PDA

Ver la Versión Completa : La palabra “apartheid” escuece a los sionistas



Jorge Aldao
21/02/2011, 14:27
La palabra “apartheid” escuece a los sionistas

John V. Walsh
Counterpunch

Traducido para Rebelión por LB


Eclipsadas por los acontecimientos en Egipto, las noticias procedentes de su pequeño Estado vecino no han concitado mucha atención a excepción de la angustia expresada por los medios [de comunicación israelíes] ante la duda de que quizás la democracia egipcia no sea tan genial como lo fue la dictadura de Mubarak para implacable e incesante limpieza étnica de un pueblo indígena, el pueblo palestino. Pero noticias las ha habido, ya que unos abogados israelíes "pro derechos humanos" han hecho pública una demanda por difamación contra Jimmy Carter por su preciso libro "Palestina: Paz No Apartheid". La espinita para los israelíes se encuentra en una palabra contenida en el título del libro de Carter: "apartheid".

Nombres, nombres, nombres. ¿Cuál sería la descripción exacta de Israel? Hay muchas denominaciones, ninguna de ellas atractiva. A los partidarios de Israel les gusta llamarlo "Estado judío". Pero ese nombre lleva adherido un matiz inquietante. No nos gustan los "Estados islámicos", y los "Estados cristianos" evocan imágenes de fascismo, intolerancia y Cruzadas. ¿Acaso "Estado judío" suena más tolerante?

Está luego la etiqueta tan pasada de moda de "un pueblo sin tierra y una tierra sin pueblo". Ni siquiera los colonialistas europeos de las Américas tuvieron el descaro de negar la existencia de los pueblos indígenas que iban exterminando o encerrando en reservas, las Gazas del Nuevo Mundo. A pesar de que la frasecita racista siguió coleando hasta Golda Meir, quien negó la existencia misma de los palestinos, al menos en los tiempos del terrorista Yitzhak Shamir los palestinos ya se habían metamorfoseado en "insectos" o "cucarachas". Shamir por lo menos condescendió en reconocer su perniciosa e infrahumana existencia.

A continuación tenemos el apelativo de "Estado colonial, Estado de colonos", un nombre preciso que comprenden muy bien los países en vías de desarrollo que continúan luchando por liberarse de los grilletes ocultos de la dominación europea pero que todavía no se entiende muy bien en el Occidente más o menos post-colonial. Por supuesto, disponemos también de la "entidad sionista", concepto que también comprenden los oprimidos de Oriente Medio pero que resulta indescifrable para mucha gente de Occidente, adiestrada para percibir en él aromas antisemitas.

Carter ha popularizado el término "apartheid", un vocablo a la vez preciso y fácil de entender, un término que propaga un "hedor en las narices del mundo". Y es precisamente eso lo que está pasando en Israel y en los territorios que ocupa. ¿Quiere usted llamar a Israel democracia? Perfecto, si se entiende que es una democracia en el mismo sentido en que Sudáfrica era una democracia en los tiempos del apartheid. El apartheid en Cisjordania es tan flagrante que puede ser observado por satélite allí donde los colonos judíos disponen de carreteras exclusivas en Cisjordania. Y si Cisjordania es un refugio de terroristas, ¿por qué, oh, por qué los israelíes se empeñan en seguir colonizando [territorio palestino] al otro lado del gran "muro de seguridad", que en realidad no es sino un muro de apartheid? La alegoría del apartheid sudafricano se ajusta con asombrosa precisión a la realidad de este lugar. Gaza, una prisión al aire libre, es como un bantustán, una prisión virtual donde sólo viven árabes. Israel propiamente dicho tiene "ciudadanos" árabes con derechos reducidos en función de su condición de árabes, igual que les ocurría a las personas “de color” de la antigua Sudáfrica. Y luego están los árabes de Cisjordania, que viven en condiciones de pobreza justo al lado de, pero separados de la gran opulencia de los judíos, igual que pasaba con los townships de la antigua Sudáfrica. El racismo antiárabe permea la sociedad [israelí] de muchas maneras diferentes. Es una característica estructural de la sociedad israelí y no un ingrediente superficial.

Pero la gran ventaja de la palabra "apartheid" no es simplemente su exactitud, sino el hecho de que todo el mundo en Occidente y en el planeta entero sabe que fue algo malo en Sudáfrica y también en EEUU, donde recibió el nombre de segregación. De modo que también es algo malo en Israel. Al introducir esa palabra en el léxico del discurso político hegemónico Carter nos ha dado un arma para luchar contra el lento genocidio del pueblo palestino. La palabra debería utilizarse siempre: el Estado Apartheid israelí o el Estado apartheid de Israel o incluso, simplemente, el Israel del apartheid. La palabra es un regalo insertado en el discurso dominante: utilícese sistemáticamente antes de que se desvanezca.

Y ahora resulta que hay "abogados pro derechos humanos" procedentes del Estado Apartheid israelí que pretenden demandar a Carter y a su editor de Nueva York, alegando que la clasificación del libro como "no-ficción" viola las leyes de Nueva York de protección del consumidor. Se trata, a su modo, de un caso histórico, ya que es la primera vez que un presidente y su editor son demandados por violar las leyes de protección al consumidor. El absurdo de esta iniciativa supera incluso al de la demanda que interpusieron los ganaderos de la Texas Cactus Feeders Inc. contra Oprah por difamar la carne.

