PDA

Ver la Versión Completa : Pablo de Tarso



Yuzu
03/12/2011, 00:59
jkzcristiano dijo:
Sin embargo, ni Jesús mintió, ni Pablo mintió.

Lo mas sorprendente es que Pablo admite que miente para gloria de Dios:

“Y si nuestra injusticia hace resaltar la justicia de Dios, ¿qué diremos? ¿Será injusto Dios al dar el castigo? (Hablo como hombre.) ¡De ninguna manera! De otro modo, ¿cómo juzgaría Dios al mundo? 7 Pero si por mi mentira la verdad de Dios abundó para su gloria, ¿por qué aún soy juzgado como pecador? ¿Y por qué no decir (como se nos calumnia, y como algunos, cuya condenación es justa, afirman que nosotros decimos): «Hagamos males para que vengan bienes»? (Romanos 3:5-8)

En su época a Pablo se le acusaba de mentir ya que en sus cartas tiene una tendencia de defenderse de estas acusaciones que le hacían sus oponentes:

“En esto que os escribo, he aquí delante de Dios que no miento. (Gálatas 1:20)

“El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien es bendito por los siglos, sabe que no miento. (2 Corintios 11:31)

Pablo tenía una lengua muy venenosa y la usaba para atacar a los discípulos de Jesús que no estaban de acuerdo con él:

"y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud, a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros” (Gálatas 2:4-5)

“porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan de apóstoles de Cristo.”(2 Corintios 11:13)


“Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?” (Gálatas 2:11-14)

Desgraciadamente no tenemos la respuesta de Pedro a estas acusaciones de Pablo. Las cartas que llevan su nombre en el Nuevo Testamento son falsificaciones de alguien que se hizo pasar por él. De Santiago tenemos una carta en el Nuevo Testamento que es una respuesta a la afirmación de Pablo de que el hombre es justificado por la fe solamente y no por las obras de la ley. Santiago dice lo opuesto.Esta carta aunque probablemente no fue escrita por Santiago, refleja el pensamiento de él y de la iglesia nazarena. Lutero llamó a esta epístola "de paja" por su rechazo al pensamiento paulino.

jkzcristiano
03/12/2011, 11:56
Lo mas sorprendente es que Pablo admite que miente para gloria de Dios:

“Y si nuestra injusticia hace resaltar la justicia de Dios, ¿qué diremos? ¿Será injusto Dios al dar el castigo? (Hablo como hombre.) ¡De ninguna manera! De otro modo, ¿cómo juzgaría Dios al mundo? 7 Pero si por mi mentira la verdad de Dios abundó para su gloria, ¿por qué aún soy juzgado como pecador? ¿Y por qué no decir (como se nos calumnia, y como algunos, cuya condenación es justa, afirman que nosotros decimos): «Hagamos males para que vengan bienes»? (Romanos 3:5-8)

¿Por qué hay personas que usan su inteligencia para su propia perdición? Se esfuerzan en entender y justificar lo que no dice, y esto, para su propio mal. Señor, ten celo de tu nombre, y abre los ojos.

Yuzu, ¿de verdad crees lo que dices? ¿O lo dices para crear una discusión innecesaria? Es que me sorprende cómo interpretas.

¿Acaso no entiendes, que precisamente lo que Pablo está tratando de combatir es lo que tú interpretas?

¿Acaso Pablo se hacía llamar mentiroso, y esto, ante todos a los que había llegado el evangelio de Jesucristo? ¿De verdad crees que Pablo está diciendo eso?

Del mismo modo que piensas para tergiversar las Escrituras, piensa un poco para encontrar sentido a lo que lees.

Pablo había enseñado en su contexto, que la injusticia del hombre hace resaltar la justicia de Dios y que cuando el mal abunda, la gracia de Dios se hace más presente, para que así, sea más notoria su misericordia para con los hombres. Porque, ¿quién salvará al hombre más perverso? Sólo Dios podrá hacer que se vuelva de su mal camino, y esto por su gracia y misericordia. Y ¿quiénes tienen necesidad de médico, los sanos o los enfermos? ¿Y si digo sanos, estoy diciendo que en verdad están sanos, o más bien, que ellos dicen estar sanos y que no tienen necesidad de médico?. El que reconoce su enfermedad y es consciente de ella y de su mal, es el que va en busca de médico.

