Página 10 de 11 PrimerPrimer 1234567891011 ÚltimoÚltimo
Resultados 91 al 100 de 108

Tema: La crisis provoca que Europa vuelva a 'bajar al moro'

  1. #91
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    victorandres-ceo-438... Hola...

    A lo señalado en mi anterior mensaje te añado que, en síntesis, el prohibicionismo hoy trasmite los siguientes mensajes a la pòblación:

    1) “…el incongruente sistema jurídico actual no criminaliza al delincuente que alega enajenación debido a estupefacientes o alcohol, mientras que si sólo es mero consumidor o cultivador de plantas sin hacer daño a terceros debe hacerlo a escondidas porque se le perseguirá policialmente.”

    2) " no se drogue, ni siquiera como consumidor ocasional, porque puede dar con sus huesos en la cárcel ya que está prohibido el comprar drogas porque es narco-tráfico, pero si usted es delincuente, violador o asesino, dróguese a gusto ya que el consumo de sustancias ilegales y un abogado inteligente, le reducirán los años de condena.”

    Vamos mejor con la prohibición.

    Un saludo

    Jorge Aldao

  2. #92
    Fecha de Ingreso
    03 dic, 11
    Mensajes
    209

    Predeterminado

    Salam,

    Ante argumentos contundentes se elige un discurso plagado de lugares comunes que pretenden proporcionar la explicación final a todo, concibiendo como verdad absoluta una opinión personal que a toda costa debe prevalecer.
    Las opiniones no por repetirse mil veces pasan a ser hechos constatados.
    Una opinión personal no es la verdad más que para quien razona por y para mantener a salvo su propio sistema de creencias, insistiendo tenazmente en una falsedad fundamental que consiste en identificar legalización con disminución de consumo, con el único fin de consolidar una teoría indemostrable que se pretende hacer pasar por certeza.
    Por otra parte, la creación de enemigos ficticios puede valer para librarse del asedio de cuestiones insidiosas pero es un método reconocible por lo recurrente.
    -No me preocupa lo que los demás piensen de mí, me preocupa lo que yo pienso de los demás.
    -Cada acierto nos trae un enemigo. Para ser popular hay que ser mediocre.
    -Cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo de estar equivocado.

  3. #93
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    victorandres-ceo-438... Hola...

    Hoy estoy pesado con mis mensajes complementarios.

    Reflexionando sobre este tema con un amigo, él me comentaba (y creo que no anda nada descaminado) que en realidad la prohibición es una artimaña legalista de los poderosos que buscan retorcidamente crear un estatus jurídico de blindaje al narco-tráfico, haciendo recaer en los consumidores (todos por igual, es decir adictos que roban para conseguir dinero para las drogas y consumidores ocasionales que no hacen daño a nadie a causa de las drogas) el innoble papel del malo, mientras tanto, los beneficios del lavado del dinero ni tributan, ni constan, ni crean riqueza y se utiliza para campañas sucias, entre las que se cuentan apoyos políticos.

    Y todo ello es posible porque la prohibición ha convertido a una actividad marginal (por ejemplo, cultivar marihuana) en un delito federal y, por tal razón, hoy es un negocio brillante y, al ser un negocio brillante, es el cimiento de todo aquello por lo que acusamos a esos poderosos.

    Si esos poderosos manipulan a la sociedad, explotan a las personas (en especial las de condición más baja) corrompen a legisladores, jueces y policías, justifican inmensos presupuestos en gastos militares con la excusa de la Guerra contra las drogas, utilizan a las drogas como arma de represión "plantándole" un porro o un raviol a cualquiera al que quieran meter preso, etc. etc. etc. , todo ello se lo tenemos que agradecer a la Prohibición.


    Un saludo

    Jorge Aldao

  4. #94
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    victorandres-ceo-438.. Hola…

    He seguido reflexionando sobre tu mensaje y creo que antes que prohibir las drogas, cuyas adicciones son la consecuencia de aquel “vacío existencial” del que hablaba con Badr, me parece que sería mucho más urgente prohibir la publicidad.

