Página 3 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo
Resultados 21 al 30 de 38

Tema: Hadicillos...

  1. #21
    Fecha de Ingreso
    08 jul, 09
    Mensajes
    286

    Predeterminado

    Ya sabéis lo que pasará de los que se burlan de los creyentes y sobre todo de los sahabas.
    El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, nos informó hace más de 1400 años acerca de este tipo de personas. Dijo el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, en un Hadiz: “Vendrá un día en que un hombre que dice ser musulmán escuche un Hadiz (enseñanza) mío y se niegue a practicarlo, arguyendo que el sólo sigue lo que dice el Corán y que no necesita los Ahadiz”. Entonces el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo a los presentes: “Lo que yo permito o prohíbo, es como si lo permitiese y prohibiese Al-lah”.

    En este Hadiz tan sencillo y claro, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, pone al descubierto lo equivocada que es la actitud de estas personas. Ellos, por ignorancia o arrogancia, se niegan a utilizar la principal herramienta para entender el Corán: la Sunnah.

    Si el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dice que algo es Halal (permitido) o Haram (prohibido), es porque Al-lah le inspiró hacerlo, no por su voluntad propia. La prueba de esto son las palabras de Al-lah en el Corán, Quien Dice (lo que se interpreta en español): {[Muhammad] no habla de acuerdo a sus pasiones. Él sólo trasmite lo que le ha sido revelado.}[Corán 53:4]

    Entonces, el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, sólo transmite la revelación de Al-lah, ya sea ésta Corán o Sunnah.

    {¡Oh, creyentes! Obedeced a Al-lah, obedeced al Mensajero y a aquellos de vosotros que tengan autoridad y conocimiento. Y si discrepáis acerca de un asunto, remitidlo al juicio de Al-lah y del Mensajero, si es que creéis en Al-lah y en el Día del Juicio, porque es lo preferible y el camino correcto.} [Corán 4:59]

    {[Juro] que no se consideraran verdaderos creyentes a menos que te acepten como juez de sus disputas; y no se resistan a aceptar tu decisión y se sometan completamente.} [Corán 4:65]

    {Los preceptos que os ha transmitido el Mensajero respetadlos, y absteneos de cuanto os haya prohibido...} [Corán 59:7]

    Me gustaria saber que clase de adoración tenéis en el dia a dia, cuantos raka's rezais rechazando los hadiz que indican como hay que hacerlo.

    {Y a ti [oh Muhammad] te revelamos el Corán para que expliques a los hombres sus preceptos, y así reflexionen.} [Corán 16:44]

    Hermanas, centraros en la aquida y en la taqwa y haced tawba, solo así comprenderéis las ordenes de Allah.

  2. #22
    Fecha de Ingreso
    31 mar, 09
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,509

    Predeterminado

    Salam

    Hay hadices también que hablan sobre la prohibición de escribir hadices, por ejemplo: “No escribáis sobre mí. Quien escriba sobre mí algo que no sea el Corán, que lo borre. Pero trasmitid mis enseñanzas, no hay reparo en ello: quien, sin embargo, me atribuya lo que no he dicho, que vaya pensando en el lugar que le aguarda en el Fuego”.

    En la obra Taqyîd al-‘Ilm (la Recopilación del Saber) de al-Jatîb al-Bagdâdi, encontramos este relato: ‘Úrwa ibn aç-Çubáir contó que ‘Omar quiso poner por escrito las sunnas y consultó a los Compañeros del Profeta, y la mayoría de ellos le aconsejaron que lo hiciera. A pesar de ello, ‘Omar permaneció indeciso durante un mes, pasando las noches en vela y recogido pidiendo a Allah que lo iluminara, Al cabo de ese tiempo, una mañana amaneció habiendo tomado una resolución fruto de sus largas meditaciones y dijo a sus Compañeros: “Os había mencionado que deseaba poner por escrito las sunnas, como sabéis. Pero después he recordado que las Gentes del Libro (los judíos y cristianos) escribieron libros además del que les fue revelado y acabaron abandonando el Libro de Allah. Yo, por nada del mundo permitiría que el Corán fuera confundido con otra cosa”, y abandonó la idea de poner por escrito las sunnas.
    También sabemos que Abû Bakr puso por escrito algunos hadices, pero que los quemó por el mismo temor. Es de sobra conocido además que existen hadices falsos y otros poco fiables que circulan de boca en boca y de tecla en tecla sin ningún temor a estar transmitiendo algo falsamente atribuido al Profeta, sin corroborarlo con el Corán..., y sin darse cuenta que está ocurriendo lo que pone en ese relato.

