PDA

Ver la Versión Completa : Providencia y Optimismo (Imam Al Ghazali)



chemlal
30/01/2012, 22:38
-La fe firme en la infinita misericordia de Dios y en su sabia y justa providencia es, pues, la garantía que Imam Al-Ghazali presenta contra la arbitrariedad omnímoda y autónoma que, según él mismo, puede regir las relaciones de Dios con la humanidad. Esta fe, base de su optimismo filosófico-teológico, se analiza y razona en el pasaje siguiente:

«Consiste en creer, sin ningún género de duda, que aun cuando supusiéramos que Dios volviese a crear a todos los seres, dotándolos de inteligencia y ciencia infusa en un grado superior al que ahora posea el más inteligente y sabio de los hombres y aun cuando les comunicase todo el saber de que son capaces y una prudencia o sabiduría práctica ilimitada; aun cuando, después de esto, crease otros seres iguales a ellos en saber, prudencia y entendimiento, y les infundiera un conocimiento evidente de los fines de todo lo que existe y les revelase los misterios de la vida futura, poniendo ante sus ojos, libres de todo velo, el profundo y abstruso arcano del bien y del mal.

De lo Útil y lo dañoso; aun cuando, en fin, les ordenara regir y gobernar, con la sabiduría y prudencia que les había otorgado, el universo entero, visible e invisible, es seguro que la providencia y gobierno de todos ellos juntos no conseguiría, aun obrando todos de común acuerdo, modificar en lo más mínimo el plan actual de Dios en el gobierno del mundo: no podrían suprimir la más mínima enfermedad, defecto, imperfección, mal o pobreza de aquel que la sufre, ni añadir un átomo más de salud, perfección, riqueza o felicidad a aquel que la disfruta»

Más aún: el orden actual del universo es tan necesariamente recto, que todo existe como conviene que exista, y en la forma y cantidad que conviene. No es posible otro orden más hermoso, perfecto y acabado que el actual; porque si, existiendo un orden más perfecto, hubiera Dios prescindido de él, si, a pesar de ser omnipotente, se hubiese desdeñado de producirlo, este modo de obrar argüiría en Dios mezquindad, en vez de generosidad; injusticia, en vez de rectitud; y si, por el contrario, ese orden más perfecto hubiese estado fuera de la órbita de su poder, ello argüiría impotencia, que repugna también a la divinidad.»

De modo que todo cuanto en este mundo significa pobreza y mal, es imperfección en este mundo, pero es perfección en el otro.

Y recíprocamente: cuanto en la vida futura es defecto para un individuo, conviértese en honor para otro. Porque, si no existiese la noche, no conoceríamos la claridad del día; y si no hubiese enfermos, no apreciarían los sanos el beneficio de la salud. Sin la existencia del infierno, no comprenderían los bienaventurados la sublime gracia del paraíso.

Y así como no hay iniquidad alguna en que el espíritu humano sea tan superior al de las bestias, que el hombre pueda con todo derecho sacrificarlas, porque el ser preferido lo perfecto a lo imperfecto es la equidad misma, así también el distinguir con el beneficio de la gloria eterna a los bienaventurados, aumentando al mismo tiempo los castigos de los condenados al infierno, o el otorgar privilegios a los fieles sobre los infieles, lejos de ser una iniquidad, es la justicia misma.

Si no hubiese sido creado lo imperfecto, no podría conocerse lo perfecto, porque estas dos ideas son correlativas; luego la generosidad y la sabiduría de Dios exigen de El la creación de lo perfecto, juntamente con lo imperfecto.

Así como es justo amputar la mano gangrenada para salvar la vida de todo el cuerpo, porque con esto no se hace otra cosa que rescatar lo perfecto a costa de lo imperfecto, así también las irregularidades aparentes en la distribución que Dios ha hecho de sus beneficios en este y en el otro mundo, son justas, sin sombra de iniquidad, son efecto de una sabia providencia y no un juego fortuito del acaso.»

nuh musa
31/01/2012, 15:49
Gracias por esta excelente plancha de Iman Al Gazali, ya que complementa muy bien las de Leibniz y Rumi sobre el mismo tema. Goethe decía que quien a Hafiz no comprenda Calderón lo dejará helado; lo mismo he dicho siempre de Rumi en relación con Leibniz. Leibniz resolvió magistralmente la falsa antltesis de los infraprofanos exoteristas: Libre albedrío cristiano vs. sofisma perezoso "mahometano", dandole toda la razón al Islam, postulando que todo está escrito pero como no sé qué es lo que está escrito fingiré que puedo elegir y hacer con todo el optimismo. Pero con Leibniz pasa lo mismo que con Calderón hasta que un Rumi no descongela la mera comprensión teórica del equilibrio inestable y paradojal de la fe en los decretos de Allah y la metáfora de nuestro hacer (Al Gazali siempre insistió en que es ALLAH el único que hace todo y que para no ser un hereje o un idólatra hay que recordad que expresiones como "Yo me muevo, pienso, decido ..."sólo son metáforas... Repárese en que el más exotéricos de los sufis concilia el Islam con el Advaita Vedanta)

nuh musa
31/01/2012, 15:59
El destino.




