedes, la gente de Calcuta —dando conferencias y guiando a otros hacia la luz! Jamás nadie se detiene a considerar có-
mo obtener la luz uno mismo. ¿Quiénes sois vosotros para enseñar a otros?
“Él, que es el Señor del Universo, enseñará a todos. Sólo Él nos enseña; Él, que ha
creado este universo, que ha hecho el sol y la luna, los hombres y las bestias y todos los
seres; que ha provisto los medios para su sustento; que ha dado padres a los niños y los
ha dotado de amor para criarlos. El Señor ha hecho tantas cosas, ¿no va a enseñar a la
gente el modo de adorarLe? Si necesitan enseñanza, entonces Él será el Maestro. Él es
nuestro Gurú Interno.
“Supón que haya un error en adorar la imagen de arcilla; ¿no sabe acaso Dios que a
través de la imagen, sólo Él es invocado? Se sentirá complacido con esa sincera adoración. ¿Por qué habrías tú de tener un dolor de cabeza por ello? Mejor sería que tú mismo
trataras de obtener conocimiento y devoción.”
Sri Ramakrishan, 1882.