  3. #23
    Fecha de Ingreso
    08 jul, 09
    Mensajes
    286

    Predeterminado

    Salam
    Yo no sé si tu intención es que rebatan eso, preguntar el porqué o crear fitnah.

    Nos ha llegado que el Profeta dijo: “No escribáis lo que digo. Quien escriba lo que digo, que lo borre. Pero trasmitid mis enseñanzas, no hay reparo en ello: quien, sin embargo, me atribuya lo que no he dicho, que vaya pensando en el lugar que le aguarda en el Fuego”. Pero cuando la Revelación del Corán avanzó, y su preservación estaba garantizada por la gran cantidad de personas que se lo sabían de memoria, entonces el Profeta autorizó la recopilación por escrito (tadwîn) de sus enseñanzas, diciendo, por ejemplo: “Anotad la Ciencia”, y los escribas se pusieron mano a la obra recogiendo lo que recordaban. Parece, sin embargo, que el Profeta (s.a.s.) ya había ordenado antes a algunos de ellos que emprendieran esa labor.
    Es decir, la prohibición de escribir los hadices fue abrogada, si bien ya había tenido excepciones. Las palabras “anotad la ciencia”, es el abrogante(nâsij), mientras que el texto anterior “no escribáis lo que digo,...”, es el abrogado (mansûj). No existe, por tanto, contradicción entre ambos hadices, sino una sucesión sabia que atendía a las necesidades y prioridades en la Comunidad. Pero la necesidad de poner por escrito los hadices y evitar que se perdieran o fueran alterados no se dejó sentir hasta noventa años después de la muerte del Profeta (s.a.s.), es decir, a comienzos del segundo siglo después de la hégira. Las recopilaciones que se hicieron durante su vida e inmediatamente después de su muerte son excepciones, aunque existieron. Durante el primer siglo del Islam, pues, se prefirió dejar por escrito el Corán, por un lado, y conservar en la memoria y trasmitir oralmente los hadices, diferenciando claramente entre la Revelación coránica y la enseñanza personal del Profeta.

  4. #24
    Fecha de Ingreso
    08 oct, 08
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    1,356

    Predeterminado Assalam

    Cita Iniciado por Umar Ver Mensaje
    por ejemplo: “Anotad la Ciencia”, y los escribas se pusieron mano a la obra recogiendo lo que recordaban.
    "Anotad la Ciencia" pues claro que sí, el Qur'an y su ciencia (hadiz-sunna)

    Qur'an 2:151

    Igual que os hemos mandado un Enviado de entre vosotros para que os recite Nuestras aleyas, para que os purifique, para que os enseñe la Escritura(Qur'an) y la Sabiduría,(Sunna) para que os enseñe lo que no sabíais.

    El Qur'an tiene que ir acompañado con la sunna tradicional, la verdadera. La verdadera sabiduría, porque las dos son parte de la revelación como el Qur'an indica.

    De ahí es donde sacamos toda la ciencia del Din-dunya y espiritual (Hikmah) más detallada, para avanzar en el Siratan Mustakem, (Dua, Dhikr, Salat sunna, Sadaqa, Adab, ikhlas, todo lo relacionado con el iman,.. etc..) y muchas cosas más, de ese mar de sabiduría transmitida por el Profeta Muhammad s.a.w.s.

    Y Allah swt nos ha dado juicio para razonar y avanzar en esa mar de ciencia, distinguir y conocer.

    Y yo por temor a Allah swt, por lo menos, no me atrevería a juzgar ningún hadiz, muchos menos siendo supuestamente Sahih, porque no se sabe al 100% si hay algunos entre ellos inventados dentro de esos Sahih o mal traducidos o lo que sea. Mientras tanto si se duda de unos hadices supuestamente Sahih, lo mejor sería dejarlo en manos de Allah swt o que Allah swt nos haga entender y saber la verdad, porque Allah swt va a ser nuestro Juez.

    Yo creo que es más peligroso ante Allah swt declarar inventado, burlarse o en contra de unos hadiz (siendo supuestamente Sahih), que no acerlo o aceptarlo o estar por lo menos en silencio. Porque con ello (burlas,en contra, declarandolo inveción) te arriesgas a estar equivocado y con ello a una falta muy grave ante Allah swt. En cambio si lo aceptas no pierdes nada o si estás en silencio tampoco (porque no sabemos a ciencia cierta si son invenciones) pero, a lo mejor (aceptandolo) ganas algo,puede que ganes (Hasanata) por el hecho de creer (intención) de que estás siguiendo las palabras del Profeta s.a.w.s (siendo inocente o victima de las "supestas invenciones"), aunque sean algunos supuestamente inventandos Sahih, ésos están en manos de Allah swt y quien los haya inventado. Pero, la intención es el hecho de seguir las palabras del Nabi y nosotros no somos nadie para juzgar algunos de sus hadices siendo supuestamente Sahih como "inventados", mientras no lo sepamos al 100%. Allah swt se encargará de ello.