Pues bien, lo que Pablo había dicho, algunos lo habían malinterpretado, diciendo que “no podemos recibir castigo si somos injustos, porque de alguna manera estamos ayudando a Dios a que así resalte su justicia” y “si la gracia abunda cuando más mal haya, entonces nos será mejor hacer males, para que Dios traiga los bienes”. Decir que Pablo enseñaba esto, es tergiversar todas sus palabras para perdición propia, y esto es lo que algunos decían de Pablo, porque no entendían su mensaje.

Pablo tiene una visión tan profunda y tan consciente de Dios, que el mismo Pedro dice sobre las cartas Paulinas:

“ en ellas hay puntos difíciles de entender que los ignorantes y los débiles en la fe tuercen, como tuercen las demás Escrituras, para su propia perdición.”

Como has visto, tú Yuzu, queriendo o sin querer das validez y veracidad a lo que Pablo dice, y a lo que Pedro corrobora que sucede “con algunos que van de listos”.


En su época a Pablo se le acusaba de mentir ya que en sus cartas tiene una tendencia de defenderse de estas acusaciones que le hacían sus oponentes:

“En esto que os escribo, he aquí delante de Dios que no miento. (Gálatas 1:20)

“El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien es bendito por los siglos, sabe que no miento. (2 Corintios 11:31)

Lo que pone de manifiesto que de ti hablan las Escrituras, Pablo y Pedro.



Pablo tenía una lengua muy venenosa y la usaba para atacar a los discípulos de Jesús que no estaban de acuerdo con él:

"y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud, a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros” (Gálatas 2:4-5)

“porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan de apóstoles de Cristo.”(2 Corintios 11:13)

¿Osea que a los falsos maestros tú los llamas discípulos de Jesús? Ahora entiendo que estés lleno de error.



“Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?” (Gálatas 2:11-14)

Desgraciadamente no tenemos la respuesta de Pedro a estas acusaciones de Pablo. Las cartas que llevan su nombre en el Nuevo Testamento son falsificaciones de alguien que se hizo pasar por él.

¿Qué quieres probar exactamente con el texto de Gálatas? Pablo no decía nada sino una verdad. ¿Por qué no quieres entender? Porque no quieres escuchar las palabras de Dios.

Pedro no tenía un ministerio a los gentiles. Es muy lógico que arrastrase todavía ciertas cosas. Porque ¿a quién le dijo Dios, levántate mata y come? Se lo dijo a Pedro, no a Pablo. Si sabes a lo que me refiero, entenderás lo que te digo. Pero no me extrañaría que malinterpretases lo de “mata y come” como vienes acostumbrando a hacer delante de todos.

No tenemos la respuesta de Pedro, porque quizá no la tuvo. Sino más bien entendió lo que Pablo le recriminaba, pues Pablo hablaba una verdad, y Pedro era esclavo de la verdad de Cristo.

Y por favor, no afirmes lo que no sabes. Ten un poco de decencia. ¿Quieres seguir a los que tú llamas discípulos de Jesús? Síguelos, pero yo muestro tu error, para que se vea que eres mentiroso, porque te esfuerzas en buscar la mentira y no la verdad.


De Santiago tenemos una carta en el Nuevo Testamento que es una respuesta a la afirmación de Pablo de que el hombre es justificado por la fe solamente y no por las obras de la ley. Santiago dice lo opuesto.Esta carta aunque probablemente no fue escrita por Santiago, refleja el pensamiento de él y de la iglesia nazarena. Lutero llamó a esta epístola "de paja" por su rechazo al pensamiento paulino.

Paso a paso. Cuando quieras entender lo que te esfuerzas en torcer, seguiremos hablando de tus errores.