    Porque el extraordinario desarrollo de las adicciones en el último siglo (y, aún, del consumo de estupefacientes sin dañar a nadie) no es consecuencia de las drogas en sí mismas, sino de ese vacío existencial.

    Y ese vacío existencial no existía de manera masiva en Occidente antes de la llegada de la TV y de la publicidad ni existe, afortunandamente, en aquellos pueblos atrasados a los que no les ha llegado la publicidad con sus promesas inalcanzables ni la televisión que les muestra esas cosas deseables pero inalcanzables, al mismo tiempo que les muestra, también los lujos insultantes de los super ricos.

    Hay una nota muy contundente que puso María en el hilo ¿La televisión de España es Halal o Haram? que desmenuza muy bien lo que es la TV, no sólo en este aspecto sino también, entre otros, en la manera de deformar la manera de ver la vida que la TV provoca en la gente poco instruida.

    En Argentina suelen verse publicidades de yoghurts, leches y diversos alimentos fortificados con hierro, vitaminas, bacilos y toda una parafernalia de elementos que, se supone, harán que nuestros hijos sean “supermán” si toman todos los días esos alimentos.

    Pero la inmensa mayoría de las madres pobres de la argentina con hijos desnutridos y enfermizos y de los mismos chicos (cuando ya entienden un poco las cosas) saben perfectamente que esos alimentos deseables están en las góndolas de los supermercados en unos niveles de precios inalcanzables para ellos y que, con lo que ganan sus padres, deberán seguir alimentándose con fideos y salchichas o porquerías parecidas, lo que provoca frustración y desesperanza generalizadas.

    Aclaro que las madres suelen ser las menos frustradas y desesperanzadas, porque esos sentimientos negativos son lujos que ellas no aceptan darse, acuciadas como están por poner algo cada día en la mesa de sus hijos.

    Una cosa parecida ocurre con los juguetes que aparecen en las publicidades de la TV que son sumamente atractivos y que, al igual que los alimentos, están fuera del alcance de los chicos.

    Y así con todo.

    Los chicos, los jóvenes y los adultos de hoy vivimos inmersos en un mundo publicitario que nos bombardea constantemente ofreciéndonos cosas que estarán efectivamente al alcance de una minoría de pobladores.

    De tal manera se ha ido creando, en especial en la Incivilización Occidental, ese vacío existencial (que es, realidad, la expresión de una profunda frustración de décadas) y se lo seguirá engordando si no se atacan a las verdaderas causas (culturales) de esa frustración, en lugar de hacer lo que se hace ahora que es atacar a los adictos y a los consumidores de drogas.

    Por ello he dicho, con algún escandalizado, que (como en todo en la vida) si no se es parte de la solución, se es parte del problema.

    Atacar a las drogas y decir que no se quiere entrar en el debate de prohibidas o legales, cuando la prohibición ayuda claramente a su expansión y no comprender que las drogas son claramente una consecuencia y no la causa de unas escalas de valores distorsionadas por la publicidad y por la TV es hacerle, sin mala voluntad por supuesto, el juego a los poderosos que manejan el narcotráfico sólo como una de las tantas cartas de la baraja de perversidades con las que quieren controlar (bah… ya lo controlan, como bien señaló Badr) el mundo.

    Un saludo

    Jorge Aldao

  5. #95
    victorandres-ceo-438 Guest

    Predeterminado

    Suspender la publicidad,me parece incoherente,la television vive de eso!,y cuando a alguien no le gusta cambia de canal y a otra cosa.
    Yo tengo mas de 200 canales para ver,cuando no me gusta algo cambio,o pongo musica,o escucho radio y a otra cosa.
    Gracias a dios uno puede elegir lo que quiere ver,no como en algunos paises que tenes que ver solo la cadena oficial,es decir lo que impone el gobierno de turno.
    Con respecto a las publicidades que hay en mi pais,o cualquier pais del mundo,no se que tiene de malo,yo prefiero que publiciten con eso,a que publiciten venta de marihuana o cocaina por television.
    Con respecto a lo que hablas de desnutricion en mi pais,pasa lamentablemente en muchos paises de america latina,asia y africa principalmente,eso se lo debemos a los politicos de turno que priorisan otras cosas que se comportan de una manera diferente a lo que la gente lo voto,pero eso es un tema largo como para hablarlo.Con respecto a las drogas,sigo ratificando que tendria seguir prohibida,cada uno tiene una forma diferente de ver las cosas!