    Y no confundamos contradicción, decir algo claramente contrario, con añadidura.

    Lo que importa realmente de la Hikmah (sunna) tranmisitda por el profeta s.a.w.s, es coger lo que nos beneficia (de bien) tanto en éste mundo, como en el otro (Ájira). Lo que nos hace crecer en espiritualidad, lo que nos haga crecer en pureza, lo que nos haga avanzar en el Siratan Mustakem, lo que nos haga estar correctamente en este mundo, los modales, la moralidad en general..etc.

    Y dejar las cosas como los dichos "dudosos" puestos por Albahaca en manos de Allah swt, el Día del Quiyama ya nos hará entender Él. Mientras tanto cojamos lo realmente beneficioso para nuestra alma, lo que nos hace crecer en pureza, en espiritualidad, en moral....

    (aunque en uno de los hadices puestos por albahaca habla de que no tenemos que dañar al vecino, osea tratar de las mejores maneras a nuestros vecinos y parece ser que a ésto nadie le presta importancia...) éste es un pequeño ejemplo (de coger lo beneficioso) y dejar de lado lo que pueda crear conflictos, discusiones, discordias entre hermanos, etc...

    Y usar nuestro itjihad con la ayuda de Allah swt siempre para avanzar y entender el Qur'an y avanzar y entender en lo transmitido por el profeta s.a.w.s (Himkah-Sunna)

    Y Allah swt es el que en Su Infinita Gloria, sabe todo lo que se oculta en los cielos, en la tierra y nuestros pechos.

    Assalam wa rahmatullah.
    ínna llâha wa malâ:ikatahu yusallûna ‘alà n-nabí*
    yâ: ayyuhâ l-ladzîna â:manû sallû ‘aláihi wa sallimû taslîma*

    (Ciertamente, Allah y sus ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, vosotros, los que habéis abierto vuestros corazones a Allah! bendecidlo y saludadlo con frecuencia.)

  5. #25
    Fecha de Ingreso
    08 jul, 09
    Mensajes
    286

    Predeterminado

    Amín

  6. #26
    Fecha de Ingreso
    10 abr, 09
    Ubicación
    en barcelona spaña
    Mensajes
    1,224

    Predeterminado

    Assalomo aleikum
    sabeis algun Hadiz k hable d la paciencia
    ó k pueda rezar contra la impaciencia

  7. #27
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 08
    Ubicación
    Noruega
    Mensajes
    2,440

    Predeterminado

    Yo no sé si tu intención es que rebatan eso, preguntar el porqué o crear fitnah.
    Ni hay por qué saberlo. Lo que ha de importar, a efectos de debatir en el foro, son los argumentos y no las intenciones.
    Al-làh es la Luz de los cielos y de la tierra. La parábola de Su luz es como un nicho que contiene una lámpara; la lámpara está en cristal, el cristal [brilla] como una estrella radiante: que se enciende gracias a un árbol bendecido --un olivo que no es del este ni del oeste --cuyo aceite casi alumbra aunque no haya sido tocado por el fuego: ¡luz sobre luz! (Corán 24:35)

  8. #28
    Fecha de Ingreso
    30 nov, 11
    Ubicación
    madrid
    Mensajes
    20

    Predeterminado

    Para los que discuten las palabras de Muhammad salla allahu alaihi wa salam

    Espero que así tengáis temor de Allah al momento de cuestionar una orden.


    [4.59] ¡Creyentes! Obedeced a Alá, obedeced al Enviado y a aquéllos de vosotros que tengan autoridad. Y, si discutís por í algo, referidlo a Alá y al Enviado, si es que créis en Alá y en el último Día. Es lo mejor y la solución más apropiada.

    يا أيها الذين آمنوا أطيعوا الله وأطيعوا الرسول وأولي الأمر منكم فإن تنازعتم في شيء فردوه إلى الله والرسول إن كنتم تؤمنون بالله واليوم الآخر ذلك خير وأحسن تأويلا

    [4.65] Pero ¡no, por tu Señor! No creerán hasta que te hayan hecho juez de su disputa; entonces, ya no encontrarán en sí mismos dificultad en aceptar tu decisión y se adherirán plenamente.