PD: Si se mueve el texto a otro hilo, lo entenderé, porque no tiene que ver con el tema. No se ha hablado de haram o pecado en ningún punto.

yolanda
03/12/2011, 21:40
Pablo de tarso(pablito)era un machista consumado que hablaba tonterias y que no conocio a JESUS asi que solo sabia aquello que le contaron,si hubiera conocido a JESUS y hubiera visto el trato que tenia con las mujeres seguramente no hubiera dicho tantas gilipolleces como dijo,no merece el mas minimo interes lo que este descerebrado dijo.saludos

Yuzu
04/12/2011, 00:19
jkzcristiano dijo:

¿Acaso Pablo se hacía llamar mentiroso, y esto, ante todos a los que había llegado el evangelio de Jesucristo? ¿De verdad crees que Pablo está diciendo eso?

Él lo dice muy claro, “si la verdad de Dios, gracias a mi mentira, salió ganando más para su gloria ”, Que los cristianos hagan gimnasia mental para salvar la reputación de Pablo es otro asunto. El hecho es que para Pablo el fin justificaba los medios. Eso es muy claro por sus cartas:

Mas ¿qué importa? Con tal que de cualquier modo Cristo sea anunciado, bien sea por algún aparente pretexto, o bien por un verdadero celo, en esto me gozo, y me gozaré siempre " (Flp 1,18)

Si para ganar conversos es necesario mentir, no hay problema. Si consigo convertir a alguien fingiendo ser un seguidor de su religión no hay nada de malo en ello. Eso lo dice Pablo:

"En que, siendo del todo libre, me hago siervo de todos para ganarlos a todos, y me hago judío con los judíos para ganar a los judíos. Con los que viven bajo la Ley me hago como si yo estuviera sometido a ella, no estándolo, para ganar a los que bajo a ella están. Con los que están sin ley, me hago como quien está sin ley para ganar a los que están sin ley, no estando yo sin ley de Dios sino bajo la ley de Cristo. Me he hecho débil con los débiles para ganar a los débiles. Me he hecho todo a todos para salvar a toda costa a algunos. Y todo esto lo hago por el Evangelio para ser partícipe del mismo." (I Cor 9:19-23)

¿No es exactamente esto lo que hacen algunos misioneros evangélicos que disfrazándose de musulmanes tratan de convertir a los musulmanes a sus creencias? Solo con leer el hilo de la Cruzada Furtiva para darse cuenta de eso. La pregunta que surge es: ¿Donde encontramos en las enseñanzas de Jesús este comportamiento solapado e hipócrita para ganar conversos ?

Pablo pretendió que hablaba en nombre de Jesús, un hombre al que nunca conoció en vida. Su “evangelio” no lo escuchó de ninguno de los discípulos de Jesús ni de ningún hombre. Él lo admite:

Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos), (Galatas 1:1)

Toda la autoridad de Pablo se basaba en sus “revelaciones” privadas que casualmente contradecían las enseñanzas de los discípulos originales de Jesús aquienes consideraba hipócritas y falsos hermanos. Su lengua suelta le hace decir lo siguiente sobre los apóstoles originales:

Pero de los que tenían reputación de ser algo (lo que hayan sido en otro tiempo nada me importa; Dios no hace acepción de personas), a mí, pues, los de reputación nada nuevo me comunicaron. (Galatas 2:6)

Sobre este tema un erudito del cristianismo primitivo dice lo siguiente:

“…El Nuevo testamento, dominado por el material paulino, solo nos ofrece unos vistazos breves y totalmente inadecuados del movimiento nazareno que fue muy sustancial y al que pertenecieron los apóstoles nombrados por Jesús en vida. Pero como hemos contrastado el pensamiento de Pablo con sus propias palabras, y como quiera que este se convirtió más tarde en la corriente principal de la doctrina cristiana posterior, no vamos a tratarlo como si reflejara la suposiciones cristianas originales sostenidas al igual que los seguidores de Jesús, El paulinismo entró en muchas cuestiones en abierto conflicto con el cristianismo primitivo, y finalmente se salió con la suya gracias a su apelación a los gentiles, y a que las condiciones políticas dificultaron cada vez más a la Iglesia legítima el ejercer una influencia correctora efectiva. Al final, las relaciones quedaron trastocadas. La herejía paulina sirvió como base de la ortodoxia cristiana, y la Iglesia legitima fue puesta fuera de la ley por ser considerada herética…”

