PDA

Ver la Versión Completa : Experiencia Mística



Sensat
19/01/2009, 19:46
No sé el tiempo que estaré en estos foros, pero no quiero irme sin compartiros algo; algo muy valioso para mí. Si lo entendéis, vuestras vidas cambiarán y a buen ritmo. Salam Aleykum.


SENSAT

Yo no sigo a religión alguna.

Yo sigo a Dios Todopoderoso mi Señor; mi Ser real.

Le sigo, porque sé que no existe nada más que Él.

Todo cuanto existe es Él.

Sin Él, nada existiría.

Es Su Esencia la que da Vida a todo.

Por Su Voluntad todo ha sido creado.

Esta criatura que yo he creído ser, sólo es apariencia; no perdurará.

El verdadero ser es Él, y sólo Él; YO Y TODOS EN ÉL.

No existe nada más que Dios existiendo; ESA ES LA VERDAD.

Hoy, ayer y siempre sólo Él ha existido.

Esta criatura, esta impermanencia, ha sido creada por Él; para su deleite.

Pero en realidad, no existe, NINGUNA FORMA EXISTE, sólo es apariencia.

Yo no tengo religión, mi religión es Él; El Dios único.

Dios es Amor y lo sé.

Con su Esencia Infinita crea las formas; con Amor.

El Amor es mi religión, y me esfuerzo en seguirla porque sé que Dios es eso; y mucho más.

Yo le sigo y le Amo, pues yo sé que soy Él, una parte insignificante de Él; ¡pero Él!

¿Qué podría ser sino? Puesto que, yo ya sé que nada existe sino Él.

Esta criatura que Él anima, esta forma viviente en la que me hallo inserto, no es nada sin Él.

El Señor le da vida y yo le agradezco cada día de su existir, porque eso me permite darme cuenta de quien soy yo realmente.

Él es quien alienta en esta forma, y yo soy Él, un trocito de Él.

Eso yo lo sé, y sé que un día yo, este trocito de su Divino Ser, volveré a Él.

Dios es Todo y lo tiene Todo.

No necesita nada de la criatura.

Él se ha hecho estallar a si mismo, a una parte muy pequeña de Si mismo, en millones de trocitos de Él mismo, para crear y animar las formas que a bien le plujo contemplar.

Esa pequeña parte de Si Mismo ha olvidado qué y quién es y de donde vino.

El que ha olvidado es Él, esa pequeñísima parte de Él, el que recuerda es Él, y todo vuelve a Él.

¡Yo soy Él!

La criatura nunca podrá conocerle.

Porque no existe, no es.

Él, y solo Él, se conoce a si mismo.

Es esa parte de Él, aprisionada en la forma, la que comprende estas cosas en su momento; y sigue siendo Él.

Ahora que sé quien soy, ya nada me atrae de esta criatura, quiero volver a Él.

Siento su miedo -el de la criatura- ante su cercana disolución, pero sigo queriendo volver a ÉL.

Porque no hay nada en este mundo que me atraiga, solo Él.

Es el Amor que mana de Él, el que me hace aguantar en este cuerpo.

Hoy he comprendido la verdad sublime; ¡Soy Él, parte de Él, y soy puro!

No puede ser de otro modo siendo quien soy; soy Él.

Es la criatura dotada de Alma (egregor proyectado por Él) la que desvaría, toda imperfección aparente está en su mente y es lo que le confunde; a ÉL, a esa parte de Él que yo soy.

Pero en verdad, nada de eso existe; sólo ÉL.

¡Dios es perfecto allá donde esté!

¡Oh! Dios, acepta estas lágrimas en señal de mi total rendición y permíteme volver a tu seno.

¡Bendito eres señor!





--------------------------------------------------------------------------------