    فلا وربك لا يؤمنون حتى يحكموك فيما شجر بينهم ثم لا يجدوا في أنفسهم حرجا مما قضيت ويسلموا تسليما

    [4.69] Quienes obedecen a Alá y al Enviado, están con los profetas, los veraces, los testigos y los justos a los que Alá ha
    agraciado. ¡Qué buena compañía!

    ومن يطع الله والرسول فأولئك مع الذين أنعم الله عليهم من النبيين والصديقين والشهداء والصالحين وحسن أولئك رفيقا

    [7.158] Di: «¡Hombres Yo soy el Enviado de Alá a todos vosotros, de Aquél a Quien pertenece el dominio de los cielos y de la tierra. No hay más dios que Él. Él da la vida y da la muerte. ¡Creed, pues, en Alá y en su Enviado, el Profeta de los gentiles, que cree en Alá y en Sus palabras! ¡Y seguidle! Quizás, así, seáis bien dirigidos».

    قل يا أيها الناس إني رسول الله إليكم جميعا الذي له ملك السماوات والأرض لا إله إلا هو يحيي ويميت فآمنوا بالله ورسوله النبي الأمي الذي يؤمن بالله وكلماته واتبعوه لعلكم تهتدون

    [8.1] Te preguntan por el botín. Di: «El botín pertenece a Alá y al Enviado». ¡Temed, pues, a Alá! ¡Manteneos en paz! ¡Obedeced a Alá y a Su Enviado si sois creyentes!

    يسألونك عن الأنفال قل الأنفال لله والرسول فاتقوا الله وأصلحوا ذات بينكم وأطيعوا الله ورسوله إن كنتم مؤمنين

    [8.20] «¡Creyentes! ¡Obedeced a Alá y a Su Enviado! ¡No le volváis la espalda mientras oís...!»

    يا أيها الذين آمنوا أطيعوا الله ورسوله ولا تولوا عنه وأنتم تسمعون

    [8.24] ¡Creyentes! ¡Escuchad a Alá y al Enviado cuando éste os llama a algo que os da la vida! ¡Sabed que Alá se interpone entre el hombre y su corazón y que seréis congregados hacia Él!

    يا أيها الذين آمنوا استجيبوا لله وللرسول إذا دعاكم لما يحييكم واعلموا أن الله يحول بين المرء وقلبه وأنه إليه تحشرون

    [8.46] ¡Y obedeced a Alá y a Su Enviado! ¡No discutáis! Si no, os desanimaréis y se enfriará vuestro ardor. ¡Tened paciencia, que Alá está con los pacientes!

    وأطيعوا الله ورسوله ولا تنازعوا فتفشلوا وتذهب ريحكم واصبروا إن الله مع الصابرين

    [9.71] Pero los creyentes y las creyentes son amigos unos de otros. Ordenan lo que está bien y prohíben lo que está mal. Hacen la azalá, dan el azaque y obedecen a Alá y a Su Enviado. De ésos se apiadará Alá. Alá es poderoso, sabio.

    والمؤمنون والمؤمنات بعضهم أولياء بعض يأمرون بالمعروف وينهون عن المنكر ويقيمون الصلاة ويؤتون الزكاة ويطيعون الله ورسوله أولئك سيرحمهم الله إن الله عزيز حكيم

    [24.56] ¡Haced la azalá, dad el azaque y obedeced al Enviado! Quizás, así, se os tenga piedad.

    وأقيموا الصلاة وآتوا الزكاة وأطيعوا الرسول لعلكم ترحمون

    [33.21] En el Enviado de Alá tenéis, ciertamente, un bello modelo para quien cuenta con Alá y con el último Día y que recuerda mucho a Alá.

    لقد كان لكم في رسول الله أسوة حسنة لمن كان يرجو الله واليوم الآخر وذكر الله كثيرا

    [33.36] Cuando Alá y Su Enviado han decidido un asunto, ni el creyente ni la creyente tienen ya opción en ese asunto. Quien desobedece a Alá y a su Enviado está evidentemente extraviado.

    وما كان لمؤمن ولا مؤمنة إذا قضى الله ورسوله أمرا أن يكون لهم الخيرة من أمرهم ومن يعص الله ورسوله فقد ضل ضلالا مبينا

    [47.33] ¡Creyentes! ¡Obedeced a Alá y obedeced al Enviado! ¡No hagáis vanas vuestras obras!