“…Pablo fue un individuo notable y algo así como una especie de genio religioso, hasta el punto que llegó a suponerse que tenía la mentalidad del maestro tal y como él proclamaba cuando se dirigía a sus conversos. No obstante, no era esta la opinión de quienes habían conocido personalmente a Jesús, y no dudaron en decirlo así. Para esta Iglesia apostólica, buena parte de lo que enseñaba Pablo era un grave error y no estaba en absoluto de acuerdo con la mentalidad y el mensaje del Mesías. Los apóstoles originales afirmaban que solo ellos conocían la verdad: Pablo nunca había acompañado a Jesús, ni había escuchado sus palabras día tras día, y las visiones de Pablo no eran más que el fruto de las desilusiones de su propia mente mal guiada. Sin duda alguna, tal y como indican las afirmaciones de Pablo, este hablaba con fuerza, a veces incluso con amargura, y golpeaba con dureza. La exaltación de Jesús había inaugurado una nueva era. “Aun cuando hayamos conocido a Cristo en el sentido físico, ahora ya no lo conocemos. En consecuencia, si alguien es en Cristo, se convierte en una creación nueva” Pablo desafía a los Corintios, que habían tomado partido en contra suya: “Si alguien proclamara a otro Jesús distinto al que yo proclamo, o recibierais un espíritu distinto al que recibís, o un evangelio diferente al que habéis recibido, podéis dar terminada la relación conmigo. Porque no me reconozco en modo alguno inferior a tales super enviados.

Y sin embargo, lo que afirmaban los emisarios de la Iglesia primitiva era tan lógico y convincente que el paulinismo fue derrotado, antes de la muerte del propio Pablo, en una amplia zona, y muchos de sus conversos fueron ganados hasta convertirse de pleno derecho, para que no pudiera caber duda de su posición y de sus seguridad de participación en las felicidades de la era mesiánica. Transcurrieron décadas antes de que las enseñanzas de Pablo fueran reinstauradas y sus cartas tratadas como inspiradas. La escritura de los Hechos de los apóstoles fue una contribución a su rehabilitación. Para entonces, los primeros apóstoles ya habían muerto desde hacía tiempo y las iglesias occidentales, ahora de composición predominantemente no judía, habían perdido casi todo contacto con los nazarenos, como consecuencia de la guerra judía contra Roma.” (Hugh J. Schonfield , Those Incredible Christians, pag.58-59)

Yuzu
04/12/2011, 01:29
jkzcristiano dijo:
Pablo tiene una visión tan profunda y tan consciente de Dios, que el mismo Pedro dice sobre las cartas Paulinas:

“ en ellas hay puntos difíciles de entender que los ignorantes y los débiles en la fe tuercen, como tuercen las demás Escrituras, para su propia perdición.”


Es un hecho admitido por la inmensa mayoría de los expertos bíblicos, que Pedro no escribió la 2ª carta que lleva su nombre y hay bastantes probabilidades de que tampoco escribiera la 1ª carta.

Con la primera carta han existido bastantes dudas de su autenticidad desde los tiempos antiguos, entre los mismos padres de la iglesia. Orígenes, sobre la 2ª carta de Pedro, afirma que es discutida: amphibálletai. Eusebio de Cesarea en su Historia eclesiástica dice: "De Pedro sólo se reconoce como auténtica una carta, la llamada primera... Por el contrario, la llamada segunda carta hemos sabido que no es testamentaria. Sin embargo, como a muchos les parece útil, ha sido estudiada junto con las otras Escrituras" (Hist. Ecc. III, 3,1; cf III, 25,3; se coloca la 2Pe entre los escritos antilegómenoi). Jerónimo afirma: "Pedro escribió dos cartas que se llaman católicas; la segunda de ellas es desechada por la mayor parte debido a su diferencia de estilo con la primera" (De Vir. ill. I).

