PDA

Ver la Versión Completa : ¿Sufrió, Acaso, Dios Padre También?



la verdad
26/01/2012, 17:25
Volviendo a la naturaleza del "Hijo", no podemos creer que fuera arrojado al Fuego del Infierno, ya que ello supondría una contradicción interna consigo mismo. Consideremos el concepto básico del cristianismo. Se dice que Dios y el "Hijo" son dos personas pero de la misma naturaleza y esencia. Es imposible que uno pruebe una experiencia sin que el otro no participe de ella. ¿Cómo podríamos creer que un aspecto de Dios, el "Hijo", sufriera el tormento, mientras que Dios, el Padre permanecía ileso? Si no sufrió, ello equivaldría a romper la Unidad de Dios. Tres personas en una se hace aún más inconcebible, puesto que las experiencias de cada constituyente de la Trinidad han resultado ser tan dispares y alejadas unas de otras, que resulta imposible que un Dios este en medio del fuego rugiente del infierno, y que, al mismo tiempo el otro permanezca perfectamente a distancia y sin ser tocado. Los cristianos de hoy no tienen otra elección que, o bien sacrificar la Unidad de Dios y creer en tres dioses diferentes, igual que los paganos de la época pre-cristiana tales como los romanos o los griegos, o permanecer fieles a si mismos y creer que Dios es uno y, como tal, dos aspectos del mismo no pueden adoptar estados contradictorios. Cuando sufre un niño, es imposible que su madre permanezca calmada e impasible. Ella sufre necesariamente, y, a veces, más que el propio niño. ¿Qué ocurría con Dios Padre cuando hizo que Su "Hijo" sufriera la agonía de permanecer tres días en el Infierno? ¿Qué ocurrió con Dios "Hijo"? ¿Se dividió en dos personas, con dos formas y esencias? ¿Una forma sufriendo en el Infierno y la otra completamente fuera del mismo, sin sufrir lo más mínimo? Si Dios Padre estaba sufriendo en aquel momento, ¿dónde estaba la necesidad de crear al "Hijo", cuando El mismo podía sufrir? Por lo tanto esta es una cuestión muy directa ¿Por qué no sufrió por El Mismo? ¿Por qué trazar un plan tan dificultoso para resolver el problema del perdón?