    يا أيها الذين آمنوا أطيعوا الله وأطيعوا الرسول ولا تبطلوا أعمالكم

    [59.7] Lo que Alá ha concedido a Su Enviado, de la población de las ciudades, pertenece a Alá, al Enviado. a sus parientes, a los huérfanos, a los pobres y al viajero. Para que no vaya de nuevo a parar a los que de vosotros ya son ricos. Pero, si el Enviado os da algo, aceptadlo. Y, si os prohíbe algo, absteneos. Y ¡temed a Alá! Alá castiga severamente.

    ما أفاء الله على رسوله من أهل القرى فلله وللرسول ولذي القربى واليتامى والمساكين وابن السبيل كي لا يكون دولة بين الأغنياء منكم وما آتاكم الرسول فخذوه وما نهاكم عنه فانتهوا واتقوا الله إن الله شديد العقاب

    [64.12] ¡Y obedeced a Alá, obedeced al Enviado! Si volvéis la espalda,... A Nuestro Enviado le incumbe sólo la transmisión clara.

    وأطيعوا الله وأطيعوا الرسول فإن توليتم فإنما على رسولنا البلاغ المبين

    [58.13] ¿Os arredra hacer preceder vuestra conversación a solas de limosnas? Si no lo hacéis y Alá se aplaca con vosotros, ¡haced la azalá, dad el azaque y obedeced a Alá y a su Enviado! Alá está bien informado de lo que hacéis.

    أأشفقتم أن تقدموا بين يدي نجواكم صدقات فإذ لم تفعلوا وتاب الله عليكم فأقيموا الصلاة وآتوا الزكاة وأطيعوا الله ورسوله والله خبير بما تعملون

    [4.83] Cuando se enteran de algo referente a la seguridad o al temor, lo difunden. Si lo hubieran referido al Enviado y a quienes de ellos tienen autoridad, los que deseaban averiguar la verdad habrían sabido si dar crédito o no. Si no llega a ser por el favor que de Alá habéis recibido y por Su misericordia, habríais seguido casi todos al Demonio.

    وإذا جاءهم أمر من الأمن أو الخوف أذاعوا به ولو ردوه إلى الرسول وإلى أولي الأمر منهم لعلمه الذين يستنبطونه منهم ولولا فضل الله عليكم ورحمته لاتبعتم الشيطان إلا قليلا

  9. #29
    Fecha de Ingreso
    30 nov, 11
    Ubicación
    madrid
    Mensajes
    20

    Predeterminado

    Wa aleikom Salam herman@ pervane.

    Puede que esto te sirva inshallah.

    Sagrado Corán

    Dijo Allah, Altísimo sea:

    "¡Oh creyentes, sed pacientes y perseverantes!"[2]

    (La familia de Imran /200).

    "Y seréis probados con el miedo, el hambre y el dinero; en vuestras vidas y en los frutos. Y el triunfo será para los pacientes."

    (La vaca /155).

    "Se recompensará a los pacientes de forma ilimitada."

    (Los grupos /10).

    "De los asuntos más grandes, quien tuvo paciencia y supo perdonar."

    (La asamblea /43).

    "Ayudaos en la paciencia y en la oración, pues, verdaderamente Él está con los pacientes."

    (La vaca /153).

    "Y os probaremos hasta que se demuestre quienes de vosotros son los muyahidin y quienes los pacientes."

    (Muhammad /31).

    Y son muchas las ayat del Corán que nos incitan a la paciencia y nos explican sus excelencias.

    Hadiz

    1. 25.
    De Abu Malik Al Hariz Ibn Asim Al Asharí, Allah esté complacido con él que el, Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, dijo:

    "La purificación es la mitad del imán y la expresión de agradecimiento ‘al hamdulillah’ llena la balanza; y las expresiones de ‘Subhanallah’ y ‘al hamdulillah’, llenan lo que hay entre los cielos y la tierra; la oración es luz; y la sádaqa una prueba de la fe del que la da; y en la paciencia los asuntos se ven más claros; y el Corán será una prueba a favor o en contra; y cada uno comienza el día como vendedor de sí mismo, liberándos o condenándose."

    Lo relató Muslim.



    2. 26.
    De Abu Saíd Ibn Sinan Al Judrí, Allah esté complacido con los dos:

    "Unos hombres de los auxiliares fueron a pedir sádaqa al Mensajero de Allah, que Él le bendiga y le de paz, y les dio, después volvieron a pedirle y les dió otra vez, hasta que se le acabó lo que tenía y les dijo:

    ‘No me guardaría nada que pudiera daros. Pero a aquel que se abstiene de pedir, Allah le satisface sus necesidades; quien busca autosuficiencia, Allah le hará autosuficiente; y quien aspira a ser paciente, Allah le hará paciente’."

