PDA

Ver la Versión Completa : Me felicitaron el año nuevo con este párrrafo. Quiero compartirlo con todos y todas.



mikonos
01/01/2011, 13:38
C[LEFT]APITULO 1
De “El Ojo del Yo” de David R. Hawkins. Ediciones Obelisco.
:eek:
PROLOGO
Años de luchas y sufrimientos internos, y de un esfuerzo espiritual aparentemente inútil culminaron con el tiempo en un estado de negra desesperación. Ni siquiera una retirada hacia el ateismo pudo traer alivio a la incesante búsqueda. Razón e intelecto eran demasiado frágiles para la formidable tarea de hallar la verdad última. Hasta la mente se había encaminado hacia una derrota final, agonizante y aplastante. Hasta la voluntad se había quedado inmóvil. Entonces, una voz interior grito: <<Si es que existe un Dios, a El le pido ayuda>>.
Después, todo cesó y desapareció en el olvido. La mente y toda sensación de un yo personal desaparecieron. Durante un instante abrumador, todo aquello fue sustituido por una omniabarcante consciencia, una conciencia radiante, completa, total, silenciosa y serena, como la esencia prometida de <<Todo lo que es>>. El exquisito esplendor, la belleza y la paz de la Divinidad brillaron con intensidad. Era algo autónomo, final, intemporal, perfecto, el Yo de lo manifestado y lo no manifestado, la Divinidad Suprema, y así permaneció...

parvane
11/01/2011, 15:45
salam mikonos
no lo entiendo mucho pero gracias x compatir

C[LEFT]APITULO 1
De “El Ojo del Yo” de David R. Hawkins. Ediciones Obelisco.
:eek:
PROLOGO
Años de luchas y sufrimientos internos, y de un esfuerzo espiritual aparentemente inútil culminaron con el tiempo en un estado de negra desesperación. Ni siquiera una retirada hacia el ateismo pudo traer alivio a la incesante búsqueda. Razón e intelecto eran demasiado frágiles para la formidable tarea de hallar la verdad última. Hasta la mente se había encaminado hacia una derrota final, agonizante y aplastante. Hasta la voluntad se había quedado inmóvil. Entonces, una voz interior grito: <<Si es que existe un Dios, a El le pido ayuda>>.
Después, todo cesó y desapareció en el olvido. La mente y toda sensación de un yo personal desaparecieron. Durante un instante abrumador, todo aquello fue sustituido por una omniabarcante consciencia, una conciencia radiante, completa, total, silenciosa y serena, como la esencia prometida de <<Todo lo que es>>. El exquisito esplendor, la belleza y la paz de la Divinidad brillaron con intensidad. Era algo autónomo, final, intemporal, perfecto, el Yo de lo manifestado y lo no manifestado, la Divinidad Suprema, y así permaneció...

neduardol
02/02/2011, 03:08
pero cual es la idea del parrafo si no esta acompañado de la realidad de silecio mismo, te expresas y lo compartes? cuando se despierta o se deviene ÉL no hay ninguna necesidad de nada.