Esta carta no se menciona en ningún lado en el siglo II. Los apologistas Irineo, Tertuliano, Cipriano, Clemente de Alejandría y el Canon Muratori guardan total silencio sobre ella.

En el prefacio a esta carta en la Biblia NRSV se admite este hecho:

“Como 1 Pedro, 2 Pedro se llama por su supuesto autor, Simón Pedro, la figura más prominente entre los doce apóstoles de Jesús. Pero hay escasa evidencia histórica o literaria que conecte al autor de esta carta con Simón Pedro o con el autor de 1 Pedro. El autor escribe en el nombre de Pedro, no para transmitir una forma particular de tradición asociada con él, sino para defender la tradición apostólica común de la iglesia contra un reto a esa tradición. Tal atribución pseudoepigráfica es frecuente en la Biblia y en otras antiguas literaturas . El autor se esfuerza por apelar a la enseñanza de los apóstoles (3:2) explícitamente incluyendo las cartas de Pablo como apostólicas (3:15-16) La Segunda de Pedro fue escrita probablemente desde Roma al final del siglo primero o principio del siglo II, y es probable que sea el ultimo libro del Nuevo Testamento.” (The New Oxford Annotated Bible,New Revised Standard Version with the Apocrypha, p. 2132)

El conocido erudito bíblico Bart Ehrman en su más reciente libro nos habla de esta carta:

"Hay menos debate entre los eruditos del Nuevo Testamento sobre la paternidad literaria de 2 Pedro que para cualquier otro de los libros considerados a veces falsificaciones. Quienquiera que haya escrito 2 Pedro, no fue Simón Pedro. El autor ciertamente asegura ser Pedro, aún más explícitamente que en el caso de 1 Pedro. Se presenta como " Simón Pedro, esclavo y apóstol de Jesucristo...

"...Para la época en que 2 Pedro fue escrita, los cristianos estaban defendiéndose ante los oponentes que se burlaban de su punto de vista de que el final, como se suponía, era inminente. Por eso “Pedro” tiene que explicar que incluso si el final está a miles de años de distancia, está todavía a la vuelta de la esquina para el calendario de Dios; todo está todavía según lo acordado..."

"...Además, el autor de 2 Pedro escribe en una época cuando había ya una colección de las cartas de Pablo en circulación, y estas cartas estaban siendo consideradas a la par con las escrituras de Antiguo Testamento" (3:16). Esto no pudo haber sido durante la vida de Pablo, y la temprana tradición de la iglesia indica que tanto Pedro como Pablo fueron muertos durante el reinado de Nerón. Estos están entre los motivos para pensar que 2 Pedro casi con seguridad no pudo haber sido escrita por Pedro. Y hay una razón más convincente. Hay pruebas excelentes para pensar que Pedro no podía escribir. (Bart Ehrman, Forged, Writing in the name of God, Why The Bible’s Authors Are Not Who We Think Who They Are, pg, 80)

Aquí tenemos otro ejemplo de esta postura sobre la falsificación(pseudoepigrafía) de esta carta:

"Es ciertamente pseudoepigráfica. Su crítica tanto externa como sobre todo interna muestra que no pudo ser escrita por el apóstol. El autor de esta carta asumió la identidad de Pedro para reforzar el mensaje de Judas, que hasta cierto punto trató de copiar. Todo en ella revela una fecha más tardía: su modo de referirse a Cristo, su aceptación de las cartas de Pablo como escritura, sus alusiones a los enviados y su respuesta a los que con el paso del tiempo se habían vuelto escépticos respecto al segundo advenimiento. Se ha sostenidos que el autor conocía bastantes bien las Antigüedades de Josefo, que datan de fines del siglo I d.C., y como la carta también es posterior a la de Judas, resulta improbable que haya sido compuesta antes de principios del siglo II. Ahora bien, en esta fecha hacía ya más de medio siglo que había muerto el verdadero Pedro.( Hugh J. Schonfield, El Nuevo Testamento Original, p.374),