    Lo relataron Al Bujari y Muslim.



    3. 27.
    De Abu Yahia Suhaib Ibn Sinan, que Allah esté complacido con él; el Mensajero de Allah, que Él le bendiga y le de paz, dijo:

    "¡Es admirable el caso del creyente! Pues, todo asunto encierra un bien para él y esto no ocurre con otro que no sea creyente. Pues, si le llega la facilidad y es agradecido con Allah, hay un bien para él. Y si tiene paciencia ante la dificultad, también consigue un bien para él."

    Lo relató Muslim.



    4. 28.
    De Anas, Allah esté complacido con él; dijo:

    "Cuando fue más acuciante el dolor de la enfermedad que envolvía al Profeta, que la paz y la bendición de Allah sean con él, le dino Fátima, Allah esté complacido con ella: ‘¡Qué pena la de mi padre!’

    Y dijo: ‘¡Ya no habrá pena para tu padre después de hoy!’

    Y cuando murió dijo Fátima : ‘¡Oh padre mío, el Señor ha respondido a tu llamada . El Jardín de Al Firdaus (El paraíso) será tu morada!

    ¡Oh padre mío, al ángel Gabriel le comunicaremos la noticia!’

    Y cuando fue enterrado dijo Fátima, Allah esté complacido con ella: ‘¿Cómo habéis podido echar tierra sobre el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz?’."

    Lo relató Al Bujari.



    5. 29.
    De Abu Zaid Usama Ibn Zaid Ibn Hariza, Allah esté complacido con los dos. que dijo:

    "Una hija del Profeta, Allah le bendiga y le de paz, envió un emisario para que le comunicara que un hijo suyo estaba a punto de agonizar. Y una vez enterado de la noticia, mandó saludos a su hija y le dijo que tuviera paciencia y resignación, ya que de Allah es tanto lo que toma como lo que da y para todos ha decretado un plazo. Insistió su hija y mandó de nuevo al emisario para que viniera a verla el Mensajero de Allah, que Él le bendiga y le de paz. Así pues, se puso en marcha y con él Saad Ibn Ubada, Muad Ibn Yabal, Ubai Ibn Kaab, Zaid Ibn Zabit y otros, que Allah esté complacido con todos ellos. Al llegar le llevaron al niño, lo tomó en su regazo y sintió cómo su respiración se agitaba y palpitaba su corazón. Después los ojos del Profeta, Allah le bendiga y le de paz, derramaron lágrimas, echándose a llorar.

    Y le dijo Saad: ‘¿Oh Mensajero de Allah, qué es esto?’

    Le contestó: ‘Esto es compasión y ternura que Allah ha puesto en el corazón de sus siervos. Y Allah se compadece de aquellos que tienen compasión’."

    Lo relataron Al Bujari y Muslim.

  10. #30
    Fecha de Ingreso
    30 nov, 11
    Ubicación
    madrid
    Mensajes
    20

    Predeterminado

    6. 30.
    De Suhaib, que Allah esté? complacido con él; el Mensajero de Allah, que Él le bendiga y le de paz, dijo:

    "Hubo una vez un rey que tenía con él a un mago y éste, al llegar a una edad avanzada, le dijo al rey: ‘Me he hecho ya viejo, envíame pues a un joven que le enseñe la magia.’ Así que le envió un muchacho para que le enseñara.

    En el camino que tenía que seguir el joven había un monje cristiano con el que se sentó para escucharle, quedándose maravillado por sus palabras. De manera que siempre que pasaba en dirección a la casa del mago se sentaba con él, hasta que fue golpeado por el mago, debido a su continua tardanza y entonces se quejó al monje, que le dijo: ‘Cuando temas al mago le dices: me ha impedido llegar a tiempo mi padre o mi madre; y cuando temas a tu padre o a tu madre le dices: me ha impedido llegar a tiempo el mago.’ Y mientras él estaba en este dilema acertó a pasar por donde había una bestia enorme que tenía acorralada a una gente. Y dijo: ‘Hoy voy a saber quién de los dos tiene razón, si el mago o el monje.’ Entonces cogió una piedra y dijo: ‘¡Oh Allah, si la práctica de este monje es más querida por ti que la del mago, mata a esta bestia de forma que la gente pueda ir en paz!’ Así pues, arrojó la piedra y mató a la bestia y la gente marchó tranquilamente.

