PDA

Ver la Versión Completa : La Nación Del Islam



Siraj17
13/07/2011, 17:59
Bismillah wal hamdulillah wa salatu wa salamu 3alaika ya habib Allah

Salamu Allah 3alaikum wa rahmatuhu wa barakatuh

Queria hacerles saber de algo que me ha llamado mucho la atención, en EEUU existe una ''secta'' islámica llamada La nación del Islam, y esto es lo que he encontrado en Wikipedia:

La Nación del Islam (inglés: Nation of Islam, NOI) es una organización religiosa y sociopolítica fundada en los Estados Unidos de América por Wallace Fard Muhammad en 1930 con el fin de resucitar la conciencia espiritual, mental, social y económica de los hombres y mujeres negros de los Estados Unidos y del resto del mundo.

Desde 1934, a la muerte de Fard Muhammad, hasta 1975, fue dirigida por Elijah Muhammad. Al morir Elijah, la organización se escindió en dos facciones, una de las cuales se acercó al Islam tradicional, dirigida por Wallace Fard Muhammad, y otra más radicalizada dirigida por Malcolm X.

Hoy día, el Ministro Louis Farrakhan es el líder de la reconstituida Nación del Islam. El Centro Nacional de la Nación del Islam y su sede central se encuentran en Chicago, Illinois.

Creencias

Las creencias y la teología de la Nación del Islam se diferencian radicalmente del Islam tradicional, especialmente por su concepto politeísta de Dios. La Nación del Islam, de forma similar al mormonismo, considera que existen diversos seres que alcanzan el estatus de Dios (aunque nunca al mismo tiempo). Según la NOI, el universo se creó hace 66 trillones de años (lo que contradice las teorías científicas que consideran que el universo tiene 14 mil millones de años), época en la que surgió de la nada el primer Alá, un hombre negro. El primer Alá falleció pero legó el Consejo de 24, conformado por 23 sabios o científicos negros, presididos por un Alá o Dios particular. Estos científicos definen la historia del mundo con 25.000 años en avance.

Otra teoría que difiere radicalmente del Islam es que los negros son superiores a las demás razas (el Islam establece la igualdad de todas las razas), y que la raza blanca fue creada artificialmente por un científico malvado llamado Yakub (el bíblico Jacob, padre de las doce tribus de Israel), quien creó una raza de personas blancas para que dominara el mundo por 6.000 años. Los blancos (incluyendo a los judíos) son vistos como seres demoniacos, como "diablos de ojos azules".

La Nación del Islam también considera que Fard Muhammad es la encarnación de Dios o el actual Alá y que no murió, sino que fue trasladado a una nave espacial (la carroza que se llevo al cielo a Elías y que fue vista por Eliseo).

La Nación del Islam también ha sido acusada de predicar un profundo antisemitismo y propagar odio hacia los judíos, a quienes culpa del comercio de esclavos.

jose_angel
13/07/2011, 18:26
Bismillah wal hamdulillah wa salatu wa salamu 3alaika ya habib Allah

Salamu Allah 3alaikum wa rahmatuhu wa barakatuh

Queria hacerles saber de algo que me ha llamado mucho la atención, en EEUU existe una ''secta'' islámica llamada La nación del Islam, y esto es lo que he encontrado en Wikipedia:

La Nación del Islam (inglés: Nation of Islam, NOI) es una organización religiosa y sociopolítica fundada en los Estados Unidos de América por Wallace Fard Muhammad en 1930 con el fin de resucitar la conciencia espiritual, mental, social y económica de los hombres y mujeres negros de los Estados Unidos y del resto del mundo.

Desde 1934, a la muerte de Fard Muhammad, hasta 1975, fue dirigida por Elijah Muhammad. Al morir Elijah, la organización se escindió en dos facciones, una de las cuales se acercó al Islam tradicional, dirigida por Wallace Fard Muhammad, y otra más radicalizada dirigida por Malcolm X.

Hoy día, el Ministro Louis Farrakhan es el líder de la reconstituida Nación del Islam. El Centro Nacional de la Nación del Islam y su sede central se encuentran en Chicago, Illinois.

Creencias

Las creencias y la teología de la Nación del Islam se diferencian radicalmente del Islam tradicional, especialmente por su concepto politeísta de Dios. La Nación del Islam, de forma similar al mormonismo, considera que existen diversos seres que alcanzan el estatus de Dios (aunque nunca al mismo tiempo). Según la NOI, el universo se creó hace 66 trillones de años (lo que contradice las teorías científicas que consideran que el universo tiene 14 mil millones de años), época en la que surgió de la nada el primer Alá, un hombre negro. El primer Alá falleció pero legó el Consejo de 24, conformado por 23 sabios o científicos negros, presididos por un Alá o Dios particular. Estos científicos definen la historia del mundo con 25.000 años en avance.

Otra teoría que difiere radicalmente del Islam es que los negros son superiores a las demás razas (el Islam establece la igualdad de todas las razas), y que la raza blanca fue creada artificialmente por un científico malvado llamado Yakub (el bíblico Jacob, padre de las doce tribus de Israel), quien creó una raza de personas blancas para que dominara el mundo por 6.000 años. Los blancos (incluyendo a los judíos) son vistos como seres demoniacos, como "diablos de ojos azules".

La Nación del Islam también considera que Fard Muhammad es la encarnación de Dios o el actual Alá y que no murió, sino que fue trasladado a una nave espacial (la carroza que se llevo al cielo a Elías y que fue vista por Eliseo).

La Nación del Islam también ha sido acusada de predicar un profundo antisemitismo y propagar odio hacia los judíos, a quienes culpa del comercio de esclavos.


