Página 11 de 11 PrimerPrimer 1234567891011
Resultados 101 al 108 de 108

Tema: La crisis provoca que Europa vuelva a 'bajar al moro'

  1. #101
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Vctor snchezanadn164… Salam…

    Interesante mensaje el tuyo que pone como elemento a analizar la supuesta “drogofobia” que algunos adjudican al Corán.
    Por supuesto, al no haber leído el Corán, no puedo opinar sobre el asunto y, quizás (ojo, sólo dije quizás, porque el tema de lo que dice realmente el Corán es causa de arduas discusiones) si no has leído el Corán en Árabe, tu información puede no ser del todo correcta.

    Pero, eso del Corán aparte, me parece muy claro lo que dices acerca de que las drogas (opiáceos, estimulantes, etc,) circulan por el organismo de la mayoría de los seres vivos y que no son el lo absoluto dañinos.

    Y me hace recordar que hace un tiempo, en un hilo en el que se analizaba el sufrimiento se dijo que los animales ¿inferiores? (los crustáceos) no sentían dolor y yo puse una pagina Web donde afirmaban que las langostas de mar producen en su organismo “opiaceos” naturales lo que demuestra que esos animales sienten dolor y que lo atenúan cuando sus glándulas segregan esas complejas moléculas químicas.

    También es interesante leer la página relativa al Opio en la Wiki < http://es.wikipedia.org/wiki/Opio> donde, entre otras cosas señalan cosas que tienen que ver con tu mensaje confirmando mis ideas de que las drogas (en este caso, el opio) han estado con la humanidad desde tiempos inmemoriales y entre otras cosas dice:

    Los romanos acuñaron monedas con la figura de la adormidera. En su libro Materia médica, que es el tratado farmacológico más influyente de la Antigüedad, Dioscórides describe el opio como algo que «quita totalmente el dolor, mitiga la tos, refrena los flujos estomacales y se aplica a quienes dormir no pueden». Por él —y por muchos otros escritores romanos— se sabe que la demanda de opio excedía la oferta, siendo frecuente su adulteración.
    Durante el Imperio el opio, como la harina, fue un bien de precio controlado, con el cual no se permitía especular. En el año 301, un edicto de Diocleciano sobre precios fijaba el del modius castrense (una vasija con capacidad para 17,5 litros) en 150 denarios (unos 10 denarios por kilo). En cambio el kilo de hachís (un bien de precio libre) costaba entonces 80 denarios el kilo. Poco después, en el año 312, un censo reveló que hubo 793 tiendas dedicadas a vender el producto en la ciudad de Roma, y que su volumen de negocio representó el 15% de toda la recaudación fiscal.
    Sin embargo, este formidable consumo no genera problemas de orden público o privado. Aunque se cuentan por millones, los usuarios regulares de opio no se consideran enfermos ni marginados sociales. La costumbre de tomar esta droga no se distingue de cualquier otra costumbre —como madrugar o trasnochar, hacer mucho o poco ejercicio, pasar la mayor parte del tiempo fuera o dentro de casa—. De ahí que no haya en latín una expresión equivalente a «opiómano», si bien ya había al menos una docena de equivalentes a «dipsómano» (alcohólico).


    Y un somero análisis de la historia de la humanidad demuestra que las drogas (tanto las producidas dentro del organismo humano o animal o las provenientes de la elaboración de algunas plantas) no produjeron daños más que en situaciones de “vacío existencial” y por ello en la antigua Roma (pese a todas las analogías con los países occidentales) no se conocía un equivalente a la palabra drogadicto, mientras sí se conocían sinónimos de la palabra borracho.

    Por ello es llamativa la pobreza de los argumentos del Video (puesto como enlace en el mensaje anterior al tuyo) que afirma con un desparpajo total que el opio fue la primera droga impuesta a la fuerza en una población, lo que es una falsedad.

    Cualquier desprevenido (única manera de que el opio fuera impuesto a la fuerza).

    Pero el presentador de ese video oculta, por ignorancia o por malevolencia, que el opio no fue una droga impuesta a la fuerza (como tampoco son impuestas a la fuerza las drogas actuales a nuestros hijos o nietos).