    Después fue al monje y le informó de lo sucedido. Y el monje le dijo a continuación: ‘¡Hijo mío, tú, por lo que veo, hoy has alcanzado un grado más que yo. Serás puesto a prueba y si esto sucede, no le digas a nadie que fui yo quien te enseñó.’

    Pasó un tiempo y el joven curaba a los ciegos de nacimiento y sanaba a los leprosos y a gente con otras enfermedades.

    Se enteró de esto un consejero del rey que se había quedado ciego y vino a él con gran cantidad de regalos y le dijo: ‘¡Todo esto para ti si me curas!’

    Y él le contestó: ‘Realmente yo no curo a nadie, el que cura es Allah, Altísimo sea. Si crees en Allah, yo le pido por ti y Él te curará.’ Entonces creyó y Allah, Altísimo sea, lo curó.

    Después acudió a reunirse con el rey, como solía hacer y éste le preguntó: ‘¿Quién te ha devuelto la vista?’

    Dijo: ‘Mi Señor.’

    Y el rey le preguntó: ‘¿Acaso tienes otro señor que no sea yo?’

    Dijo: ‘Mi Señor y tu Señor es Allah, Altísimo sea.’

    Entonces el rey lo cogió y no cesó de castigarle hasta que le indicó cómo encontrar al joven que le había curado la vista.

    Así pues, fue llevado el muchacho ante él y le dijo: ‘Hijo mío, tu magia ha alcanzado tal punto que curas sin cesar a los ciegos, a los leprosos y a muchos otros.’

    Y le contestó: ‘Realmente yo no curo a nadie, quien verdaderamente cura es Allah, Altísimo sea.’

    Entonces lo cogió y empezó a castigarle sin parar hasta que le dio noticias del monje. Se lo trajeron y le ordenó:

    ‘¡Reniega de tu Din!’.

    Y como se negaba, mandó que trajeran la sierra, se la colocaron en la raya de separación del pelo de la cabeza y le separaron el cuerpo en dos mitades.

    Después mandó llamar al consejero y le ordenó que renegara de su fe. Pero como se opuso le hicieron lo mismo que al monje.

    Después le trajeron al joven y le dijo que renegara de su creencia, pero como se negó, lo llevó con algunos de los suyos y les dijo: ‘Llevadlo hasta la cima de la montaña tal y si no reniega de su fe, arrojadlo al abismo.’ Y cuando estaban en lo alto de la cima, dijo:

    ‘¡Oh Allah, si Tú quieres, líbrame de ellos por el método que desees!’

    Entonces tembló la montaña con ellos y se cayeron. Y él fue caminando hasta el rey, que le preguntó: ‘¿Qué han hecho tus compañeros?’

    Y dijo: ‘Allah me ha librado de ellos.’

    Entonces lo mandó con otros a los que dijo: ‘Llevadlo en barco hasta alta mar y decidle que reniegue de su Din y si no, arrojadlo por la borda.’

    Y cuando llegaron dijo el joven: ‘¡Oh Allah, si quieres, líbrame de ellos por el método que desees.’

    Entonces, al momento volcó el barco con ellos y se ahogaron. Y él se fue andando hasta el rey que le dijo: ‘¿Qué ha sido de tus compañeros?’

    Y le dijo: ‘Allah me ha librado de ellos. Y tú realmente no podrás matarme mientras no hagas lo que yo te ordene.’

    Dijo el rey: ‘¿Y qué es?’

    Dijo: ‘Reúne a toda la gente en un mismo lugar y átame en cruz al tronco de un árbol. Después, coge una flecha de mi canana y poniéndola en el centro del arco, di: ’En el nombre de Allah, Señor del muchacho’ y me disparas. Y si lo haces así me matarás.’

    Así que reunió a la gente e hizo todo conforme le había dicho el joven y cuando iba a disparar dijo: ‘En el nombre de Allah, Señor del muchacho’; luego disparó y la flecha fue a dar en la sien del joven y murió.

    Y entonces dijeron todos: ‘Creemos en el Señor del muchacho (Allah).’

    Después le dijeron al rey: ‘Has visto aquello que temías que ocurriera, es decir, que la gente creyera. Pues bien, ha sucedido. Allah te ha hecho ver el motivo y te ha advertido. Pues toda la gente ha creído.’

    Entonces ordenó el rey hacer zanjas en las entradas de los caminos y al tiempo que fueron cavadas, prendieron fuego en ellas y dijo: ‘¡A quien no reniegue de su Din, arrojadlo al fuego o decidle ‘arrójate’!’