Hay un libro que se llama “Al Oeste de Alá”, de Gilles Kepel, 1995, donde habla de la presencia del islam en Occidente.

Tiene tres capítulos, cada uno se ellos, cada uno de ellos dedicado a la presencia de comunidades musulmanas en Estados Unidos, Francia, y Reino Unido.

El primer capítulo de su libro se llama “..En la barbarie de Ámerica”..y hace una análisis muy interesante sobre el surgimiento de la Nación del Islam en Detroit, durante la Gran Depresión, y la personalidad de su fundador, un vendedor ambulante que se hacía llamar Wallace D. Fard.

Te recomiendo su lectura si te interesa el tema.

Recibe un cordial saludo

Jose

yousef
14/07/2011, 17:45
Carta de Malcolm X a la Nación del Islam después de haber realizado el Hayy:


----------------------

http://knowingallah.com/v2/Document.aspx?id=1606&lang=es
“Yo no he visto ningún caso de hospitalidad y sentido de hermandad tan fuerte como el que he observado aquí por personas de todo los colores y razas; aquí, en esta antigua Tierra Santa, la casa de Abrahám, Muhámmad y todos los otros Profetas de las Escrituras Sagradas. Durante la última semana, he estado totalmente mudo y fascinado por la gracia que constantemente veo desplegada alrededor de mí por las personas de todos los colores de piel.

He sido bendecido por visitar la Ciudad Santa de La Meca, he hecho mis siete circuitos alrededor de la Ka’aba, me llevó un mutawaf joven llamado Muhámmad, bebí el agua del pozo de Zam Zam. Caminé siete veces de un lado a otro entre las colinas de As Safa y Al Marwah. He orado en la ciudad antigua de Mina, y he orado en el Monte de Arafat.

Había decenas de miles de peregrinos, de todo el mundo. Ellos eran de todos los colores, desde gente rubia de ojos azules, hasta africanos negros. Pero todos estábamos participando en el mismo ritual, desplegando un espíritu de unidad y hermandad que mis experiencias en América me habían llevado a creer que no podría existir entre el blanco y el no blanco.

América necesita entender el Islam, porque ésta es la religión que borra de la sociedad el problema del racismo. A lo largo de mis viajes en el mundo musulmán, yo me he encontrado, he hablado, e incluso he comido con las personas que en América habrían sido consideradas “blancos”, pero la actitud blanca estaba alejada de sus mentes por la religión del Islam. Yo nunca antes tuve una experiencia así, de hermandad sincera y verdadera, practicada conjuntamente por gente de todos los colores, independientemente de su raza.

Ustedes pueden asustarse por estas palabras que vienen de mí. Pero en esta peregrinación, lo que yo he visto y experimentado, me ha obligado a que reestructure muchos de mis pensamientos y modelos que había sostenido previamente, y me veo obligado a dejar algunas de mis conclusiones anteriores de lado. Esto no fue demasiado difícil para mí. A pesar de mis convicciones firmes, yo he sido siempre un hombre que intenta enfrentar los hechos, y aceptar la realidad de la vida con la nueva experiencia y el nuevo conocimiento que trae. Yo siempre he tenido una mente abierta que necesariamente debe ir, junto a la flexibilidad, de la mano con cada persona que de forma inteligente busca la verdad.

Durante los últimos once días, aquí en el mundo musulmán, he comido del mismo plato, bebido del mismo vaso, y dormido en la misma alfombra - mientras orábamos al mismo Dios - con musulmanes compañeros, cuyos ojos son los más azules, cuyo pelo es el más rubio, y que tienen la piel más blanca. Pero en las palabras y en los hechos de los musulmanes blancos, yo sentía la misma sinceridad que sentía entre los musulmanes africanos negros de Nigeria, Sudán y Ghana.

Nosotros éramos de verdad todos iguales, hermanos, porque la creencia en un único Dios, había quitado el blanco de sus mentes, el blanco de su conducta, y el blanco de su actitud.

Yo podría ver que quizás, si los americanos blancos aceptaran la Unidad de Dios, también ellos podrían aceptar en la realidad la Unidad del Hombre, y dejar de medir a la gente por el color de su piel.

Con el racismo que aqueja a América como un cáncer incurable del llamado 'Cristianismo', el corazón americano blanco debe ser más receptivo a una solución probada a tal problema destructivo. Quizás podría ser tiempo de salvar a América del desastre inminente: la misma destrucción que trajo en Alemania el racismo que destruyó el país.

Aquí, en la Tierra Santa, tengo las visiones espirituales más claras sobre lo que está pasando en América entre el negro y el blanco. El Negro americano nunca puede ser culpado de sus animosidades raciales, él sólo está reaccionando a cuatrocientos años de racismo consciente del blanco americano. Pero como la preeminencia del racismo está llevando a América al camino del suicidio, yo creo, de acuerdo a las experiencias que he tenido con ellos, que los blancos de la generación más joven, en las universidades y facultades, tomarán conciencia y muchos de ellos se volverán al camino espiritual de la verdad, la única manera de salvar a América del desastre a que el racismo la llevará inevitablemente.

Nunca había sido tan honrado. Nunca me he sentido más humilde y digno. ¿Quién creería las bendiciones que se han acumulado en un negro americano? Hace unas noches, un hombre que sería llamado en América “hombre blanco”, un diplomático de las Naciones Unidas, embajador, un compañero de reyes, me dio su lugar en el hotel, su cama. Nunca habría yo soñado que sería el receptor de estos honores, honores que en América se darían sólo a un Rey, no a un negro.

Toda la alabanza es debida a Dios, el Señor de los Mundos”.