    Lo que fue impuesto a los chinos era una desigualdad y una pobreza apabullantes que producía en ellos un vacío existencial muy similar al vacío existencial que hoy se produce en Occidente, por las condiciones de vida imperantes en la Incivilización Occidental.

    Eran y son esos vacíos existenciales los que llevaron a los chinos del pasado y llevan a los adolescentes de hoy en Occidente a huir de realidades desagradables mediante los estupefacientes.

    También debe notarse que el presentador de este video (en lugar de señalar a ese vacío existencial) ataca a la droga, a los bancos, a los gobiernos y a los narcotraficantes sin hacer la menor alusión a la Incivilización Occidental y a sus falsos valores (hedonismo, consumismo, exitismo, la ley del mas fuerte, etc., etc.) que son los verdaderos cimientos de esa banca lavadora de dinero, de esos gobiernos que se entregan a los poderosos de turno y de esos narcotraficantes.

    Pero sospecho que el presentador sabe, perfectamente, que todos ellos (bancos, políticos y narcotraficantes) son simples peones descartables de la Incivilización Occidental, como le ocurrió al Banco Lehman Brothers, al politico Dominique Strauss Khan o a Escobar, el jefe del Cartel de Medellín, a los que el Sistema (producto de la Incivilización Occidental) “limpió” sin escrúpulos cuando le convino, tal como ahora cuando algunos cañones ¿interesados? están atacando al banco HSBC.

    Y, siendo mal pensado, me pregunto:

    ¿El Sr. Estulin es un simple idiota útil al servicio de otro banco o grupo de bancos que quieren hacerse con el monopolio del lavado de dinero de la droga y, por ello, se pone a ensuciar al HSBC o es un cómplice consciente de esa maniobra?

    Porque su entrevistado “fetiche” de este video, el Sr. Small, afirma sin ninguna evidencia que lo respalde que “…con la legalización de las drogas ocurriría un aumento dramático de la producción y el consumo precisamente reduciendo el precio para garantizar que eso se extienda más…”.

    Similares agorerías apocalípticas usaban los fundamentalistas cristianos USAmericanos y los políticos corruptos de Estados Unidos (aliados a los mafiosos que traficaban alcohol) para que se siguiera manteniendo la Ley Seca que prohibía todo tipo de bebida alcohólica.

    Pero esas agorerías demostraron ser una completa estupidez cuando se derogó dicha ley perversa sin que ocurriera ningún aumento dramático del consumo de alcohol en USAMérica.

    Para terminar, sospecho que este señor en realidad está haciendo campaña contra el Partido Demócrata y contra la candidatura de Obama (por cierto, Obama no me cae nada bien) ya que se acusa a la pasada campaña de Obama de lavar dinero del narcotráfico y a Al Gore de andar con gente sindicada por la DEA como ligados al narcotráfico (ocultando que la DEA es el principal Cártel de la Droga a nivel mundial) y acusa al ex presidente demócrata a Bill Clinton de dar “el pistoletazo para las nuevas rutas de la droga a Estados Unidos” mientras que toca muy tangencialmente la responsabilidad del republicano Reagan (por North y el escándalo Irán Contras) y del republicano Bush con el narcotráfico.

    En fin… En esto de la Guerra contra las Drogas hay cosas mucho más complejas de lo que parecen.

    Un saludo

    Jorge Aldao

  2. #102
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Mensajes
    6,055

    Predeterminado

    Pero, eso del Corán aparte, me parece muy claro lo que dices acerca de que las drogas (opiáceos, estimulantes, etc,) circulan por el organismo de la mayoría de los seres vivos y que no son el lo absoluto dañinos.
    Tampoco tiene nada de sorprendente, como tampoco que muchísimas sustancias, no sé si la mayoría, son, según la dosis y la oportunidad medicamentos y venenos. Si tienes poco de uno necesitas más y preferiblemente se administra y si se tiene demasiado, uno está enfermo.