    Y así lo hicieron hasta que llegó una mujer con un niño que se detuvo y se acobardó.

    Y le dijo el pequeño:[3] ‘¡Madre ten paciencia, que realmente tú estas en la verdad!’."

    Lo relató Muslim.



    7. 31.
    De Anas, Allah esté complacido con él, que dijo:.

    "Pasó el Profeta, que Allah le bendiga y le de paz, junto a una mujer que lloraba desesperadamente al lado de una sepultura y le dijo: ‘Teme a Allah y ten paciencia y resignación.’

    Y ella le contestó: ‘Apártate y aléjate de mí, pues a ti no te ha ocurrido una desgracia como la mía ni la has conocido.’

    Entonces le dijeron: ‘Es el Profeta, que Allah le bendiga y le de paz.’

    Después fue a él y le dijo (en señal de disculpa): ‘¡No te reconocí!’

    Y él contestó: ‘La paciencia hay que tenerla en el primer momento de la desgracia’."

    Lo relató Al Bujari


    8. 32.
    De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

    "Dijo Allah, Altísimo sea: ‘Para mi siervo creyente no habrá otra recompensa ante mí que la del Jardín, si cuando muere su amada o amado en esta vida, acepta con paciencia su desgracia’."

    Lo relató Al Bujari.


    9. 33.
    De Aisha, Allah esté complacido con ella que le preguntó al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

    "Acerca de la peste; él le informó de que era un castigo que Allah envía a quien quiere. Y lo ha hecho Allah, Altísimo sea, como misericordia para los creyentes.

    Y el siervo que cae en la epidemia y permanece en su tierra paciente y resignado, sabiendo que su desgracia no es más que aquello que Allah, Altísimo sea, ha decretado para él, obtendrá la misma recompensa que quien muere shahíd."

    Lo relató Al Bujari.

    10. 34.
    De Anas, Allah esté complacido con él que oyó decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

    "Verdaderamente Allah, Poderoso y Sublime, dijo: ‘Si habiendo puesto a prueba a mi siervo privándole de sus ojos, ha tenido paciencia, Yo le daría a cambio de ellos el Jardín’."

    Lo relató Al Bujari.


    11. 35.
    De Ata Ibn Abu Rabáh que dijo: Me dijo Ibn Abbas, Allah esté complacido con los dos:

    "¿Quieres que te muestre una mujer de la gente del Jardín?

    Y yo le contesté: ‘¡Claro que sí!’

    Dijo: ‘Esta mujer negra vino al Profeta, que Allah le bendiga y le de paz, y le dijo: ‘Sufro de epilepsia y temo mostrar mi desnudez. Así que pide a Allah por mí’.’

    Dijo: ‘Si soportas con paciencia la enfermedad, obtendrás el Jardín. Y si prefieres pediré a Allah para que te cure.’

    Y dijo ella: ‘Tendré paciencia, pero temo por mi desnudez, así que pide a Allah para que no la muestre.’

    Y así lo hizo."

    Lo relataron Al Bujari y Muslim.


    12. 36.
    De Abu Abdurrahmán Abdullah Ibn Masúd, Allah esté complacido con él, que dijo:

    "Contaba el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, cómo a uno de los profetas, sobre ellos la paz y las bendiciones de Allah, lo golpeaba su pueblo hasta hacerle sangrar. Y al mismo tiempo que limpiaba la sangre de su rostro, decía: ‘¡Oh Allah, perdona a mi pueblo, pues realmente no sabe lo que hace!’."

    Lo relataron Al Bujari y Muslim.


    13. 37.
    De Abu Saíd y Abu Huraira, Allah esté complacido con los dos, que el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, dijo:

    "Cualquiera que fuere la desgracia que le ocurriera a un musulmán: cansancio, enfermedad, tristeza, daño, pena, dolor o incluso una espina que se clavara, serviría para que Allah lo purificara de sus faltas."

    Lo relataron Al Bujari y Muslim.


    15. 39.
    De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz

    "A quien Allah quiere bien, le envía una prueba (en su salud, dinero o seres queridos)."

    Lo relató Al Bujari.



    16. 40.
    De Anas, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

    "Que no desee ninguno de vosotros la muerte por un mal que le ocurra. Pues, si no tiene más remedio que decirlo o desearla, que diga: ‘¡Oh Allah, dame la vida si es que hay un bien en ello para mí y hazme morir si es que en la muerte hay un bien para mí!’."

    Lo relataron Al Bujari y Muslim.

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •