PDA

Ver la Versión Completa : El espacio para la oración



mariayala
17/10/2011, 15:02
Salām aleikum,

He estado pensando acerca del espacio físico durante la práctica del ṣalāt, y tengo la impresión de que, en general, y a pesar de que en el mundo musulmán a lo largo de los siglos han llegado a construirse mezquitas absolutamente maravillosas, el lugar en que se realiza la oración carece de importancia.

Mi comentario puede parecerte una tremenda obviedad, pero quisiera que me ayudarais a comprender por qué esto es así… si es que mi observación es correcta.

Lo que intento decir es que, si bien hay aspectos que deben cuidarse escrupulosamente como la orientación hacia la Qibla, las horas exactas para realizar la oración, la forma correcta de practicar el wuḍhu, etc., en cierta manera, todos estos elementos pasan a un segundo plano cuando alguien desenrolla su alfombrilla y se dispone a reconocer la grandeza de Allāh y a postrarse ante Él… aún cuando esto ocurra en la acera de una calle muy transitada, que no parece dispuesta a cesar en su agitación (como tuve la oportunidad de ver hacer a los choferes sin pasajeros de una parada de taxis de Fes).

Salvando las distancias, esta actitud me recuerda el «teatro pobre» del director polaco Grotowski, que pretendía despojar a las artes escénicas de toda la ostentación del vestuario y el decorado y reducir cada representación teatral a su esencia, a lo que es realmente importante, a la capacidad del actor para transmitir algo a su público… o, regresando al tema que me inquieta, es como si durante la oración, se desvaneciera el ornato de los edificios, la belleza y el lujo de las estancias, y el ṣalāt quedara reducido a la intención sincera y al deseo profundo de acercarse a Allāh y rendirse ante Él.

Mi desconcierto es mayor cuando pienso en todo el tiempo y los recursos que han invertido las culturas humanas en construir templos extraordinarios para realizar sus prácticas religiosas y las comparo con vuestra actitud sencilla y apabullante: cualquier lugar en el que se encuentre un musulmán es el indicado para alabar a Dios.

¿Carece el espacio físico de importancia? ¿o simplemente lo importante es practicar sincera y conscientemente el ṣalāt y el Dikr-Allāh?

Salām,

maria
17/10/2011, 19:47
Creo que tu misma te has respondido. Los musulmanes solemos decir que el mundo entero es una mezquita.
Por otra parte, las mezquitas en sí, no son sólo lugares de culto. Se trata también del lugar donde reunirse y debatir los asuntos que afectan a la comunidad, impartir y recibir clases, etc. Incluso el lugar de refugio de quien no tiene donde refugiarse.

arconte
17/10/2011, 20:59
¿o simplemente lo importante es practicar sincera y conscientemente el ṣalāt y el Dikr-Allāh?

Salām,

Ningun creyente musulman le presta importancia al lugar donde reze (y si lo hay que lo dudo..no debería darle importancia). Hay gente que reza incluso en la calle para no faltar a su salat. Lo que importa sin duda es el acto, el salat y tiene que ser cada vez mas perfecto, ir perfeccionandolo, tanto en práctica como en espiritualidad, con completa humildad, concentración, intención, sinceridad, máximo respeto,sin prisas, etc..., esto es lo que importa.

El islam nos enseña que no debemos dar importancia a este mundo material, sinó a preocuparse y atender el otro mundo, el que nos espera junto al Creador y Misericordioso.., Allah Subhana wa ta'ala.

Los que aman este mundo y su disfrute, distrayéndose y desatendiendo a nuestro Creador, habrán perdido en el otro, este mundo es pasajero y engañoso...

Assalam.

arconte
17/10/2011, 21:33
Un musulmán siempre intenta hacer su salat en conjunto, con sus hermanos, en comunidad (en la mezquitas) y si no puede, lógicamente donde buenamente pueda (sin faltar a su hora). Juntarse con hermanos en el salat, tiene mas baraka (bendición).

Assalam.

maim
17/10/2011, 23:54
Salam

No me resultaría nada lógico que no se pudiera hacer salat en cualquier parte. Yo sólo considero importante que me sienta a gusto en el lugar que sea, porque si no no podría concentrarme.
Mi lugar favorito es al aire libre, cuando hace bueno, sobre todo por la noche y al amanecer. Que el viento te roce la cara es maravilloso.

Por lo demás, estoy de acuerdo con lo que han dicho y con las observaciones que tu misma haces.

Salam

hossfah
18/10/2011, 12:13
Salam

(¡Oh vosotros que habéis llegado a creer! Cuando se llame a la oración en el día de la congregación (viernes), apresuraos al recuerdo de Dios, y dejad todo comercio mundano: esto es por vuestro propio bien, si lo supierais) (Qur´an 62:9).

El viernes es un día de mucha importancia para los musulmanes.

Al yumuá (viernes) viene del iytimaá (reunion).

Es un día en el que es preferible rezar en una mezquita, reunirse para recibir clases sobre la religión….


Salam
Paz

mariayala
18/10/2011, 13:00
Gracias por vuestras respuestas y por hacerme ver dos cosas importantes que estaba obviando: 1) Las mezquitas son más que un espacio de oración; 2) El ṣalāt alcanza una dimensión especial, una fuerza mayor, cuando se realiza en comunidad.

Para mí es una experiencia increíble aprender de vosotros.