  6. #96
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Cita Iniciado por victorandres-ceo-438 Ver Mensaje
    Suspender la publicidad,me parece incoherente,la television vive de eso!,y cuando a alguien no le gusta cambia de canal y a otra cosa.
    Sin querer ser agresivo, los caníbales seguramente deben pensar: "Suspender la ingesta de carne humana nos parece incoherente... vivimos de eso"

    La televisión vive de meter basura en las sociedades y canibaliza a la Incivilización Occidental, comiéndose el coco de la personas y convenciendo a lqs adolescentes de que si no son flacas como Barbie nunca serán "diosas" y jamás serán amadas por un chico.

    Convence a los y a las adolescentes de que sino se tiene un I-pad (o como se llame) son unos tontos rematados, de que si no tienen la zapatilla de marca, el pantalón correcto y de que si no consumen Coca-Cola o la porquería de turno, nunca tendrán amigos.

    Pues bien... A todos esos adolescentes la TV y la publicidad les machacan en la cabeza que, para ser amados (el deseo fundamental que se esconde detrás de todos los otros deseos de la humanidad desde tiempos remotos), tienen que consumir y consumir y consumir.

    Y cuando no tienen dinero para hacerlo (porque sus padres han sido gradualmente excluidos de la sociedad por las políticas neoliberales impuestas desde Washington) esos adolescentes tienen dos alternativas básicas.

    Una alternativa es expresar su frustración llenándose de odio y comenzando a robar para con tener dinero y poder consumir, creyendo (vanamente) que con ese dinero mal habido y el consumo subsiguiente dejarán de ser rechazados y comenzarán a ser queridos.

    Otra alternativa es expresar su frustración comenzando a drogarse, a beber o a tener sexo promiscuo porque esas actividades los anestesian de esa profunda frustración que sienten por estar "afuera del sistema".

    Los prohibicionistas que sigan prohibiendo las drogas. Hace más de 50 años que están prohibidas en todo el mundo y en lugar de disminuir su consumo y sus adictos, crecen todos los días.

    Y en esos 50 años no sólo han hecho su agosto los narcotraficantes, los bancos que lavan dinero sucio y los funcionarios (legisladores, jueces y policías) corruptos, sino que también están haciendo su agosto las empresas de seguridad privadas, los fabricantes de autos blindados y, para los que tienen menos dinero, los que fabrican alarmas, puertas de departamentos blindadas y para los más pobres los herreros que hacen rejas.

    Mientras tanto la violencia y los robos crecen en las ciudades y los ciudadanos, ciegos como topos, se quejan por la inseguridad creciente, por los adolescentes que le dan al botellón y por los preservativos que encuentran diseminados en las plazas y en los callejones y dicen que ya no pueden salir a la calle porque deben estar presos en sus casas mientras los criminales andan libres por las calles.

    Es cierto... cada uno tiene una forma diferente de ver las cosas.

    Pero, también, cada uno tiene una forma diferente de ser ciego a aquellas cosas a las que prefiere ser ciego.

    Afortunadamente no veré demasiado de ese mundo hacia el que estamos llevando a nuestros hijos y nietos.

    Un saludo

    Jorge Aldao

  7. #97
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Salam a todos...

    Esta es otra de las drogas que está entrando en todas las casas y nadie propone prohibirla como con los estupefacientes. ¿Será porque, como se dice... "muchos viven de eso"? o... ¿porque ya "nos comió el coco"?

    La cofradía del emoticón
    Las redes sociales cambiaron los protocolos de la interacción humana: se coincide en el tiempo, no en el espacio, y ese “minuto a minuto” se parece a la euforia.

