PDA

Ver la Versión Completa : Ar-rabee’ bint ma’uwth



Aisha80
21/07/2011, 19:18
Rabee, radiyallahu anha (que Allah esté complacido con ella), era hija de Ma’uwth bin’Afra’. Sus tíos paternos, junto con su padre, participaron en la batalla de Badr. Ar-Rabee’,radiyallahu anha, estaba casada con el famoso hombre de negocios Ayas bin Bakeer, conquien tuvo un hijo llamado Muhammad bin Ayas. Ar-Rabee’ bint’ Ma’uwth, radiyallahuanha, tenía la dicha de que El Profeta, sallallahu allayhi wasallam (la paz y las bendicionesde Allah sean con él), solía en ocasiones visitar su casa, hacía allí su wudu (ablución), susalat (oración), comía y después descansaba por un rato. Rabee’ bint Ma’uwth,radiyallahu anha, solía servir al Profeta, sallallahu allayhi wasallam, sus platos favoritoscuando él, sallallahu allayhi wasallam, visitaba su casa. Una vez ella, radiyallahu anha, lesirvió dátiles maduros que a él, sallallahu allayhi wasallam, le gustaban, en ese mismo día,él, sallallahu allayhi wasallam, le dio algunos adornos de oro y plata que había recibido deBahrain. Es una sunnah (práctica) del Profeta, sallallahu allayhi wasallam, intercambiarregalos, lo cual incrementa el afecto y los buenos sentimientos entre las personas que losintercambian. Rabee’ bint Ma’uwth, radiyallahu anha, adquirió conocimiento de muchospuntos de la religión, muchos de los sahabah (compañeros del Profeta, sallallahu allayhiwasallam) solían frecuentemente pedirle que les relatara ahadith (narraciones sobre loque el Profeta, sallallahu allayhi wasallam, dijo, hizo, aprobó o desaprobó). Ar-Rabee,radiyallahu anha, relató que el día en que se casó, el Profeta, sallalllahu allayhi wasallam, lavisitó a su casa y se sentó en la cama, entonces, unas niñas estaban cantandoacompañadas de el Daf’ (una especie de tambor) y el Profeta, sallallahu allayhi wasall am,disfrutaba de su canto; cuando ellas empezaron a decir que el Profeta, sallallahu allayhiwasallam, sabía cosas sobre el futuro, él, sallallahu allayhi wasallam, las detuvo ygentilmente les dijo que nadie tenía el conocimiento de lo desconocido excepto Allah, obviando esta frase ellas podían continuar con su canto. Otro relato de Rabee’ah bintMa’uwth, radiyallahu anha, narra la forma en que el Profeta, sallallahu allayhi wasallam,hacía el wudu (ablución). Abu ‘Obadah bin Hamd bin ‘Ammar bin Yasir, radiyallahu anhu(que Allah esté complacido con él), dice que una vez le pidió a Rabee’ bint Ma’uwth,radiyallahu anha, que le describiera cómo lucía el Profeta, sallallahu allayhi wasallam; ella,radiyallahu anha, dijo que lucía tan brillante como el sol. Hay 21 ahadith asociados con Rabee’ah bint Ma’uwth, radiyallahu ahna. Rabee’ bint Ma’uwth, radiyallahu anha, participóen las batallas, vendando y atendiendo a los heridos, dándoles agua a los combatientes,cargando a los heridos, a los muertos y transportándolos a Madinah (Medina).Posteriormente en su vida, se presentaron diferencias irreconciliables con su esposo, porlo que ella, radiyallahu anha, pidió la Khula (petición de divorcio por parte de la esposa conla devolución de la dote al esposo) quedando así terminado el matrimonio. Rabee’ bintMa’uwth, radiyallahu anha, murió en el año 45 después de la Hijrah (emigración aMadinah). El Profeta, sallallahu allayhi wasallam, dijo: “Quien haya participado en bai’atRidhwan (el juramento de lealtad), serán poseedores del Paraíso.” Ar-Rabee’, radiyallahuanha, fue parte de la multitud que participó en este acontecimiento que se dio en el año 6después de la Hijrah, por lo tanto es una dama del Paraíso.

ya-sin
22/07/2011, 00:00
salam


...” Ar-Rabee’, radiyallahuanha, fue parte de la multitud que participó en este acontecimiento que se dio en el año 6después de la Hijrah...

lo extraño es que; en los tiempos del profeta sws, las mujeres participaban en la bay'ah, y en nuestros tiempos hay paises musulmanes donde la mujer no participa en elecciones :(

Aisha80
22/07/2011, 18:00
Salam,


a mi tb me parece q todo es un atraso:( y no sólo en este asunto sino en muchisímos más:(

Salam

Aisha80
24/07/2011, 13:10
LA PARTICIPACIÓN DE LA MUJER EN LOS GRANDES ACONTECIMIENTOS

En cierta ocasión, el Profeta Muhammad sws llamó a la gente para que se congregara para un asunto muy grave. Un Salama, una de sus esposas, estaba en su casa en compañía de su esclava que le estaba peinando, Um Salama se puso de pie. La sierva se extrañó y Um Salama le explicó: la llamada es para toda la gente y yo soy una persona más entre la gente. Y no podrá considerarse perteneciente a la comunidad quien no se siente identificado con ella.

Una vez, una mujer se enfrentó a Umar Ibn Al Jattab cuando estaba arengando a la gente para que se procediera a la fijación del importe de la dote y ella le recordó que se había equivocado. Con toda la modestia del mundo Umar bajó del púlpito y reconoció humildemente su equivocación diciendo: Yerró Umar y tiene razón la mujer.

El profeta Muhammad sws solía visitar a Um Hiram bent Milhán. Una vez, le contó que tuvo una visión: vio que algunos de sus compañeros cruzarían el mar para predicar. Ella le dijo Suplica a Allah swt para que yo sea entre ellos. El profeta hizo una invocación y, efectivamente, fue ella la primera mujer que cruzó los mares para difundir la predicación islámica.

Para sintetizar, se puede afirmar q la mujer siempre ha trabajado y producido, y se ha instruido hasta el extremo de convertirse en maestra de muchos hombres q han salido en busca del saber y la ciencias. Han podido demostrar su valor en todas las situaciones y ha sido firme a la hora de denunciar las faltas graves y luchar contra las injusticias. Los ejemplos q hemos expuesto demuestran tanto para el musulmán como para el no musulmán que la mujer nunca había estado enclaustrada en la época del Profeta, ni había estado desvinculada a la sociedad en la q vivía. Al contrario, fue un elemento muy activo y dinámico q, junto al hombre, participó en la mejora de las condiciones de vida y el progreso.

Efectivamente, el Profeta sws autorizó a Um Waraqa para q rezara en calidad de imán de los familiares más próximos de su casa y le designó un almuédano, lo cual llevó al imán Ahmed Ibn Hanbal a admitir que la mujer podría ser imán de hombres y presidir las oraciones colectivas, con tal de que supiera recitar de memoria el Corán y si no se encontrara entre los hombres ninguno que supiera el Corán.
Así pues, en aquel entonces la mujer podía actuar como imán y como autoridad en la religión, realidad q sorprende hoy en día y q sólo existía en contadísimos países como Alemania. Esta circunstancia pone de manifiesto el hecho de q el Islam ha sido pionero en enaltecer el rango de la mujer: una prueba contundente sobre la igualdad entre el hombre y la mujer en el Islam.

Salam