Bien, entonces me temo que el aire no existe, porque nunca nadie lo ha visto.
Los que dicen no creer y que según ellos los que creemos lo hacemos apegados a tradiciones y creencias religiosa...