    En esa voz segura y algo metálica, él creyó oír el sonido del amor verdadero: David se enamoró de Siri, sin importarle que Siri fuera el sistema de reconocimiento de voz que responde las preguntas del dueño de un iPhone. “¿A cuántas cuadras queda el sushiclub más cercano, Siri?”. “A cinco, David”. Esta es la fábula que narra el libro Siri and Me, que recién se publicará en octubre pero que ya es un best-séller anticipado en Amazon.com, la mayor librería virtual del planeta. Su autor es el blogger David Milgrim, que ya había publicado la novela Goodnight iPad y que ahora explora el peculiar vínculo amoroso que un hombre establece con su teléfono inteligente cuando se fascina con la misteriosa, y a veces críptica, mujer que reside adentro del aparato.

    Que se acabe la pasión pero no la batería: al principio, David y Siri entienden que la buena comunicación es el secreto para sostener una relación exitosa. Pero después se dan cuenta de que tomar la mano cálida de la pareja es algo incomparable.

    Por primera vez en la historia, una legión de psicólogos, sociólogos y antropólogos estudian cómo la tecnología y las redes sociales están cambiando los protocolos de la interacción humana: con su multitud de emoticones en los que apenas dos signos tipográficos se proponen resumir un estado de ánimo, la comunicación binaria (pulgares arriba/pulgares abajo, caritas sonrientes/caritas tristes) elimina los matices del diálogo y, en su afán de instantaneidad y fugacidad, convierte el relato de la experiencia personal en mero intercambio de datos.

    Punto y coma. Paréntesis. “La comodidad constituye una parte esencial de las promesas que recibimos en las ofertas comerciales contemporáneas. En nombre de la comodidad y la utilidad, Internet ha sido ensalzada como una revolución equivalente a la que provocó la imprenta”, compara el crítico cultural estadounidense Lee Siegel en su libro El mundo a través de una pantalla, ser humano en la era de la multitud digital (Tendencias Editores, 2008): “Internet, sin embargo, es completamente distinta de la imprenta. Como innovación técnica, es la respuesta a nuestra situación actual, en la que imperan las actividades agitadas, inconexas y fragmentadas”.

    La red social exige un estímulo minuto a minuto y, si en la “actualización de estado” de Facebook lo banal se convierte en tema de discusión, muchas veces con el habla disminuida a un balbuceo infantil (“toy comiendo”), la gratificación también exige ser instantánea: “Cuando tweeteamos y tenemos muchos ‘amigos que nos siguen’ se libera una cantidad de dopamina y otros neuroquímicos que nos hacen sentir eufóricos”, analizó Stan Tatkin, profesor de la Universidad de California: “Se activa nuestro ‘circuito de recompensas’ y queremos hacer lo mismo, otra vez”.

    Después de subir una foto de contornos íntimos o de pasar del impreciso “tiene una relación” al inequívoco “soltero” en el perfil personal, el chequeo maníaco empuja a actualizar la página para contar cuántos pulgares arriba celebran la novedad. ¿Me gusta? En las redes sociales se adulteran las nociones de tiempo y de espacio, convirtiendo el diálogo fugaz en permanente y viceversa. Según escribió Beatriz Sarlo en su libro La audacia y el cálculo (Editorial Sudamericana, 2011), “Twitter no es un espacio donde se coincide sino un tiempo durante el cual se coincide (por eso, en Twitter se llama Timeline la sucesión de mensajes, y no Muro como en Facebook)”. Con la facilidad de expresar agrado o conformidad a un clic del mouse y con la ilusión de solidez o permanencia que promete cualquier muro, se calcula que en Facebook se marcan 3 mil millones de “me gusta” por día. “Internet y algunos de sus parientes culturales cercanos convierten nuestro tiempo libre en un valor de mercado, desvalorizan nuestra privacidad, confunden arte con autoexpresión y transforman a nuestros semejantes en público objetivo”, dice Siegel: “El individuo, abrumado por los discursos de los gurúes de la tecnología, va cediendo más y más control de su libertad y de su individualidad a las necesidades de la ‘máquina’”.