    Hay un libro de Anaïs Nin, de cuyo título no me acuerdo, creo que eran unas memorias, en el que decía, hablando en concreto del SLD, que en realidad no producía nada que no llevase uno dentro. Las potentísimas alucionaciones surgían del individuo, nada más que la droga las axacerbaba, o las deshinnibía, es decir la persona pierde el dominio de sí y de la mente. Eso el SLD. Otras drogas, por supuesto, son distintas. Elementos como el potasio, son necesarios en cierta cantidad pero superada esa son mortales. Es decir, si se van a tomar las drogas como algo beneficioso, debe hacerse como se hace con los medicamentos, administrarlas según estén indicadas, no según apetezcan, y en la dosis pertinente, si no, como tantísimas otras sustancias, son veneno.

    Otra cosa interesante que decía Anaïs Nin y en la que estoy plenamente de acuerdo, es que en realidad el SLD venía a suplir la fantasía en la gente que no la tiene o que la reprime.

    Mucha gente desprecia y reprime en sí o en los demás la fantasía natural que tenemos todos, en mayor o menor medida, y considera que es una tontería, sin embargo, la fantasía es una "droga" benéfica si la administramos nosotros mismos según nuestra necesidad. Para eso no hace falta tomarse nada, no se destroza el cuerpo ni la mente, permite explorar muchas cosas sin malas consecuencias y NO ES MENTIRA. Es fantasía. Sabemos que es fantasía. Y todo lo que se desea no debe ser realidad, porque como está demostrado, muchas fantasías hechas realidad son insoportables.

    Cuando uno necesita drogas o medicamentos para deshinibirse, es porque tiene una carencia o un desequilibrio. Lo ideal es recuperarse de la carencia o desequilibrio para poder deshinibirse a voluntad y con pleno dominio. El alcohol deshinibe, pero uno puede deshinibirse sin alcohol perfectamente.

    Salaam
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

    ----------

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

  3. #103
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Badr... Salam...

    En cuanto a Anaïs Nin, es posible que fueran sus "Diarios" (creo que no los llamaba así). En ellos y en apariencia relataba que su experiencia con el LSD había sido desastrosa y que la había hecho sufrir.

    Pero es interesante tu frase:
    Cuando uno necesita drogas o medicamentos para deshinibirse, es porque tiene una carencia o un desequilibrio. Lo ideal es recuperarse de la carencia o desequilibrio para poder deshinibirse a voluntad y con pleno dominio. El alcohol deshinibe, pero uno puede deshinibirse sin alcohol perfectamente.

    Porque es en parte "verdad de a puño" y, en parte, me parece que es prejuicio.

    Las drogas o medicamentos no son sólo para desinhibirse sino también para anestesiarse y para otras funciones para interactuar socialmente. Y si uno carece naturalmente de ciertas sustancias químicas naturales tiene una carencia o desequilibrio de elementos naturales que entre otras funciones desinhiben, anestesian, permiten la empatía, etc.

    Pero hay muchas personas que no pueden recuperarse de esa carencia o desequilibrio por la simple razón de que el organismo produce en escasa cantidad o lisa y llanamente deja de producir una determinada sustancia necesaria para ese organismo.
    Por ejemplo los enfermos de Parkinson lo son porque una parte del cerebro (no recuerdo ahora pero creo que se llama Sustancia Negra) deja de producir Dopamina y aunque le administres un sustituto, una droga llamada Levodopa, lo único que se logra es retrasar la muerte del enfermo, una muerte bastante asquerosita por cierto para el enfermo y para quienes le quieren.

    Pero no es cierto eso de que “…uno puede desinhibirse sin alcohol perfectamente”.

    Me parece que esa afirmación es voluntarismo puro.

    Hay personas muy maltratadas en la infancia que ya no producen naturalmente esas sustancias que le permiten interactuar en el mundo sin temores ni inhibiciones.

    Y lo peor que pueden hacer es recurrir al alcohol porque se desinhiben pero, al mismo, tiempo, pierden frenos porque también les faltan alguna otra sustancia que modula naturalmente aquella sustancia natural desinhibitoria producida por un organismo sano.

    Pero el alcohol no es sólo una sustancia que desinhibe sino un alimento sano, beneficioso y agradable en cantidades moderadas porque introduce en el organismo moléculas necesarias para su buen funcionamiento.

    También el pan integral contiene un compuesto químico que ayuda al cerebro a “fabricar” serotonina (si la memoria no me falla) y eso ayuda a las personas deprimidas a mejorar su estado de ánimo.
    Pero un exceso en la ingesta de pan (carbohidratos) provoca una enfermedad, la obesidad, que es frecuente en las personas depresivas que intentan superar su pena comiendo farináceos “a lo tonto”.

    Por ello y con el resto de las llamadas drogas me parece una actitud fundamentalista (además de completamente contraproducente a la vista de los resultados) el prohibirlas, ya que con la prohibición no se solucionará la carencia de esas drogas naturales que producen los organismos sanos y sólo se empujará a esas personas a cometer delitos para procurarse esas drogas (ya se sabe que el instinto de supervivencia es más fuerte que las leyes) o las empujará al suicidio.

    Es parecido a lo que ocurre con el pan y las personas depresivas. Prohibirles el pan porque las engorda, sólo los deprime más y los lleva a atiborrarse de pan a escondidas.

    Un abrazo

    Jorge Aldao

  4. #104
    juana-1 Guest

    Predeterminado

    Salam,

    A propósito de la discusión que mantuvimos en este hilo, hace unos días se votó en Uruguay una ley de "regulación responsable de la marihuana". Parece que varios sectores "progres" de varios países elogiaron la ley aprobada en el parlamento uruguayo. Pero como era de esperar, la cosa tenía trampa:

    http://www.lr21.com.uy/comunidad/111...na-transgenica

    Es probable que dado los intereses que hay detrás empiecen a legalizar la marihuana al menos en todo el mundo "civilizado". Una prueba más de los derechos por los que algunos creen luchar no son otra cosa que los intereses de los poderosos disfrazados de derechos.

    Aprovecho para preguntar por el forero Jorge Aldao que no participa hace mucho tiempo, ¿alguien sabe si está bien?

    Salam,

  5. #105
    Fecha de Ingreso
    04 oct, 08
    Mensajes
    6,055

    Predeterminado

    Salaam, Juana,

    Sí, hace tiempo que Jorge no escribe en el foro. La verdad es que sí se le echa de menos. Yo supe de él por correo electrónico hace unas semanas y estaba bien. Supongo que seguirá así y que si hubiera cualquier motivo de preocupación alguien de nosotros lo sabría.

    En fin, siempre es grato recordarlo y desearle y rogar que el vaya bien.


    -----


    En cuanto a la parte droguera de tu mensaje, pues que será que no me sorprende lo que dice el artículo del enlace.

    La legalización de las drogas puede ser una hecatombe de proporciones dantescas. Porque, imagínese usted, si encima de la misaria que nos va a caer encima a todo el mundo gracias a la política imperial de que ahora la gente vive demasiado bien y que hay que rebajar los niveles de vida que son demasiado alto. O sea, cuando la gente lo pase mal, no tiene pretexto para ir y quejarse y armar revoluciones, que se drogue hombre qu elas drogas hacen olvidar todos los males y porque conformarse con el alcohol, no, venga para acá de opia y de lo que sea.

    Drogas para todos y así traga hasta el más rebelde. Es como se domó la transición en España, con la droga. En cuanto se legalice ya no habrá excusa ninguna para no drogarse ante el más mínimo problema. La marihuana es el primer escaloncito que no es alarmante, y luego ya se puede ir supiendo poquito a poco y en diez años, Roma con sus circos y sus esclavos será otra vez la civilización hecha imperio. Por eso todos los imperios y todas las conquistas, sobre todo las musulmanas son ivasiones y conquistas, sólo Roma no ha conquistado sino que ha civilizado. Venga para acá el circo, que ya está, ¿o qué fue el espectáculo del asesinato de Qadhafi? y vengan los esclavos y los suicidios y el reventar de los parias.

    Sí, la cosa promete.