Salam,

Albahaca
18/10/2011, 18:38
El pasado domingo huimos de la ciudad para pasar el día en la montaña. Estábamos en un lugar paradisíaco y, tras la comida mi marido se acercó al río para hacer sus abluciones después de preguntarme sonriendo si no llamaría alguien a la policía. Los dos nos reimos.
Cogió una mantita que traíamos con nosotros y la desdobló sobre la hierba. Desde ese momento me veo entrando en un hermoso lienzo. Escucho el murmullo del agua contra las piedras, el melódico ronroneo del viento acunando a los árboles, el dulce cantar de los pájaros, la voz de mi marido con su hipnótico Allahu Akbar…Siento los rayos del sol atravesando las copas de los árboles, los verdes intensos superpuestos, el olor fresco de la hierba fresca, el frescor cristalino del agua…Y me doy cuenta, mientras observo atónita, que mi marido no estaba allí en mitad de aquel lienzo, sino que pertenecía a él. Igual que los árboles, igual que el río, igual que la tierra. Cada vez que se inclinaba, sus movimientos se sucedían en perfecta armonía con la Naturaleza, con el milagro de la Creación.
Lo recuerdo ahora con una emoción intensa. Y recuerdo también las palabras que tantas veces me ha dicho mi marido para alejarme de esa imagen que tengo de Dios, de señor malhumorado con barba y túnica blanca, para sentirlo tal y como lo sentí el domingo. Presente en todas las cosas, presente en la Naturaleza, presente en cada uno de nosotros.
Ni la más ostentosa mezquita podría igualar ese rezo.

Sin ánimo de ser cursi…¡qué hermoso!

maite
18/10/2011, 19:28
Subha-nando!!!

http://www.webislam.com/?idt=17882

mariayala
19/10/2011, 16:23
Nada cursi, Albahaca. Has hecho una descripción maravillosa, que afirma la opinión de Maim:


No me resultaría nada lógico que no se pudiera hacer salat en cualquier parte

y que hace de toda la creación el escenario perfecto para postrarse en oración.

---------------------------------

Gracias por el link, Maite. Muy oportuno. Creo que es hora de comenzar a estudiar el árabe y a participar de la enorme diversidad y sutileza semántica de la que me estoy perdiendo.

---------------------------------

Salam,

Yuhannà
19/10/2011, 20:59
Gracias por vuestras respuestas y por hacerme ver dos cosas importantes que estaba obviando: 1) Las mezquitas son más que un espacio de oración; 2) El ṣalāt alcanza una dimensión especial, una fuerza mayor, cuando se realiza en comunidad.

Para mí es una experiencia increíble aprender de vosotros.

Salam,

Si eres cristiana igual que en tu Iglesia, el lugar-espacio donde rezan, se casan, se bautizan,etcétera.¿O no?

Te faltó poner "estudio etnográfico".

Saludo con espacio.

rosaalcazar
21/10/2011, 19:25
El pasado domingo huimos de la ciudad para pasar el día en la montaña. Estábamos en un lugar paradisíaco y, tras la comida mi marido se acercó al río para hacer sus abluciones después de preguntarme sonriendo si no llamaría alguien a la policía. Los dos nos reimos.
Cogió una mantita que traíamos con nosotros y la desdobló sobre la hierba. Desde ese momento me veo entrando en un hermoso lienzo. Escucho el murmullo del agua contra las piedras, el melódico ronroneo del viento acunando a los árboles, el dulce cantar de los pájaros, la voz de mi marido con su hipnótico Allahu Akbar…Siento los rayos del sol atravesando las copas de los árboles, los verdes intensos superpuestos, el olor fresco de la hierba fresca, el frescor cristalino del agua…Y me doy cuenta, mientras observo atónita, que mi marido no estaba allí en mitad de aquel lienzo, sino que pertenecía a él. Igual que los árboles, igual que el río, igual que la tierra. Cada vez que se inclinaba, sus movimientos se sucedían en perfecta armonía con la Naturaleza, con el milagro de la Creación.
Lo recuerdo ahora con una emoción intensa. Y recuerdo también las palabras que tantas veces me ha dicho mi marido para alejarme de esa imagen que tengo de Dios, de señor malhumorado con barba y túnica blanca, para sentirlo tal y como lo sentí el domingo. Presente en todas las cosas, presente en la Naturaleza, presente en cada uno de nosotros.
Ni la más ostentosa mezquita podría igualar ese rezo.

Sin ánimo de ser cursi…¡qué hermoso!

No me parece cursi!!! es mas has explicado lo que yo siento en esos momentos en que el mio hace su salat!y muchas veces reza en el campo y es un momento magico!! nunca me habia quedado tan embobada disfrutando del rezo de alguien!!!muy buena descripcion!saludos!

Lemat Al-Anwar
26/10/2011, 04:45
Un musulmán siempre intenta hacer su salat en conjunto, con sus hermanos, en comunidad (en la mezquitas) y si no puede, lógicamente donde buenamente pueda (sin faltar a su hora). Juntarse con hermanos en el salat, tiene mas baraka (bendición).

Assalam.

Buenas tardes,
Queria opinar y consultar, de que nunca voy a la mezquita para rezar. Esque no puedo concentrarme debidamente. Pasan cientos de pensamientos por mi cabeza.
Respecto a otro tema sobre los niveles del salat, pues no estaria cumpliendo ni la primera.

Rezo en casa. En mi espacio de rezo. Tranquilo y con el pensamiento solo para el salat. A veces a otros hermanos les digo: me marcho, prefiero ir a mi mezquita. Verdaderamente me refiero a mi casa, aunque algunos lo entienden mal.

Esto se ve muy mal ?

Gracias.


Salams !