    Entre los “nativos” o “inmigrantes” digitales, aquellos que nacieron alrededor de la década del 80 y que experimentaron la tecnología desde niños o vivieron la transición de un paradigma analógico a uno digital, la interfase de conexión con el mundo es la pantalla, sea de la computadora, el celular, el iPod o, menos, el televisor. Enfrascados en sus propios dispositivos, logran que la experiencia colectiva se resignifique: si en una cafetería los parroquianos iluminan sus rostros con el reflejo azulado de un monitor, el espacio social se habrá reducido a puntos aislados de ausencia, todos concentrados en diferentes niveles de introspección. El diálogo “real” se hace más complejo y menos probable: mientras se diga que nadie es tan lindo como en la foto de su perfil ni tan feo como en su documento, la red social admite una reescritura del relato de la propia vida. “En Facebook, la gente se edita, se borra, se retoca”, dice Sherry Turkle, psicóloga clínica del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en su libro Alone Together (“Solos juntos”): “La red social elevó la autorepresentación del espacio privado al ámbito público. Nos estamos representando a nosotros mismos todo el tiempo que estamos online”.

    Con el subtítulo “Por qué esperamos más de la tecnología y menos de las otras personas”, el ensayo de Turkle afirma que la vida moderna nos conecta cada vez menos con seres humanos y cada vez más con “simulaciones de relaciones”. En la imposibilidad fáctica de tener 5.000 amigos “reales” (el máximo de vínculos virtuales que admite Facebook) radica una idea bastarda de la amistad y una valoración cuantitativa de Los Otros, en tanto evidencias de un logro social que se restringe a los límites infinitos pero inútiles de la red social. Con la lógica del rating televisivo, el éxito se mide en función de “cuánta gente te ve”.

    En tiempos de sobreexposición, la mirada ajena multiplica sus alcances e influencias. Según un documento del International Journal of Environmental Research and Public Health, los casos extremos de adicción a las redes sociales reconocen dos tipos de personas en riesgo: los egocéntricos que sólo obtienen placer de su autorepresentación positiva y de la respuesta afirmativa de los demás; y aquellos con baja autoestima que encuentran las relaciones virtuales más fáciles de sobrellevar en cuanto carecen de la proximidad y la intimidad que exige la vida real. Si los pulgares azules se multiplican por Internet, la invitación a “compartir” también resulta omnipresente aunque la “viralidad” no sea perniciosa en sí misma: “Desde siempre, los humanos compartimos cosas, por diferentes razones”, escribió la periodista April Dembosky en el diario inglés Financial Times: “Pero ahora, los sitios animan a las personas a ‘compartir’ más cosas, con mucha más gente y mucho más rápido. Se creó una plataforma de feedback continuo que nos empuja a volver por más, a chequear si a alguien le gusta, o retweetea , nuestro material. Vivimos en una atmósfera de autosatisfacción”.


    fuente: http://www.revistaenie.clarin.com/id...770322976.html

  8. #98
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 08
    Mensajes
    3,505

    Predeterminado

    Cita Iniciado por victorandres-ceo-438 Ver Mensaje
    Suspender la publicidad,me parece incoherente,la television vive de eso!,y cuando a alguien no le gusta cambia de canal y a otra cosa.
    Yo tengo mas de 200 canales para ver,cuando no me gusta algo cambio,o pongo musica,o escucho radio y a otra cosa.

    Gracias a dios uno puede elegir lo que quiere ver,no como en algunos paises que tenes que ver solo la cadena oficial,es decir lo que impone el gobierno de turno.
    Con respecto a las publicidades que hay en mi pais,o cualquier pais del mundo,no se que tiene de malo,yo prefiero que publiciten con eso,a que publiciten venta de marihuana o cocaina por television.
    Con respecto a lo que hablas de desnutricion en mi pais,pasa lamentablemente en muchos paises de america latina,asia y africa principalmente,eso se lo debemos a los politicos de turno que priorisan otras cosas que se comportan de una manera diferente a lo que la gente lo voto,pero eso es un tema largo como para hablarlo.Con respecto a las drogas,sigo ratificando que tendria seguir prohibida,cada uno tiene una forma diferente de ver las cosas!

    victorandres-ceo-438... Hola...

    Releo tu mensaje y veo que has repetido una idea expresada anteriormente y a la que no le había prestado la debida atención y la remarco en esta cita de tu mensaje.

    Me parece que estás muy equivocado.

    La solución no radica en que si un programa no te gusta haces zapping o apagas el televisor y pones la radio. Y que por ello no se debe prohibir la TV.