    Salaam
    Boicot a los ocupantes de Palestina
    http://foro.webislam.com/showthread.php?t=837

    ----------

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

  6. #106
    juana-1 Guest

    Predeterminado

    Salam,

    Gracias Badr, me alegra que Jorge Aldao se encuentre bien. Y con respecto a lo demás, pues sí, estamos cada vez más cerca de eso que dices, lamentablemente. Roguemos para que los estragos sean los menos posibles, y para que se les termine lo más pronto posible la fiesta a todos aquellos que quieren atentar contra nuestra humanidad. Lo de Qadhafi claro que fue circo romano en su máxima expresión, por si quedaba alguna duda la infame embajadora de la casa blanca se ocupó de rematar el pastiche con la ocurrente "We came, we saw he died"...

    Salam,

    Salam,

  7. #107
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Juana-1 y Badr… Salam…

    Juana-1… ante todo agradecer tu preocupación por mi larga ausencia. He tenido un problema personal que aún no puedo digerir y por ello y para no contagiar a los demás con mi "depre" y con mis argumentos “pro-meteorito” he hecho un prudente “mutis por el foro”.

    Badr… Gracias a ti por tus palabras. Yo también espero salir de este “intríngulis”.

    Yendo al tema de la marihuana de Monsanto…

    No entraré a analizar in extenso a Monsanto ya que es una empresa criminal que perteneció al criminal de Dick Cheney (el vice de Bush y actual CEO de Blackwater, la empresa de mercenarios que opera con impunidad en Oriente Próximo).
    Entre otras lindezas de Monsanto está su línea de semillas transgénicas (de consecuencias imprevisibles para la salud de los pueblos que consumen cereales basados en esas semillas).
    También y asociado a las semillas transgénicas se encuentra el Glifosato (Roundup es su nombre comercial) que es un herbicida de muy alta efectividad que elimina las malezas (pero no las plantas producidas con esas semillas transgénicas) en las grandes áreas sembradas (con lo que los dueños de los campos se ahorran una significativa cantidad de mano de obra al no tener que desmalezar manualmente aumentando el desempleo rural para maximizar sus ganancias).
    El problema del Glifosato es que se incorpora a las plantas tratadas y a los cereales producidos y su toxicidad para los consumidores no parece despreciable a mediano y largo plazo.
    Pero, más grave aún, al rociar las áreas sembradas con glifosato por medio de aviones fumigadores el viento suele llevar el producto de manera directa a los pueblos aledaños y parece demostrado que la ingestión inadvertida de este químico en forma continuada a través de los años provoca cáncer y mutaciones en los fetos de los habitantes de esos poblaciones.
    También añadiré que Monsanto durante años fabricó el aspartamo, un edulcorante artificial cuya aprobación en USA había sido largamente rechazada como peligroso por la FDA (Agencia para las Medicamentos y Alimentos) a la empresa que lo había desarrollado.
    Sin embargo ese rechazo fue salvado fácilmente (durante la época conocida como “Reaganomics) cuando esa empresa fue comprada por Donald Rumsfeld (también relacionado con Bush) y las autoridades de la FDA fueron removidas lográndose la aprobación del aspartamo en plazo record y su incorporación como edulcorante en gran variedad de productos pese a sus comprobados efectos cancerígenos. (a quien le interese el asunto leer http://www.saludpr.com/aspartame.htm)

    Yendo al tema de la marihuana de Monsanto lo primero que me parece necesario señalar es la peligrosidad de las modificaciones genéticas introducidas por Monsanto que, posiblemente, aumenten la dependencia química de esa droga tal como hicieron los fabricantes de cigarrillo con el tabaco actual.
    Esas modificaciones genéticas del tabaco hacen que, hoy, sea mucho más difícil dejar de fumar cigarrillos que en el pasado.

    Aclarado esto creo que al asunto hay que encararlo desde, por lo menos, dos perspectivas.
    La primera son las razones por las que la gente consume estupefacientes.
    Y aquí, con pena, tengo que decir que la argumentación de Badr no me cierra.

