PDA

Ver la Versión Completa : La crisis oculta a las sectas



Clander Jander
27/12/2011, 18:20
Hola.

"El diablo a conseguido su máxima aspiración: pasar inadvertido"

Los destrozos en los cementerios, entre otros de La Almudena y Carabanchel (Madrid), pueden deberse a causas económicas, pero también a sectas satánicas, cuya actividad no ha cesado, pero hoy se escapan a la vigilancia que antes se ejercía.Puede decirse que el diablo a conseguido su máxima aspiración: pasar desapercibido, como si no existiera.

Hoy se descubren un baile macabro de cadáveres desenterrados en una esquina de un cementerio y se atribuye a un saqueo de los ladrones de tumbas.Ese mismo hecho, hace sólo veinte años, habría sido tachado sin duda de actividad demoniaca, protagonizada por servidores del diablo o adoradores del satanismo.

No duermen tranquilos.

Sin asustar, pero...

Badr
27/12/2011, 18:56
Vaya, se te deben de haber cansado los de Alcaida y ahora traes a trabajar a los satanistas...

¡Híjole!


Salaam

Clander Jander
27/12/2011, 19:11
Vaya, se te deben de haber cansado los de Alcaida y ahora traes a trabajar a los satanistas...

¡Híjole!


Salaam

No; pero, la próxima vez le consulto.

¡ Hijala !

Salaaammm.

Clander Jander
28/12/2011, 21:35
Hola.

"El diablo a conseguido su máxima aspiración: pasar inadvertido"

Los destrozos en los cementerios, entre otros de La Almudena y Carabanchel (Madrid), pueden deberse a causas económicas, pero también a sectas satánicas, cuya actividad no ha cesado, pero hoy se escapan a la vigilancia que antes se ejercía.Puede decirse que el diablo a conseguido su máxima aspiración: pasar desapercibido, como si no existiera.

Hoy se descubren un baile macabro de cadáveres desenterrados en una esquina de un cementerio y se atribuye a un saqueo de los ladrones de tumbas.Ese mismo hecho, hace sólo veinte años, habría sido tachado sin duda de actividad demoniaca, protagonizada por servidores del diablo o adoradores del satanismo.

No duermen tranquilos.

Sin asustar, pero...

Hola.

El caso es que las sectas se hicieron invisibles cuando eran alrededor de cincuenta; ahora, probablemente doblan esa cantidad, dado que en estado salvaje se reproducen mejor.La última vez que las organizaciones de tipo destructivo estuvieron en la picota en España fue con la diputada Pilar Salarrullana, nacida en Zaragoza, gran mujer, a lo que devolvieron de sobra su atrevimiento amargándole la vida con toda clase de campañas en contra de su persona, denuncias y querellas.

Es autora de "La cara oculta de los esclavos de Lucifer".Pilar, profesora, escritora, senadora y diputada, ninguno de sus cargos pudo ponerla a salvo de la persecusión de que fue objeto.

Sin asustar, pero...