    Porque usando tu mismo razonamiento, si la droga no te gusta, pasas de ella y comes dulces, haces meditación o cualquier otra cosa que te guste. Y, por el mismo razonamiento, no se deben prohibir las drogas.

    Eso, me parece, es tener una mirada superficial y, si me permites, “ombliguista” del asunto.

    El problema es que la TV gusta a muchísima gente, a miles de millones de personas porque les anestesia contra el dolor de vivir en un mundo de porquería.

    De la misma manera que la droga gusta muchísima gente, a miles de millones de personas porque, también, les anestesia contra el dolor de vivir en un mundo de porquería.

    Entonces el problema que hay que solucionar no es la droga. sino el sufrimiento de vivir en, lo digo por tercera vez , este mundo de porquería.

    Y son los poderosos del mundo los que para controlar a las sociedades y para forrarse nos meten la TV hasta en los rincones más alejados (como señala la nota puesta por María) y son los mismos poderosos los que nos meten la droga hasta en las escuelas primarias, para controlar las sociedades y para forrarse.

    Si no vas a prohibir la Publicidad y la TV, que son los que motorizaron el crecimiento exponencial de las drogas en Occidente al provocar ese “vacío existencial” resultado de vivir en un mundo frustrante que te propone a diario deseos inalcanzables, no veo que tenga demasiado sentido prohibir las drogas, sobre todo cuanto esta comprobado empíricamente que su prohibición no ha desalentado sino que ha promovido su uso.

    Y, por desgracia, y como va la cosa en España con la crisis, lo más probable es que el delito, la inseguridad y las adicciones crezcan de manera exponencial, como han crecido en todos los países periféricos cuya población se ha empobrecido en el último tramo del siglo XX y que sigue empobreciéndose en estos comienzos del siglo XXI.

    Un saludo

    Jorge Aldao

  9. #99
    Fecha de Ingreso
    03 dic, 11
    Mensajes
    209

    Predeterminado

    Salam,

    Cuelgo un vídeo que dura 25 minutos, es de un programa que tiene Daniel Estulin, supongo que le conocéis... es cierto que al bueno de Daniel le gusta más una cámara que a Cristina K. y la Wildenstein un cirujano plástico, que ya es decir, pero no quita para que el hombre esté informado y pueda hacer bien su trabajo.
    Es un poco lento en su desarrollo, pero se dicen cosas muy interesantes, así que si tenéis un poquillo de paciencia y os preparáis una tila, a los que interese el tema de las drogas y sus verdaderas implicaciones les resultará instructivo.

    Un saludo.

    http://www.youtube.com/watch?feature...v=HMX1sb4nahg#!
    -No me preocupa lo que los demás piensen de mí, me preocupa lo que yo pienso de los demás.
    -Cada acierto nos trae un enemigo. Para ser popular hay que ser mediocre.
    -Cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo de estar equivocado.

  10. #100
    vctor-snchezanadn-164 Guest

    Predeterminado

    La droga está inscrita en nuestro sistema neuronal, es decir esos neurotransmisores existen y son activados en tal o cual volumen y proporción, produciendo una alteración de nuestro sistema perceptual y cognitivo (psicosocial, conductual), pero repito, están en nuestro interior. En este sentido la droga, una droga o varias podrian cumplir una función de adaptogeno psicosocial (si adquirirla no supusiese delinquir o arruinarse) si estuviese enmarcada en un rito social (como sucede muchas veces en el rito juvenil de liarse unos porros y pasarlos y sus detalles coyunturales) de comunicación artística o actividades dinámicas sociales. En El Corán existe una exquisita ambigüedad en torno a este tema, dado que algunas aleyas prohiben el uso de sustancias psicoactivas explicitamente, otras no tanto(hay un bien y un mal, etc) y en otras estas sustancias psicoactivas (rios de vino) están en el Paraiso.

    A título personal pienso que el bendito Corán incluye todos los tipos de aproximaciones a estas sustancias, las excluye en ciertos contextos, en otros contextos le deja tantear al curioso y en niveles de conciencia transpersonales las permite. Es la impresión que me dá.

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •