PDA

Ver la Versión Completa : La Santísima Trinidad, un dogma cristiano



maim
11/11/2011, 12:19
El dogma de la Santísima Trinidad
253 La Trinidad es una. No confesamos tres dioses sino un solo Dios en tres personas: "la Trinidad consubstancial" (Cc. Constantinopla II, año 553: DS 421). Las personas divinas no se reparten la única divinidad, sino que cada una de ellas es enteramente Dios: "El Padre es lo mismo que es el Hijo, el Hijo lo mismo que es el Padre, el Padre y el Hijo lo mismo que el Espíritu Santo, es decir, un solo Dios por naturaleza" (Cc. de Toledo XI, año 675: DS 530). "Cada una de las tres personas es esta realidad, es decir, la substancia, la esencia o la naturaleza divina" (Cc. de Letrán IV, año 1215: DS 804).

254 Las personas divinas son realmente distintas entre sí. "Dios es único pero no solitario" (Fides Damasi: DS 71). "Padre", "Hijo", Espíritu Santo" no son simplemente nombres que designan modalidades del ser divino, pues son realmente distintos entre sí: "El que es el Hijo no es el Padre, y el que es el Padre no es el Hijo, ni el Espíritu Santo el que es el Padre o el Hijo" (Cc. de Toledo XI, año 675: DS 530). Son distintos entre sí por sus relaciones de origen: "El Padre es quien engendra, el Hijo quien es engendrado, y el Espíritu Santo es quien procede" (Cc. Letrán IV, año 1215: DS 804). La Unidad divina es Trina.

255 Las personas divinas son relativas unas a otras. La distinción real de las personas entre sí, porque no divide la unidad divina, reside únicamente en las relaciones que las refieren unas a otras: "En los nombres relativos de las personas, el Padre es referido al Hijo, el Hijo lo es al Padre, el Espíritu Santo lo es a los dos; sin embargo, cuando se habla de estas tres personas considerando las relaciones se cree en una sola naturaleza o substancia" (Cc. de Toledo XI, año 675: DS 528). En efecto, "todo es uno (en ellos) donde no existe oposición de relación" (Cc. de Florencia, año 1442: DS 1330). "A causa de esta unidad, el Padre está todo en el Hijo, todo en el Espíritu Santo; el Hijo está todo en el Padre, todo en el Espíritu Santo; el Espíritu Santo está todo en el Padre, todo en el Hijo" (Cc. de Florencia 1442: DS 1331).

256 A los catecúmenos de Constantinopla, S. Gregorio Nacianceno, llamado también "el Teólogo", confía este resumen de la fe trinitaria:

Ante todo, guardadme este buen depósito, por el cual vivo y combato, con el cual quiero morir, que me hace soportar todos los males y despreciar todos los placeres: quiero decir la profesión de fe en el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo. Os la confío hoy. Por ella os introduciré dentro de poco en el agua y os sacaré de ella. Os la doy como compañera y patrona de toda vuestra vida. Os doy una sola Divinidad y Poder, que existe Una en los Tres, y contiene los Tres de una manera distinta. Divinidad sin distinción de substancia o de naturaleza, sin grado superior que eleve o grado inferior que abaje...Es la infinita connaturalidad de tres infinitos. Cada uno, considerado en sí mismo, es Dios todo entero...Dios los Tres considerados en conjunto...No he comenzado a pensar en la Unidad cuando ya la Trinidad me baña con su esplendor. No he comenzado a pensar en la Trinidad cuando ya la unidad me posee de nuevo...(0r. 40,41: PG 36,417).

Resumen
261 El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida cristiana. Sólo Dios puede dárnoslo a conocer revelándose como Padre, Hijo y Espíritu Santo.

262 La Encarnación del Hijo de Dios revela que Dios es el Padre eterno, y que el Hijo es consubstancial al Padre, es decir, que es en él y con él el mismo y único Dios.

263 La misión del Espíritu Santo, enviado por el Padre en nombre del Hijo (cf. Jn 14,26) y por el Hijo "de junto al Padre" (Jn 15,26), revela que él es con ellos el mismo Dios único. "Con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria".

264 "El Espíritu Santo procede del Padre en cuanto fuente primera y, por el don eterno de este al Hijo, del Padre y del Hijo en comunión" (S. Agustín, Trin. 15,26,47).

265 Por la gracia del bautismo "en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" somos llamados a participar en la vida de la Bienaventurada Trinidad, aquí abajo en la oscuridad de la fe y, después de la muerte, en la luz eterna (cf. Pablo VI, SPF 9).