Una de las principales abogadas del Estado apartheid es Nitsana Darshan-Leitner, que saltó a la fama nada más acabar su carrera de derecho en la década de 1990 como representante legal de las víctimas del Achille Lauro, un navío secuestrado en 1985 por terroristas que asesinaron trágicamente a un judío estadounidense que viajaba a bordo. Sin embargo, Nitsana no ha dicho ni mú sobre el asesinato de un ciudadano turco-estadounidense y de seis ciudadanos turcos que viajaban a bordo del Mavi Mármara en ruta hacia Gaza para intentar romper el bloqueo israelí de la Franja. Hay una diferencia crucial entre los dos incidentes: el primero fue obra de terroristas individuales, mientras que el segundo fue un acto perpetrado por un Estado, el cual, por consiguiente, debe ser calificado como Estado terrorista: el Estado apartheid de Israel. Recientemente el gobierno turco ha hecho público su informe sobre el ataque israelí al Mavi Mármara, y en él se habla nada menos que de asesinato a sangre fría por parte de los agentes del Estado apartheid.

Sin lugar a dudas Carter está siendo acosado por su contribución al debate sobre Israel en los EEUU, pero tal acoso no pasa de ser en realidad un ataque desesperado y precario. Con todo, nos revela hasta qué punto los campeones del Estado apartheid de Israel le tienen pánico a esta descarnada proclamación de la verdad. Un nombre significa mucho. Carter nos ha regalado la palabra "apartheid". Vamos a utilizarla sin cesar hasta que la verdad sobre la naturaleza apartheid de Israel resplandezca con claridad meridiana.

John V. Walsh puede ser contactado en la siguienta dirección: John.Endwar@gmail.com

Fuente: http://www.counterpunch.org/walsh02152011.html

Badr
22/02/2011, 00:01
Acusaciones piden que Peres declare por asalto a la "flotilla de la libertad"
El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad Haydée-Santamaría, reclaman a la Audiencia Nacional que admita la querella interpuesta por el asalto a "la flotilla de la libertad" y cite a declarar al presidente israelí, Simón Peres, que hoy inicia una visita a España.

2011-02-21 05:09:51 / Fuente: Agencia EFE
Ambas asociaciones, personadas como acusación popular en el caso sobre el ataque israelí a la flotilla humanitaria "Mavi Marmara" el pasado 31 de mayo, han remitido un escrito al juez Pablo Ruz en el que piden que se admita a trámite la querella y que aproveche los días en los que el presidente de Israel estará en España (desde hoy hasta el próximo jueves) para tomarle declaración.

En el escrito justifican su petición en la "escasa o nula colaboración que las autoridades israelíes muestran hacia cualquier investigación que les afecte" y, como ejemplo, mencionan "el tiempo excesivo que llevan para contestar la comisión rogatoria" cursada por el Juzgado Central de Instrucción número 5.

El pasado 30 de julio el juez Pablo Ruz dictó un auto en el que preguntaba a Israel, Turquía y la Corte Penal Internacional (CPI) si se había abierto investigación sobre el ataque a la "flotilla de la libertad", en el que murieron nueve activistas turcos por disparos de soldados israelíes.

En el auto, Ruz abrió diligencias previas a fin de determinar la competencia de la Audiencia Nacional para investigar los hechos antes de decidir si admite a trámite la querella interpuesta por los cooperantes españoles Manuel Tapial y Laura Arau, que viajaban en ese convoy, contra varios dirigentes israelíes por delitos de lesa humanidad.

En concreto, son objeto de la querella el jefe del Ejecutivo israelí, Benjamín Netanyahu; el ministro de Defensa, Ehud Barack; el de Asuntos Exteriores, Avignor Lierberman; el titular de Interior, Eli Yishai; el de Inteligencia y Asuntos Atómicos, Dan Meridor; el de Asuntos Estratégicos, Moshe Ya'alon, y el ministro sin cartera Benny Begin, así como el vicealmirante al mando de la operación, Eliezer Marom.

Las acusaciones populares resaltan que Israel "ha efectuado una comisión ad hoc, sin potestad jurisdiccional alguna, con ánimo de eximir a las autoridades y militares israelíes, llamada comisión Turkel", y denuncian que pretende "eludir" las conclusiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Consideran "evidente" que Israel no va a contestar a la comisión rogatoria cursada por la Audiencia Nacional y piden al juez que cite a declarar a Simón Peres con el fin de conocer las informaciones que puede tener sobre los hechos acontecidos y delimitar las posibles responsabilidades de cada una de las autoridades israelíes.


http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=30187

Salaam

Jorge Aldao
22/02/2011, 02:10
Acusaciones piden que Peres declare por asalto a la "flotilla de la libertad"
http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=30187
Salaam


Bueh... aunque no prospere... conociendo a la "pseudodemocracia española" y la "independencia ;););););)de su sistema judicial" no deja de ser una "tocada de c...." para estos criminales.

Es una buena noticia.

Un saludo

Jorge Aldao