Diálogos extraídos del FORO LANEROS:

Ingeneratus:
Agradezco a quien inició este diálogo(logos que se hace dos) y a cada uno que ayudó con sus distintas tesis y argumentos a completar la percepción del elefante (Parábola de los ciegos y el elefante) y, en particular, a los que nos aportaron un a******************nismo, un dialecto:el uso metafórico de DESTINO por TRABAJO (esto da para mucho). Bien, en la Edad Media cristianos y musulmanes exotericos discutían (los esotericos coincidían).Los cristianos argumentaban si todo está escrito y no hay libre albedrío entonces no vale la pena esforzarse(famoso SOFISMA PEREZOSO aludido por SENSEI)Los musulmanes decían que el mundo es un libro inmenso(Ibn Arabi) y que en tu interior hay un libro abierto pero tus opacidades te impiden leerlo(Rumi). Ahora bien, el filósofo alemám LEIBNIZ, el del calculo inifintesimal, el principio de razón suficiente, etc, argumentaba así:TODO ESTA ESCRITO PERO COMO YO NO SE QUE ES LO QUE ESTA ESCRITO FINGIRE QUE TENGO LIBRE ALBEDRIO Y HARE LO MEJOR POSIBLE. Recordemos con él y otros que la CAsualidad sólo es la ignorancia de las causas u que es prácticamente imposible conocer todas las causas y que el conocimiento de algunas pocas sólo es unailusión, un cómodo argumento para calmarnos. Aceptamos que ni unos pueden probar la tesis del AZAR o CASUALIDAD ni los otros la del DETERMINISMO o CAUSALIDAD. Recordemos que la noción de AZAR en matemática, estadísticas es sólo una metáfora. Leibniz nos explica muy fácil lo que ha glosado más profundamente RUMI y BUDA y el AVAITA VEDANTA.

KUJA24
el destino no existe uno puede tomar decisiones en cualquier momento o hacer algo qu nadie espera por lo tanto es una supersticion mas

las cosas que uno hacen no pueden estar escritas ya que el ser humano aprende de sus errores para tener nuevas experencias que algo este definido es imposible ya que cada experencia da una nueva informacion y esto que se adquirio no puede estar establecido porque se puede interpretar de muchas cosas

§en§ei Ħaφnu§ r:
Originalmente Escrito por mario ingénito
Recordemos que la noción de AZAR en matemática, estadísticas es sólo una metáfora.
Muy buen aporte. En particular el asunto del azar es un concepto que puede tener múltiples matices. Sin embargo, desde la perspectiva de los fractales, la forma de las nubes y de las costas es el resultado de la acción del azar en el universo. Y sabemos (matemáticamente hablando) que todo en la naturaleza tiende al caos.

Entonces, si bien no existe un azarismo absoluto en el universo (muchos sistemas funcionan de forma determinística), tampoco existe un determinismo absoluto, y la existencia del azar, en sí misma, niega que haya un destino en la forma de un guión que inevitablemente deba seguirse.

Por otro lado, ese mismo azar nos muestra que no somos dueños de nuestra vida. No podemos escribir nuestro propio destino, en el sentido de que por mucho que nos esforcemos por dirigir nuestros pasos en una dirección específica, el azar puede torcernos el camino en cualquier instante. Un accidente, un cataclismo, cualquier evento inesperado puede transformar nuestras vidas de un momento a otro. O un evento que no pareciera tan trascendental, puede alterarnos al punto de trasnformarnos a lo largo del tiempo.

De manera que el azar, curiosamente, puede negar el destino (no somos peones movidos por un guión previamente escrito) y puede a la vez afirmarlo (no somos dueños de nuestra vida, ni podemos predecir eficazmente el futuro).

Ingeneratus:
Me alegra mucho tu respuesta porque me regala una retórica, una perifilosofía que epitoma lo. que varios sufis oximonóricamente llamaron "equilibrio inestable y paradojal "entre el libre albedrío y el determinismo. No te endulzo los bordes de la copa pero no recuerdo haber leído nada tan bueno en la línea que gente como Rumi, Leibniz y los budistas entendiendo ambos conceptos (albedrío y determinismo) sólo como upayas(estrategia) más los planteos de Gurdjieff y Ouspensky intentó sugerir una luz sobre esto. Y tu último párrafo es una superlativa figura al servicio de la conciliación de la tesis y la antitesis´


En Perú llaman DESTINO al TRABAJO... Si sumamos la luz que arroja este uso a todo lo que connota Borges en su poema PARA UNA VERSIÓN...

Para una versión del I King. Jorge Luis Borges.

El porvenir es tan irrevocable
como el rígido ayer. No hay una cosa
que no sea una letra silenciosa
de la eterna escritura indescifrable
cuyo libro es el tiempo. Quien se aleja
de su casa ya ha vuelto. Nuestra vida
es la senda futura y recorrida.
Nada nos dice adiós. Nada nos deja.
No te rindas. La ergástula es oscura,
la firme trama es de incesante hierro,
pero en algún recodo de tu encierro
puede haber un descuido, una hendidura.
El camino es fatal como la flecha
pero en las grietas está Dios, que acecha.
.
De La Moneda de Hierro