PDA

Ver la Versión Completa : El Relato de un leproso, un Calvo y un Ciego



chemlal
06/07/2011, 11:45
Abû Hurayrah –que Allah esté complacido con él relató que escuchó al Profeta Muhammad (que la paz y la misericordia de Allah sean con él) decir:

«Había tres personas de los Banû Israel: un leproso, un calvo y un ciego, a los que Allah decidió probar y entonces les envió un ángel.

- Éste (el ángel) fue al leproso y le preguntó: ¿Qué es lo que más quieres? Dijo:
- ‘Un buen color, una buena piel y que desaparezca todo lo que la gente detesta en mí’.
Entonces lo tocó y se le fue todo lo detestable, y le dio un buen color y una buena piel. Luego le preguntó:
-‘¿Qué bienes te gustaría más tener?’. Contestó: ‘Camellos. Entonces (el ángel) le dio una camella preñada pronta a parir diciéndole: ‘¡Que Allah te bendiga con ella!’.

Luego fue a ver al calvo y le preguntó: ‘¿Qué es lo que más quieres?’. Contestó:
-‘Un buen cabello y que desaparezca lo que la gente detesta en mí’. Lo tocó haciendo desaparecer su enfermedad, y le dio un buen cabello. Luego le preguntó:
-‘¿Qué bienes te gustaría más tener?’. Contestó: ‘Vacas’.

Entonces le dio una vaca preñada diciéndole:
-‘¡Que Allah te bendiga con ella!’.

Y por último fue a ver al ciego y le preguntó: ‘¿Qué es lo que más quieres?’. Contestó:
-‘Que Allah me devuelva la vista para así poder ver a la gente’. Entonces lo tocó y Allah le devolvió la vista.

Luego le preguntó:
-‘¿Qué bienes te gustaría más tener?’. Contestó:
-‘Ganado (ovino)’. Entonces le dio una oveja con cría. De esta forma fueron paridas otras (vacas, camellos y ovejas), hasta que hubo para uno un valle lleno de camellos, para el otro un valle lleno de vacas y para el último un valle lleno de ganado ovino.

Luego (el ángel) se dirigió nuevamente al que antes sufría de lepra adoptando la forma de un leproso y le dijo:
-‘Soy un hombre pobre y se me han acabado las provisiones de viaje. Nada puede ayudarme a llegar a destino sino la ayuda de Allah y la tuya.

Por Aquel que te ha dado un buen color, una buena piel y riqueza en camellos, dame un camello para terminar mi viaje’. Contestó: ‘Las obligaciones son muchas (y me impiden ayudarte)’. Entonces le dijo:
-‘Me parece conocerte. ¿Tú no eras un leproso al que la gente detestaba, un pobre al que Allah dió riquezas?’ Contestó:
-‘Por cierto que he heredado estas riquezas de mis antepasados’.

Entonces le dijo:
-‘Si has mentido que Allah te devuelva al estado que tenías antes’.

Luego se dirigió al calvo con la forma que éste tenía antes y le dijo lo que le había dicho al leproso, y éste lo rechazó como lo hizo el anterior. Entonces le dijo:
-‘Si has mentido que Allah te devuelva al estado que tenías antes’.

Luego se dirigió al ciego con la forma que éste tenía antes y le dijo:
-‘Soy un hombre pobre y un viajero desvalido. Me he quedado sin provisiones para el viaje y no puedo llegar a destino sino con la ayuda de Allah y tuya. Te pido, por Aquel que te devolvió la vista, una oveja con que aprovisionarme para mi viaje’. Le dijo:
-‘Yo era ciego y Allah me devolvió la vista. Toma lo que quieras y deja lo que quieras. Pues, ¡por Allah!, no impediré hoy que tomes algo por Allah’.

Entonces le dijo:
-Conserva lo que tienes. Vosotros habéis sido puestos a prueba y Allah está complacido contigo y enojado con tus compañeros.

Narrado en Sahih Muslim