266 "La fe católica es esta: que veneremos un Dios en la Trinidad y la Trinidad en la unidad, no confundiendo las personas, ni separando las substancias; una es la persona del Padre, otra la del Hijo, otra la del Espíritu Santo; pero del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo una es la divinidad, igual la gloria, coeterna la majestad" (Symbolum "Quicumque").

267 Las personas divinas, inseparables en lo su ser, son también inseparables en su obrar. Pero en la única operación divina cada una manifiesta lo que le es propio en la Trinidad, sobre todo en las misiones divinas de la Encarnación del Hijo y del don del Espíritu Santo.



Esplicaciones extraídas del catecismo cristiano católico. (http://www.aciprensa.com/Catecismo/trinidad.htm)

Badr
11/11/2011, 15:52
No me explico, como nadie, sin ser Dios, puede decir todo eso sobre Dios. Es como si hubieran hecho un viaje a un lugar llamado Dios y te lo contaran. Vamos el mapa de Dios con tres puntos cardinales, o viva el triángulo y mueran los demás polígonos y la linea y el punto.

Triangulando que es gerundio.

Me parece una tentativa de lo que en otras religiones se llaman manifestaciones divinas, en el islam nombres de Dios, pero triangulado. Santa Geodesia. O sea, con cartilla de racionamiento, las manifestaciones de Dios son tres y no más, como las hijas del rey.

Tres hijas tenía el rey
todas tres eran casadas
y la más pequeña de ellas
Delgadina se llamaba

Quita de ahí hija de perra,
quita de ahí perra malvada
que ya va para tres años
que me tienes mal casada.
(es la mamá reina la que dice estas dulces palabras)

Lo siento por mezclar, pero es que el misterio de la trinidad tiene esos misterios en las reacciones que provoca. Los en tres ijos sicológicos del asunto.

En fin, en serio: Dice más San Juan de la Cruz, o Santa Teresa que toda esa palabrería, vamos, sin comparación. Pero bueno si lo sostienen de alguna manera han de formularlo, no se va a poner directamente "abracadabra".

Salaam

xisca
11/11/2011, 17:00
Yo ni lo he leido.

El caminante
11/11/2011, 19:08
Nunca he entendido del todo este dogma. Es un verdadero misterio espiritual.

Clander Jander
12/11/2011, 00:12
Nunca he entendido del todo este dogma. Es un verdadero misterio espiritual.

Hi:

Nunca he entendido del "todo".

Ha:

Te falta un poquitín: lo tuyo es un "misterio" :rolleyes:

Yuhannà
13/11/2011, 21:06
Yo ni lo he leido.

Jijijiji:

¿ La portavoz de la Conferencia Episcopal Española?
x

xisca
13/11/2011, 22:30
Jijijiji:

¿ La portavoz de la Conferencia Episcopal Española?
x

Yo no soy objeto de debate.

Yuhannà
14/11/2011, 00:04
Yo no soy objeto de debate.

Ni lo intento.Buenas noches.:(

¡ Me voy a dormir!
x

El caminante
15/11/2011, 12:19
Hi:

Nunca he entendido del "todo".

Ha:

Te falta un poquitín: lo tuyo es un "misterio" :rolleyes:

¿Podrias aclararme a que te refieres?

Sobre el dogma trinitario tengo algunas dudas. Por ejemplo: ¿como puede el "Hijo de Dios" (manifestado en la persona de Jesús de Nazaret) ser al mismo tiempo la Encarnación de Dios mismo? Esto es algo que no he complendido nunca del todo. Solo Dios puede ser capaz de algo tan complejo y paradojico. No se explica de otra forma. La mente humana no tiene capacidad para comprender este misterio en su totalidad.

jkzcristiano
15/11/2011, 14:15
El caminante, si te sirve da ayuda, y ahora no me puedo enredar, te diré que te pasa lo mismo que le pasó a Felipe, y eso que Felipe estuvo mucho tiempo en vivo y en directo con Jesús de Nazaret.

Lee este pasaje. Puede ser que es lo que te contestase el propio Cristo, después de sonreírte.

14:1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
14:3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
14:4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.
14:5 Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?
14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
14:7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.
14:8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.
14:9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?
14:10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.
14:11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.

Clander Jander
15/11/2011, 20:26
¿Podrias aclararme a que te refieres?

Sobre el dogma trinitario tengo algunas dudas. Por ejemplo: ¿como puede el "Hijo de Dios" (manifestado en la persona de Jesús de Nazaret) ser al mismo tiempo la Encarnación de Dios mismo? Esto es algo que no he complendido nunca del todo. Solo Dios puede ser capaz de algo tan complejo y paradojico. No se explica de otra forma. La mente humana no tiene capacidad para comprender este misterio en su totalidad.

Hi:

Vas bien encaminado.

Ha :

¿ Crees o no crees?

SI o NO.