    Para hacer una analogía sería como si a la gente de un país atacado por una potencia extranjera se le prohibiera a todos los habitantes el uso de analgésicos para calmar el dolor producido por las heridas y se les dijera que deben aguantarse el dolor sin tomar analgésicos (drogas) porque si dejan de sentir dolor no irán a quejarse y a hacer una revolución contra esa potencia agresora.

    Porque todos los pueblos del mundo están siendo atacados por una potencia supranacional, el capitalismo predador, y sus pobladores sufren un maltrato constante que provoca heridas físicas y psicológicas y que llevan a que algunas personas no aguanten ese sufrimiento y necesiten analgésicos.

    La realidad dice que en ese país hipotético (analogía de la población de todo el mundo que vive y sufre tanto en los países ricos como en los países pobres) la mayoría de su gente tiene recursos emocionales como para soportar el sufrimiento y combatir (con mayor o menor éxito) los ataques del invasor (el capitalismo predador).

    Y que sólo una minoría de esos pobladores necesita analgésicos (drogas) para soportar el dolor en lugar de suicidarse.

    También (y esto es especulación mía) creo que la población mundial atacada soporta mejor los sufrimientos físicos (Vietnam, Irak, Afganistán, Palestina y un largo etcétera de las victimas de los imperialismos) porque provienen de un enemigo concreto y visible.
    Pero soporta menos los sufrimientos emocionales provenientes de un enemigo invisible que se esconde detrás de políticas de “ninguneo”, discriminación, etc. etc. pese a que, a la larga, esas políticas provocan la muerte de muchas maneras ya sea por la privación de la educación y de servicios de salud, por la criminalización injusta, por la falta de oportunidades laborales etc. etc. (me viene a la cabeza la población afroamericana en USAmérica y los mestizos (cabecitas negras) e indios en los países latinoamericanos).

    Por ello no comparto que se prohíba algún tipo de analgésico al reducido porcentaje de hijos de afroamericanos o de indios y mestizos latinoamericanos que carecen de los recursos emocionales para enfrentar el sufrimiento diario causado por la marginación, por la falta de oportunidades, por la criminalización por “portación de piel no blanca”, por la falta de salud y educación. Y también incluyo en este grupo a los hijos de blancos que viven en un mundo occidental aparentemente exitoso pero profundamente alienante.

    Y aunque las estadísticas son manipulables, la mayoría de los que analizan el consumo de estupefacientes indican que en USAmérica (el mayor consumidor mundial de estupefacientes) el porcentaje de consumidores de todo tipo de drogas ilícitas y lícitas sin receta no supera el 10% de la población.
    De donde se deduce que un 90% de la población de ese país tiene recursos emocionales como para sobrevivir a la deshumanización imperante en USA sin recurrir a las drogas.

    Y, teniendo en cuenta que pese a la legislación draconiana en USA contra las drogas, el crecimiento de los consumidores crece parejo con el crecimiento demográfico, creo que se puede afirmar que los que no consumen estupefacientes en USA es porque no lo desean y no porque la legislación represiva los disuade.

    Aquí conviene hacer una aclaración y es que el intenso sufrimiento (que se vive en Estados Unidos en todos los niveles sociales) está llevando a decenas de millones de yanquis a buscar analgésicos fuera del mundo de los estupefacientes.
    Creo que el ejemplo más claro es la adicción a las grasas, a los hidratos de carbono y a los azúcares todos los cuales actúan provocando un placer (analgesia indirecta) derivado de la producción de Dopamina, Serotonina y Betaendorfinas gracias a la ingesta masiva de esos alimentos.
    Así es como USAmérica se está convirtiendo en un país de obesos quienes para anestesiarse contra el sufrimiento cotidiano consumen en exceso comida chatarra y gaseosas (con consecuencias como diabetes, problemas cardíacos etc. etc.).

    Añadamos a lo expuesto el hecho histórico demostrado de que la legalización del consumo de bebidas alcohólicas en USA a principios del siglo XX (con la derogación de la Ley Seca) no se convirtió en un crecimiento desenfrenado de alcohólicos como aseguraban los prohibicionistas que ocurriría.

