Una sátira que es ditirambo.

Quien a RUMI no comprenda LEIBNIZ dejará helado; y quien no trascienda la sátira de VOLTAIRE y DIDEROT se perderá "el botín incomparable de columpiarse entre ORIENTE y OCCIDENTE, entre HAFIZ y CALDERÓN" (GOETHE-NAPOLEÓN)





"Parece una paráfrasis de LOS SIRVIENTES Y LA CASA este pasaje de lo que para el sentido común es una sátira contra LEIBNIZ y a nosotros nos parece la mejor publicidad, la más efectiva propaganda, tanto este JAIMITO PANGLOSSIANO FATALISTA de Diderot como el Dr.PANGLOSS de Voltaire:


"(...)Mientras proseguían esa discusión, que les hubiera
permitido dar la vuelta al mundo sin dejar de hablar un
instante y sin llegar a ningún acuerdo, fueron sorprendidos por una tormenta que los obligó a dirigirse hacia…
—¿Dónde, dónde? —Señor lector, ¡sois de una curiosidad verdaderamente incómoda! ¿Qué demonios puede
importaros? Aunque os dijera que hacia Pontoise, o
Saint-Germain, o Nuestra Señora de Loreto, o Santiago
de Compostela, ¿adelantaríamos algo con ello? Ya que
insistís, os diré que se dirigían hacia…, sí; ¿por qué no?…,
hacia un inmenso castillo en cuya fachada puede leerse:
«A nadie pertenezco y soy de todo el mundo. Antes de
entrar ya estabais, y seguiréis cuando salgáis». —¿Entraron en ese castillo? —No, ya que, o la inscripción miente, o ya estaban allí antes de entrar. —¿Salieron, al menos? —No, ya que, o bien la inscripción miente, o allí
siguieron después de salir. —¿Y qué hicieron allí dentro?
—Jacques dijo lo que estaba escrito en las alturas; su amo,
lo que le vino en gana: y ambos tenían razón. —¿Qué clase de compañía encontraron? —Una mezcla. —¿Qué
decían? —Algunas verdades, y muchas mentiras. —¿Había gente interesante? —¿Dónde no la hay?, y también
malditos preguntones de los que escapaban como la peste. Lo que más intrigó a Jacques y a su amo durante todo
el tiempo que por allí pasearon… —Entonces, ¿puede
uno pasear por allí? —Es lo único que se hace, a menos
de estar sentado o tendido… Lo que más intrigó a Jacques y a su amo durante el tiempo que pasaron allí, fue
encontrarse con una veintena de aprovechados que se
habían apoderado de las más lujosas estancias (en las que
a pesar de todo siempre se encontraban estrechos), quienes
pretendían, contra todo derecho común y contra el auténtico sentido de la inscripción, que el castillo les había
sido entregado en propiedad exclusiva; éstos, con ayuda
de un cierto número de inútiles a sueldo, habían persuadido a otro grupo más numeroso de inútiles a sueldo, para que estuviesen siempre dispuestos a encarcelar o asesinar al primero que osara contradecirles: en tiempos de
Jacques y su amo, lo hacían de vez en cuando. —¿Impunemente? —Según se mire.(...)"






Estos enciclopedistas ilustrados, enemigos de ROUSSEAU, que como CICERÓN, el ARISTÓTELES PURRETE, VOLTARIE, postulan que LAS ALEGORÍAS SON EL RECURSO DE LAS MENTES ESTÉRILES (DIDEROT) siempre me han asombrado, porque , aparentemente, queriendo rebajar, burlar la TRADICIÓN terminan mejorando los argumentos y ejemplos a su favor.


Por ejemplo ¿cómo no encontrar toda la GRACIA del TALANTE, el HUMOR, la ELEGANCIA del COMO SI DESPREOCUPADO TRADICIONAL y LEIBNIZIANO, que DIDEROT ilustra aquí, en infinidad de parlamentos de DON JUAN sobre la IMPECABILIDAD, el TALANTE y el CRITERIO del GUERRERO, infinitamente alejado de las escolares adaptaciones que hacen tantos torres y ruices por ahí -dicho sea de paso ( ya que dicho exceso de didáctica hace del asunto castanedeano lo mismo que TOLLE con el advaita y tantos "sufis" con el tasawuff):




"la esperanza no nos aseguraba el éxito en absoluto, pero nos consolaba y excusaba de los fracasos: de manera que la víspera
de un combate dormía en su tienda como si estuviera en
el cuartel, y acudía a la línea de fuego como quien va al
baile. Ése sí que os hubiese hecho exclamar: «¡Diablo de
hombre!…».