PDA

Ver la Versión Completa : ZANONI - El Secreto de los Inmortales - Edward Bulwer Lytton



hector20
05/12/2011, 13:27
Hola a todos.

He pensado en compartir con vosotros un diálogo de la magnífica novela ocultista del conde Lytton, llamada "Zanoni". Nos cuenta la historia de dos Iniciados rosacruces -uno de ellos es Zanoni- y este fragmento que reproduzco pertenece al comienzo de la obra. El libro contiene muchos fragmentos de pura poesía y espiritualidad con una lírica exquisita, contrastando con el marco donde se desenvuelve, la oscura época de la revolución francesa.

Zanoni le habla con bellas parábolas al corazón de la bella napolitana Viola:


"-Adiós, caballero; pero...
Tras una leve pausa, un impulso irresistible, una especie de ansiedad, un vago sentimiento de temor y de esperanza, le hizo preguntar:
-¿No volveré a veros en el San Carlos?
-No, al menos durante algún tiempo. Hoy dejo Nápoles.
-¡Si...!
Y al decir esto Viola se sintió desfallecer. El teatro acababa de perder para ella toda su poesía.
-¡Ah! -dijo el caballero volviéndose atrás y poniendo su mano sobre la de la joven-.

Antes de que volvamos a vernos quizá habréis sufrido, quizá habréis sentido ya los primeros sinsabores de la vida. Acordaos que la fama tiene poco que dar y que nunca puede restituir lo que el corazón puede perder. Sed fuerte...y no cedáis ni siquiera a lo que pueda parecer compasión por la tristeza.

Observad aquel árbol de vuestro jardín; mirad cuán encorvado y torcido crece. Alguna ráfaga de viento debió de llevar la semilla de la cual brotó a la hendidura de aquella roca. Cercado de paredes y de casas, oprimido por la naturaleza y por el hombre, su vida ha sido una continua lucha por la existencia. Esta lucha es su necesidad y el principio de su vida. Mirad cómo se ha agarrado y enroscado, y cómo allí donde ha encontrado una barrera, tallo y ramas han trabajado para superarla y elevarse hacia la luz.

¿Qué le ha preservado de tantos azares y de las desventajas de su nacimiento? ¿por qué son sus hojas tan verdes y hermosas como las de la parra que tenéis detrás, a pesar de que toda ella disfrute del aire y del sol?

Porque el instinto que le impelía a luchar y el afán que tenía por vivir le han hecho vivir al fin.

Aprended del árbol, y con el corazón sereno atravesad los accidentes adversos y los días de tristeza, hasta que hayáis vencido todos los obstáculos y os hayáis hecho digna del cielo.
Esta lucha es la que enseña a los fuertes y la que hace felices a los débiles.

Antes de que volvamos a vernos habréis mirado más de una vez con ojos tristes aquellas ramas, y cuando oigáis cómo las avecillas trinan posadas en ellas, y cuando veáis como los rayos oblicuos del sol juguetean sobre sus hojsd, no olvidéis la lección; acordaos de que la naturaleza os enseña, y que la luz se abre paso luchando para atravesar las tinieblas."