    Por ello me parece que tiene poco sustento el planteo de Badr en el sentido de que legalizar la marihuana será un “viva la Pepa” que llevará a que una mayoría de uruguayos se conviertan en fumadores de porro primero y luego en consumidores de las llamadas drogas duras (cocaína, éxtasis, heroína, etc.).

    Por el contrario y como he sostenido en innumerables mensajes en otros hilos, es la prohibición lo que propicia el aumento de consumidores de estupefacientes ya que, al transformar en algo prohibido a una actividad que no causa daño a terceros (como el autocultivo de marihuana), se convierte a este producto (de muy bajo costo) en algo caro y su comercio en un excelente negocio reservado sólo a los narcotraficantes quienes la ofrecen en las puertas de las escuelas con la conocida técnica de “el primer porro te lo regalan y el segundo te lo venden”.
    Si la marihuana no estuviera prohibida no habría nadie interesado en enchufársela a nuestros hijos.

    No sólo eso sino que esa prohibición obliga a las personas que quieren fumar marihuana a convertirse ellos mismos en delincuentes para la ley, todo lo cual no mejora su autoestima sino que la disminuye aún más, aumentando su necesidad de “productos analgésicos”. Además de eso, aprenden a involucrarse con delincuentes y a asimilar técnicas sigilosas para adquirir la marihuana lo que es una verdadera escuela delictiva.

    Súmese a todo esto que los gobiernos suelen perseguir con dureza la marihuana, un estupefaciente que no lleva a sus consumidores a delinquir (a causa del consumo de marihuana) lo que, en la Argentina, lleva a muchos adolescentes a volcarse al “paco”, un subproducto de la cocaína muy adictivo lo que impulsa a los adictos a robar para procurarse cigarrillos de paco. El paco tiene, además, una notable capacidad para “quemar el cerebro” de quienes lo fuman en muy poco tiempo.

    continúa....

  8. #108
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Sin querer expresarme con sarcasmo sino con pena, pienso que los que fuman marihuana (sin dañar a terceros al hacerlo) sienten que el mensaje de los prohibicionistas es, aproximadamente, el siguiente: No me importa que sufras… Exijo que te aguantes ese dolor porque, en mi opinión, te llevará a luchar para lograr algo que ni yo, ni tus padres ni tus abuelos ni tus bisabuelos ni tus tatarabuelos han logrado… vale decir, hacer un mundo mejor.
    Y yo, con mi pesimismo habitual, añadiría Y aunque te esfuerces, tampoco lograrán un mundo mejor tus hijos, ni tus nietos, ni tus biznietos ni tus choznos.
    Y me siento eximido de demostrar la validez de esa afirmación que queda demostrada por lo sucedido en Libia y por lo que está pasando desde hace dos años en Siria y por lo que probablemente pasará en dicho país en los próximos días.


    La segunda perspectiva de análisis se refiere a los derechos personalísimos de los seres humanos a quien que no debe prohibírseles hacer nada mientras sus conductas no perjudiquen a terceros.

    Si se admite la legitimidad de que las autoridades prohíban conductas que objetivamente no dañan a nadie, se está violentando la libertad de conciencia y se está abriendo las puertas para que en el futuro esas autoridades cercenen otras libertades y, entre ellas, la libertad de cultos considerando que, por ejemplo, llevar el Hiyab en público es hacer una apología de la sumisión de la mujer a los mandatos masculinos, lo que me parece una imbecilidad.

    Lo que sí considero legítimo y que no viola los derechos personales, en cambio, es aumentar la pena en los casos de personas que cometen delitos estando bajo el influjo de estupefacientes aplicando la doctrina del “dolo eventual” (que, por ejemplo, en la Argentina no existe).
    Vale decir, señalar a los consumidores de estupefacientes (por medio de la legislación) que no podrán alegar en su defensa que no eran conscientes del daño que estaban cometiendo porque estaban drogados y que, por tal razón, su conciencia alterada.

    En otras palabras rechazar en los juicios por la comisión de delitos el tradicional concepto de “Mens Rea” o “conciencia culpable” como condición imprescindible para condenar a alguien cuando el procesado había consumido drogas.

    Un saludo

    Jorge Aldao

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •